Estribo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antiguo estribo español de plata. La imagen corresponde al acervo depositado en el Museo del Indio y del Gaucho "Washington Escobar", Tacuarembó.
Un estribo de trabajo moderno.
Estribo antiguo de origen español, hallado en la patagonia argentina

Los estribos son piezas, generalmente metálicas, de formas diversas que permiten que el jinete de un caballo introduzca los pies en ellas para afianzarse mientras cabalga. Fijados a la silla de montar, permiten una mayor comodidad, tanto para la cabalgadura como para el jinete.

  • También se usan en las motos para apoyar el pie. El estribo o estribera está por detrás de la palanca de cambios.

Historia[editar]

Los primeros protoestribos, consistentes en una cuerda que unía la silla y el dedo gordo del pie del jinete, aparecieron en la India en el límite entre el siglo I y el II a. C. De allí pasaron a China en torno al año 300, donde, debido al clima más frío de la zona, empezaron a atarse alrededor del pie calzado, y no sólo sobre el dedo. Poco después, los chinos empezaron a fabricar estribos metálicos, de bronce o hierro fundido.[1] Desde China el uso del estribo se extendió a los nómadas turco-mongoles de Asia Central, a Corea y a Japón. Los hunos los introdujeron en Persia en el siglo IV y en Europa hacia el siglo V, aunque no hay noticias de su adopción por la caballería imperial romana hasta aproximadamente un siglo más tarde (ya después de la caída de Occidente). A su vez, los árabes lo tomarían de los persas y los bizantinos.

Por su parte, los invasores germanos del Imperio romano adoptaron rápidamente el uso de estribos. Ello mejoró la eficacia de sus tropas montadas hasta tal punto que facilitó la derrota en la batalla de Adrianópolis (año 378), del modelo clásico de la legión romana, lo que causó una crisis militar sin precedentes. El estribo, que permitía al jinete luchar con comodidad y maximizaba el impacto de la carga, prácticamente había derrotado a Roma, y había iniciado una nueva era en Europa: la de la caballería pesada que dominaría los campos de batalla medievales durante más de mil años.

Referencias[editar]

  1. Temple, Robert K.G. (octubre 1988). «Inventos y hallazgos de una antigua civilización». El Correo. http://unesdoc.unesco.org/images/0008/000817/081712so.pdf. Consultado el 25 de noviembre de 2012. 

Enlaces externos[editar]