Puebla de Alcocer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Puebla de Alcocer
Municipio de España
Bandera de Puebla de Alcocer
Bandera
Escudo de Puebla de Alcocer
Escudo
Puebla de Alcocer
Puebla de Alcocer
Ubicación de Puebla de Alcocer en España.
Puebla de Alcocer
Puebla de Alcocer
Ubicación de Puebla de Alcocer en la provincia de Badajoz.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Extremadura with COA.svg Extremadura
• Provincia Provincia de Badajoz - Bandera.svg Badajoz
• Comarca La Siberia
• Partido judicial Herrera del Duque
• Mancomunidad Siberia I
Ubicación 38°59′06″N 5°15′28″O / 38.985, -5.2577777777778


Coordenadas: 38°59′06″N 5°15′28″O / 38.985, -5.2577777777778
• Altitud 527 msnm
• Distancias 178 km a Badajoz
260 km a Madrid
252 km a Sevilla
Superficie 296,7 km²
Población 1240 hab. (2013)
• Densidad 4,18 hab./km²
Gentilicio Pueblacorecenses[1]
Código postal 06630
Alcalde (2011) Manuel Moreno Delgado (PSOE)
Patrón Santiago Apóstol
Patrona Virgen del Rosario
Sitio web Ayuntamiento de Puebla de Alcocer
[editar datos en Wikidata]

La Puebla de Alcocer es un municipio español, perteneciente a la provincia de Badajoz (comunidad autónoma de Extremadura).

Situación[editar]

Está situada al NE de la provincia de Badajoz, a 178 km de su capital, en la comarca de La Siberia. Pertenece al Partido judicial de Herrera del Duque.

El término municipal tiene una superficie de 296,7 kilómetros cuadrados y la localidad se sitúa en la zona sur del mismo, sobre la falda septentrional de la sierra del castillo, y dentro un paraje natural privilegiado.

Está comunicada por las carreteras  EX-103  y  EX-322 .

Vista general

Historia[editar]

Origen[editar]

Son numerosos los vestigios encontrados dentro del término municipal, el más conocido es el yacimiento de "Lacimurga Constantia Iulia", que alcanzó su mayor esplendor en el siglo II a.C. durante la época romana.

Primitivamente Puebla de Alcocer estuvo asentada al pie de la sierra, sobre el llano, trasladándose posteriormente a su emplazamiento actual, buscando, bien por razones de seguridad, bien por razones de salud, la proximidad del castillo. Allí se rodeó, además, de una cerca amurallada de piedra cuyos vestigios todavía resultan visibles en algunos lugares.

El ámbito donde se localizaba inicialmente el núcleo aún resulta conocido como "Aldeavieja". Parece ser de una época remota y se cuenta que los pilares que allí existen tuvieron su origen en unos baños romanos.[2]

Época Cartaginesa[editar]

El historiador Vicente Paredes, sitúa en este lugar a la antigua ciudad cartaginense Akra-Leukra, fundada por Amílcar Barca, el año 230 a.C.

Existen ruinas en el pueblo conocidas como "El Castillo Viejo", que responde a las características de la fabrica bélica de los cartagineses.

Época romana[editar]

Villa romana de Lacimurga

Existen varias opiniones sobre el nombre que tuvo a lo largo de este período: "POPULA COQUERES" "POPULA SUCCOSA", éste último cuya traducción más acertada sería, pueblo o lugar de agua finas, que sí le va bien a Puebla, puesto que tiene muchos manantiales de aguas finísimas.

Existen restos de época romana, como restos de unos baños en la "Aldea Vieja", a la salida del pueblo hacia Castuera. La calzada que une por el puerto a Puebla de Alcocer con Esparragosa de Lares también es de opinión generalizada creer que es de origen romano. Y en la finca de Cogolludo, hoy en el medio del Embalse de Orellana, se encontraba la ciudad romana de "Lacimurga Constantía Iulia".

Reconquista[editar]

Puebla de Alcocer fue un importante núcleo de repoblación en el siglo XIII (carta Puebla 1288). Fue declarada villa en 1441 y concedida a Gutierre de Sotomayor, maestre de la Orden de Alcántara, formando parte desde entonces del Condado de Belalcázar. Durante esta época perteneció a varios señores y a algunos en varias ocasiones.

