Declaración unilateral de independencia de Cataluña de 2017

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Declaración unilateral de independencia de Cataluña
Carles Puigdemont el 10 d'octubre de 2017.jpg
Carles Puigdemont anunciando al Parlamento de Cataluña el resultado del referéndum indepentista
Idioma Catalán
Texto Declaración de independencia de Cataluña (en catalán)
Función Declaración unilateral de independencia de Cataluña y creación de la República Catalana
Fecha 10 de octubre de 2017
Aprobación 27 de octubre de 2017
En vigor Anulada[1]
Aprobado por El Parlamento de Cataluña en votación secreta, con 70 votos a favor, 2 en blanco y 10 en contra (con 53 ausencias).[2]
Signatarios 72 miembros (de 135) del Parlamento de Cataluña[3]
Wikisource-logo.svg Wikisource
Texto original:
Declaración de independencia de Cataluña (2017)
[editar datos en Wikidata]

La Declaración de Independencia de Cataluña fue un texto político[4]​ en el cual se proclamaba el establecimiento de la República Catalana como Estado independiente y soberano, de derecho, democrático y social. La resolución fue firmada por la mayoría independentista del Parlamento de Cataluña fuera de la cámara parlamentaria el 10 de octubre de 2017, en ausencia del resto de fuerzas políticas, tras la victoria del «Sí» en el referéndum de independencia celebrado el 1 de octubre, cuya celebración había sido anulada por el Tribunal Constitucional de España.[5][6]​ El 27 de octubre de 2017, dicha declaración fue aprobada en el Parlamento de Cataluña por la mayoría independentista con 70 votos a favor, 2 votos en blanco y 10 votos en contra, habiendo abandonado el pleno antes de la votación 53 parlamentarios opositores.[2]​ La declaración también disponía la entrada en vigor de la Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República y el inicio del proceso constituyente, democrático, de base ciudadana, transversal, participativo y vinculante.[5][7]

El Tribunal Constitucional suspendió este texto el 31 de octubre de 2017 y lo anuló el 8 de noviembre del mismo año.[1]

Antecedentes[editar]

El 6 de septiembre de 2017, el Parlamento de Cataluña, en un pleno rodeado de una fuerte polémica, aprobó la convocatoria de un Referéndum vinculante sobre la independencia de Cataluña, con los votos a favor de los parlamentarios de Junts pel Sí y la CUP.[8]​ Los partidos de la oposición se negaron a votar dicha ley,[9]​ excepto Catalunya Sí que es Pot que se abstuvo.[10]​ De acuerdo a la ley de ese referéndum, se proclamaría la independencia dos días después de la publicación de los resultados oficiales si el "sí" obtenía más votos que el "no", sin requerir una participación mínima.[11]

Dos días después, el Parlamento de Cataluña aprobó también la Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República Catalana, que entraría en vigor si se proclamaba la independencia, convirtiéndose en la norma suprema del ordenamiento jurídico de la Cataluña independiente mientras no se aprobara la Constitución de la República.[12]

Ambas leyes fueron suspendidas por el Tribunal Constitucional tras los recursos presentados por el Gobierno de España.[13][14]​ A pesar de la suspensión, Carles Puigdemont, el Presidente de la Generalidad de Cataluña, ignoró dicha suspensión y afirmó que esas leyes seguían vigentes.[15]

Referéndum sobre la independencia[editar]

A pesar de encontrarse suspendido por el Tribunal Constitucional, el referéndum se celebró el día 1 de octubre de 2017, consiguiendo según la Generalidad de Cataluña un 90 % de votos favorables a la independencia con un 43 % de participación.[16]​ En el referéndum, los partidos contrarios a la independencia llamaron a no participar en el mismo por considerarlo ilegal.[17][18]

Los resultados fueron ampliamente cuestionados tanto por las irregularidades detectadas durante el proceso,[19]​ como por la falta de ratificación por un órgano independiente.[20][21]

