Arturo Araya Peeters

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Arturo Araya Peeters
Araya-Allende.jpg
El edecán Arturo Araya Peeters (derecha) con el presidente Salvador Allende (1971).
Fallecimiento 27 de julio de 1973
Providencia, Chile
Causa de muerte Asesinato por arma de fuego por miembros del grupo terrorista de extrema derecha "Patria y Libertad.[nota 1]
Nacionalidad Flag of Chile.svg Chile
Ciudadanía Flag of Chile.svg Chile
Alma máter Escuela naval
Ocupación Edecán Naval del Presidente Salvador Allende
Creencias religiosas Católico
[editar datos en Wikidata ]

El Capitán de Navío Arturo Araya Peeters (m. 27 de julio de 1973) fue un marino chileno, edecán del presidente de Chile Salvador Allende. Asesinado a balazos el 27 de julio de 1973 por miembros del grupo de extrema derecha "Patria y Libertad".

Asesinato[editar]

Asesinato de Arturo Araya
Lugar Bandera de Chile Calles Fidel Oteiza con Pedro de Valdivia
Coordenadas 33°25′33.21″S 70°36′45.15″O / -33.4258917, -70.6125417
Blanco(s) Arturo Araya, edecán naval de Salvador Allende
Fecha 27 de julio de 1973
01.30 horas (UTC-3)
Tipo de ataque Emboscada
Muertos 1
Perpetrador(es) René Guillermo Claverie Bartet
Mario Eduardo Rojas Zegers
Guillermo Francisco Necochea Aspillaga
Miguel Víctor Sepúlveda Campos [nota 2]
Uca Eileen Lozano Jeffs [nota 3]
Guillermo Adolfo Schilling Rojas[nota 4]
José Eduardo Iturriaga Aránguiz
Luis Guillermo Perry González
Luis César "Fifo" Palma Jiménez [nota 5]
Ricardo Vélez Gómez

Rafael Mardones Saint Jean [nota 6]
Adolfo Palma Ramírez [nota 7]
Enrique Quiroz Ruiz
Wilfredo Humberto Perry González
Odilio Castaño Jiménez [nota 8]

Carlos Fernando Farías Corrales
Juan Zacconi Quiroz
Andrés Pablo Potin Laihlacar
Sospechoso(s) Hay una nueva vertiente que compromete a la CIA , en especial a David Sánchez Morales[1] [2]
Motivo Político
[editar datos en Wikidata ]

Hechos[editar]

En julio de 1973 militantes de Patria y Libertad asesinan al Edecán Naval del Presidente Salvador Allende, comandante Arturo Araya Peeters. Este sufrió un disparo de un francotirador frente a su domicilio.

Hasta ahora no hay concordancia entre los relatos de los testigos y las pruebas forenses que determinan que el disparo mortal fue desde arriba, estando los miembros de Patria y Libertad en posición baja respecto al comandante.[3]

“la trayectoria intracorporal seguida por el proyectil, estando el cuerpo en posición normal, es de adelante hacia atrás, de izquierda a derecha y ligeramente de arriba hacia abajo. El disparo corresponde a los llamados de larga distancia en medicina legal y es de tipo homicida”.

Informe de Autopsia del Edecan Araya Peeters.[3]

En los muros de la casa de Fidel Oteíza 1953, en la comuna de Providencia, donde vivía el capitán de navío Arturo Araya Peeters, quedaron marcados, pasada la 01.30 horas de ese día 27 de julio de 1973, cinco impactos de proyectiles. Con la bala que mató al edecán sumaron seis los disparos hechos en dirección al balcón del segundo piso de su casa, que miraba directo al norte, hacia avenida Providencia.