Por el año 1214, tuvo lugar la incorporación de la vertiente sur de los Montes de Toledo, a los Cristianos, por esta fecha, D. Rodrigo, arzobispo de Toledo, entró en posesión de un extenso territorio, al sur de los Montes de Toledo, entre los que se encontraba Peña Alcocer, parte de los cuales vendió al Rey, y parte cambió por Añover y Baza, 20 de Abril de 1243. Tres años más tarde desde Jaén, Fernando III, vendía a Toledo, por 55.000 maravedíes, los castillos de los pueblos citados y algunos más, con los términos y distritos con que habían sido asignados al Arzobispo D. Rodrigo.

La primera carta de población de Alcocer la otorgó el Concejo de Toledo, el 2 de febrero de 1288, (a partir de esta fecha es cuando tomará el nombre de Puebla de Alcocer).

Puebla de Alcocer, señorío[editar]

En 1326 Diego García de Toledo, con el objetivo de conseguir un mejor poblamiento en la Villa, consiguió de Alfonso XI la autorización de dos ferias anuales.

Sin embargo, los García de Toledo no consiguieron ejercer su dominio señorial durante mucho tiempo, ya que en 1332, Alfonso XI los devolvió a Toledo. De esta manera, Siruela y otros territorios que habían pertenecido al Temple y de los que se había aprovechado Diego García pasaban desde entonces a manos del Rey.

En el año 1344 Puebla de Alcocer se convirtió de nuevo en Señorío, esta vez en beneficio del noble catalán Bernat, Vizconde de Cabrera.

Tomó posesión de la Puebla de Alcocer y de un territorio relativamente amplio en el que estaban inmersas gran cantidad de tierras con las que formó lo que en adelante sería el Vizcondado de La Puebla.

El Vizconde de Cabrera, nostálgico, siguió conservando, sin embargo el título de "Señor de Aguilar", para lo cual no dudó en cambiar el nombre de la Puebla de Alcocer por el de "Aguilar".

A comienzos de junio de 1369, cuando la ciudad de Toledo, tras un largo asedio, se decidió a entregarse a Enrique II, se impuso como una condición la devolución a la ciudad de todos los lugares que le hubieran pertenecido en otro tiempo, entre los que se encontraba Puebla de Alcocer. En lo sucesivo, Puebla de Alcocer, seguiría perteneciendo a la jurisdicción toledana hasta mediados del siglo XV.

Puebla de Alcocer, sus villas y sus tierras[editar]

Puebla de Alcocer constituyó a partir de la segunda mitad del siglo XIII una comunidad de villa y tierra que dependiendo de la jurisdicción de Toledo, engloba varias aldeas de menor entidad.

Se instaura a partir de ese momento en La Siberia extremeña la familia Zúñiga, que años más tarde se unió con la de los Sotomayor.

A mediados del siglo XIV, la Puebla de Alcocer era núcleo de población más antiguo de toda la comarca. Toledo quería fortalecerla y promocionarla lo más posible. La propia lejanía existente entre la Ciudad del Tajo y su Villa explica la amplia autonomía que Toledo le concede. No es posible determinar con exactitud si se consiguió poblar convenientemente el territorio. Todo hace sospechar, sin embargo que Puebla de Alcocer y las aldeas de su término experimentaron a lo largo del siglo XIV un auge que a mediados del siglo siguiente parece fuera de duda. Desde el punto de vista de las atribuciones de la Villa, Puebla de Alcocer poseía, por concesión de Toledo, gran parte de los pueblos que hoy en día tiene la comarca.

Puebla de Alcocer, Villa[editar]

El 22 de abril de 1441, Juan II declara a Puebla de Alcocer "Villa en sí" dotada con jurisdicción propia. Se estaba dando, con ello, el primer paso para una futura enajenación de la Villa.

Sin embargo, de nuevo Puebla de Alcocer volvió a la jurisdicción toledana, pues el 16 de octubre de 1444 Juan II se dirigía al concejo de la Villa, que había escrito al Rey solicitándole que no la enajenara, para asegurarles que su intención era la de conservarla en su poder.

El día 7 del mismo mes Juan II concedía la Puebla de Alcocer al Maestre de Álcántara, Gutierre de Sotomayor.

Puebla de Alcocer había sido constituida en cabeza de Señorío por lo menos en dos ocasiones: en el primer tercio del siglo XVI, a favor de los García de Toledo, y tras un paréntesis de reintegración al concejo toledano, pasó a convertirse en cabecera de un Vizcondado a favor de Bernat de Cabrera. Desde el primer tercio del siglo XV, cuando la Puebla había pasado nuevamente a depender de Toledo, los Sotomayor entraron en contacto con la Villa.

