Anexo:Premio Donostia del Festival de San Sebastián

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Premio Donostia»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Gregory Peck, primer Premio Donostia, en 1986.

El Premio Donostia es un premio cinematográfico de carácter honorífico que se entrega en el transcurso del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Fue creado en 1986, siendo Diego Galán el director del festival, con un propósito: atraer al certamen a grandes estrellas del cine y ampliar su repercusión en los medios de comunicación y el público. Se procura que el premiado presente alguna película propia en el transcurso de su visita.

Historia[editar]

Diego Galán soñaba con entregar el primer Premio Donostia a Jack Lemmon, pero la cantidad de compromisos adquiridos por el actor alteró los planes trazados. Gregory Peck pasó a ser entonces la primera opción. El protagonista de Matar un ruiseñor aceptó con cierta perplejidad. A pesar de ello, el actor se convirtió en un publicista del Festival.

En 1987 el homenajeado fue Glenn Ford, que se mostró muy afectado por la reciente muerte de su compañera en Gilda, Rita Hayworth.

En 1988 el equipo del festival recibió la negativa de Joseph Cotten, Loretta Young, Richard Widmark y Olivia de Havilland. Finalmente un miembro femenino del equipo directivo sugirió el nombre de Vittorio Gassman, alegando que mantenía una buena relación con el intérprete de Perfume de mujer (1974). Gassman aceptó el premio en una velada en la que el recuerdo de un tiroteo entre la policía y un miembro de ETA apenas unas horas antes planeaba sobre la platea. Gassman, en palabras de Diego Galán, "aparentaba no darse cuenta de ello y seguía conversando como si nada".

En 1989 Bette Davis recogió el Premio en su última y memorable aparición pública. Tras ser presentada por Fernando Rey, subía el telón y aparecía fumando en el escenario, una de sus poses clásicas en el cine. Horas antes había coincidido en San Sebastián con las actrices Claire Trevor y Libertad Lamarque. Permaneció en la ciudad al empeorar su estado de salud y dos semanas más tarde falleció en Neuilly-sur-Seine, París.

Idéntico destino se repitió en 1991: Anthony Perkins murió víctima del SIDA apenas un año después de su paso por San Sebastián.

En 1994 se sugirió el nombre de Lana Turner en broma. Un miembro de la junta directiva no lo apreció así y se puso en contacto con la actriz, quien por entonces padecía de cáncer. Para empeorar las cosas, Mickey Rooney haría acto de presencia en la ciudad con el deseo de encontrarse con una Lana Turner que lo detestaba. Finalmente la ceremonia se desarrolló con normalidad y William Hurt le dio el Premio.

En 1995 se decidió premiar a actrices más jóvenes. Susan Sarandon y Catherine Deneuve viajaron a la Concha. Pilar Miró, la encargada de entregarle a Susan Sarandon el premio, mantuvo múltiples conversaciones sobre la maternidad con la homenajeada. Catherine Deneuve, en cambio, manifestó su disgusto hacia el festival, negándose a bajar por una escalinata que conducía al escenario.

En 1999 la afortunada fue Vanessa Redgrave, quien quiso que el público cantase con ella Imagine. Fernando Fernán Gómez, alérgico a toda clase de ceremonias, acudió a recoger su trofeo. La tercera galardonada, Anjelica Huston, quien presentaba su debut en la realización (Bastardos de Carolina), se sentía abrumada por recibir el Donostia en tan distinguida compañía, manifestando su admiración hacia el festival: seis años más tarde ella presidiría el jurado.

En 2000 Michael Caine aprovechó su premio para promocionar la cinta Shiner, de John Irvin. Tras unas palabras de agradecimiento por el premio, recogió en persona la Concha de Plata al mejor actor obtenida en 1996 por su papel en Sangre y vino, de Bob Rafelson. Caine se explayó diciendo que el premio fue muy significativo para él, dado que en esos momentos su vida no atravesaba un buen momento y el galardón le animó a empezar de nuevo. Tres años después Caine obtuvo su segundo Oscar por The Cider House Rules (Lasse Hallström, 1999).

En 2001 fallecía Jack Lemmon: Diego Galán, frustrado, escribió el libro Jack Lemmon nunca cenó aquí en homenaje al actor-fetiche de Billy Wilder.

Ese año el festival sufrió una debacle. Unas semanas antes de su inauguración se producían los atentados del 11-S. Julie Andrews y Warren Beatty declinaron la invitación, posponiendo su paso por Donostia para otra ocasión. Para colmo el tercer galardonado, Francisco Rabal, había fallecido en Burdeos de forma inesperada.

En 2003 Sean Penn y Robert Duvall fueron los escogidos. Tal elección no resultó del todo afortunada habida cuenta de que ambas estrellas tenían ciertos roces en lo que concernía a la política exterior de Estados Unidos.

El año siguiente Woody Allen presentaba Melinda y Melinda como señal de agradecimiento hacia los organizadores por el galardón. El segundo premio Donostia fue discutido: para muchos Annette Bening era demasiado joven para obtenerlo. La polémica se deshizo tras la proyección de Conociendo a Julia, en la que la actriz mostró todo su repertorio. Jeff Bridges fue el tercer galardonado.

En 2005 el Premio Donostía caía en manos de un antiguo amigo del festival, Willem Dafoe. Junto a él, uno de los actores fetiches de John Cassavetes, Ben Gazzara.

En 2006 el festival premió a Max von Sydow, actor fetiche del director sueco Ingmar Bergman, y a Matt Dillon, el actor que ese mismo año conseguía una candidatura a los Premios Óscar por su papel en la película Crash.

En 2007 el premio fue a parar a Richard Gere, una de las más destacadas estrellas del cine norteamericano, y a Liv Ullmann, veterana actriz que protagonizó nueve de las películas de Ingmar Bergman.

En 2008 el premio se lo llevaron el español Antonio Banderas, actor de fama internacional, y Meryl Streep, la actriz más nominada a los Oscar y una de las que más Globos de Oro ha conseguido.

En 2009, se otorgó el premio en solitario al veterano actor británico Ian McKellen, quién en 1998 ya había ganado la Concha de Plata al mejor actor por Dioses y monstruos, papel por el que fue nominado al Oscar por primera vez.

En 2010 la premiada fue Julia Roberts, una de las actrices más populares y mejor pagadas en Hollywood en las últimas décadas, y ganadora de un Oscar por Erin Brockovich. La actriz promocionó la película Come, reza, ama en el festival.

En 2011 la veterana actriz Glenn Close, la eterna "femme fatale" de películas como Atracción fatal o Las amistades peligrosas recibió el premio por su carrera en cine, televisión y teatro. La actriz promocionó la película Albert Nobbs, por la que sería nominada al Oscar.

En 2012 se entregarón varios premios coincidiendo con el 60 aniversario del festival. El director Oliver Stone y el veterano actor Dustin Hoffman recibirieron un Premio Donostia Especial 60 Aniversario. El actor escocés Ewan McGregor, que se convirtió en el galardonado más joven de la historia, y los veteranos Tommy Lee Jones y John Travolta también fueron premiados.

En 2013 la actriz Carmen Maura recibirá el Premio Donostia en reconocimiento a su extensa trayectoria cinematográfica, siendo el primero a una actriz española y el cuarto para un español tras los de Fernando Fernán Gómez (1999), Francisco Rabal (2001) y Antonio Banderas. (2008)[1] El actor australiano Hugh Jackman también recibirá el premio.[2]

Listado de Premios Donostia[editar]

Referencias[editar]