Entre las numerosas irregularidades detectadas el día del referéndum, se encuentra gente que votó varias veces o votos de extranjeros no incluidos en el censo.[22]​ También se detectó el transporte de urnas sin precintar conteniendo votos en su interior,[23]​ así como urnas en la calle en las que cualquier ciudadano sin ningún control censal podía depositar votos.[24]​ Igualmente el gobierno español denunció que se cambiaron las reglas del referéndum 45 minutos antes del inicio de la votación.[25]​ Entre las nuevas normas, se incluyó un censo universal con el que cualquier ciudadano podía votar en cualquier centro, aunque no fuera el que tenía asignado. También se aceptaron papeletas caseras no oficiales y votos sin sobre.[26]

La validez del referéndum no ha sido reconocida ni por el Gobierno de España ni por la Unión Europea.[27][28]​ Ningún país ha reconocido a la autollamada «república catalana».[29]​ La misión de observadores internacionales concluyó que el referéndum no cumplió los estándares internacionales.[30]​ Además, según un sondeo realizado por Metroscopia, el 61 % de los catalanes consideraba antes de la celebración del referéndum que el mismo no podría ser considerado válido internacionalmente.[31]

Consecuencias económicas tras el referéndum[editar]

Tras la celebración del referéndum del 1 de octubre y el anuncio durante los días siguientes por parte de la Generalidad de que se aplicaría el resultado y se proclamaría la independencia, los empresarios catalanes expresaron su «máxima preocupación» y alertaron sobre las graves consecuencias económicas que tendría una declaración de independencia unilateral, «que sumiría al país en una situación extraordinariamente compleja y de consecuencias desconocidas pero, en cualquier caso, muy graves».[32]​ Igualmente el sector hotelero alertó de las fuertes caídas e la reserva de habitaciones a causa del proceso independentista.[33]

Pocos días después los principales bancos con sede en Cataluña decidieron trasladar sus sedes fuera de la comunidad para evitar la fuga de depósitos debido a la inseguridad jurídica que crearía una declaración de independencia.[34]​ Esa decisión fue seguida por numerosas empresas con sede en Cataluña, que sin esperar a una declaración de independencia, decidieron trasladar sus sedes fuera de la comunidad.[35][36]​ Tras la declaración de independencia realizada por Carles Puigdemont, a pesar de carecer de efectos jurídicos, la fuga de empresas que deciden cambiar sus sede se convirtió en masiva.[37][38]​ Igualmente el miedo se extiende a pymes y ahorradores,[39]​ que debido a la incertidumbre deciden llevarse su dinero a oficinas bancarias fuera de Cataluña.[40]

Declaración unilateral de independencia[editar]

Proclamación y suspensión de la República Catalana[editar]

A pesar de la falta garantías del referéndum del 1 de octubre[41]​ y del cuestionamiento de los resultados,[42]​ el día 10 de octubre de 2017, el Presidente de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont, en una intervención en el Parlamento de Cataluña para dar a conocer los resultados del referéndum, declaró asumir «el mandato de que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república», para acto seguido proponer que «el Parlamento suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas emprendamos el diálogo».[43]​ El formato empleado para expresar el mensaje llevó a algunas iniciales confusiones sobre si efectivamente había declarado la independencia o no.[44][45][46][47][48]

Los diputados de las dos formaciones independentistas que tienen la mayoría absoluta del Parlament, Junts pel Sí y la CUP, firmaron después del pleno el documento que proclama la República Catalana como Estado independiente, y piden su reconocimiento internacional. Sin embargo, dicho documento ni se votó ni se registró en el Parlamento, por lo que carecía de validez jurídica,[49]​ como así lo reconoció Puigdemont unos días más tarde.[50]

Activación del artículo 155 de la Constitución española[editar]