En 1594[3] formaba parte de la Tierra de Belalcázar en la Provincia de Trujillo.

Siglo XIX[editar]

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura. Desde 1834 es cabecera y sede del Partido judicial de Puebla de Alcocer.[4] En el censo de 1842 contaba con 577 hogares y 2202 vecinos.[5]

Siglo XX[editar]

Marcado por el año 1954 con el Plan Badajoz, se construyeron varios pantanos con grandes presas para embalsar el agua destinada a regar grandes extensiones de tierras. Ello llevó a crear nuevos pueblos próximos a las zonas de regadío.

Sin embargo, el agua inundó las vegas de los ríos Guadiana, Zújar y Guadalemar, donde los vecinos de Puebla tenían sus mejores tierras, y de las que dependían para su sustento. Así al privarles de ellas perdieron sus puestos de trabajo, lo cual provocó que muchos jóvenes emigraran hacia los nuevos pueblos como a Entrerríos, que fue poblado totalmente con gente de Puebla. Igualmente, también marcharon a Torrefresneda, Zurbarán y Hernán Cortés.

Al reducirse el número de habitantes, el Gobierno quitó la Cabeza de Partido y el Juzgado de Primera Instancia, y algunos servicios, con lo que se perdieron aún más habitantes.

Conquista americana[editar]

Como los demás pueblos y villas extremeñas, Puebla de Alcocer también contribuiría a la gesta de la Conquista americana con 34 personas de sus naturales, que se repartieron por todo el Continente americano en sus diferentes cometidos. Uno de ellos, llamado Hernando de Alcocer, tuvo un papel destacado en la conquista de Venezuela y posteriormente pasaba a los territorios de la actual Colombia, donde también contribuyó a la pacificación y población de la comarca de Bogotá.

Monumentos[6] [editar]

Castillo[editar]

Castillo

Entre sus monumentos destaca el imponente castillo, del siglo XIII aunque remodelado a finales del siglo XV. Está situado en una mole rocosa alargada que permitía vigilar y defender una extensa área. Constituye una de las atalayas más formidables de Extremadura, pues desde su cima se divisa un panorama de grandiosidad inigualable, cuyos amplísimos horizontes se extienden llanos en todas las direcciones.

Desde éste se puede divisar todo el valle de La Serena, con el embalse que le da nombre, el embalse de La Serena, segundo mayor embalse de la península Ibérica y uno de los mayores de Europa. Además, también puede observarse el Embalse de Orellana, y sobre todo por la noche pueden distinguirse numerosos pueblos de los alrededores.

El castillo tiene planta poligonal e irregular con gruesos muros y sobre las rocas de la propia sierra, que le sirven de cimientos. Tiene dos puertas, una orientada hacia el este, y la otra hacia el oeste. En la zona inmediata a esta última puerta se encuentran las dependencias residenciales del castillo.

Vista del valle de la Serena desde el castillo

De estas dependencias, actualmente tan sólo quedan algunos muros de los que se puede deducir por los mechinales, puertas y ventanas existentes, de que constaban de tres plantas, y que la última era la principal, con una chimenea de la que aún se puede observar su campana.

Dentro del castillo destaca, su torre del homenaje con varios pisos. Es una torre cilíndrica de 25 metros y totalmente interior. En la parte superior de la misma puede observarse un blasón con las armas de Zúñiga, que fueron quienes reconstruyeron el castillo en el siglo XV.

Tanto la muralla como la torre del homenaje pueden ser recorridas por los visitantes.

Ha sido restaurado parcialmente en los últimos años, aunque sigue estando muy deteriorado. Actualmente se está barajando una posible reconstrucción de todas las dependencias interiores para su uso como hospedería.

Iglesia de Santiago Apóstol[editar]

Iglesia de Santiago Apóstol

Dentro del pueblo destaca la iglesia de Santiago Apóstol, de estilo románico-mudéjar de los siglos XI al XII. En sus orígenes se trató de una mezquita árabe.

El interior de la iglesia consta de tres naves divididas por arcos de distintos tamaños. En su interior pueden observarse varios frescos del siglo XIII, descubiertos tras la restauración realizada en los años 90. En la mencionada restauración el altar mayor fue recubierto por un fresco de estilo bizantino realizado por Boris Lugovskoy.

Presbiterio

En la nave central del templo descansan los restos de Fray Fernando de Moraga, conocido por sus numerosos viajes al nuevo mundo. También se cree que reposaron allí los restos de Pedro I de Castilla, también conocido como Pedro el cruel.

