Partido Socialista Obrero Español

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Partido Socialista Obrero Español
Logotipo del PSOE.svg
Presidente Vacante[1]
Secretario/a general Vacante[2]
Líder Javier Fernández
(presidente de la Comisión Gestora)
Portavoz en el Congreso Antonio Hernando
Portavoz en el Senado Vicente Álvarez Areces
Fundación 2 de mayo de 1879 (137 años)
Ideología Véase Ideología
Posición Centroizquierda[3] [4]
Sede C/ Ferraz, 70
28008, Madrid
País Flag of Spain.svg España
Organización
juvenil
Juventudes Socialistas de España
Organización
estudiantil
Campus joven
Afiliación internacional Internacional Socialista, Alianza Progresista
Afiliación europea Partido Socialista Europeo
Grupo parlamentario europeo Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas
Membresía 623 000 en total, 217 000 militantes[5] y 406 000 simpatizantes (2013, según el PSOE)
Concejales
20 823 / 67 611
Parlamentos autonómicos
345 / 1268
Congreso[1] [2]
84 / 350
Senado
62 / 266
Europarlamento[1]
14 / 54
Publicación El Socialista
Sitio web www.psoe.es
1 Incluye al PSC
2 Se excluye un diputado por Nueva Canarias, que se integró en el Grupo Mixto
[editar datos en Wikidata]

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) es un partido político español que en el espectro político se sitúa en el centroizquierda.[6] Desde el 1 de octubre de 2016 está dirigido por la Comisión Gestora, que preside Javier Fernández.

Fue fundado en 1879 por Pablo Iglesias y durante cien años se definió como un partido de clase obrera, socialista y marxista,[7] hasta el Congreso Extraordinario de 1979, en el que abandonó el marxismo como definición ideológica.[8] Se convirtió en uno de los dos partidos políticos mayoritarios de España, junto con el Partido Popular, habiendo gobernado el país durante la mayor parte del régimen constitucional iniciado en 1978, con las presidencias de Felipe González (1982-1996) y José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011).

Actualmente es el principal partido de la oposición parlamentaria de España, presidiendo los gobiernos de comunidades autónomas como Andalucía, Aragón, Asturias, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Extremadura y Castilla-La Mancha, y formando parte del ejecutivo de Canarias en coalición con Coalición Canaria, del de Cantabria en coalición con el Partido Regionalista de Cantabria y de las Diputaciones Forales de los territorios históricos del País Vasco en coalición con el Partido Nacionalista Vasco. Su organización juvenil son las Juventudes Socialistas de España y forma parte del Partido Socialista Europeo y de la Internacional Socialista.

Historia

Liderazgo de Pablo Iglesias (1879-1919)

Pablo Iglesias, fundador del partido, fotografiado por Manuel Compañy.

El Partido Socialista Obrero Español se fundó en Madrid el 2 de mayo de 1879 por el tipógrafo ferrolano Pablo Iglesias Possé,[9] constituyendo uno de los partidos obreros más antiguos de Europa, sólo superado por el Partido Socialdemócrata de Alemania. Desde sus inicios, aspiraba a agrupar al proletariado industrial español bajo la ideología marxista. No obstante, su implementación fue muy irregular: sus principales núcleos se desarrollaron en Madrid, Asturias y el País Vasco, disponiendo de poca presencia en Cataluña, el mayor foco industrial de España. El atraso de la sociedad española y el frágil desarrollo industrial, así como la fuerza del anarquismo y el anarcosindicalismo entre los sectores obreros barceloneses, explican la poca relevancia que el PSOE alcanzó en los primeros años tras su fundación, al contrario que sus homólogos europeos.[cita requerida]

El PSOE celebró su primer congreso en Barcelona, en 1889, aunque no logró representación parlamentaria hasta el 8 de mayo de 1910, cuando la Conjunción Republicano-Socialista permitió a Pablo Iglesias obtener 40 899 sufragios y el acta de diputado a Cortes.[10] Fue reelegido en 1914, en vísperas del asesinato de Jean Jaurés, con 21 956 sufragios, esta vez presentándose por Oviedo.

A partir de la alianza con los republicanos y la entrada en el parlamento, su presencia y su importancia en la sociedad española fue en aumento, tanto por su propia actividad como partido como por la fuerza de la Unión General de Trabajadores (UGT), sindicato socialista fundado por Pablo Iglesias en 1888 en la ciudad de Barcelona e íntimamente ligado al PSOE, ya que hasta la década de 1880 la sindicación a UGT suponía la afiliación al PSOE y viceversa.

Aunque históricamente la lucha contra el clericalismo no les había parecido a los dirigentes e ideólogos socialistas que fuese la causa del movimiento obrero, el contacto con la cultura política republicana junto con el crecimiento de los sindicatos católicos «amarillos», le hizo adoptar una postura anticlerical como se pudo comprobar en el programa de 1918 en el que, además de propugnar la «supresión del presupuesto del clero y confiscación de sus bienes» y la enseñanza «gratuita y laica» (reivindicaciones que aparecían en el programa de 1888), se defendía «la disolución de todas las órdenes religiosas» (la máxima reivindicación anticlerical del republicanismo). Precisamente cuando la oleada anticlerical de la primera década del siglo XX remitió, los socialistas se convirtieron en "los mejores custodios de la tradición laicista de la izquierda española".[11]

El 9 de abril de 1916, Pablo Iglesias repitió escaño con 18 054 sufragios. Debido al papel activo que tuvieron durante la huelga general de 1917, los futuros líderes socialistas Francisco Largo Caballero y Julián Besteiro fueron detenidos, juzgados y encarcelados con una condena a cadena perpetua, aunque eso no impidió que en las elecciones generales españolas de febrero de 1918 todos fueran elegidos diputados. En 1919, Pablo Iglesias empezó a abandonar sus obligaciones políticas debido a problemas de salud, falleciendo en 1925.

Crisis de las Internacionales (1920-1922)

Julián Besteiro fue presidente del PSOE desde 1925 hasta su dimisión en febrero de 1931.[12]

Como el resto de partidos obreros, el PSOE se vio seriamente afectado por la llamada crisis de las Internacionales. El triunfo de la Revolución rusa de 1917 y la creación de la Internacional Comunista (separada de la unitaria Internacional Socialista) provocó la ruptura del partido entre los partidarios de adherirse al Komintern (que finalmente se agruparían en el Partido Comunista de España, en 1921) y los sectores más moderados, mayoritarios, que permanecieron en la Segunda Internacional.

Primer logotipo conocido del PSOE, utilizado desde la década de los años 20 hasta los 70. Representaba la unión los trabajos físico e intelectual.

Colaboración con la Dictadura de Primo de Rivera (1923-1931)

La dictadura de Miguel Primo de Rivera, que había sustituido al gobierno turnista en 1923, adoptó medidas represivas contra organizaciones obreras como la CNT, pero toleró los movimientos de la UGT, que se convirtió en la primera central sindical de España. Promovió también una extensa legislación social, parte de la cual se recogió en el Código del Trabajo (1926), en cuyo éxito fue clave la colaboración entre el régimen, el PSOE y la UGT.

La colaboración socialista con la Dictadura fue muy criticada por los anarquistas, y considerada por el historiador Javier Tusell como «difícil de entender desde la óptica actual». La propaganda de Primo de Rivera insistía en que el PSOE era el único partido honesto de la etapa anterior, y llegó a afirmar que pretendía crear un nuevo sistema turnista con el PSOE y la Unión Patriótica. Francisco Largo Caballero llegó a tomar posesión de un cargo de consejero de Estado el 25 de octubre de 1924; a ello se opusieron Fernando de los Ríos e Indalecio Prieto.[13]

En 1929, en pleno declive de la dictadura, que estaba ya dispuesta a aceptar en la Asamblea a cinco representantes de la UGT elegidos libremente, el PSOE rompió con la misma y se declaró a favor de la república.[14] Aunque a título personal, un líder del partido participó en el Pacto de San Sebastián para proclamar la II República.