Al día siguiente, el Gobierno de España hizo un requerimiento al presidente Puigdemont para que aclarase si efectivamente había declarado la independencia, como paso previo a la intervención estatal de la autonomía según el artículo 155 de la Constitución.[51]​ También hizo una oferta —consensuada con el PSOE— para revaluar la situación de Cataluña en España y reformar en caso necesario la Constitución.[52]​ El requerimiento del Gobierno constaba de dos plazos límite, uno hasta el 16 de octubre en el que debería aclarar con un simple «Sí» o «No» si había declarado él o alguna autoridad catalana la independencia de Cataluña y otro plazo de tres días más, hasta el 19 de octubre, para rectificar su actitud en caso de que no respondiese al requerimiento o la respuesta fuese afirmativa.[53]​ Cumplido el primer plazo, el Presidente de la Generalitat Carles Puigdemont respondió al requerimiento de una forma ambigua, sin dejar claro si había o no declarado la independencia,[54][55][56][53]​ por lo que el Gobierno activó el segundo plazo del requerimiento. En su nueva respuesta, Puigdemont avisó de que, si el Gobierno aplicase el artículo 155 de la Constitución, el Parlamento votaría la independencia.[57]​ El Gobierno consideró que la respuesta no era la que se la había pedido y la consideró además una amenaza, por lo que anunció que continuaría con la aplicación del 155.[58]

La intervención de la autonomía fue aprobada por el Senado el 27 de octubre, el mismo día en que el Parlamento de Cataluña aprobó por votación la declaración de independencia.[59]​ Tras la aprobación por el Senado de la activación del artículo 155, Mariano Rajoy anunció el cese del gobierno catalán, así como del Parlamento, y convocó elecciones para el día 21 de diciembre de 2017.[60]

Proceso de constitución e invalidación del mismo[editar]

     España (sin Cataluña)     Cataluña     Estados que han reconocido oficialmente la independencia de la República Catalana     Estados que han rechazado reconocer la independencia de la República Catalana     Estados que no han expresado su posición sobre la República Catalana, o posición poco clara

El 27 de octubre de 2017, se votó en el parlamento de Cataluña la "Declaración unilateral de independencia" y proclamación de la República Catalana, firmada días antes por representantes del parlamento. La declaración fue aprobada en una votación secreta por 70 votos a favor, 10 en contra y 2 votos en blanco. 53 parlamentarios de de Ciudadanos, PSC y PP, se negaron a estar presentes durante la votación después de que los servicios jurídicos del Parlamento catalán advirtieran que la votación no podría tener lugar, ya que la ley en la que se basaba había sido suspendida por el Tribunal Constitucional.[61]

Cabe señalar que los partidos que presentaron la declaración en el parlamento y únicos partidarios de la independencia unilateral, JxSÍ y la CUP, sumaban 72 de los 135 escaños, teniendo mayoría absoluta, pero que solo representaban al 47,80 % de los electores (reparto mayoritario de escaños debido al Sistema d'Hondt utilizado para asignar escaños).

La votación sobre la declaración de independencia se produjo unas horas antes de que el Senado autorizara aplicar el artículo 155 de la Constitución española y de que el Gobierno de España interviniera la autonomía.

Ningún estado ni organismo internacional ha reconocido la validez de la declaración.[62]

El 31 de octubre de 2017, el Tribunal Constitucional suspendió la declaración unilateral de independencia como consecuencia del incidente de ejecución de sentencia que presentó el Gobierno de España, estimando los incumplimientos de la nulidad de la Ley del referéndum de autodeterminación de Cataluña y la suspensión de la Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República Catalana.[63]​ La anuló definitivamente el 8 de noviembre.[1]

Posiciones políticas[editar]

Los partidos políticos con representación parlamentaria en Cataluña y en España, han tenido posiciones enfrentas con respecto a la declaración de independencia de Cataluña.

A favor[editar]

Junts pel Sí, coalición nacionalista catalana formada por PDECAT (sucesora de CDC) y por ERC, junto con diversos movimientos sociales, eran partidarios de la Declaración unilateral de independencia, si bien en PDeCAT había algunos partidarios de convocar previamente elecciones autonómicas para frenar la aplicación del artículo 155 de la Constitución española.

