Minibús

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Minibús basado en chasis Mercedes-Benz del Transporte Metropolitano de Valparaíso (TMV), Viña del Mar, Chile

El minibús (también conocido como microbús), es un vehículo de transporte público más pequeño que un autobús urbano, entre un microbús y midibús (es decir, mide menos de 8 metros de largo) y están diseñados para transportar hasta 30 pasajeros.

Características[editar]

Un Tecnobus Écolobus eléctrico tomando pasajeros en la ciudad de Quebec.

El tamaño más reducido facilita la circulación en calles estrechas y en sectores de tránsito pesado. Recibe diferentes denominaciones, como microbús (España, Honduras, Nicaragua y Costa Rica); liebre o micro (Chile); micro o custer (por el nombre "Coaster" de uno de estos vehículos fabricado por Toyota (El Salvador y Perú); buseta (Ecuador); voladora (República Dominicana); camionetica, autobusete o ruta (Venezuela); combi (Argentina); colectivo o buseta (Colombia) y pesero, micro o calafia (México).

Dependiendo de la región, muchos de los modelos de minibús son derivados de furgonetas adaptadas en diferentes grados al servicio de viajeros, y en otros casos se desarrollaron minibuses con características de autobús con doce a treinta asientos, espacio para cochecitos, maletas, sillas de ruedas y de piso bajo como los diferentes modelos de propulsión eléctrica de la firma italiana Tecnobus.

Vehículos dispuestos para usarse como minibuses son las furgonetas grandes en las que regularmente caben 22 personas sentadas y unas 10 paradas, aunque en la práctica son muchas más (sobre todo en horas pico).

Minibuses por países[editar]

Minibús Pegaso 5720 de la EMT de Madrid
Servicio gratuito en Tsim Sha Tsui, China
Minibús en Kigali, Ruanda

Microbuses en Madrid[editar]

En Madrid hubo durante mucho tiempo una red de microbúses, diferenciada claramente de la red regular, tanto a nivel de servicio (pocas paradas) como de tarifas. Al principio el servicio fue prestado por una empresa privada, hasta que se hizo cargo la EMT. En la actualidad, vuelve a existir una red de minibuses que circulan por las calles del centro de la ciudad. Esta nueva red se la denomina "M" precedida por el número de línea "M1" o "M2" que son las líneas existentes. La particularidad de esta nueva red es que se prestan con minibuses de tamaño muy reducido, 5 metros solamente. (7 personas sentadas y 22 de pie), y son vehículos totalmente eléctricos, sin emisiones contaminantes ni acústicas. También hay otras líneas periféricas que se prestan con microbuses de 8 metros de longitud y propulsados a Gas Natural Comprimido. Estos otros autobuses tienen denominaciones de línea regular. En ambos casos la tarifa es la misma que en toda la red de la EMT.

Historia[editar]

En 1966 el Ayuntamiento de Madrid otorgó a la empresa Trainco la concesión para la explotación por 10 años de una nueva red de microbuses, explotados con vehículos Barreiros 2900 Saeta 35 pintados de color rojo y gris. Posteriormente, en 1975 el servicio de microbuses pasó a depender de la EMT de Madrid, que continuó durante un tiempo utilizando los microbuses Barreiros, aunque al cabo de poco tiempo adquirió, para renovar los vehículos, un total de 136 microbuses Pegaso-Sava 5720 carrozados por Unicar con el modelo U75, con un frontal diferente al utilizado normalmente en los autobuses urbanos, siendo semejante al empleado por Unicar para los vehículos interurbanos.

Estos nuevos microbuses permitieron dar un fuerte empuje al servicio de transporte público en superficie de la capital del España, puesto que permitieron unir el centro de la capital con otras zonas de Madrid, ya que se trataba de vehículos ágiles y relativamente rápidos (en comparación con los autobuses estándar), compitiendo con el vehículo privado e incluso con el servicio de taxis, ya que se ofrecían prestaciones (aire acondicionado, sólo plazas sentadas e incluso la posibilidad de fumar a bordo) que la red normal de autobuses no podía ofrecer, y que la mayoría de taxis aún no poseían. La red de microbuses estaba diferenciada de la red ordinaria, con una numeración de líneas independiente del resto de la red, pues las líneas iban numeradas de la M-1 a la M-12 ("M" de "Microbús"), así como un sistema de tarifas independiente.