En febrero de 1931, Besteiro presentó su dimisión irrevocable como presidente del PSOE y de la UGT.[12]

La Segunda República (1931-1936) y la Guerra Civil (1936-1939)

Instantánea de Largo Caballero en las Cortes.

Cuando cayó el régimen primorriverista, el PSOE era el partido político más extendido y mejor organizado del país. En abril de 1931 se había elegido a Remigio Cabello como presidente de la formación, cargo en el que le sucedería el propio Francisco Largo Caballero con la nueva ejecutiva formada tras el Congreso de octubre de 1932.[15] [16] El PSOE se convirtió en el partido mayoritario de las Cortes republicanas de 1931 al obtener 131 diputados.

Durante el primer bienio (1931-1933) fue una fuerza fundamental en la coalición que sostuvo los gobiernos de Manuel Azaña, gestionando diversos ministerios y colaborando con partidos como Acción Republicana o el Partido Republicano Radical Socialista.

Indalecio Prieto en 1936; según Santos Juliá, la preponderancia en el partido de Prieto llegó «a sacar literalmente de quicio» a Largo Caballero.[17]

Las elecciones de 1933 supusieron un fuerte varapalo a las izquierdas republicanas, y consolidaron a la Confederación Española de Derechas Autónomas como principal partido en el Parlamento. A lo largo de este bienio, la situación social sufrió un proceso de radicalización y confrontación ideológica del que no se salvó el PSOE, progresivamente escindido entre los sectores más centristas y demócratas, representados por Indalecio Prieto y Julián Besteiro; y el ala más radical liderada por Francisco Largo Caballero, cada vez más escorada hacia el rechazo de las instituciones republicanas y la defensa de una revolución proletaria al estilo soviético.

Esta deriva radical culminó en la Revolución de 1934, en la que el PSOE y la UGT (con la única oposición de los sectores centristas minoritarios de Besteiro) lideraron un violento movimiento insurreccional que sólo triunfó en Asturias, donde contó con la colaboración de la CNT y de los comunistas y se estableció un orden revolucionario precario; y en Cataluña, donde la revolución tuvo un marcado carácter nacionalista.

En 1935, el PSOE participó en el Frente Popular, que aglutinaba a fuerzas republicanas de izquierdas, socialistas, comunistas y nacionalistas. Esta obtuvo un ajustado triunfo en las elecciones de 1936, pero su gobierno se vio interrumpido por el alzamiento militar del 18 de julio de 1936 y la posterior guerra civil. Durante el transcurso de esta, el PSOE constituyó uno de los cimientos de los sucesivos gobiernos republicanos. Francisco Largo Caballero y Juan Negrín, ambos dirigentes socialistas, ocuparon la presidencia del gobierno en esa etapa.

Clandestinidad durante el franquismo (1939-1977)

Rodolfo Llopis en un congreso socialista en Ámsterdam celebrado en septiembre de 1963.

Tras el triunfo de los rebeldes y el establecimiento de la dictadura franquista, el PSOE fue ilegalizado junto con el resto de partidos y organizaciones democráticas. Sus dirigentes se vieron obligados a exiliarse y sus militantes en el interior fueron ejecutados, encarcelados o represaliados durante la represión de la posguerra, dejando prácticamente descabezada la organización. De hecho, en los años del franquismo la actividad del Partido Socialista Obrero Español fue muy limitada. El peso de la resistencia antifranquista recayó básicamente sobre el maquis y el Partido Comunista de España.

En los últimos años de la dictadura, el PSOE acometió una contundente renovación generacional e ideológica que permitió tomar el mando a una nueva generación de socialistas ajenos al exilio. Esta renovación se hizo efectiva en el Congreso de Suresnes de 1974, cuando el histórico Rodolfo Llopis dio paso a Felipe González al frente de la Secretaría General del partido.

Alternancia en el poder (1978-presente)

Enrique Tierno Galván, alcalde de Madrid entre 1979 y 1986 con el PSOE.
Felipe González en 1986, junto al primer ministro israelí Simon Peres.

Tras la reinstauración de la monarquía parlamentaria en España, el PSOE se convirtió en uno de los dos grandes partidos del panorama político. En el comienzo de este periodo el PSOE se reforzó con la incorporación del Partido Socialista Popular liderado por Enrique Tierno Galván.[18]

Ha ganado en diecisiete convocatorias electorales a nivel nacional (frente a las siete del PP y las tres de la UCD), cuenta con un cuerpo electoral que ronda el 30 % de la población y ha permanecido en el poder veintiún años. Posee el récord en número de votos obtenidos en unas elecciones generales en España: 11 288 698 votos (43,87 %) en las elecciones generales de 2008 y el récord en porcentaje de voto y un 48,11 % (10 127 392 votos) en las elecciones generales de 1982, así como el récord de diputados (202), obtenido también en 1982. El partido ha sido criticado, después de la Transición, por formar parte de un sistema bipartidista en el país junto al Partido Popular, llegándose a conocer esta realidad dual e «inamovible» de la política española de forma informal como «PPSOE».[19] El partido se ha visto implicado en varios casos de corrupción durante este periodo.

Liderazgo de Felipe González (1978-1997)

En las elecciones generales de 1982, el PSOE obtuvo una contundente mayoría en el Congreso de los Diputados, consiguiendo 202 diputados con el respaldo de más de diez millones de votos (48,11 % de los votos). Se acometió entonces una notable transformación del país en diversos ámbitos. En el plano económico, se decantó por el pragmatismo liberal, acometiendo una reconversión industrial y estableciendo la reducción de la inflación como prioridad, mientras que en el social se asistió a la extensión el Estado del bienestar. Cabe destacar igualmente la reforma del Ejército, iniciada ya en la etapa ucedista, y más tarde conducida por el ministro de Defensa socialista Narcís Serra, que fue clave para la promoción del apoliticismo y la profesionalización de los mandos.

Con la moderación del PSOE en su llegada al poder, los gobiernos socialistas no llegaron a tomar ninguna gran medida reformadora sin el consentimiento de tres importantes poderes fácticos: la banca, la Iglesia y el Ejército.[20] En las elecciones de 1986 el PSOE mantuvo la mayoría absoluta con 184 diputados. Ese año España se integró en la Comunidad Económica Europea, mientras se asistía a una fase de crecimiento expansivo y de entrada masiva de capitales extranjeros, atraídos por los altos tipos de interés. Sin embargo el descontento de los sindicatos fue creciendo y el 14 de diciembre de 1988 organizaron una huelga general. Durante estos últimos años existió una trama de financiación ilegal del partido, que se destaparía años más tarde, conocida como caso Filesa, a través de una sentencia del Tribunal Supremo en 1997.[21]

Aunque el partido se había opuesto inicialmente a la OTAN, el gobierno de González organizó y ganó un referéndum sobre la cuestión en 1986, pidiendo un voto favorable. El gobierno fue criticado por evitar los nombres oficiales de la organización utilizando términos como 'Alianza Atlántica' no oficiales. Un símbolo de este cambio de opinión fue Javier Solana, que hizo campaña contra la OTAN, pero terminó años más tarde como su secretario general.

