Pegaso (automóviles)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pegaso
PegasoLogo.jpg
Tipo Empresa pública
Industria Automoción
Fundación 1946
Fundador(es) Wifredo Ricart
Desaparición 1990
Sede Bandera de España Barcelona, España
Ámbito Mundial
Administración Instituto Nacional de Industria
Productos Automóviles
Camiones
Autobuses
Motores
Matriz Iveco
Pegaso Z-102 de 1953. Museo de la Automoción de Salamanca.
Pegaso Z-102 Cabriolet de 1955.

Pegaso fue la marca comercial de la empresa española ENASA (ahora integrada en el consorcio Iveco) utilizada en sus automóviles y camiones.

Historia de ENASA[editar]

ENASA (Empresa Nacional de Autocamiones, S.A.) fue una empresa española dedicada a la fabricación de vehículos industriales, principalmente camiones que, durante los años cincuenta, también produjo los míticos automóviles deportivos Pegaso. La ENASA fue fundada por el Instituto Nacional de Industria (INI) en 1946, por Wifredo Ricart, sobre el encargo recibido del General de División del Arma de Ingenieros Navales, Juan Antonio Suances (entonces Presidente del INI) utilizando para ello la división de automóviles de Hispano-Suiza, nacionalizada[1] por el Estado español en 1946. Pocos años después, se inaugura la colonia Ciudad Pegaso, para los trabajadores de la empresa.

Con ENASA se asentaba la base de una industria automovilística nacional en un momento de total aislamiento económico y político de España. Las necesidades de aquel momento eran primarias: camiones, tractores y tecnología. Así, sobre los restos de Hispano-Suiza nació ENASA, cuya principal prioridad era la producción de vehículos de transporte pesado y público.

Hacia 1968, ENASA decide hacerse con el control de la empresa rival SAVA, adquiriendo su fábrica en Valladolid y heredando de esta su modelo J4, a la vez que eliminando de su gama todos los modelos de camiones que hacían la competencia.[2]

En 1990 fue vendida al consorcio Iveco, perteneciente a Fiat Group, aunque la producción de camiones y motores para autobuses Pegaso no cesaría hasta 1995.

Venta a Iveco[editar]

Con la entrada de España en la por entonces Comunidad Económica Europea, Pegaso decidió abrirse a nuevos mercados en el continente. Para ello, debía actualizar su gama, que por entonces se encontraba anticuada; pero la situación económica de la empresa no era la ideal, por lo que estas reformas serían difíciles de aplicar. Además, también se necesitarían actualizar los motores, por la entrada en vigor de las normativas Euro.

El proceso de venta de esta empresa nacionalizada comenzó en 1989. A él se presentaron varias compañías de origen comunitario y japonés, sin embargo las niponas fueron descartadas por no pertenecer al Espacio Común. El comprador elegido fue un consorcio formado por MAN y Daimler Benz, que estarían dispuestas a pagar un total de 28.800 millones de pesetas por el 80% de la empresa y sus instalaciones, con el compromiso de mantener la marca.[3] Sin embargo, la misma Comisión Europea veta la compra por motivos de competencia, ofreciendo como alternativa que sólo una de las dos empresas compre la empresa; ambas retiraron su interés.

La elección de estas empresas obligó al INI a rechazar ofertas de otros fabricantes: Volvo Trucks, DAF e Iveco. Sin embargo, dada la negativa por parte de los fabricantes alemanes, los propietarios de ENASA tuvieron que recular y aceptar la menos mala del resto de ofertas, siendo Iveco quien ofreció una suma de 1.200 millones de pesetas por un paquete del 60% de las acciones de la empresa.[4]

Logotipo[editar]

Desde 1936, Ricart estuvo trabajando en el departamento de aviación de Alfa Romeo, donde era el encargado del mantenimiento de los motores Bristol Pegasus de origen británico. A su vuelta a España, en 1946, decidió utilizar el nombre del caballo alado para sus creaciones.