Con la creación en 1985 del Consorcio Regional de Transportes de Madrid se impuso la normalización de las diferentes redes de autobuses de la EMT, y la red de microbuses se integró (a nivel de explotación y tarifas) a la red regular de autobuses de la EMT, comenzando a desaparecer la red de microbuses como tal y pasando a ser líneas normales. Paralelamente, en 1987 comenzó la sustitución del material móvil, pues los pequeños y entrañables Pegaso-SAVA 5720 comenzaron a ser sustituidos por los nuevos midibuses Pegaso 5317 con carrocería Unicar U-90, de mayor capacidad y mejores prestaciones, desapareciendo completamente del servicio en 1988, si bien unos pocos quedaron para uso interno de la EMT. Muchos otros fueron vendidos como vehículos de prácticas a autoescuels, y uno de ellos, el que fuera el nº 3195 en la EMT, tras permanecer muchos años en una auto-escuela de Orense (Auto-Escuelas Rayva) regresó a Madrid el 6 de marzo de 2009, como parte del programa de recuperación y preservación de autobuses históricos de la EMT. Esta recuperación fue posible gracias a la intervención de la EMT de Madrid, tras la petición cursada por la Asociación de Amigos de la EMT y el Autobús.

Los 136 vehículos del modelo 5317 adquiridos por la EMT fueron encuadrados en la serie 3500 (3501 a 3636), y prestaron servicio hasta 1998 en las antiguas líneas de la red M, así como en líneas de la red ordinaria con una demanda de viajeros media-baja; fueron reemplazados por los 136 MAN 14.220 HOCL con carrocería Hispano VOV II, adquiridos a partir de 1998 y que conforman la actual serie 3700 (3701 a 3836).

Más tarde, a partir del año 2000 comenzaron a prestar una nueva generación de vehículos tipo microbús, los Mercedes-Benz O-520 Cito, de propulsión híbrida, es decir, el motor diésel gira a velocidad constante, y se limita a mover un alternador que produce energía eléctrica que se almacena en las baterías, siendo utilizada ésta para mover el motor eléctrico de tracción. Para la explotación de estos microbuses (aunque catalogados como midibuses por Mercedes-Benz) no se creó una red específica, sino que se integraron en la red ordinaria de la EMT, compartiendo servicio con otros modelos. Estos vehículos no han dado el resultado esperado, y algunos han sido ya dados de baja.

Finalmente, en febrero de 2008 la EMT decidió crear un nuevo servicio de microbús para atender la zona del Barrio de las Letras, la cual carecía de transporte público por la peculiar configuración de sus calles, que impide el paso a vehículos con las dimensiones de un autobús estándar (12 m) e incluso de un midibús. Para la explotación de la nueva línea M-1 Calle de Sevilla - Glorieta de Embajadores se emplean microbuses modelo Guilliver de la firma italiana TECNOBUS. Estos coches, con dimensiones y maniobrabilidad semejantes a las de un turismo, han permitido dotar a esta zona de Madrid con un servicio eficaz y ecológico de transporte público. Los nuevos microbuses son enteramente eléctricos, obteniendo la energía de la electricidad almacenada en las baterías, teniendo una autonomía de alrededor de 8 horas; no obstante, cuentan con un pequeño motor de gasóleo para la calefacción, de manera que ésta no dependa de la energía eléctrica de las baterías, lo cual reduciría notablemente la autonomía de los coches en invierno. Más recientemente, en septiembre de 2008 se ha creado una nueva línea de microbús, la denominada M-2, que une la calle de Sevilla con Argüelles, dando así servicio a los barrios de Malasaña y Conde Duque, zonas que, al igual que el Barrio de las Letras, no disponían de servicio de transporte público en superficie por la estrechez de sus calles. Al contrario que la antigua red de microbuses, esta nueva red está plenamente integrada en el sistema de tarificación de la EMT; está prevista la creación de nuevas líneas M.

Organización[editar]

La red original de microbuses estaba destinada a unir el centro de la capital con las zonas aledañas de una manera rápida y cómoda, para ello las líneas tenían sus cabeceras céntricas en torno al casco antiguo de Madrid (Puerta del Sol, Plaza de Isabel II -Ópera-, Atocha, etc.), llegando hasta las zonas de Ventas, Diego de León, etc. Posteriormente, al pasar el servicio a la EMT en 1975 se reestructuró el servicio, y toda la red de microbús pasó a tener una cabecera común en la Plaza del Callao para así centralizar todo el servicio, aumentándose también el número de líneas, pasando de 10 a 12 (M-1 a M-12). Con la desaparición de la red de microbuses, las líneas M se integraron en la red ordinaria de la EMT, así las líneas M-1 y M-8 se fusionaron para dar lugar a la línea 146 de la red general.

Con la vuelta del servicio de microbús a Madrid, la nueva red M estará centrada previsiblemente en los alrededores de la calle Sevilla de Madrid, aunque es posible que las cabeceras se trasladen a la Puerta del Sol una vez concluyan las obras que el Ministerio de Fomento está realizando desde hace bastantes años para la construcción de la estación de Cercanías del nuevo túnel Atocha-Cercanías - Sol - Chamartín.

Microbuses (Peseras) de la Ciudad de México[editar]

Un pesero o microbús en la Ciudad de México.
Un pesero o microbús perteneciente a la Ruta 15 de microbuses de la Ciudad de México.