En las elecciones de 1989, el PSOE se quedó a un diputado de la mayoría absoluta, con 175 escaños (la mitad exacta del Congreso). Ya en los comicios de 1993 el desgaste se hizo notar en los resultados electorales: aunque Felipe González volvió a ganar las elecciones, esta vez la victoria fue con menos respaldo (159 escaños) y con la presencia del Partido Popular más reforzado (con 141 escaños). El desgaste se debió mayoritariamente a la aparición de numerosos casos de corrupción y al encausamiento de altos cargos del PSOE, algunos condenados posteriormente por los tribunales, como responsables de la financiación y dirección del terrorismo de Estado de los Grupos Antiterroristas de Liberación. También se produjo la dimisión de Alfonso Guerra, a causa de un caso de corrupción en el que se vio involucrado su hermano, conocido como caso Guerra.[22]

En estos años también empezó el proceso de privatización de empresas públicas, como Telefónica, Endesa, Repsol, Argentaria o Tabacalera. Finalmente en las elecciones generales de 1996 el PSOE perdió 18 diputados y resultó vencedor el Partido Popular. La renuncia de Felipe González a la secretaría general en 1997 llevó al PSOE a una grave crisis de liderazgo.

José Borrell.[n 1]

Crisis y liderazgo de Joaquín Almunia (1997-2000)

El partido eligió a Joaquín Almunia como secretario general y celebró por primera vez elecciones primarias para designar al candidato a la Presidencia del Gobierno. En ellas los militantes eligieron a José Borrell en contra del aparato del partido, que apoyaba a Joaquín Almunia. Finalmente, José Borrell se vio obligado a renunciar, evidenciando el fracaso de dichas primarias. Joaquín Almunia fue el candidato socialista a las elecciones de 2000, en las cuales el PSOE fue derrotado con contundencia por el PP de José María Aznar, por lo que presentó su dimisión.

Liderazgo de José Luis Rodríguez Zapatero (2000-2012)

Desde el año 2000 hasta el año 2012, José Luis Rodríguez Zapatero estuvo al frente del partido.

Bajo el liderazgo de Zapatero, el PSOE recuperó terreno electoral frente al PP, superándolo en las elecciones autonómicas y municipales de 2003 y ganando las elecciones generales de 2004 con mayoría simple, así como las europeas del mismo año. Las citadas elecciones generales coincidieron con los días sucesivos a los atentados del 11 de marzo y la criticada gestión del PP de los mismos.[24]

Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato a la presidencia del Gobierno en las generales de 2011, pasó a liderar la oposición.

En las elecciones generales de 2008 el Partido Socialista Obrero Español volvió a ganar los comicios, obteniendo 169 diputados, cinco más que en 2004 y un 43,87 % de los votos.[25] En diciembre, el PSOE creó su propio think tank, la Fundación Ideas para el Progreso. El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, reveló que en noviembre de 2009 se estaban tramitando un total de 264 causas contra cargos públicos del PSOE por corrupción.[26] [27] En 2011 se destapó el caso ERE, sin cerrar.[28]

Liderazgo de Alfredo Pérez Rubalcaba (2012-2014)

Mitin del PSOE celebrado en el año 2011 en la ciudad de Vigo.

En las elecciones generales de España de 2011, el PSOE, que presentaba a Pérez Rubalcaba como candidato, obtuvo 110 escaños (59 menos que 2008, su peor resultado desde la restauración de la democracia)[29] y un 28,76 % de los votos. Tampoco en las municipales de 2011 obtuvo buenos resultados, llegando a perder la segunda ciudad más poblada del país, Barcelona, la cual gobernaba desde las primeras elecciones democráticas. Obtuvo el gobierno, en cambio, en diez capitales de provincia, siete en solitario (Cuenca, Lérida, Lugo, Orense, Tarragona, Toledo, Zaragoza) y una con apoyos (Segovia). Respecto a autonomías, sólo gobernaba en Andalucía (junto con Izquierda Unida), Asturias (en minoría, con apoyo parlamentario de IU y UPyD) y Canarias (junto a CC).

En el 38º Congreso Federal del PSOE celebrado en Sevilla, Alfredo Pérez Rubalcaba fue elegido secretario general del PSOE el 4 de febrero de 2012, con 487 votos a favor de su candidatura y con 465 votos para la candidatura de su rival, Carme Chacón.

Tras los malos resultados del PSOE en las elecciones europeas de 2014, Pérez Rubalcaba anunció su dimisión y se proclamaron tres candidatos: Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias.[30]

Liderazgo de Pedro Sánchez y crisis interna (2014-2016)

Pedro Sánchez, secretario general desde 2014 hasta 2016.

En las elecciones primarias del partido celebradas el 13 de julio de 2014, Pedro Sánchez obtuvo un 49 % de los votos, frente a un 36 % de Madina y un 15 % de Pérez Tapias, convirtiéndose en el nuevo secretario general.[31] [32] Afronta el reto de recuperar la unidad del partido y la confianza de los antiguos votantes del PSOE,[33] un 25 % de los cuales según una encuesta del CIS de octubre de 2014 se decantaría por un nuevo partido, Podemos.[34] A partir de noviembre de 2014, el PSOE ha optado, en cambio, por la estrategia de dejar de llamarles populistas para presentarles en cambio como situados en la extrema izquierda, intentando conservar así la hegemonía del centro izquierda.[35] [36]

En las elecciones al Parlamento de Andalucía de 2015, celebradas anticipadamente en marzo de 2015,[37] el PSOE fue la fuerza más votada.[38] Sin embargo, al no obtener mayoría absoluta, la investidura de Susana Díaz como presidenta de la junta fue rechazada hasta en tres ocasiones, a causa del voto en contra de PP, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida.[39] Marcadas por un «retroceso del bipartidismo», en las elecciones municipales de mayo de 2015, el PSOE tuvo un mínimo en el total de votos; en las elecciones autonómicas celebradas en la misma fecha, consiguió volver a ser la formación más votada en la comunidad autónoma de Extremadura, así como mantenerse en primera posición en Asturias. En otras comunidades como Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Aragón o las Islas Baleares, fue la segunda fuerza, por lo que necesitaría pactar con otras formaciones para ocupar los gobiernos autonómicos.[40] [41]

Exceptuando las elecciones andaluzas de 2015, la mayoría de comicios celebrados durante el liderazgo de Sánchez arrojaron resultados negativos para el PSOE.[42] Añadido a esto, la política de pactos llevada a cabo por Sánchez tras las elecciones generales de 2016, basada en la negativa rotunda a facilitar un gobierno del Partido Popular, fue disputada por varios dirigentes de la formación.[43] Se gestó en el seno del partido una corriente crítica con Sánchez, encabezada por Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía.

El 28 de septiembre de 2016, el secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, presentó en la sede del partido la dimisión en bloque de 17 miembros de la Ejecutiva Federal para que el partido pase a estar dirigido por una gestora y presionar a Pedro Sánchez a dimitir como Secretario general. La Ejecutiva, compuesta por 35 miembros (38 en su origen), perdió por dimisión a dos ejecutivos, que se sumaron a los 17 haciendo un total de 19, la mitad más uno de la misma. Entre ellos se encontraban la presidenta del partido, Micaela Navarro, la exministra Carme Chacón o los presidentes de la Comunidad Valenciana Ximo Puig y de Castilla-La Mancha Emiliano García-Page.[44]

En la tarde del 1 de octubre de 2016, tras la celebración de un tenso Comité Federal, Pedro Sánchez presentó su dimisión como secretario general del partido. Esa misma noche se notificó que le sucedería una gestora provisional, al frente de la cual estará el presidente del Principado de Asturias Javier Fernández Fernández.[45]

Líderes históricos

Presidente Periodo
1. Pablo Iglesias 1879-1925
2. Julián Besteiro 1925-1931
3. Remigio Cabello 1931-1932
4. Francisco Largo Caballero 1932-1935
5. Indalecio Prieto 1935-1948
6. Trifón Gómez 1948-1955
- Vacante 1955-1964
7. Pascual Tomás 1964-1967
8. Ramón Rubial 1967-1970
- Dirección colegiada 1970-1976
9. Ramón Rubial 1976-1979
- Vacante 1979
10. Ramón Rubial 1979-1999
- Vacante 1999-2000
11. Manuel Chaves 2000-2012
12. José Antonio Griñán 2012-2014
13. Micaela Navarro 2014-2016
- Vacante 2016-presente
Secretario general Periodo
1. Ramón Lamoneda 1936-1944
2. Rodolfo Llopis 1944-1972
- Dirección colegiada 1972-1974
3. Felipe González 1974-1979