El diseño del escudo fue realizado por el propio Ricart tras varios bocetos, eligiendo la figura equina del salto. Este caballo se encuentra inscrito en un círculo de color oscuro para simbolizar la dimensión global del proyecto. Además, por detrás de toda esta figura, se puede encontrar una gran V metálica señalando los motores V8 que equipaban sus modelos.[5] Sin embargo, este pegaso no dispone de alas, ya que la figura del caballo alado en el mundo de la automoción ya era una marca registrada de la petrolera estadounidense Mobil Oil.

Este hecho también se puede comprender como un ataque hacia el Cavallino Rampante de Enzo Ferrari, con quien no tuvo una buena relación durante su etapa en Italia. Según la propia cita de Ricart:

¿Quién puede querer un cavallino rampante pudiendo tener uno que vuela?[6]

Turismos[editar]

La realización de "supercoches", como los turismos Pegaso, dentro de un programa de industrialización autárquico, se fundó en la búsqueda de un símbolo que representase el orgullo del país por su perdido pasado industrial. En aquel momento, estaba muy presente la referencia a los lujosos Hispano-Suiza construidos en las mismas instalaciones del barrio industrial de La Sagrera (Barcelona), donde se habrían de fabricar los Pegaso. Su diseñador técnico fue el ingeniero Ricart. Con la fabricación de estos coches se daba prestigio y publicidad a una marca que acababa de nacer.

La necesidad de organizar un aprendizaje de calidad fue otro de los motivos. Se consideraba que un proceso lento, con altos índices de rechazo, como es el aprendizaje, daría como resultado un producto caro, pero con niveles de calidad muy elevados. La idea de fabricar en pequeñas series, con altos estándares de calidad, un automóvil deportivo de lujo, se adecuaba a aquel planteamiento. El alto coste del producto final permitía compensar los costes de un proceso largo y caro, como era la fabricación de este tipo de producto.

Otra característica de los Pegaso era que gran parte de las piezas de un Pegaso eran realizadas en la propia fábrica, sin apenas subcontratación. Sólo algunos componentes se adquirían a terceros y otros, como el equipo de encendido Bosch, las ruedas con llantas de aluminio Borrani, los frenos Lockeed, etc., eran de importación.

Para llevar a cabo estos proyectos, Ricart contaba con la ayuda de buena parte de la plantilla de ingenieros de Alfa Romeo, que le habían acompañado en su regreso a España tras la II Guerra Mundial y la derrota de la Italia fascista: la fábrica italiana había sido puesta en 1936 bajo la dirección del Istituto Ricostruzione Industriale (IRI)[7] creado por Mussolini, y al finalizar la guerra varios de sus directivos fueron acusados de colaboracionismo con los alemanes y el propio director general asesinado en Milán.

Los Pegasos deportivos Z-102 y Z-103, fueron construidos entre 1951 y 1957. Estos automóviles disponían de un diseño, una tecnología y una calidad industrial de primer nivel para la época y se encontraban entre los automóviles de mejor calidad de fabricación a nivel mundial (sobre todo las carrocerías especiales como el Thrill, Berlineta Cúpula o Cabriolet Saoutchick); aunque muchos de los modelos vendidos (sobre todo las últimas unidades con motor Alfa Romeo) no poseyesen ya la calidad y altas prestaciones de las que hacían gala, bien porque fueron vendidos en la liquidación final de la fábrica sin mecánica (Z103), o bien por el cambio de motor que realizaron sus propietarios (algunos montaron motores Diésel-Barreiros).

Entre los propietarios de estos coches se encontraban:

Los Pegaso participaron en diversas competiciones, entre las que cabe destacar:

Igualmente se obtuvieron diversos récords, como el de coche de producción más rápido del mundo en la autopista de Jabbeke (Bélgica), donde el Spyder Touring de competición y el prototipo "Bisiluro" alcanzaron la velocidad de 250 km/h.

La falta de fondos económicos, los problemas técnicos y mecánicos y un precio de 15.000 dólares de la época, propiciaron el final de estos vehículos extraordinarios.