Organización[editar]

En la ciudad de México empezaron a finales de los años sesentas como "taxis de ruta fija" y eran mejor conocidos como "Peseros" (por que su tarifa era de un peso de aquellos años), en los setentas se adoptaron las volkswagen combi y se siguieron usando algunos modelos de coches grandes (Ford LTD, Ford Maverick, Chevy Impala...) Los microbuses o "peseras" tienen rutas fijas que prácticamente cubren todas las colonias del Distrito Federal y municipios aledaños. Algunas rutas se han convertido en grandes consorcios subdivididos en ramales y que administran docenas de unidades. El pasaje mínimo que se paga actualmente (Abril del 2013) por viajar en un microbús es de 4.00 pesos mexicanos.

El color de las carrocerías cambió a carrocería blanco con una franja en rojo oscuro flanqueada por delgadas franjas en color naranja. A principios de los años 90, tras la introducción de gasolinas con menor contenido de azufre, el gobierno del D.F. ordenó un nuevo esquema de pintura "ecológico" que consiste en dividir la altura de la carrocería en tres partes iguales. Las dos partes superiores van en color gris claro, mientras que la parte inferior se pinta en verde medio.Actualmente se pinta la carrocería de los camiones más grandes y algunas combis en dos tonos de verde, y en los últimos meses (octubre-diciembre de 2007), verde pasto con una franja blanca en medio la cual no está autorizada. Esta configuración persiste al día de hoy y, aunque es un requisito para pasar la revista anual (excepto la última), varios microbuseros alteran dichos colores así como otras características externas como la nomenclatura de la ruta a la que pertenece la unidad y su número de placa, haciendo uso de caracteres tipográficos exóticos y de difícil lectura en un afán de los operadores por personalizar sus unidades, convirtiéndolas también en una colección de accesorios tales como loderas, alerones, estribos aerodinámicos, tubos de escape, partes cromadas, juegos de luces, bocinas musicales, adhesivos para decoración, largas antenas y otros similares. Hay un importante número de tiendas de refacciones dedicadas a partes y accesorios para microbús, desarrollando toda una industria.

En varias rutas importantes de la Ciudad de México, los microbuses han sido reemplazados paulatinamente por transportes de mayor capacidad en los que el pasaje viaja de manera mucho más segura y cómoda.

En un primer momento se usaron calcomanías amarillas de permiso metropolitano para poder operar hacia el estado de México y viceversa, pero unos años después se creó un nuevo tipo de placa para que los concesionarios de dichas rutas pudieran cruzar al estado de México dentro de su ruta, a esto se le denominó placa de transporte metropolitano, la cual consta de 4 elementos básicos:

  • 1.-Nominación de la placa (T. Metropolitano)
  • 2.-Clave de identificación para operación en Distrito Federal:ejemplo 710
  • 3.-Municipio del estado de México por el cual atraviesan según su ruta o en el cual termina la misma ejemplos TL=Tlalnepantla NA=Naucalpan EC=Ecatepec NZ=Nezahualcoyotl CH=Chalco TX=Texcoco
  • 4.-Clave de identificación para operación en Estado de México

El Estado de México también emitió y emite placas metropolitanas las cuales sirven para que los camiones y peseros del Estado de México puedan cruzar el Distrito Federal hacia un destino determinado en una delegación y tienen las mismas características que las placas metropolitanas del Distrito Federal, sin embargo la primera clave de identificación para operación es la del estado de México seguida del municipio conurbano autorizado y la clave del Distrito Federal.

Para los años recientes, la placa metropolitana del estado de México incluye el diseño de la montaña en la clave del estado de México y el Ángel de la independencia en la clave del DF mientras que el esquema para el DF no contiene detalles gráficos.

Sin embargo, algunas rutas de autobuses del distrito federal usan placas metropolitanas de transporte a pesar de que sus rutas no llegan a alguna parte del estado de México, Ej.-La ruta 1 en su ruta de La colonia Progreso Nacional hacia La alberca Olímpica al sur de la ciudad.

También hay algunos peseros que realizan ruta metropolitana contando con placas emitidas en el DF y no usando las placas de transporte metropolitano.

Terminales y rutas[editar]

Vehículos empleados como minibús[editar]

Conversiones de furgonetas[editar]

Tradicionalmente, éstas han sido furgonetas con adaptaciones para transportar un mayor número de pasajeros, como por ejemplo, una Volkswagen Combi, tradicionalmente acondicionada para transportar 8 o 9 pasajeros, se adapta para transportar hasta 13 pasajeros más el conductor. En tiempos más recientes, y a raíz de la desaparición de la Volkswagen Combi, han optado por furgonetas más recientes, entre ellas:

Diseño integral de los fabricantes[editar]

El vehículo esta diseñado y construido para su uso como un minibús:

Instalación de carrocería en chasis[editar]

Chasis de camiones ligeros (3.5 toneladas) de las marcas Chevrolet, Dodge, y Ford con motorizaciones a diésel e instalándoles carrocerías de minibús:

Referencias[editar]


Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]