¡Átame!

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

¡Átame! es una película española de 1989 dirigida por Pedro Almodóvar. Es recordada por tener el récord de mayor número de nominaciones en los Goya y ningún galardón (optaba a 15 premios), y por ser la última película relevante de Antonio Banderas en el cine español, antes de incursionar en el cine de Hollywood.

Argumento[editar]

Ricky (Antonio Banderas), un paciente psiquiátrico de 23 años, ha sido curado y es dado de alta de una institución mental. Hasta entonces, ha sido amante de la directora del hospital (Lola Cardona). Huérfano, libre y solo, su objetivo es tener una vida normal con Marina Osorio (Victoria Abril), una actriz, ex estrella porno y drogadicta en recuperación, con quien una vez se acostó durante un escape del asilo.

Ricky descubre el paradero de Marina en el anuncio de un diario de cine sobre el comienzo de su próxima película. Él va al estudio donde Marina está en su último día de trabajo filmando The Midnight Phantom, una película de Euro-horror sobre un hombre musculoso enmascarado, horriblemente mutilado y enamorado del personaje de Marina. La película está dirigida por Máximo Espejo (Francisco Rabal), un viejo director de cine confinado en una silla de ruedas después de un derrame cerebral. Máximo es un amable mentor de Marina y amenaza con echar a un periodista que menciona las palabras "porno" y "drogadicto" en presencia de Marina. Su protección de la actriz no es completamente inocente, ya que él se siente sexualmente atraído por Marina y la desea, disfrutando de lo que podría ser su última experiencia de dirigir una protagonista femenina sexy.

Cuando Ricky llega al set, roba algunos artículos necesarios, incluidas las llaves del apartamento de Marina, y en poco tiempo, es una presencia inoportuna en su vida. Ricky, con una peluca de pelo largo, hace una parada de manos para tratar de capturar su atención. Marina no lo recuerda y lo despide rápidamente.

Después de filmar la última escena, Marina se va a casa para cambiarse para la fiesta posterior al rodaje. Ricky la sigue a su departamento. Cuando ella abre la puerta, Ricky se abre paso. Él la agarra y la golpea con la cabeza para que la silencie cuando ella grita; él pega su boca y la ata con una cuerda. Marina se despierta con un terrible dolor de muelas, que los analgésicos normales no alivian ya que es adicta a las drogas más fuertes. Ricky explica que la ha capturado para que cuando lo conozca mejor se enamore y se casen y tengan hijos. "Nunca te amaré", dice Marina, comprensiblemente enfurecida por ser esposada, amordazada y atada a la cama. "Ya veremos", dice Ricky, quien haría cualquier cosa para ganar su corazón.

Marina está conmocionada y dolorida, y finalmente persuade a Ricky para que la lleve a un médico (María Barranco) que pueda darle los analgésicos necesarios. Ricky apenas la deja sola con el médico, y no puede comunicar su situación. No pueden obtener los medicamentos en la farmacia, así que Ricky se va a buscarlos al mercado negro. Sin embargo, en lugar de pagar el precio de venta, ataca al vendedor para obtener las tabletas.

Durante la fiesta de clausura, la hermana de Marina, Lola (Loles León), quien es la asistente del director de The Midnight Phantom, roba el espectáculo con un número musical. Cada vez más preocupada por la desaparición de su hermana, Lola visita el departamento de Marina y deja una nota. Para evitar ser descubierto, Ricky mueve a Marina al departamento de su vecino de al lado. El apartamento está vacío, pero el dueño le ha dejado las llaves a Lola para que pueda regar sus plantas mientras él está fuera durante el verano.

De nuevo en la calle, el traficante a quien atacó vio a Ricky. Ricky es golpeado seriamente, robado y dejado inconsciente. Durante su ausencia, Marina hace un intento desesperado pero poco entusiasta de escapar de su cautiverio. Sin embargo, cuando Ricky regresa cubierto de sangre y cortes, ella ve su vulnerabilidad y devoción hacia ella, sin importar cuán equivocado esté. Ella se preocupa por él, limpia y esteriliza sus heridas, y de repente se da cuenta de que se ha enamorado de su captor. Hacen el amor por completo y Ricky parece estar a punto de lograr su objetivo. Deciden hacer un viaje juntos a su pueblo natal.

Cuando está a punto de irse para robar un automóvil para el viaje, Marina, que todavía se considera su prisionera, le dice que la mantenga atada para que no intente escapar. Sin embargo, en ausencia de Ricky, Lola vuelve al apartamento y descubre que Marina está atada y la rescata. Marina le informa a su hermana que está enamorada de su captor. Lola se sorprende al saber que Marina ya no quiere ser rescatada, pero una vez convencida, acepta llevar a Marina al lugar de nacimiento de Ricky. Lo encuentran allí en las ruinas de la casa de su familia en un pueblo desierto, luego los tres suben al auto de Lola para regresar a la ciudad. Lola le promete a Ricky que le encontrará un trabajo dentro de una semana, Marina llora de felicidad y se van juntos a la distancia, cantando como una familia normal.

Reparto[editar]

Premios[editar]

V edición de los Premios Goya[editar]

Categoría Persona Resultado
Mejor película Candidata
Mejor director Pedro Almodóvar Candidato
Mejor actriz protagonista Victoria Abril Candidata
Mejor actor protagonista Antonio Banderas Candidato
Mejor actriz de reparto Loles León Candidata
Mejor actor de reparto Francisco Rabal Candidato
Mejor guion original Pedro Almodóvar Candidato
Mejor música original Ennio Morricone Candidato
Mejor fotografía José Luis Alcaine Candidato
Mejor montaje José Salcedo Candidato
Mejor dirección artística Ferrán Sánchez Candidato
Mejor dirección de producción Esther García Candidata
Mejor diseño de vestuario José María de Cossío Candidato
Mejor maquillaje y peluquería Juan Pedro Hernández
Jesús Moncusi
Candidatos
Mejor sonido Daniel Goldstein
Ricardo Steinberg
Candidato

Otros premios[editar]

Festival Categoría Resultado
Berlinale Oso de oro Candidata
Premios César Mejor película extranjera Candidata

Comentarios[editar]

Fue la octava película en la filmografía de Pedro Almodóvar y la primera que realizó tras el gran éxito obtenido con su anterior film, Mujeres al borde de un ataque de nervios, avanzando en una línea temática y estilística más depurada -más cercana al drama que a la comedia de sus inicios-, y que le terminaría proporcionando la consagración internacional que llegaría con sus títulos posteriores, ganadores de diversos premios Óscar. También cabe destacar el hecho de que se tratara de la última película relevante de Antonio Banderas en el cine español, antes de su salto al cine de Hollywood.

Obtuvo 15 nominaciones a los Goya sin recibir ningún premio.

Enlaces externos[editar]