La CUP, partido catalán de extrema izquierda, anticapitalista y antisistema, era igualmente partidaria de la Declaración unilateral de independencia, así como de la resistencia pacífica contra el estado Español.

Posición intermedia[editar]

Catalunya Sí que es Pot, una coalición catalana de izquierdas integrada por Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), Podemos y Equo, así como la plataforma ciudadana Barcelona en Comú, se mostraban partidarios de abrir una negociación entre todas las partes para buscar un acuerdo común que fuera sometido a un referéndum pactado, legal y vinculante. No obstante se mostraron en contra de esta declaración por ser unilateral y representar solo a una parte de la sociedad catalana. Igualmente se mostraron contrarios a la aplicación del artículo 155 en Cataluña incluso tras la declaración unilateral de independencia.

El PNV, partido independentista vasco cercano a PDeCAT, era partidario de respetar la decisión que tomara el Parlamento de Cataluña, si bien se mostraba favorable a una solución negociada entre todas las partes y que se evitaran actuaciones unilaterales. El lehendakari, Iñigo Urkullu, tuvo un importante papel mediador para intentar conseguir un acuerdo que frenara la Declaración unilateral de independencia y la aplicación del artículo 155 de la Constitución española en Cataluña.[64]

En contra[editar]

Ciudadanos, partido nacido de la plataforma cívica catalana Ciutadans de Catalunya, contraria al nacionalismo catalán y con presencia en toda España, se mostraba contrario a una declaración de independencia y era partidario de la aplicación inmediata del artículo 155 en Cataluña sin esperar a que se aprobara la declaración de independencia.

El PSC, partido catalán asociado al PSOE, se mostró en contra de una Declaración unilateral de independencia por no respetar la legalidad. Los socialistas no se oponían a la aplicación del artículo 155 en caso de que se produjera una declaración unilateral de independencia, pero eran contrarios a aplicarlo si finalmente no se aprobaba dicha declaración.

