Reductio ad Hitlerum

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La expresión reductio ad Hitlerum (Reducción a Hitler, falacia del tipo Ad hominem), argumentum ad Hitlerum o argumentum ad nazium fue creada originalmente por el filósofo político alemán Leo Strauss (1899-1973), profesor de la Universidad de Chicago. Fue planteada en 1951 en un artículo de "Measure: a critical journal".[1] Es una combinación de varias falacias: la típica falacia de asociación y argumento ad nauseam al suponer que no es necesario mayor debate tras la acusación.

Reductio ad Hitlerum es una falacia en la forma: "Adolf Hitler apoyaba X, por lo tanto X debe ser malo".

Ejemplos de reductio ad Hitlerum[editar]

  • En un episodio de la serie de televisión estadounidense Daria, dos personajes listan los horrores de comer chocolate, diciendo estos argumentos consecutivamente: "Es malo", "pudre los dientes", "te pone nervioso", "lo comía Hitler".
  • En The Watchmen [la película, del 2009 («Vigilantes» en español)] Búho Nocturno II le dice a Rorschach al entrar al la base secreta de Ozimandias, que el asesino que buscaban no podría ser este último, ya que este es (inclusive) vegetariano, a lo cual Rorschach le responde: "Hitler era vegetariano también". Aunque es pertinente notar que en este caso, en realidad, se está mostrando la falsedad de la proposición "vegetarianismo entonces inocencia" utilizando como contraejemplo la veracidad de la proposición "Hitler es vegetariano" (dentro de la cual se supone está implicada la veracidad de otra: "Hitler es malo"), pero no se está incurriendo en la falacia "Reductio ad Hitlerium" dado que no se está deduciendo la culpabilidad de Ozimandias, vía Hitler, a partir de su vegetarianismo sino que se está deduciendo la imposibilidad de su salvación a partir de ese hecho, de un veredicto de culpabilidad generado anteriormente.
  • Ante las críticas del director de la Orquesta Sinfónica Nacional de República Dominicana José Antonio Molina al reggaetón en las que afirmaba que "Esas letras que incentivan la violencia son un veneno", El cantante de dicho género Daddy Yankee respondió “si la música urbana es un veneno para la sociedad, la música clásica entonces es peor, partiendo de que la música que prefería Adolfo Hitler era la clásica” cayendo en esta falacia. [2] [3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]