Cobertura posterior[editar]

Al entonces teniente del SIN, Daniel Guimpert Corvalán, junto con el capitán del Servicio de Inteligencia de Carabineros (SICAR) Germán Esquivel Caballero –quien más tarde participaría en múltiples ‘desapariciones’ cometidas por el Comando Conjunto y el SICAR–, le cupo realizar uno de los aspectos más sucios y cobardes del complot desestabilizador.[4] Al otro día del asesinato del Edecán Naval del Presidente Allende –un sábado–, Esquivel y Guimpert recorrieron diversas comisarías buscando un "chivo expiatorio" a quién cargarle el crimen.[4] El elegido fue un preso por ebriedad, que trabajaba en una empresa CORFO (SEAM) y portaba un carnet de militante del Partido Radical, integrante de la Unidad Popular. Como eso no era muy convincente, ni bastaba para completar sus planes, fabricaron un carnet del Partido Socialista e interrogaron privadamente al funcionario, que –sometido a salvajes torturas– se auto inculpó de haber participado en el asesinato, "junto con un comando del PS-Elenos" y algunos cubanos. El mecánico de SEAM CORFO terminó encargado reo y procesado por la Justicia Naval, bajo la dirección del Fiscal Aldo Montagna.[4] El nombre del mecánico eléctrico de SEAM CORFO torturado por Guimpert y Esquivel era José Luis Riquelme Bascuñán y fue interrogado y encargado reo por el ministro de la Corte de Apelaciones Abraham Meersohn y por el Fiscal Militar Joaquín Erlbaum. El desgraciado mecánico fue tan bien torturado que se echaba la culpa de haber participado en el crimen con un grupo de GAP y cubanos dirigidos por Bruno (Domingo Blanco) uno de los jefes de esa guardia de Salvador Allende.[4]

Al día siguiente, los medios opositores y diversos políticos -entre los que destacaron los senadores derechistas Víctor García Garzena y Fernando Ochagavía, junto al diputado demócratacristiano Claudio Orrego Vicuña y al director del diario demócratacristiano La Prensa, Jorge Navarrete- iniciaron una campaña de injurias y acusaciones contra el gobierno de la UP y la representación cubana en Chile.[5]

Se desarma la cobertura[editar]

El problema para los conspiradores fue que, a los pocos días, la Policía de Investigaciones detuvo a casi todos los miembros de la banda conformada por elementos del Comando Rolando Matus (CRM), Partido Nacional (PN), Democracia Radical (DR) y Patria y Libertad, que habían participado directamente en el asesinato del edecán.[5]

Procesados miembros de Patria y Libertad[editar]

Un total de 32 miembros de Patria y Libertad, cuyo fundador era Pablo Rodríguez Grez, fueron detenidos y procesados por la Fiscalía Naval, pero todos quedaron libres. Sólo uno de ellos, Guillermo Claverie, luego de haber estado un tiempo prófugo, resultó condenado a tres años y un día de prisión como autor material del crimen, pena que tampoco cumplió ya que, al final, todos los conspiradores fueron indultados en 1981 por Augusto Pinochet Ugarte, “por servicios prestados a la Patria". Guillermo Claverie no sólo no cumplió cárcel sino que fue indultado por José Toribio Merino.

Entre ellos, destacaban: el presunto autor de los disparos (Guillermo Claverie), una dirigente de la Juventud del Partido Nacional y del Comando Rolando Matus -Uca Eileen Lozano-, el hijo "Patria y Libertad" del conocido empresario panadero Castaño, Odilio Castaño Jiménez; el militante de Patria y Libertad, Luis "Fifo" Palma Ramírez, que dos años después tendría una destacada participación en el SIFA y en las desapariciones del Comando Conjunto, un sobrino CRM del psiquiatra de la DINA, Laihlacar, de apellidos Potin Laihlacar, el dirigente de la DR, Guillermo Schilling, y un militante del CRM, Miguel Sepúlveda Campos, hijo de un conocido almirante retirado.

Peritajes balísticos no calzan[editar]

De acuerdo a peritajes forenses y balísticos efectuados en el 2005,[3] ninguna de las armas encontradas disparó el proyectil calibre 22 Long Rifle[6] [7] que mató al edecán, ni disparó las cuatro vainillas (tres marca Orbea y una marca Remington) calibre 22 Long Rifle encontradas en la calle frente a la casa del edecán. Otras siete vainas halladas en Providencia con Lyon fueron percutidas por la misma arma que disparó frente a la casa del edecán las tres vainillas Orbea. Pero el arma que usó Claverie, de la cual presumiblemente provinieron los disparos que arrojaron las 11 vainas Orbea referidas, desapareció. Por ello, nunca se pudo establecer científicamente que fue ese rifle automático el que las disparó.