Pegaso cesó la producción de automóviles en 1957 después de haber producido solamente 86 automóviles y 125 carrocerías. El resto de coches a medio fabricar, utillajes, moldes y recambios, fueron destruidos o vendidos como chatarra (fue cuando muchos Z103 se vendieron sin mecánica a precio de saldo y se les acopló un motor Alfa Romeo), dispersándose su archivo y los planos de fabricación, lo que supuso una pérdida irreparable.

En la actualidad, se estima que ha sobrevivido en torno a un 85% de todos los coches producidos. El precio medio de subasta de estos vehículos puede llegar a alcanzar 400.000€ (2009) en modelos muy peculiares y en perfectas condiciones.

Modelo Z-102[editar]

Presentado en el Salón de París de 1951 fueron cuatro los carroceros que intervinieron en su fabricación:

  • ENASA, con diseños propios (Cangrejo, Bisiluro - cazarecords).
  • Carrozzeria Touring, quién más modelos produjo (Thrill).
  • Saoutchik, de formas barrocas.
  • Serra, encargado, sobre todo de los descapotables.

Entre las varias referencias y versiones existentes, cabe destacar los presentados en la exposición "Memoria de un espejismo" que se realizó en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) en marzo de 2001.

  • Berlineta Barcelona (1952)
  • Berlineta Touring Bipósito (1953)
  • Spider Gran Competizione (1953)
  • Cabriolet Saoutchik II (1953)
  • Thrill (1953)
  • Spider Rabasada (1953)
  • Cabriolet Saoutchick 2ª serie (1954)
  • Panamericana (1954)
  • Spider Pedralbes (1954)
  • Pegaso BT Z-103 (1956)
  • Spider Serra (1956)

Características técnicas[editar]

  • Suspensión: independiente en las 4 ruedas. Delantera barras de torsión. Trasera: eje De Dion, en una disposición revolucionaria para la época, luego incorporada en otros modelos más modernos (Alfa Romeo 75).
  • Chasis: multitubo
  • Ruedas: llantas de radios Borrani de 16"
  • Distancia entre ejes: 2.337 cm
  • Caja de cambios: ZF de 5 velocidades de dientes rectos no sincronizadas y diferencial autoblocante
  • Motor: 8 cilindros en V con un cilindrada efectiva de 2474 cc (70 x 75 mm) y cuatro árboles en cabeza (dos por bancada) (2816 cc en el Z-102B)
  • Carburadores Webber (opcional 1, 2 o 4)
  • Relación de compresión: varias opcionales mediante compresores Roots.
  • Potencia: Z-102, entre 160 y 180 CV a 6.300 rpm. Z-102B (1953) 200 CV a 6300 rpm
Pegaso Z103 Panorámico, 1955.

Modelo Z-103[editar]

En 1955 se introdujo el Pegaso Z-103 con motores mayores, de 4 a 4,5 L y también frenos de disco experimentales, incorporando una atractiva carrocería realizada por Serra en su versión Spyder y por Touring en su versión normal.

Camiones[editar]

Los camiones Pegaso, continuadores de la tradición iniciada con la fábrica Hispano Suiza, están íntimamente relacionados con la evolución del transporte de mercancías y colectivo de personas en España. Eran camiones con una potencia muy ajustada pero que se adecuaban a las necesidades y las carreteras existentes. Los modelos fueron diseñados íntegramente en España y se han mantenido hasta hoy con la evolución necesaria adecuada a los tiempos. Las fábricas eran del INI, el organismo que agrupaba las empresas públicas, y finalmente fueron privatizadas. Sus factorías terminaron fabricando camiones Iveco.