- José Federico de Carvajal[n 2] 1979
3. Felipe González 1979-1997
4. Joaquín Almunia 1997-2000
- Manuel Chaves[n 3] 2000
5. José Luis Rodríguez Zapatero 2000-2012
6. Alfredo Pérez Rubalcaba 2012-2014
7. Pedro Sánchez 2014-2016
- Javier Fernández[n 4] 2016-presente
Vicesecretario general Mandato
1. Alfonso Guerra 1979-1997
- Vacante 1997-2008
2. José Blanco 2008-2012
3. Elena Valenciano 2012-2014
- Vacante 2014-presente
Secretario de Organización Mandato
1. Nicolás Redondo 1974-1976
2. Alfonso Guerra 1976-1979
- Vacante 1979
3. Carmen García Bloise 1979-1984
4. Txiki Benegas 1984-1994
5. Ciprià Císcar 1994-2000
- Vacante 2000
6. José Blanco 2000-2008
7. Leire Pajín 2008-2010
8. Marcelino Iglesias 2010-2012
9. Óscar López 2012-2014
10. César Luena 2014-2016
- Vacante 2016-presente

Ideología

La ideología del Partido Socialista Obrero Español ha ido evolucionado a lo largo del tiempo:

Modelo de estado

En contraste con el centralismo que le habría caracterizado en fechas anteriores, con la llegada de la Transición el PSOE habría virado a una posición más federalista respecto a la organización del Estado.[46] En el Congreso de Suresnes de 1974, representado por Felipe González y Alfonso Guerra, el partido defendía el derecho de autodeterminación de los pueblos formantes del Estado español.[47] [48] En la actualidad, el PSOE propugna un federalismo asimétrico,[49] [50] posicionándose en contra del proceso soberanista de Cataluña.[51] Durante los gobiernos de Felipe González el partido se caracterizó por su posición europeísta, al considerar clave esta integración en Europa para la modernización económica del país.[52]

Se definen como republicanos aunque apoyan el consenso constitucional del 1978.[53] [54] Recibieron críticas por estar en contra de celebrar un referéndum después de la abdicación de Juan Carlos I.[55] [56] [57] [58] [59] Los expresidentes Felipe González[60] y Rodríguez Zapatero[61] [62] se han posicionado en contra de una democracia directa o participativa similar a la de Suiza, y en contra de la revocatoria del mandato.

Política económica

El PSOE se fundó con el propósito de representar y defender los intereses de la clase obrera surgida con la revolución industrial del siglo XIX.[cita requerida] Siguiendo la corriente filosófica y política marxista, pretendía la toma del poder político por la clase trabajadora y la socialización de los medios de producción para establecer la dictadura del proletariado, como periodo de transición hacia la sociedad socialista.

En 1979 el partido abandonó definitivamente las tesis marxistas, de la mano de su entonces secretario general Felipe González, no sin antes superar grandes tensiones y dos Congresos,[63] el primero de ellos favorable a mantener el marxismo. Ante esta situación, destacados líderes del interior como Pablo Castellano o Luis Gómez Llorente fundaron la corriente ideológica interna Izquierda Socialista, agrupando a los militantes que apostaban por mantener mayor continuidad con la tradición del partido, en contra de la postura más «flexible» ideológicamente por la que apostaron González y Guerra en los primeros años de la Democracia.[64]

La política de los períodos de gobierno de Felipe González ha sido definida como socioliberal —y cercana a la neoliberal— por Julio Aróstegui.[65] Fernando Aguiar comparte este punto de vista.[66] José María Martín Arce ha apuntado que las políticas aplicadas por los dos primeros gobiernos de un PSOE «centrista» liderado por Felipe González podrían ser calificadas como «liberal-progresistas».[67] Otra serie de autores ha respaldado la caracterización crítica de «neoliberal» de la política económica de varios gobiernos de Felipe González.[n 5]

Varias fuentes han adscrito al partido a la socialdemocracia.[3] [68] [69] [70] [71] La política económica actual del PSOE ha sido definida como neoliberal por Vicenç Navarro.[72] [73] [74] [75] Algunos miembros del PSOE se han manifestado al respecto: José Antonio Pérez Tapias, excandidato a la secretaría general afirmó en 2014 que el PSOE tenía que quitarse de encima décadas de «contaminación neoliberal»[76] [77] y Patxi López afirmó en 2013, después de perder las elecciones generales de 2011 que «La izquierda ha (había) abandonado su responsabilidad ante el neoliberalismo».[78]

Política social

Apostó por un modelo laico de Estado en la década de 1980, además de defender el aborto en los supuestos de peligro para la vida de la madre, malformación fetal y violación.[79] En los últimos años, el PSOE se ha posicionado a favor del matrimonio homosexual y de una ley del aborto de plazos.

Estructura y organización

Estructura orgánica del PSOE.
Sede principal del PSOE en la calle Ferraz 70, Madrid.

El PSOE está implantado en toda España. En 2013 contaba con aproximadamente 217 000 afiliados y 400 000 simpatizantes, el segundo partido político con más afiliados en España.[80] Los militantes se agrupan en las diferentes federaciones del partido. Entre ellas, las más influyentes y numerosas son las de Andalucía (PSOE-A), Cataluña (Partido de los Socialistas de Cataluña, PSC-PSOE) y Comunidad Valenciana (PSPV-PSOE). Debido a la fuerza electoral del socialismo en aquellas comunidades, son destacables también las federaciones de Extremadura o Castilla-La Mancha, lideradas por los barones Guillermo Fernández Vara y el alcalde de Toledo Emiliano García-Page, respectivamente.

Congreso Federal

Desde el Congreso Extraordinario de 1979, el PSOE se estructura de manera federal. El máximo órgano del partido es el Congreso Federal, asamblea de delegados que escoge al secretario general y a la Comisión Ejecutiva Federal, marca las líneas programáticas, los grandes objetivos y las directrices políticas que regirán la actividad del partido hasta el siguiente Congreso.

En el Congreso se dan cita los representantes de las distintas federaciones, una por comunidad autónoma (salvo en el caso de Cataluña, en la que el PSC es un partido federado y no estrictamente una federación); más las agrupaciones de Ceuta, Melilla, la federación de Europa (PSOE Europa) y las agrupaciones territoriales de América. También participan las Organizaciones Sectoriales del PSOE, las Juventudes Socialistas como organización juvenil del partido, la corriente federal Izquierda Socialista o la Federación de Mujeres Progresistas.

Comisión Ejecutiva Federal y Comité Federal

Pedro Sánchez, último secretario general del PSOE, elegido por primarias entre los militantes el 13 de julio de 2014.

El máximo órgano federal entre Congresos es el Comité Federal, parlamento interno que dirige la política del partido, controla la gestión de la Comisión Ejecutiva Federal (CEF), aprueba las listas electorales nacionales, y tiene potestad para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno, convocar Congresos Federales, Conferencias Políticas o elecciones para designar candidatos (elecciones primarias). El Comité Federal se reúne tres veces al año.

La Comisión Ejecutiva Federal es la dirección federal del partido. Está formada por el presidente, el secretario general (verdadero líder del partido), el secretario de organización (cargo creado en el XXIV Congreso y que ha atesorado desde entonces un gran poder sobre las estructuras del partido), once secretarías de área y dieciocho secretarías ejecutivas. Entre sus tareas destaca la concreción de la estrategia y la acción política a desarrollar por el partido y la coordinación entre las diferentes estructuras (grupos parlamentarios, organismos del partido o federaciones, entre otras) del PSOE. La CEF se reúne quincenalmente.