“A su padre lo mató un tirador escogido que le disparó desde el frente, de esa casona que todavía existe y que era un colegio de monjas”

Conclusión de la Policía de Investigaciones de Chile según los hijos del Comandante Araya Peeters anulada por el Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.[3]

Las pericias balísticas establecieron que las vainillas encontradas en la calle, correspondientes a los disparos hechos por Claverie, no pertenecían al proyectil que perforó el cuerpo del edecán. Eso significaría que al comandante lo asesinaron con un arma distinta, y le dispararon desde otro lugar -presumiblemente desde el frente de su casa-, ligeramente desde arriba hacia abajo. A pesar de todas estas evidencias, la investigación naval concluyó que el edecán de Allende murió por uno de los disparos de Claverie. Pero este insiste en explicitar muchas preguntas, todas ellas sin respuestas oficiales.[5]

Se abre una nueva investigación en democracia[editar]

El asesinato del edecán Araya está siendo nuevamente investigado por la jueza del 17º Juzgado del Crimen de Santiago, Patricia González. La magistrada dictó en marzo de 2005 una orden de investigar a la Brigada de Asuntos Especiales y Derechos Humanos de la policía civil. A ello se suma otra querella que los hijos del edecán interpusieron el viernes en contra de Jorge Ehlers y otros civiles que formaron parte del complot.

Supuestamente el ex cadete naval Jorge Ehlers Trostel contactó a un francotirador para que asesinara al comandante Araya Peeters, aprovechando el caos que el mismo Ehlers ordenó crear al grupo de ultraderecha esa noche en las cercanías de la casa del edecán. Ehlers abandonó a Alemania días después de que los hijos del edecán interpusieron la querella en septiembre de 2003, refugiándose en ese país hasta hoy.[5] Interrogado en el año 2006 sobre su participación en el crimen del edecán del Presidente Allende, capitán de navío Arturo Araya Peeters, el oficial de la Armada (R) Jorge Ehlers Trostel declaró en el nuevo proceso que se instruye en el 17° Juzgado del Crimen de Santiago, que a Araya se le disparó “en defensa propia” y calificó el hecho como “absolutamente casual”.[8]

Ehlers fue sindicado múltiples veces en este proceso por los participantes del grupo de ultraderecha que esa madrugada protagonizó la asonada como quien los convocó y proveyó parte de las armas, además de oficiar de “nexo” entre ellos y la oficialidad de la Armada.

“En el crimen de nuestro padre, Jorge Ehlers fue el nexo entre la cúpula de la Armada que pretendía el golpe militar, y el grupo de ultraderecha que esa noche actuó para hacer salir a nuestro padre al balcón y exponerlo a los disparos”.....Ehlers “apenas” fue interrogado una vez por el fiscal naval, no fue procesado ni menos condenado con las bajas penas que afectaron a quienes la investigación naval sindicó como los responsables del “maltrato de obra a un oficial naval”.

Arturo Araya Corominas, abogado querellante e hijo mayor del ex asesor presidencial en entrevista a La Nación.[8]

Además se retomó la declaración de dos prostitutas que figura en el expediente de la justicia naval, quienes afirmaban que, paradas esa noche en la esquina de Pedro de Valdivia con Providencia y segundos después de escuchar disparos, vieron salir de un lugar a dos hombres corriendo, uno de ellos con un fusil en la mano, y que se subieron a una camioneta que tenía un disco que les pareció de vehículo fiscal.[5]

Otras hipótesis[editar]

Una hipótesis que ha cobrado fuerza ha sido la participación de la CIA y de la ONI en en el crímen. El asesino era David Sánchez Morales, hombre de la CIA, quien se trasladó a Chile en 1970 y fue miembro del equipo que utilizó 10 millones de dólares con el fin de debilitar las fuerzas de izquierda en el país. Morales dijo a amigos que él personalmente había eliminado varias figuras políticas. Dentro de las personas asesinadas por Sánchez estuvo el edecán naval del presidente Allende, el capitán de navío Arturo Araya Peeters, el que representaba el único escollo para que el principal asset ONI, José Toribio Merino, pudiera aceder al mando de la Armada de Chile y dar el Golpe de 1973. También estuvo involucrado en ayudar a Augusto Pinochet a derrocar a Salvador Allende en septiembre de 1973.[9]