La fachada norte de la iglesia tiene una portada de piedra labrada de estilo plateresco, mandada a construir por Fray Juan de la Puebla, en la que figura el lema del Maestre Don Gutierre de Sotomayor: Todo es poco; y coronada por una imagen de Santiago Apóstol) con hábito de peregrino.

Convento de San Francisco[editar]

El convento de San Francisco, se terminó de construir en 1543, gracias a Felipa de Sotomayor, tía de Fray Juan de la Puebla. Es de estilo herreriano y delante la puerta tiene un patio con una cruz en homenaje a los caídos. La iglesia consta de una única nave, con una cúpula y una capilla en cada lado.

Convento de San Francisco

Fue lugar de noviciado de la Orden Franciscana de la provincia de Santa María de los Angeles hasta su posterior traslado al monasterio de Guadalupe.

Con la desamortización de Mendizábal, pasarían a manos privadas la mayoría de las dependencias del convento, salvo la iglesia; de manera que se aprovecharían para construir viviendas particulares.

En la actualidad se conserva en perfecto estado la iglesia, utilizándose para actos litúrgicos. En ella se encuentra la patrona del pueblo, la virgen del Rosario.

Además también se han recuperado otras dependencias de las que tuviera el antiguo convento.

Donde en su día estaban las bodegas, actualmente se encuentra el museo etnográfico. Y donde antes se encontraban las dependencias de los frailes, actualmente se encuentra el albergue municipal.

Convento de la Visitación[editar]

A las afueras de la población se erige otro gran complejo conventual: el de las Agustinas, también con gran iglesia y hermoso claustro. Su construcción data de mediados del siglo XVI. Fue abandonado y desmantelado al comienzo de la Guerra Civil Española, lo cuál provocó el que su deterioro fuera más rápido. Posteriormente pasó a manos privadas.

Convento de la visitación

Actualmente está en estado ruinoso, aunque todavía se conserva su portada plateresca, y en su interior su claustro de doble arcada con columnas de granito.

Existe una leyenda sobre su construcción, en la que la virgen se le apareció al párroco de Talarrubias sobre un peral, y le encargó su construcción para la Orden de la Inmaculada Concepción. También existe otra leyenda sobre una monja que estuvo sudando tres días después de muerta, y al sacar sus restos con el paso del tiempo se observó que tenía una cruz macada en el cráneo.

En la actualidad, sobre los restos que aún quedan del convento anidan numerosas aves, especialmente cigüeñas, palomas, y una gran concentración de Cernícalo primilla (Falco naumanni).

Ermita de San Antón[editar]

Es una construcción de origen medieval realizada en mampostería, que durante años sirvió como capilla del antiguo cementerio del pueblo, que se asentaba en ese lugar, donde actualmente se asientan los pisos tutelados.

Ermita de San Isidro[editar]

Es una construcción reciente en honor a San Isidro Labrador, de una sola nave, cubierta de madera a dos aguas. Se sitúa en "La laguna", próximo al estanque existente en la zona, donde se celebra el 15 de Mayo una romería en honor al santo. Dentro de la ermita pueden observarse las imágenes de San Isidro Labrador y de la Virgen de Fátima.

Museo Etnográfico[editar]

Como se dijo anteriormente, el museo se ubica en lo que fueron las bodegas del antiguo convento de San Francisco.

Consta de tres naves comunicadas entre sí, en las que se muestran numerosos objetos típicos donados o cedidos por los propios vecinos del pueblo.

Una de las naves contiene numerosos restos arqueológicos romanos de lo que fue la antigua villa romana de "Lacimurga" con cerámicas, relieves, tejas... pertenecientes a la Hispania Romana.

Las restantes naves muestran numerosos objetos de uso cotidiano de los habitantes del pueblo hasta no hace demasiado tiempo, como aperos del campo, un antiguo telar, un antiguo gramófono,...

Como curiosidad, también se muestra en el museo una bota perteneciente al Gigante de la Puebla de Alcocer (Agustín Luengo Capilla), correspondiente a un número 52.

Casas Solariegas[editar]

Palacio de los Duques de Osuna[editar]

Se localiza en la plaza de España, y fue allí donde vivió el Gutierre de Sotomayor maestre de la Orden de Alcántara, y sus descendientes. Posteriormente este edificio pasó a ser propiedad del Ducado de Osuna. Fue reconstruido en el siglo XVII. De sus fachadas destaca la que da hacia la plaza de España, por su portada de piedra con relieves, sus ventanas enrejadas, y por un gran arco que esconde en su interior un pasadizo que permitía acceder a otras dependencias del palacio situadas en la parte alta de la plaza. En esta parte del palacio hay un doble vano con arcos de medio punto a modo de mirador hacia la plaza.