Tras el Congreso Extraordinario del 2014 celebrado en julio, la Comisión Ejecutiva Federal está liderada por Micaela Navarro, presidenta del partido, y Pedro Sánchez, el secretario general. Entre otros cargos también se encuentran numerosas Secretarías de Área y vocales de la Comisión Ejecutiva, además del Consejo Territorial, presidido por Javier Fernández Fernández, que reúne a los líderes de las federaciones del PSOE (barones incluidos) y que tiene capacidad para definir la política territorial del partido. También destaca la Comisión de Garantías, que es el único órgano con poder para expulsar a un militante y que vela por el cumplimiento de los Estatutos del PSOE.

Federaciones del partido

Sede del PSOE en Santa Marta de Tormes (Salamanca).

Cada federación del PSOE se organiza de manera autónoma. Hay una federación del PSOE en cada comunidad y ciudad autónoma. Además, en el exterior, una federación de carácter regional se extiende a todo el continente europeo para los españoles residentes en esa área geográfica. En los Congresos regionales se elige a la dirección de la federación, denominada Comisión Ejecutiva, Comisión Ejecutiva Regional o Comisión Ejecutiva Federal en función del territorio. Un funcionamiento similar rige para las agrupaciones provinciales o de ámbito territorial más reducido (comarcales, municipales, locales). Aunque en condiciones normales no tiene por qué haber injerencias explícitas de la dirección federal en la vida de las federaciones regionales y agrupaciones locales, en la práctica tanto la elección de los dirigentes territoriales hasta el desarrollo de políticas propias está condicionado, por lo general, a la aquiescencia de los dirigentes nacionales del partido. En caso de conflicto, la Comisión Ejecutiva Federal puede destituir a la dirección de una federación y nombrar una gestora. El control federal de los procesos de elaboración de listas electorales cerradas y bloqueadas, por último, refuerza la autoridad de la CEF sobre las distintas federaciones socialistas.

En este esquema, hay que considerar aparte al Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC), en el sentido de que, al no ser una federación sino un partido asociado, no está formalmente sometido a la autoridad del secretario general, elabora sus propias listas y elige una dirección autónoma respecto a la federal del PSOE. En la práctica, la lógica obliga a una cierta coordinación entre ambos partidos que, salvo en casos de crisis o grandes divergencias, permite armonizar satisfactoriamente las estrategias socialistas a todos los niveles.

Las denominaciones de las 18 federaciones autonómicas más el partido asociado catalán y la federación exterior de Europa son:

Comunidad Federación Secretario general Preside el Gobierno autonómico Gobierna en coalición con Principal partido de oposición Segundo partido de oposición
Flag of Andalucía.svg Andalucía Partido Socialista Obrero Español de Andalucía (PSOE-A) Susana Díaz X a
Flag of Aragon.svg Aragón Partido de los Socialistas de Aragón (PSOE-Aragón) Javier Lambán X CHA
Flag of the Balearic Islands.svg Islas Baleares Partit dels Socialistes de les Illes Balears (PSIB-PSOE) Francina Armengol X Més
Flag of the Canary Islands (simple).svg Canarias Partido Socialista de Canarias (PSC-PSOE) José Miguel Pérez X
Flag of Cantabria (Official).svg Cantabria Partido Socialista de Cantabria (PSC-PSOE) Rosa Eva Díaz Tezanos PRC
Flag of Castile-La Mancha.svg Castilla-La Mancha Partido Socialista de Castilla-La Mancha (PSCM-PSOE) Emiliano García-Page Xa
Flag of Castile and León.svg Castilla y León Partido Socialista de Castilla y León (PSOE Castilla y León) Luis Tudanca X
Flag of Catalonia.svg Cataluña Partido de los Socialistas de Cataluña-Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC-PSOE) Miquel Iceta X
Bandera de Ceuta Ceuta Partido Socialista de Ceuta (PSOE Ceuta) Manuel Hernández Peinado X
Flag of the Community of Madrid.svg Comunidad de Madrid Partido Socialista Obrero Español de la Comunidad de Madrid (PSOE-M) Sara Hernández Barroso X
Bandera de Navarra.svg Navarra Partido Socialista de Navarra (PSN-PSOE) María Chivite X
Flag of the Valencian Community (2x3).svg Comunidad Valenciana Partit Socialista del País Valencià (PSPV-PSOE) Ximo Puig X a Compromís
Bandera de Unión Europea Europa PSOE Europa (PSOE Europa) Javier Moreno
Flag of Extremadura (with coat of arms).svg Extremadura Partido Socialista Obrero Español de Extremadura (PSOE Extremadura) Guillermo Fernández Vara X a
Flag of Galicia.svg Galicia Partido dos Socialistas de Galicia (PSdeG-PSOE) José Ramón Gómez Besteiro X
Flag of La Rioja (with coat of arms).svg La Rioja Partido Socialista de La Rioja (PSOE La Rioja) César Luena X
Flag of Melilla.svg Melilla Partido Socialista de Melilla (PSOE Melilla) Gloria Rojas Ruiz (presidenta Junta Gestora) X
Flag of the Basque Country.svg País Vasco Partido Socialista de Euskadi-Euskadiko Ezkerra (PSE-EE-PSOE) Idoia Mendia X
Flag of Asturias.svg Asturias Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE) Javier Fernández X b
Flag of the Region of Murcia.svg Región de Murcia Partido Socialista de la Región de Murcia (PSOE Región de Murcia) Rafael González Tovar X

Dichas denominaciones son las que aparecen en los respectivos logotipos de las federaciones.

Fundaciones

Como la mayoría de grandes partidos españoles, el PSOE cuenta con diversas fundaciones y organizaciones afines que desarrollan tareas de investigación teórica, cooperación internacional, documentación y análisis, entre otras:

  • Fundación Jaime Vera. Creada en 1984, su actividad se dirige a la formación de adultos y la investigación en el terreno de la sociología, la política y la economía.
  • Fundación Pablo Iglesias. Dirigida por Alfonso Guerra, se encarga de conservar y difundir el archivo histórico y el pensamiento socialista.
  • Fundación Ramón Rubial. Centrada en el apoyo y defensa de los españoles en el exterior, así como la realización de estudios sobre su situación.
  • Fundación Sistema. Dirigida por Alfonso Guerra, publica revistas de análisis y pensamiento político, como Sistema (especializada en sociología) o Temas para el Debate (de análisis y opinión política). También se centra en la investigación y publicación de estudios y monográficos sobre diferentes temas de actualidad.
  • Solidaridad Internacional. ONG que centra su actividad en las regiones de Hispanoamérica, el Mediterráneo y África, principalmente.

Resultados electorales

El PSOE obtuvo su primer diputado, Pablo Iglesias, en las elecciones generales de 1910[10] dentro de la Conjunción Republicano-Socialista, que incluía junto al PSOE al Partido Republicano Radical (PRR), el Partido Republicano Democrático Federal (PRDF), el Partido de Unión Republicana Autonomista (PURA) e independientes republicanos.