La delicada trama y las sucesivas capas de cobertura , además del nivel de las personas implicadas en la cobertura, y las estructuras de poder implicadas en ella, hablan de una operación de inteligencia , destinada a asesinarlo. La participación en la cobertura de miembros del Servicio de Inteligencia Naval chileno , como Daniel Guimpert Corvalán, junto con el capitán del Servicio de Inteligencia de Carabineros (SICAR), los que posteriormente ocuparon puestos en los servicios de la Dictadura de Pinochet que sucedió al Gobierno de Allende, es prueba de ello. El abogado de la causa Arturo Araya Corominas, hijo de Arturo Araya Peeters asegura que la teoría del complot entre la Armada y la ultraderecha civil para asesinar al comandante cobra “cada vez más fuerza” en la nueva indagatoria, donde se siguen acumulando evidencias en ese sentido.[8]

Falta establecer la participación de la inteligencia estadounidense en el complot. Este asesinato fue uno de los últimos , de la larga lista de militares y marinos asesinados en el intento desestabilizador estadounidense iniciado con el Asesinato del General René Schneider en 1970 para impedir que Allende asumiera.

33 años después la Armada lo recuerda por primera vez[editar]

El 27 de julio de 2006 por primera vez, la Armada recordó con una misa al ex edecán naval, capitán de navío Arturo Araya Peeters, tras treinta y tres años de su asesinato producto de un complot para debilitar el Gobierno de Salvador Allende y acelerar el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973. La ceremonia religiosa se efectuó en la Escuela Naval de Valparaíso, y contó con las asistencia de su madre Fanny Corominas y sus hijos. El comandante en jefe de la institución, almirante Rodolfo Codina, no asistió. Los actos recordatorios se originaron en un encuentro que el almirante Codina sostuvo con los hijos del capitán Araya, Arturo y Enrique, constituyendo el primer contacto desde su muerte la madrugada del 27 de julio de 1973. [10]

Véase también[editar]

Referencias y notas de pie[editar]

Notas aclaratorias
  1. Hay un segundo tirador que fue descrito en la investigación de la Policía de Investigaciones de Chile, pero que fue dejada inconclusa por el Golpe Militar del 11 de Septiembre de 1973. Miembros de la Operación 40 se jactaban de su asesinato.
  2. hijo de un Almirante (r)
  3. CRM-JN
  4. Primo del ‘Mamo’ Schilling, dirigente del Partido Socialista de Chile
  5. posteriormente, fue miembro del Comando Conjunto
  6. Primo hermano de José Luis Mardones Santander, Presidente del Banco Estado
  7. Hermano del ‘Fifo’ Palma
  8. Actual co-dueño de la cadena de panaderías Castaño
Notas al pie
  1. «David Sanchez Morales» (en inglés). Educational Spartacus. Archivado desde el original el 3 de febrero de 2001. Consultado el 23 de febrero de 2013.
  2. Hancock, Larry (2010). Someone Would Have Talked (en inglés). JFK Lancer Production. p. 506. ISBN 097746573X. «En este libro aparece una entrevista al mejor amigo de Sanchez Morales , Reuben Carbajal, el que relata una conversación en la que Sanchez asegura haber tiroteado con mira telescopica un alto oficial militar ( naval) chileno» 
  3. a b c d ¿Quién mató al comandante Araya?
  4. a b c d El asesinato del comandante Arturo Araya Peeters Arturo Alejandro Muñoz Especial para G80 – 27 de junio de 2012
  5. a b c d e Hace 39 años el asesinato del Edecán Araya
  6. Este calibre es el usado por los asesinos CIA especificamente para su fusil Remington XP100 Fireball
  7. El Fireball habría sido usado en la Plaza Dealey
  8. a b c Oficial (R) naval dice que crimen del edecán fue “en defensa propia” 7 de Febrero 2006 La Nación
  9. Sitio de David Morales en spartacus.schoolnet.co.uk
  10. Por primera vez la Armada recuerda hoy al ex edecán naval de Allende 27 de julio 2006 La Nación
Bibliografía

Enlaces externos[editar]