El PP se mostró en contra de una Declaración unilateral de independencia por no respetar la Constitución española ni el Estatuto de autonomía de Cataluña. En cuanto a la aplicación del artículo 155, aunque el partido contaba con mayoría absoluta en el Senado y por tanto tenía la capacidad de autoriza o rechazar la aplicación del artículo 155 unilateralmente, su postura fue la de conseguir previamente un acuerdo entre los partidos constitucionalistas para la aplicación del artículo, tanto en la conveniencia o no de autorizarlo, como en las medidas a aplicar.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Pérez, Fernando J. (8 de noviembre de 2017). «El Constitucional anula la declaración de independencia y la ley de ruptura». El País. Consultado el 9 de noviembre de 2017. 
  2. a b «Un Parlament fracturado declara la independencia tras una votación secreta». El Periódico. 27 de octubre de 2017. 
  3. «el presidente Puigdemont firma una declaración de independencia y suspende sus efectos para promover el diálogo con España». BBC. 10 de octubre de 2017. 
  4. «Los notarios afirman que la declaración del Parlament no tiene valor jurídico». El Periódico. 27 de octubre de 2017. 
  5. a b Ríos, Pere; Piñol, Àngels (27 de octubre de 2017). «El Parlament de Cataluña aprueba la resolución para declarar la independencia». Barcelona: El País. Consultado el 29 de octubre de 2017. 
  6. «La declaración de independencia de Cataluña que han firmado los partidos soberanistas». El País. 11 de octubre de 2017. Consultado el 12 de octubre de 2017. 
  7. Menéndez, María (27 de octubre de 2017). «El Parlament declara la independencia de Cataluña de forma unilateral e inicia el camino hacia la república». Madrid: RTVE. Consultado el 28 de octubre de 2017. 
  8. «Puigdemont logra convocar su referéndum a costa de la credibilidad del Parlament». El Confidencial. 7 de septiembre de 2017. 
  9. «El Parlament aprueba la ley para convocar el referéndum ante los escaños vacíos de la oposición». eldiario.es. 6 de septiembre de 2017. 
  10. «Sí que es Pot se abstendrá en la ley del referéndum para evitar la fractura». El Periodico. 5 de septiembre de 2017. 
  11. «Las diez claves de la ley del referéndum de Cataluña». El País. 6 de septiembre de 2017. 
  12. «¿Qué dice la ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república?». RTVE. 8 de septiembre de 2017. 
  13. «El Constitucional suspende de urgencia la ley del referéndum». El País. 8 de septiembre de 2017. 
  14. «El Constitucional tumba la ley que regula el tránsito a la república catalana». SER. 12 de septiembre de 2017. 
  15. «Puigdemont dice que ley referéndum «sigue vigente» pese a suspensión del TC». ABC Cataluña. 9 de septiembre de 2017. 
  16. «43% de participación, 90,18% de síes, apoyo más bajo en BCN: los datos finales del 1-O». El Confidencial. 6 de octubre de 2017. 
  17. «Un referéndum sin campaña por el 'no' a la independencia». Vozpópuli. 16 de septiembre de 2017. 
  18. «¿Por qué (casi) nadie se moviliza contra la independencia de Cataluña?». El Confidencial. 17 de septiembre de 2017. 
  19. «La Generalitat incumple al menos 20 artículos de su propia ley de referéndum». El Confidencial. 1 de octubre de 2017. 
  20. «El Govern proclama los resultados del referéndum saltándose la ley aprobada en el Parlament». eldiario.es. 6 de octubre de 2017. 
  21. «La Junta Electoral certifica a las instituciones internacionales que el 1-O fue un fraude». El Confidencial. 4 de octubre de 2017. 
  22. «Irregularidades en el referéndum: gente que vota cuatro veces, votos 'extranjeros'...». El confidencial. 1 de octubre de 2017. 
  23. «La caída al suelo de una bolsa con una urna y papeletas de votación crea debate en las redes». europapress. 1 de octubre de 2017. 
  24. «Decenas de personas votan en la calle sin ningún tipo de control censal». Antena 3. 
  25. «REFERÉNDUM DEL 1-O El Gobierno español da por "desbaratado" el referéndum tras el cambio de las normas a 45 minutos de la votación». Deia. 1 de octubre de 2017. 
  26. «El hazmerreír del referéndum independentista: Aceptan papeletas caseras y sin sobres». 1 de octubre de 2017. 
  27. «Vicepresidenta de España advierte que no aceptarán validez de referéndum catalán». 10 de octubre de 2017. 
  28. «Statement on the events in Catalonia» (en inglés). Comisión Europea. 2 de octubre de 2017. 
  29. Ningún país reconoce la republica catalana, sólo Kosovo se lo piensa