Elecciones generales

Comicios Cabeza de lista # de votos  % de
votos
Diputados Senadores Notas
1907 Pablo Iglesias 0,2%
0 / 404
1910 Pablo Iglesias
1 / 404
Dentro de la Conjunción Republicano-Socialista
1914 Pablo Iglesias
1 / 409
Dentro de la Conjunción Republicano-Socialista
1916 Pablo Iglesias
1 / 409
Dentro de la Conjunción Republicano-Socialista
1918 Pablo Iglesias
6 / 409
Dentro de la Alianza de Izquierdas
1919 Pablo Iglesias
6 / 409
Dentro de la Conjunción Republicano-Socialista
1920 Pablo Iglesias
4 / 437
1923 Pablo Iglesias
7 / 437
1931 Julián Besteiro 24,5%
115 / 470
- Dentro de la Conjunción Republicano-Socialista
1933 Francisco Largo Caballero 12,5%
59 / 473
-
1936 Indalecio Prieto 20,9%
99 / 473
- Miembro del Frente Popular y del Front d'Esquerres.
1977 Felipe González 5.371.866 29,32%
118 / 350
54 / 207
Incluye a Socialistes de Catalunya.[n 6]
1979 Felipe González 5.469.813 30,40%
121 / 350
69 / 208
El PSC se presentó al Senado dentro de Nova Entesa.
1982 Felipe González 10.127.392 48,11%
202 / 350
134 / 208
Incluye al Partido de Acción Democrática (PAD).
1986 Felipe González 8.901.718 44,06%
184 / 350
124 / 208
1989 Felipe González 8.115.568 39,60%
175 / 350
105 / 208
1993 Felipe González 9.150.083 38,78%
159 / 350
96 / 208
1996 Felipe González 9.425.678 37,63%
141 / 350
81 / 208
2000 Joaquín Almunia 7.918.752 34,16%
125 / 350
60 / 208
Incluye al Partido Democrático de la Nueva Izquierda (PDNI).
El PSC se presentó al Senado dentro de Entesa Catalana de Progrés.
2004 José Luis Rodríguez Zapatero 11.026.163 42,59%
164 / 350
89 / 208
Incluye a Los Verdes y PREx-CREx, y el apoyo de UDCE y CxM.
El PSC se presentó al Senado dentro de Entesa Catalana de Progrés
2008 José Luis Rodríguez Zapatero 11.289.335 43,87%
169 / 350
96 / 208
Incluye a PREx-CREx, y el apoyo de UDCE.
El PSC se presentó al Senado dentro de Entesa Catalana de Progrés.
2011 Alfredo Pérez Rubalcaba 7.003.511 28,76%
110 / 350
54 / 208
Incluye a PREx-CREx.
El PSC se presentó al Senado dentro de Entesa pel Progrés de Catalunya.
2015 Pedro Sánchez 5.530.693 22,01%
90 / 350
47 / 208
Incluye a SIEX y NCa.
2016 Pedro Sánchez 5.424.709 22,67%
85 / 350
43 / 208
Incluye a SIEX y NCa.

Elecciones municipales

Comicios Líder # de votos  % Concejales Notas
1979 Felipe González 4.615.837 28,17%
12 059 / 67 505
1983 Felipe González 7.683.197 43,03%
23 325 / 67 312
1987 Felipe González 7.229.782 37,08%
23 241 / 65 577
1991 Felipe González 7.224.242 38,34%
25 260 / 66 308
1995 Felipe González 6.838.607 30,84%
21 189 / 65 869
1999 Joaquín Almunia 7.296.484 34,26%
21 917 / 65 201
2003 José Luis Rodríguez Zapatero 7.999.178 34,83%
23 224 / 65 510
2007 José Luis Rodríguez Zapatero 7.760.865 34,92%
24 029 / 66 131
2011 José Luis Rodríguez Zapatero 6.275.314 27,79%
21 766 / 68 230
2015 Pedro Sánchez 5.603.823 25,02%
20 823 / 67 611

Elecciones al Parlamento Europeo

Comicios Cabeza de lista # de votos  % de
votos
Escaños
Representación de 1986 - - -
36 / 60
Elecciones de 1987 Fernando Morán 7.522.706 39,06%
28 / 60
Elecciones de 1989 Fernando Morán 6.275.552 39,57%
27 / 60
Elecciones de 1994 Fernando Morán 5.719.707 30,79%
22 / 64
Elecciones de 1999 a Rosa Díez 7.477.823 35,33%
24 / 64
Elecciones de 2004 b José Borrell 6.741.112 43,46%
25 / 54
Elecciones de 2009 Juan Fernando López Aguilar 6.141.784 38,78%
21 / 50
Elecciones de 2014 Elena Valenciano 3.614.232 23,01%
14 / 54

a Incluye al PDNI
b Incluye a Los Verdes, que obtuvieron 1 diputado.

Logotipos del PSOE

El logotipo actual del PSOE data de 2001. Contiene el puño y la rosa, ambos símbolos de la socialdemocracia y del Partido Socialista Francés, cuyo logotipo se tomó como modelo cuando se diseñó el imagotipo original en 1977. Dicho imagotipo es obra del diseñador gráfico José María Cruz Novillo.

Probablemente a partir de la década de 1920,[81] el PSOE comenzó a usar como símbolo oficial un dibujo compuesto por un yunque con un libro y un tintero con una pluma sobre él, pero se desechó en diciembre de 1977, cuando fueron adoptados el puño y la rosa.[82] El símbolo antiguo representaría la unión de «Trabajo e inteligencia».[81]

En 1994, el PSOE lanzó un cambio de imagen desafortunado, obra del estudio de diseño Rafael Celda y Asociados. Debido a que no cuajó, y a que recibió el adjetivo de «alcachofa» debido a su diseño más abstracto y menos similar al de la rosa de Cruz Novillo, se retiró inmediatamente, aunque fue usado esporádicamente durante la campaña de Joaquín Almunia y en el Congreso del PSOE del 2000.[83] [84]

Desde 2001 se metió al imagotipo en un cuadrado rojo a la derecha, y a la izquierda se colocaron las siglas del partido en otro cuadrado, con la tipografía Interstate, revisión hecha por el diseñador gráfico Claret Serrahima. Anteriormente el logotipo se basó en el imagotipo y las siglas en el tipo Helvética bajo el mismo.

En 2013 el partido realizó un proceso de renovación de la identidad corporativa en el que se intentó reemplazar el logo actual en favor de otro más desenfadado, simple y amable, que elimina el puño y añade la rosa a la palabra «Socialistas». Este proceso se inició con la Conferencia Política del PSOE de noviembre de 2013, sin embargo dejó de ser utilizado en los años posteriores, particularmente en 2015 cuando el logotipo original retomó protagonismo en la propaganda del partido.[85] [86]

Algunos términos utilizados en relación al PSOE

Susana Díaz, actual presidenta de Andalucía.
  • Barón. Se refiere a los líderes regionales. Entre los barones se encuentran Susana Díaz (presidenta de Andalucía), Javier Fernández (presidente de Asturias) y Emiliano García Page (presidente de Castilla-La Mancha). El término barón es más coloquial que oficial, y representa la trascendencia que tienen estas personas dentro del partido.
  • Izquierda Socialista.[87] Izquierda Socialista es una corriente organizada del PSOE, fundada en 1979. Históricamente ha representado el ala más radical del PSOE, y en su origen aglutinó a los partidarios de mantener el carácter marxista del Partido durante el XXVIII Congreso. Entre los portavoces de Izquierda Socialista, cabe destacar a Pablo Castellano (hasta 1987) y Antonio García Santesmases.
  • Guerristas y renovadores. El guerrismo agrupa a los partidarios, dentro del Partido, del histórico dirigente Alfonso Guerra, vicesecretario general del PSOE durante el liderazgo de Felipe González y vicepresidente de Gobierno entre 1982 y 1991. Entre ellos se cuentan dirigentes tan reconocidos como Juan Carlos Rodríguez Ibarra, José Acosta Cubero o Matilde Fernández. En general, se sitúan en el ala izquierdista del Partido, en contraposición a los planteamientos más centrados de los renovadores, partidarios de Felipe González. Las corrientes guerrista y renovadora tuvieron su mayor protagonismo durante el enfrentamiento soterrado entre González y Guerra por el control del Partido, que ganó virulencia a raíz de la salida de Guerra del Gobierno en 1991 y culminó en el XXXIII Congreso Federal (1994) con el triunfo de los renovadores liderados por González.
  • Terceristas. Se denominaba terceristas a los socialistas partidarios de que el partido abandonara la II Internacional (socialista) para ingresar en la III Internacional tras el triunfo de la Revolución rusa y el nacimiento del Komintern. A lo largo de los tres Congresos Extraordinarios que el PSOE celebró para tomar una decisión al respecto (1919, 1920 y 1921), los terceristas consiguieron la mayoría en 1920, aunque el año siguiente el Partido rechazó nítidamente el ingreso en la órbita comunista. Distintos sectores terceristas protagonizaron, ante la moderación de los dirigentes del PSOE, diferentes escisiones del partido, que culminaron en la fundación, en 1921, del Partido Comunista de España.