En los últimos años ha tenido numerosos usos: Parte de las dependencias se ha usado como oficina de correos, otra parte como oficina del registro de la propiedad, y otra con una tienda tradicional conocida como "Los ruices". En la actualidad se ha rehabilitado todo el edificio y alberga la casa de la cultura, así como oficinas del ayuntamiento, y la biblioteca municipal.

La casa de la Santa Inquisición[editar]

Destaca su fachada hecha con sillares de piedra tallada. En ella llama la atención el gran arco de medio punto sobre la puerta, y también la presencia sobre la puerta de dos figuras en modo amenazante. Como su nombre indica, albergo la institución de la Santa Inquisición.

Hoy en día se encuentra totalmente rehabilitada, siendo de titularidad privada.

La casa del Comendador[editar]

Es del siglo XVII y destaca, como en la anterior, su portada de sillares de piedra, rematados con pináculos tallados. Su portada es muy elegante y bella.

En la actualidad se encuentra en buen estado, siendo de titularidad privada.

La casa de los Chacones[editar]

Es del siglo XVII. Destaca la portada, trabajada con relieves y con el escudo de la familia de los Chacones sobre azulejos. Además del escudo, también hay repartidos otros adornos en azulejos sobre la fachada.

Actualmente se encuentra en buen estado, siendo de titularidad privada.

La casa de Arévalo[editar]

Es una fachada del mismo estilo que la de la casa de los Chacones, por tanto, del siglo XVII, trabajada con relieves y con adornos de azulejería sobre la fachada, aunque sin escudos.

Actualmente se encuentra en buen estado, siendo como las anteriores, de titularidad privada.

La casa de los Sólo de Zaldívar[editar]

Es de principios del siglo XX, destaca su gran fachada de tres pisos, que da a dos calles. Tiene numerosas y grandes ventanas enrejadas dispuestas de manera simétrica, y sobre la puerta principal se muestra el escudo de los Solo de Zaldivar. Su fachada llama la atención por su estilo palaciego.

Se encuentra en buen estado aunque no está habitada, siendo de titularidad privada.

Gastronomía[editar]

Entre los platos más destacados se encuentran las migas, ajoblanco, gazpacho, caldereta de cordero y los embutidos de la matanza. También el queso típico de toda la comarca, conocido como "Queso de La Siberia". La abundancia de caza y pesca proporciona los ingredientes para elaborar el escarapuche, un plato muy refinado pero ya en desuso.

En repostería, los principales postres son la candelilla, canelones con miel, almendradillos o el queso dulce de almendras.

Fiestas[editar]

  • Las luminarias de San Sebastián o "SantoBastián". La noche del 19 el pueblo aparece especialmente iluminado por las fogatas que se hacen en las esquinas de la calles para que las salten los jóvenes; además, la celebración de la fiesta incluye comida, bebida, juegos variados y concurso de migas, entre otros.[7]
  • Las Candelas Se celebra el 2 de Febrero en honor a la Virgen de la Candelaria. La noche anterior se hace una gran hoguera en la puerta de la madrina de la fiesta, que invita a los asistentes a dulces, vino y chapurrao. Al día siguiente se celebra la misa y procesión de la virgen en las inmediaciones del convento de San Francisco. Hay un dicho que dice que si las velas se apagan, entonces el invierno ya está fuera; y si no se apagan, entonces no está ni dentro ni fuera.
  • Carnavales. Se realizan concursos de carteles y disfraces. Termina con el entierro de la sardina y la entrega de premios.
  • San José. Se celebra una romería en el campo.
  • Semana Santa. Consta de tres procesiones que se celebran el jueves santo, viernes santo y Domingo de resurrección. Ésta última procesión es la más destacada, ya que las gentes salen al campo a coger flores, especialmente de tomillo para, por la noche esperar al reencuentro entre la virgen y el niño Jesús, celebrándolo mediante el lanzamiento de dichas flores.
  • San Isidro Se celebra el 15 de Mayo. Comienza con la procesión del santo desde el convento de San Francisco hasta la ermita de San Isidro en la laguna. La procesión está compuesta por carrozas con representaciones típicas extremeñas. Una vez termina la procesión se celebra delante de la ermita una misa en honor a San Isidro. Posteriormente se realiza la romería en la que además hay orquestas y juegos infantiles.
Festejos taurinos de agosto
  • Corpus Christi. Es la fiesta más importante del pueblo, dura tres días. Por la madrugada, grupos de personas recorren las calles cantando las coplas de la Aurora. En la madrugada del corpus, niños y mayores adornan las calles por las que pasará la procesión con ramas de hinojo, juncia, albahaca y con alfombras de serrín coloreado y sal. También se cubren las fachadas con ramas de álamos, chopos y más ramas verdes. Además los balcones y ventanas se engalanan con mantones y colchas. Cada cierto tramo aparecen altares hechos igualmente por vecinos.
  • Virgen del Carmen
  • Fiestas en honor a la Virgen del Rosario. Fiestas patronales que se celebra los dos primeros fines de semana del mes de agosto; se realizan actividades culturales, deportivas y festivas. En el segundo fin de semana se celebran festejos taurinos y verbenas populares. En los días en que se celebra, el pueblo se llena de ambiente y de gente.
  • Chaquetía. El Día de Todos los Santos es conocido en Puebla de Alcocer como "chaquetía". Es una de las fiestas más celebradas, en la que los vecinos pasan el día en el campo.