  30. «La misión de observadores concluye que el referéndum no cumple los "estándares internacionales"». El País. 3 de octubre de 2017. 
  31. «El 61% de los catalanes considera que el referéndum no es válido». El País. 24 de septiembre de 2017. 
  32. «Empresarios alertan sobre las "graves consecuencias" económicas si Cataluña declara su independencia de España». BBC. 4 de octubre de 2017. 
  33. «Los hoteleros notan ya las consecuencias del desafío catalán: "Empiezan las anulaciones"». El Confidencial. 5 de octubre de 2017. 
  34. «Los bancos catalanes cambian de sede para atajar de raíz la huida de clientes». El Confidencial. 6 de octubre de 2017. 
  35. «Estas son las principales empresas que trasladan su sede por la incertidumbre política». La Vanguardia. 6 de octubre de 2017. 
  36. «Casi una treintena de empresas deciden trasladar su sede social fuera de Cataluña desde el 1-O». eleconomista.es. 9 de octubre de 2017. 
  37. «Avalancha de empresas que se llevan su sede de Catalunya». El Periódico. 11 de octubre de 2017. 
  38. «Listado de empresas que abandonan Cataluña». La Nueva España. 11 de octubre de 2017. 
  39. «La alarma general por la fuga de empresas golpea a pymes y ahorradores». finanzas.com. 10 de octubre de 2017. 
  40. «Colas en las provincias limítrofes: «Queremos saber qué pasa ahora»». La Razón. 7 de octubre de 2017. 
  41. «Urkullu constata que el referéndum catalán no tiene las garantías debidas». El País. 14 de septiembre de 2017. 
  42. «Gana el sí en el referéndum catalán y se cuestiona su validez». TimeJust. 2 de octubre de 2017. 
  43. «La declaración de independencia que duró menos de un minuto». El País. 10 de Octubre de 2017. 
  44. La prensa internacional rebaja la DUI a una declaración de intenciones, El Confidencial, 10/10/2017.
  45. La CUP ve "tocada" su confianza en Puigdemont al no proclamar la DUI, El Confidencial, 11/10/2017.
  46. Sabriá (ERC): "La independencia de Cataluña está clarísimamente declarada", El Confidencial, 13/10/2017.
  47. Xuclà: "No hubo declaración unilateral de independencia", El Confidencial, 12/10/2017.
  48. La CUP pide por carta a Puigdemont que proclame la república catalana, El Confidencial, 13/10/2017.
  49. «Puigdemont prolonga la tensión con una secesión en diferido». El País. 11 de octubre de 2017. 
  50. «Puigdemont reconoce que el Parlament no declaró la independencia pero avisa que lo hará si "continúa la represión"». eldiario.es. 19 de octubre de 2017. 
  51. Rodrigo Ponce de León. «Rajoy anuncia el requerimiento a la Generalitat previo a la aplicación del artículo 155». eldiario.es. Consultado el 11 de octubre de 2017. 
  52. Juan Carlos Merino, Luis B. García. «Sánchez acuerda con Rajoy abordar la reforma de la Constitución a cambio de apoyarle». La Vanguardia. Consultado el 11 de octubre de 2017. 
  53. a b «Así es el requerimiento del Gobierno a Puigdemont: marcha atrás o intervención. Noticias de España». El Confidencial. Consultado el 2017-10-20. 
  54. «Puigdemont responde a Rajoy con una carta en la que no dice ni sí ni no». Libertad Digital. 2017-10-16. Consultado el 2017-10-20. 
  55. «Puigdemont no responde al Gobierno si declaró la independencia y pide diálogo». El Confidencial Digital. Consultado el 2017-10-20. 
  56. «Puigdemont no precisa al Gobierno si declaró la independencia». abc. Consultado el 2017-10-20. 
  57. «La respuesta de Puigdemont al segundo requerimiento de Rajoy previo al 155». eldiario.es. Consultado el 2017-10-20. 
  58. «El Gobierno anuncia que activará el artículo 155 por falta de respuesta del requerimiento». La Vanguardia. Consultado el 2017-10-20. 
  59. «La independencia de Catalunya abre las portadas de toda la prensa internacional». La Vanguardia. Consultado el 27 de octubre de 2017. 
  60. Leonor Mayor Ortega. «Rajoy disuelve el Parlament y convoca elecciones el 21 de diciembre». La Vanguardia. Consultado el 27 de octubre de 2017. 
  61. «Los letrados del Parlament advierten de que la votación de la DUI es ilegal». 20 minutos. 27 de octubre de 2017. Consultado el 28 de octubre de 2017. 
  62. «Gobiernos de todo el mundo rechazan independencia de Cataluña». La Vanguardia. 28 de octubre de 2017. 
  63. El Mundo (ed.). «El Tribunal Constitucional suspende ña declaración de independencia aprobada por el Parlament de Cataluña». Consultado el 1 de noviembre de 2017. 
  64. Barriuso, Olatz (27 de octubre de 2017). «La mediación de Urkullu con Rajoy y Puigdemont acercó el desbloqueo del conflicto». El Correo. 

Enlaces externos[editar]