Véase también

Notas

  1. La candidatura a la presidencia del Gobierno de José Borrell supuso una situación de «bicefalia» en el PSOE, oponiéndose a este primero, que tenía un escaso apoyo en la estructura interna del partido,[23] el secretario general del partido y que, tras la renuncia del primero, fue finalmente el candidato a las elecciones generales de 2000, Joaquín Almunia.
  2. Presidente de la Comisión Gestora del PSOE.
  3. Presidente de la Comisión Política del PSOE.
  4. Presidente de la Comisión Gestora del PSOE.
  5. Entre otros: Donald Share (1989), Miren Etxezarreta (1991) y James Petras (1993); cfr. Gálvez Biesca, 2006, p. 207
  6. De los 118 parlamentarios, 8 por el PSC-C.

Referencias

  1. Sanz, Luis Ángel (28 de septiembre de 2016). «Diecisiete miembros de la Ejecutiva del PSOE dimiten para provocar la caída de Pedro Sánchez». El Mundo (Madrid). 
  2. Díez, Anabel (2 de octubre de 2016). «Pedro Sánchez dimite como secretario general del PSOE». El País. 
  3. a b «PSOE. Ideology: Social democracy. Political Position: Centre-left». European Social Survey. 
  4. Field y Botti, 2013, p. 23. «Aznar's PP government, which arrived at the Moncloa executive palace for the first time since the country's return to democracy, inagurating the alternation between the center-left PSOE and center-right PP»
  5. Ruiz Castro, M. (27 de mayo de 2013). «La militancia en tiempos de crisis (spanish)». ABC. Consultado el 18 de octubre de 2014. 
  6. [1]"Fue en el plano económico y social donde el PSOE en sus largos años de Gobierno cosechó sus mejores resultados. Entre 1982 y 1985 tuvo que enfrentarse al doble reto de superar la gravísima crisis económica que se arrastraba desde la primera mitad de los años setenta y las negociaciones para el ingreso de España a la Comunidad Europea. Fue en los años 80 cuando culminó la transición económica del capitalismo corporativo de la dictadura a una economía de mercado sometida a las reglas de la Comunidad Europea. El programa económico desarrollado por Miguel Boyer y Carlos Solchaga logró finalmente la recuperación, ayudado por una coyuntura favorable, a la vez que se desarrollaban costosos, desde el punto de vista social y económico, programas de reconversión de la obsoleta estructura, tanto de la industria como del sector financiero y energético. La modernización de la economía española fue un largo proceso que, con el ingreso de España en la CEE, permitieron el crecimiento de la segunda mitad de los años ochenta. Directamente vinculado con el programa económico estuvo la política social, uno de los grandes logros de la gestión socialista fue la consolidación del Estado del bienestar en España, las reformas en sanidad, educación y prestaciones sociales elevaron el gasto público en una coyuntura económica difícil y a contracorriente en el escenario internacional, en el que predominaba la reducción del gasto público, pero lograron por vez primera en la historia de España la universalización de bienes sociales básicos como la sanidad, la educación, las pensiones y las prestaciones sociales, características del modelo de las sociedades del bienestar de la Unión Europea."
  7. Juliá, Santos (1997). Los socialistas en la política española, 1879-1982. Madrid: Taurus. pp. 507-508. ISBN 84-306-0010-8. «En condiciones de semilegalidad e impregnados todavía del lenguaje de lucha antifranquista o de conquista de las libertades, los socialistas [en el 27 Congreso de 1976] ratificaron una vez más la validez del programa fundacional del PSOE por el "extraordinario rigor científico con que fue elaborado". Hay que tener en cuenta, había dicho Alfonso Guerra, "que la única declaración fundacional de un partido en la que participó Carlos Marx fue en la declaración del PSOE". Razón de más para que el partido se definiera, casi cien años después, en el primer congreso que celebraba en España tras el largo exilio, como un "partido de clase y, por lo tanto, de masas, marxista y democrático". (...) El PSOE de 1976 se definía, pues, desde su base a la cima, como partido marxista y nadie parecía estar a disgusto con esa identidad aunque no todos estuvieran de acuerdo en lo que significaba o implicaba. La identificación como marxista del partido socialista era la pieza central de un entramado ideológico y de una perspectiva estratégica cimentada sobre una teoría de la transición al socialismo». 
  8. Ollero Butler, Fernando, «El Congreso Extraordinario del PSOE (septiembre de 1979)», Revista del Departamento de Derecho Político, nº 6, primavera 1980, pp. 205-215.
  9. Andrés-Gallego, José (1 de noviembre de 1981). Historia General de España y América : Revolución y Restauración: (1868-1931), (Tomo XVI-2). Ediciones Rialp. ISBN 9788432121142. Consultado el 10 de julio de 2015. 
  10. a b «El PSOE homenajea a sus parlamentarios desde Pablo Iglesias.» El País.
  11. De la Cueva Merino, Julio (2002). «Hacia la República laica: proyectos secularizadores para el Estado republicano». En Julio de la Cueva y Feliciano Montero (eds.). Laicismo y catolicismo. El conflicto político-religioso en la Segunda República. Alcalá de Henares: Universidad de Alcalá. p. 31. ISBN 978-84-8138-848-0. «Fue también por iniciativa socialista que cuajó la principal iniciativa de defensa del laicismo en vísperas de la República: la Liga Nacional Laica, fundada en marzo de 1930». 
  12. a b Heywood, 1990, p. 117.
  13. Guerrero Pérez, 1978, pp. 72-73.
  14. (Tusell 1998: I, 194-5).
  15. Redero San Román, 1992, pp. 18-19.
  16. Arbeloa Muru, 2012, p. 8.
  17. Juliá, 1983, p. 50.
  18. Share, 1985, p. 93.
  19. Francés García y Santacreu Fernández, 2014, p. 111.
  20. Martín Arce, 2008, pp. 44-45.
  21. Cebreiro, Mónica (8 de abril de 2010). «De la corrupción de Filesa a la de Gürtel». El País (Madrid). 
  22. Crespo de Lara, Pedro (2014). Triunfó la libertad de prensa: 1977-2000 La transición sin ira del periodismo en España. La Esfera de los Libros. ISBN 9788490600672. 
  23. Marín, Molinero y Ysás, 2001, p. 474.
  24. «Madrid Bombings and U.S. Policy.» Brookings.
  25. Resultados oficiales. Ministerio del Interior.
  26. «El PSOE acumula 64 causas de corrupción más que el PP.»
  27. «La Justicia tiene 730 investigaciones abiertas contra políticos por corrupción.»
  28. «Cronología del 'caso de los ERE' de la Junta de Andalucía». 20minutos. 10 de septiembre de 2013. 
  29. «Rubalcaba asume la derrota y pide un congreso ordinario del PSOE». La Vanguardia. 20 de noviembre de 2011. Consultado el 29 de noviembre de 2011. 
  30. Díez, Anabel (28 de junio de 2014). «Ferraz proclama candidatos a Sánchez, Madina y Pérez Tapias». El País. Consultado el 28 de junio de 2014. 
