Maquillaje

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artista maquillándose

El maquillaje es la práctica de decorar la piel y otras partes visibles del cuerpo para resaltarlas o mejorar su aspecto.[1]

Por extensión, el término designa también los cosméticos que se emplean, tales como los lápices de labios y sombras de ojos.

Maquillaje de caracterización[editar]

Maquillaje para televisión

En artes escénicas se emplea para caracterizar a los actores como el personaje que representarán, así como para corregir las distorsiones producidas por la iluminación.

Maquillaje de geisha

Además de minimizar la pérdida de color, el maquillaje ayuda a crear al personaje y contribuye también a su caracterización exterior, adecuado a la apariencia física y a las exigencias del guion. El maquillaje utilizado por los payasos es un ejemplo extremo de caracterización, que también se utiliza en fiestas, como el Carnaval.[2]

Elementos[editar]

Para el uso del maquillaje son necesarios diferentes instrumentos. Entre ellos se encuentran:

  • Humectante para el rostro, que te ayuda a quitar el exceso de grasa en la cara.
  • Prebase para el rostro, ayuda a fijar mejor el maquillaje y hace posible que el maquillaje dure durante todo el día.
  • Corrector, disimula las ojeras e imperfecciones.
  • Base, las cuales hay tanto en polvos como en líquido.
  • Una brocha o esponja para aplicar todos los productos.
  • Polvos, incluidos los coloretes, bronceadores y/o Polvos translúcidos.
  • Sombra de ojos y eyeliner o delineador de ojos; y máscara de pestañas.
  • Gloss o lápiz labial (pintalabios).
  • Delineador de labios.
  • Rizador de pestañas.
  • Máscara de pestañas
  • Cepillo de cejas.
  • Lápices, pomadas o sombras para colorear o rellenar las cejas.
  • Pinzas de depilar.

Técnicas usadas (para el rostro)[editar]

Contouring[editar]

Luego de ser aplicada la base se procede al Baking usando correctores y bronceadores (en polvo o en crema). Esta técnica es usada para definir o resaltar pómulos, mentón, nariz, reducir frente o mentón o dulcificar mandíbula.[3]

Baking (horneado)[editar]

Es el proceso de aplicar corrector y polvos traslúcidos[4]​ debajo de los ojos para lograr un acabado impecable y sin arrugas. La técnica tradicional utiliza una esponja húmeda para permitir que el polvo traslúcido se asiente debajo de los ojos durante 5 a 10 minutos para que se mezcle con la base y el corrector. Esta técnica sirve para lucir un efecto sin brillo o mate y una larga duración en la zona que se desea resaltar. Suele utilizarse en la zona de la ojera y maxilar, para prolongar el maquillaje en esa área y ayudar a que no se marque en el las arrugas de la misma.

Strobing[editar]

La técnica con un aspecto natural para dar luz al rostro (no se aplica bronceadores), acentuando los puntos de luz como el arco de cupido, barbilla, nariz y pómulos y arco de las cejas, usando Iluminador en polvo, líquido o en barras.También podemos iluminar con correctores en acabado mate de tonos más claros que la piel a trabajar.

Draping[editar]

El draping es una técnica similar al contouring, porque también consiste en esculpir el rostro,la diferencia es que en vez de hacerlo con sombra oscura, se realiza a través del color que aporta el rubor. El efecto que conseguimos con esta técnica son mejillas bien definidas.

Para realizar “draping” necesitaremos dos tonos de rubor de una misma gama de color, pero de distintas intensidades. Uno tendrá que ser más oscuro y otro más claro.

Una vez que tenemos los dos rubores, tomamos el de tonalidad más oscura y la aplicaremos bajo los pómulos. Es importante que apliques poco y difumines bien para que se vea natural.

Luego, toma el rubor más claro y aplícalo desde el centro de la mejilla (las manzanitas) extendiendo en dirección al pómulo, en una zona más alta que donde hemos aplicado el anterior color. De esta manera, colocaremos el tono más claro ligeramente por encima de la tonalidad oscura. Así crearemos un degradado de más claro a más oscuro.

Referencias[editar]