Termografía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Termografia de un coche, donde se observan las diferentes temperaturas de sus partes.
Imagen termográfica de edificios en Vitoria-Gasteiz. Conociendo la temperatura de las superficies se pueden estimar las pérdidas de calor a través de las envolventes de los edificios. www.gasteizmografia.com

La termografía es una técnica que permite medir temperaturas a distancia, con exactitud y sin necesidad de contacto físico con el objeto a estudiar. La termografía permite captar la radiación infrarroja del espectro electromagnético, utilizando cámaras termográficas o de termovisión. Conociendo los datos de las condiciones del entorno (humedad y temperatura del aire, distancia a objeto termografiado, temperatura reflejada, radiación incidente,...) y de las características de las superficies termografiadas emisividad se puede convertir la energía radiada detectada por la cámara termográfica en valores de temperaturas. En la termografía, cada pixel corresponde con un valor de medición de la radiación; con un valor de temperatura. A esa imagen se le puede definir como radiométrica.

Utilidades de la termografía[editar]

El análisis termográfico[editar]

El análisis termográfico se basa en el estudio e interpretación de las termografías, habiendo sido estas realizadas en unas condiciones conocidas y útiles para el proposito (hay multitud de normas para las muy distintas inspecciones). De modo sencillo podremos conocer la radiacion de las superficies termografiadas y con ello estimar las temperaturas; bien sean estas de una tubería, pieza, maquinaria, envolventes, etc.

Con la realización del estudio termográfico completo se puede realizar una comprobación tanto en envolventes, como en maquinarias y sistemas de distribución, con lo que se puede conseguir:

  • Un mayor conocimiento de la instalación realizada en cuanto a su estado térmico.
  • Conocimiento de las pérdidas existentes (fugas) y por lo tanto de posibles puntos de actuación.
  • Ahorro debido a una mayor eficiencia energética de los sistemas evaluados.

El estudio de los sistemas de distribución puede alertar de las pérdidas energéticas que se producen por un mal aislamiento, alguna rotura o mal engranaje.


Al estudiar la envolvente en los edificios podremos conocer y/o estimar muchos de los problemas de la edificación: las pérdidas de energía, falta de estanqueidad, condensaciones, humedades, problemas de adhesión de morteros y plaquetas, soleamiento y temperatura sol-aire, etc. Ello nos permite conocer el estado de los edificios y advertir del potencial de mejora de los éstos.

Imagen termográfica de edificios en Vitoria-Gasteiz. c\Beato Tomás de Zumarraga www.gasteizmografia.com


Los termógrafos son dispositivos del sistema calórico destinados a registrar la temperatura de continua. Se puede medir la temperatura de los cuerpos que emiten radiación calórica cuya fuente de energía es la producida por las moléculas en funcionamiento dentro del organismo.

Es decir: La interpretación de las temperaturas superficiales puede indicarnos muchos datos sobre el estado de los elementos termografiados. Por ejemplo: fusibles quemados, sobrecalentamientos en bornas, malas conexiones, falta de aislamientos en edificación, humedades, fugas de agua, pérdidas de estanqueidad, intrusos, etc.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]