Frente Nacionalista Patria y Libertad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Patria y Libertad»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Patria y Libertad
Cadeneta FNPL.jpg
Presidente Pablo Rodríguez Grez
(jefe nacional)
Secretario/a general Roberto Thieme Schiersand (secretario general territorial)
Fundación 1 de abril de 1971
Disolución 13 de septiembre de 1973
Ideología política Nacionalismo
Anticomunismo
Corporativismo
Neofascismo
Posición en el espectro Extrema derecha[1]
Publicación Manifiesto Nacionalista de Patria y Libertad

El Frente Nacionalista Patria y Libertad fue un movimiento paramilitar chileno de extrema derecha de ideología nacionalista que pretendía cambios revolucionarios en la sociedad.[2] Se formó en 1971 como reacción paramilitar a las políticas socialistas del gobierno de Salvador Allende, para lo cual realizó actividades políticas de activismo y proselitismo social, principalmente entre la juventud, y posteriormente, ya en la clandestinidad, luego del intento de Golpe de Estado del 29 de junio de 1973, conocido como el Tanquetazo, optando por la vía armada, el terrorismo y el sabotaje, para derrocar al gobierno de la Unidad Popular.

Su origen se remonta a 1970, cuando Pablo Rodríguez Grez formó el Comité Cívico Patria y Libertad para impedir la elección de Allende en el Congreso, el cual dio origen al movimiento que se opondría al gobierno de Salvador Allende hasta su disolución en 1973 tras el golpe de Estado.

Historia[editar]

La agrupación fue fundada el 1 de abril de 1971 con un acto en el Estadio Nataniel y un discurso de su líder, el abogado Pablo Rodríguez Grez. Fue parte activa de la oposición al gobierno de la Unidad Popular de Allende, realizando diversas acciones de proselitismo, sabotaje y atentados terroristas, además de participar en las protestas y cacerolazos contra el gobierno. Adhirió al golpe de estado, denominando al gobierno de Salvador Allende como dictadura del proletariado, añadiendo que la Unidad Popular "corrompía la sociedad chilena". Para sus acciones recibió financiamiento de la CIA.[2]

En 1972 el grupo realizó una operación de internación de armas desde Argentina, a cargo de Roberto Thieme, el cual logró ingresar alrededor de 100 fusiles de asalto, destinados a ser utilizados en acciones de sabotaje.[3]

En marzo de 1973, un grupo de Patria y Libertad del cual formaba parte Michael Townley, llevó a cabo una operación destinada a desactivar un aparato que el gobierno había instalado para interferir las transmisiones del Canal 5 de Concepción, dependiente de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Los hechos culminaron con la muerte del obrero José Tomás Henríquez. La responsabilidad moral se le adjudicó al sacerdote Raúl Hasbún, director ejecutivo de la estación televisiva.

Asesinato del edecán naval del presidente Allende[editar]

Arturo Araya Peeters (der.) junto al derrocado presidente Salvador Allende (sentado).

En julio de 1973, militantes de Patria y Libertad y del Comando Rolando Matus del Partido Nacional asesinan al edecán naval del presidente Salvador Allende, comandante Arturo Araya Peters. Este sufrió un disparo de un francotirador frente a su domicilio.

Hasta ahora no hay concordancia entre los relatos de los testigos y las pruebas forenses que determinan que el disparo mortal fue desde arriba, estando los miembros del comando en posición baja respecto al comandante.[4]

La trayectoria intracorporal seguida por el proyectil, estando el cuerpo en posición normal, es de adelante hacia atrás, de izquierda a derecha y ligeramente de arriba hacia abajo. El disparo corresponde a los llamados de larga distancia en medicina legal y es de tipo homicida.

Informe de Autopsia del Edecan Araya Peeters.[4]

En los muros de la casa de Fidel Oteíza 1953, en la comuna de Providencia, donde vivía el capitán de navío Arturo Araya Peeters, quedaron marcados, pasada la 01.30 horas de ese día 27 de julio de 1973, cinco impactos de proyectiles. Con la bala que mató al edecán sumaron seis los disparos hechos en dirección al balcón del segundo piso de su casa, que miraba directo al norte, hacia avenida Providencia.