Fuentes y manantiales[editar]

Pese a encontrarse en una zona bastante seca y árida, dispone de numerosas fuentes y manantiales repartidos por todo el término municipal, con agua de gran calidad procedente de la sierra. Gracias a ellos se han evitado problemas de abastecimiento de agua de los vecinos en épocas de grandes sequías.

Antiguamente, cuando todavía no había agua corriente en las casas, las mujeres salían a por agua a las fuentes, cargadas con cántaros de barro que sostenían en caderas y cabeza, y manteniéndolos en equilibrio. También se hacía uso de bestias y carros que llevaban los cántaros. En homenaje a las mujeres que llevaban el agua, se les dedicó una fuente ornamental realizada en los años 90, llamada "El camino", en la que puede verse la escultura de una mujer hecha en bronce acarreando agua con dos cántaros, uno a la cabeza y otro bajo el brazo y sobre la cadera.

Uno de los manantiales más usados antiguamente para abastecer a las casas es el conocido como "El chorro", del que sale un agua de excelente calidad. Se sitúa junto al convento de San Francisco, y en tiempos sirvió también para regar la huerta del convento. En la actualidad, además de la fuente existente, ésta abastece de agua a otras fuentes de agua potable más recientes repartidas por el pueblo, como "La Posá" (curiosa por la gran tinaja de barro de donde sale el agua), "El refugio", ...

Otro de los manantiales destacados en el municipio es "El bonal", situado en la carretera hacia Cabeza del Buey. Debido a la gran cantidad de agua que producía, fue usado antiguamente como lavadero público. Allí era donde las mujeres iban cargadas con cestos llenos ropa para lavar. En la actualidad los grifos del lavadero han sido suprimidos, y parte del agua va a algunas fuentes de agua potable del pueblo, como la conocida como "fuente de las escuelas".

Otra fuente destacada es la llamada "Oñamira", situada en la zona del convento. Llama la atención por estar recubierta de azulejos de varios colores, y por estar cercada con una gran verja de hierro forjado. Es la fuente con grifos alrededor más antigua del pueblo, probablemente de 1903. Por fuera tiene un gran pilar, que se llena con el agua que mana de la fuente, que antiguamente fue utilizado como abrevadero para el ganado. En la actualidad se usa como fuente ornamental.

Por último, destacan también los "Pilares de la Aldeavieja", situados a las afueras del pueblo. Su origen es romano. Se cree que fue aquí donde se fundó el pueblo. Los pilares existentes, de los que mana un agua de excelente pureza y finura fueron y son utilizados como abrevaderos para el ganado.

Corporación municipal[editar]

Corporación constituida el 11 de Junio de 2011:

Grupo Político Partido Socialista Obrero Español (PSOE):

   D. Manuel Moreno Delgado - Alcalde-Presidente
   D. Vicente Rodríguez Marín
   Dª. Vicenta Pérez Sosa
   D. Pablo Ángel Ruiz Sánchez
   Dª. Mª. Josefa Herrera Alvarado
   D. Francisco Ramos García
   Dª. Mª del Pilar Fabero Casatejada


Grupo Político Partido Popular - Extremadura Unida (PP-EU):

   D. José Ignacio Rayo Trenado
   D. Jaime Del Pozo Yturralde

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]