  31. «Pedro Sánchez gana el liderazgo del PSOE por un amplio margen». El País. 13 de julio de 2014. 
  32. Pedro Sánchez, nuevo líder de los socialistas. 26 de julio de 2014. Consultado el 26 de julio de 2014. 
  33. «Los retos de Pedro Sánchez al frente del PSOE más débil». ABC. 15 de julio de 2014. 
  34. «¿De dónde vienen los votos de Podemos?». Europa Press. 5 de noviembre de 2014. 
  35. Díez, Anabel (30 de noviembre de 2014). «El PSOE tratará de situar a Podemos en la extrema izquierda». El País. Consultado el 3 de diciembre de 2014. 
  36. Manetto, Francesco (1 de diciembre de 2014). «El PSOE y Podemos se disputan la hegemonía de la izquierda». El País. Consultado el 3 de diciembre de 2014. 
  37. Barbero, Luis; Díez, Anabel (25 de enero de 2015). «Susana Díaz rompe con IU y adelanta las elecciones andaluzas a marzo». El País (Sevilla / Madrid). 
  38. J. G. S. (22 de marzo de 2015). «El PSOE gana sin obtener la mayoría». ABC (Madrid). 
  39. Lucio, Lourdes (14 de mayo de 2015). «La oposición consuma el tercer rechazo a Díaz como presidenta». El País (Sevilla). 
  40. M.V. (25 de mayo de 2015). «Los 11 titulares que nos dejan las elecciones municipales y autonómicas». El País (Madrid). 
  41. Díez, Anabel; Casqueiro, Javier; Mateo, Juan José (3 de junio de 2015). «Rajoy y Sánchez se reúnen con Rivera por separado para buscar su apoyo». El País (Madrid). 
  42. Cano, Luis (26 de septiembre de 2016). «Pedro Sánchez ha roto todos los suelos electorales del PSOE». ABC. 
  43. Cardero, Nacho (28 de agosto de 2016). «Barones y afines a Sánchez se arman para la batalla: abstención patriótica o fórmula Iceta». El Confidencial. 
  44. «Sánchez se niega a dejar su cargo». El País. 28 de septiembre de 2016. Consultado el 28 de septiembre de 2016. 
  45. Sanz, Luis Ángel (1 de octubre de 2016). «Pedro Sánchez dimite tras perder la votación a la que había condicionado su continuidad al frente del PSOE». El Mundo. 
  46. Mateos, 2000, p. 185.
  47. Juliana, Enric (29 de septiembre de 2013). «Cuando el PSOE decía: ¡Autodeterminación!». La Vanguardia. 
  48. Navarro, Vicenç. «¿Por qué el PSOE abandonó su compromiso con la autodeterminación de los pueblos y naciones de España?». vnavarro.org. 
  49. Amoretti y Bermeo, 2004, p. 142. «while the Conservatives (PP) sought to defend the constitution in its current state, the Socialists (PSOE) sought to reform the constitution along a federalist path»
  50. «El líder del PSOE señala que "todos los federalismos son asimétricos" y opta por este modelo porque la Constitución "se quedó un poquito a medias".» La Vanguardia.
  51. Garea, Fernando (29 de octubre de 2013). «PSOE y PSC vuelven a dividirse en el voto en el Congreso contra el derecho a decidir». El País. 
  52. Avilés Farré, 2004, pp. 411-412.
  53. «Rubalcaba: "Los socialistas nos sentimos compatibles con la monarquía".» Público.es.
  54. «Rubalcaba dice a los republicanos que el PSOE apoya a la monarquía.» Libertad Digital.
  55. «El PSOE votará en contra de la "oportunista" moción de IU a favor de un referéndum sobre República o Monarquía». Europa Press. 
  56. Blay, Juan Antonio (10 de noviembre de 2013). «El PSOE aprueba entre abuches no cuestionar la monarquía». publico.es. 
  57. «Agitación en el PSOE ante el pacto monárquico refrendado por el equipo de Rubalcaba». publico.es. 3 de junio de 2014. 
  58. «El alma republicana del PSOE». lamarea.com. 4 de junio de 2014. 
  59. «Las "hondas raíces republicanas" del PSOE». libertaddigital.com. 3 de junio de 2014. 
  60. «González, "militante pero cada día menos simpatizante" del PSOE». elimparcial.es. 16 de junio de 2011. 
  61. Entrevista a Zapatero, Alrojovivo, a partir de minuto 1:09 13/12/2013
  62. «¡Es la democracia, “estúpidos”!». 24 de marzo de 2014obra=blogs.publico.es. 
  63. «En un día como hoy. Hace 35 años Felipe González dimitió como Secretario General del PSOE». La Voz del Henares. 1 de mayo de 2014. 
  64. González Alonso, 2011, pp. 17-19.
  65. Varios Autores. «Historia de España. Siglo XX. 1939-1996». año=1999. 
  66. Aguiar González, Fernando (2006). «The Spanish Socialist Workers Party (PSOE), 1879-1988: from Republican to Liberal Socialism». Documentos de trabajo (Instituto de Estudios Sociales Avanzados de Andalucía) (19). 
  67. Martín Arce, 2008, p. 46.
  68. Wolfram Nordsieck. «Parties and Elections in Europe: The database about parliamentary elections and political parties in Europe, by Wolfram Nordsieck». Parties-and-elections.eu. Consultado el 12 de abril de 2015. 
  69. Nikiforos P. Diamandouros; Richard Gunther (9 de mayo de 2001). Parties, Politics, and Democracy in the New Southern Europe. JHU Press. pp. 315-. ISBN 978-0-8018-6518-3. Consultado el 12 de abril de 2015. 
  70. Dimitri Almeida (27 de abril de 2012). The Impact of European Integration on Political Parties: Beyond the Permissive Consensus. CRC Press. pp. 71-. ISBN 978-1-136-34039-0. Consultado el 12 de abril de 2015. 
  71. Richard Collin; Pamela L. Martin (2012). An Introduction to World Politics: Conflict and Consensus on a Small Planet. Rowman & Littlefield. pp. 218-. ISBN 978-1-4422-1803-1. Consultado el 12 de abril de 2015. 
  72. Navarro, Vicenç. «La falta de autocrítica del PSOE». vnavarro.org. 
  73. Navarro, Vicenç. «La Crisis de la Socialdemocracia». vnavarro.org. 
  74. Navarro, Vicenç. «Los errores de la visión neoliberal de la crisis del euro». vnavarro.org. 
  75. Navarro, Vicenç. «El fracaso del socialismo liberal». vnavarro.org. 
  76. «Pérez Tapias afirma en Zaragoza que el PSOE tiene que quitarse de encima décadas de “contaminación neoliberal”.» 9 de julio 2014.
  77. «Pérez Tapias apuesta por una “reconstrucción profunda” del PSOE en una izquierda “reconocible”». Infolibre. 14 de junio de 2014. 
  78. «Patxi López: "La izquierda ha abandonado su responsabilidad ante el neoliberalismo"». publico.es. 11 de mayo de 2013. 
  79. Marino, 2013.
  80. m. ruiz castro (27 de mayo de 2013). «La militancia en tiempos de crisis». ABC.es. Consultado el 29 de octubre de 2013. 
  81. a b de Luis Martín, 2004, p. 221.
  82. Martínez de Espronceda Sazatornil, 2010, p. 280.
  83. «Los logotipos de los partidos políticos españoles, uno a uno.» Piensologoexisto.com.
  84. Rafael Celda y asociados.
  85. «El PSOE estrena nueva imagen en la Conferencia Política plasmando ya la firma 'Socialistas' en su 'merchandising'». teinteresa.es. 
  86. «El PSOE hace campaña contra "los recortes y el postureo" y recupera el puño y la rosa». El Confidencial. 9 de octubre de 2015. Consultado el 8 de noviembre de 2016. 
  87. «Izquierda Socialista. Web oficial». Consultado el 31 de marzo de 2010. 

Bibliografía

Bibliografía adicional

Enlaces externos