Un total de 32 miembros del Comando Rolando Matus de Patria y Libertad, fueron detenidos y procesados por la Fiscalía Naval, luego de amonestaciones simples, quedando todos en libertad. Sólo uno de ellos, Guillermo Claverie, luego de haber estado un tiempo prófugo, resultó condenado a tres años y un día de prisión como autor material del crimen, pena que tampoco cumplió ya que, al final, todos los conspiradores fueron indultados en 1981 por Augusto Pinochet Ugarte. Guillermo Claverie no sólo no cumplió cárcel sino que fue indultado por José Toribio Merino.

Entre ellos, destacaban: el presunto autor de los disparos (Guillermo Claverie), una dirigente de la Juventud del Partido Nacional y del Comando Rolando Matus -Uca Eileen Lozano-, el hijo "Patria y Libertad" del conocido empresario panadero Castaño, Odilio Castaño Jiménez; el militante de Patria y Libertad, Luis "Fifo" Palma Ramírez, que dos años después tendría una destacada participación en el SIFA y en las desapariciones del Comando Conjunto, un sobrino CRM del psiquiatra de la DINA, Laihlacar, de apellidos Potin Laihlacar, el dirigente de la DR, Guillermo Schilling, y un militante del CRM, Miguel Sepúlveda Campos, hijo de un conocido almirante retirado.

De acuerdo a peritajes forenses y balísticos efectuados en el 2005,[4] ninguna de las armas encontradas disparó el proyectil calibre 22 Long Rifle[nota 1] [5] que mató al edecán, ni disparó las cuatro vainillas (tres marca Orbea y una marca Remington) calibre 22 Long Rifle encontradas en la calle frente a la casa del edecán. Otras siete vainillas halladas en Providencia con Lyon fueron percutidas por la misma arma que disparó frente a la casa del edecán las tres vainillas Orbea. Sin embargo, el arma que usó Claverie, de la cual presumiblemente provinieron los disparos que arrojaron las 11 vainillas Orbea referidas, desapareció. Por ello, nunca se pudo establecer científicamente que fue ese rifle automático el que las disparó.

A su padre lo mató un tirador escogido que le disparó desde el frente, de esa casona que todavía existe y que era un colegio de monjas.

Conclusión de la Policía de Investigaciones de Chile según los hijos del comandante Araya Peters anulada luego del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.[4]

El asesinato del edecán Araya está siendo nuevamente investigado por la jueza del 17.º Juzgado del Crimen de Santiago, Patricia González. La magistrada dictó en marzo de 2005 una orden de investigar a la Brigada de Asuntos Especiales y Derechos Humanos de la policía civil. A ello se suma otra querella que los hijos del edecán interpusieron el viernes 8 de octubre de 2012 en contra de Jorge Ehlers y otros civiles que formaron parte del complot. También existen presunciones que, por la índole del disparo homicida, pudiera haber intervenido un tirador escogido, presuntamente perteneciente a la Armada.

Sabotajes y actos terroristas[editar]

Gracias al apoyo logístico de la Armada de Chile, facilitado por el Almirante Merino, la misma noche de la muerte de Araya, se lleva a cabo la operación denominada: La noche de las mangueras largas, que consistía en la interrupción del abastecimiento de combustible de los servicentros más importantes de la capital. Luego vendrían actos de sabotaje a los oleoductos de Con-Con y Concepción, utilizando explosivos entregados por la Armada.[6]

El grupo también realizó atentados explosivos contra torres de alta tensión, con la finalidad de interrumpir el suministro eléctrico. En una oportunidad lograron dejar al país sin electricidad, desde La Serena a Puerto Montt.[7]

Golpe Militar de 1973[editar]

Tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973, el movimiento se disolvió. Algunos de sus miembros, individualmente, han admitido haber participado, con posterioridad a la disolución oficial del movimiento, el 13 de septiembre de 1973, en las violaciones a los derechos humanos que se cometieron entre 1973 y 1990, durante el Régimen Militar de Augusto Pinochet.[8]

Doctrina y pensamiento político[editar]

Según el Manifiesto Nacionalista escrito por Pablo Rodríguez en 1971, el Frente Nacionalista Patria y Libertad se definía como un movimiento que promovía una revolución nacionalista, corporativista y anticomunista, anticapitalista y antiimperialista. En el Manifiesto, Pablo Rodríguez afirmaba:

"La doctrina nacionalista que orienta nuestra acción política puede sintetizarse en seis puntos fundamentales:

a) Un Estado integrador, que busque la construcción de una sociedad unida por los valores nacionales, que promueva la cohesion nacional por sobre las ideologías, intereses particulares o económicos;
b) Un Gobierno autoritario, que restituya el principio del orden y la autoridad;
c) Un Pueblo con responsabilidad colectiva y disciplina social;
d) Un Programa juvenil, atrayéndolos a un proyecto nacionalista de construcción de un nuevo Estado;
e) Una Empresa integrada, reemplazando la empresa capitalista por una empresa para los trabajadores, estamos por la participación de los trabajadores en los beneficios de la empresa, lo que implica un cambio en la política económica de Chile instituyendo un sistema de economía social de mercado que estimule el espíritu creador de los chilenos, la iniciativa privada y la competencia sin monopolios que la distorsionen, velando siempre por la efectiva vigencia del bien común por parte del Estado;
f) Una Democracia funcional, erradicando a los partidos tradicionales por nuevas formas de representación popular, a través de los gremios laborales (sindicatos), profesionales, técnicos, estudiantiles, y otras organizaciones a la conducción de Chile garantizando a los chilenos su participación activa dentro del Estado".
Pablo Rodríguez, 1971[cita requerida]

El movimiento esperaba y apoyaba la intervención de la Fuerzas Armadas, considerándolas como los guardianes de la chilenidad y del orden nacional y como el instrumento para la realización de una Revolución Nacional, razón por la cual durante el gobierno de Allende se establecieron muchos contactos con los militares para la realización de lo que después sería el Golpe de 1973. Justamente, los nacionalistas esperaban que este gobierno fuera un Gobierno Militar nacionalista, sobre todo tras escuchar el primer bando de la Junta Militar de Gobierno (antes de que el gobierno adoptara el neoliberalismo en el ámbito económico), razón por la cual creyeron pertinente la disolución del movimiento después del 11 de septiembre.

En la actualidad[editar]

Entre los años 2003 y 2005 ha hecho noticia por detenciones de ex militantes acusados de violaciones a los derechos humanos y el 2006 por las declaraciones del ex dirigente Roberto Thieme quien confiesa haber recibido presiones para atentar contra la vida del Senador Carlos Altamirano durante el año 1973.[9]

Estos últimos años se propusieron la rearticulación, propósito que no ha tomado fuerzas importantes. Una de las últimas manifestaciones donde se les vio fue en 2006, frente al Palacio de La Moneda durante los funerales de Augusto Pinochet, donde hicieron acto de presencia para rendirle un último homenaje.

Principales dirigentes[editar]

Otros integrantes[editar]

Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Este calibre es el usado por los asesinos CIA específicamente para su fusil Remington XP100 Fireball

Referencias[editar]

  1. Luis Muñoz (2005). «Being Luis: A Chilean Life». Impress Books Limited. Consultado el 29 de marzo de 2014.
  2. a b "Covert Action in Chile 1963-1973" Staff Report of the Select Committee To Study Governmental Operations With Respect to Intelligence Activities, United States Senate, 18 de diciembre de 1975. U.S. Government Printing Office publ. 63-372.
  3. [1] La Nación - ¡Al sabotaje, muchachos!.
  4. a b c d ¿Quién mató al comandante Araya?
  5. El Fireball habría sido usado en la Plaza Dealey
  6. La Nación - ¡Al sabotaje, muchachos!
  7. La Nación - ¡Al sabotaje, muchachos!
  8. La Nación - Informe Valech: Ex dirigentes de Patria y Libertad hacen mea culpa.
  9. Confesiones de un ex Patria y Libertad. 24 Horas. TVN
  10. La Nación - Carlos Larraín botó a la basura los "Archivos del Cardenal"

Bibliografía[editar]

  • Frazier, Howard, ed. Uncloaking the CIA. New York: The Free Press, 1978. 288 pgs. ISBN 0-02-910590-0
  • Freed, Donald. Death in Washington: The Murder of Orlando Letelier. Westport CT: Lawrence Hill, 1980. 254 pgs. ISBN 0-88208-124-1
  • Uribe, Armando. The Black Book of American Intervention in Chile. Boston: Beacon Press, 1975. 163 pages. Translated from Spanish by Jonathan Casart. ISBN 0-8070-0247-X