Los hitos más señalados en la vida de los camiones construidos con marca Pegaso serían los siguientes:

  • 1946: nace en el CETA el primer camión construido: el Pegaso I, un modelo basado en el Hispano-Suiza 66G, que por la forma de su cabina fue denominado "mofletes".
Pegaso Troner.
  • 1947 Pegaso II Z-203 como evolución del Pegaso I.
  • 1949 Pegaso Z 701, primera cabeza tractora del fabricante.
  • 1951 versión diésel del Pegaso II.
  • 1953 prototipo de un camión militar, el M-3,
  • 1954 se traslada la fabricación de camiones a Barajas, Madrid. Se inicia la fabricación del Z-207 "Barajas".
  • 1955 prototipo de Z-201 con tres ejes y doble dirección.
  • 1963 presentación del 4x4.
  • 1964 nace el "Comet". Se inicia la producción de camiones de 3 y 4 ejes.
  • 1966 se abre el segmento de furgonetas y furgones ligeros.
  • 1975 se introduce la cabina basculante.
  • 1977 se construyen vehículos blindados (BMR) para uso militar.
  • 1983 aparece el T-1.
  • 1987 nace el Pegaso Troner.
  • 1990 comienzan a fabricarse los modelos integrados en la gama Iveco.
  • 1995 se fabrica el último motor Pegaso español.

Camiones militares y bomberos[editar]

Pegaso 3046 cisterna del Ejército de Tierra español.

A mediados de 1980, el gobierno egipcio, (ENASA-EXP: 3906EJV) realizó un impresionante pedido a Enasa del modelo de camión Pegaso 3046 para su ejército, del cual se entregaron 10.500 unidades, quedando un resto de 2.500 vehículos, que estaban ya fabricados pero no se llegaron a entregar al no cumplir el país norteafricano con sus compromisos de pago. La mayoría de estos vehículos fueron carrozados como autobombas forestales por empresas como Firmesa, Abencor, Pefipresa, y Protec FIRE, y pasaron a formar parte de un gran número de parques de bomberos de nuestro país; algunos de ellos se vendieron en otros países, como Perú y Somalia.

El pedido, supuso el contrato más importante de toda la historia de la marca Pegaso, por el lugar de destino al que estaban encomendados, a este modelo se le ha denominado "el Egipcio" y en algunos casos "Gadafi" (ENASA-EXP: 24888CGU) ya que también hubo convenios con el gobierno libio.

Transporte de viajeros[editar]

Miniaturas de un autobús Pegaso de la "Empresa Hernández", Avilés, Asturias, 1965, y de un camión bomba Pegaso de los bomberos de Avilés, 1950 hasta la actualidad. Modelos de Modeltrans.

Dentro de la extensa producción de Pegaso, el sector más importante fue el del desarrollo y fabricación de autobuses, tanto para el servicio urbano como interurbano. En un primer comienzo, los autobuses y autocares de Pegaso utilizaron como base el chasis del camión Pegaso II, denominándose como Pegaso Z. A partir de la década de 1960 se racionalizó la producción de ENASA, con la diferenciación entre chasis para carrozar (gama Pegaso 5000) y los autobuses autoportantes (gama Pegaso 6000). Fueron innumerables los modelos y tipos de autobuses desarrollados por ENASA bajo el control de la marca Pegaso, entre los que destacan los siguientes modelos:

Gama Z[editar]

La gama Z de Pegaso está constituida por los primeros modelos comercializados por la firma, entre los años 1948 y 1960.

  • Pegaso Z-401, 1949: fue el primer desarrollo de ENASA en material de vehículos de transporte de pasajeros, comercializándose dos versiones, una para autobús urbano y otra como autobús interurbano (autocar).
  • Pegaso Z-403 "Monocasco", 1951: este vehículo representó todo un hito dentro de la producción española de autobuses, ya que fue el primero que carecía de chasis propiamente dicho, al estar constituido por una carrocería monocasco (de ahí el sobre nombre del vehículo) completamente autoportante, que reducía sustancialmente la tara del vehículo y, a la vez, ofrecía una mayor solidez y rigidez, lo cual aumentaba su seguridad. Por si este avance no fuera poco, el diseño de la estructura, con el salón de viajeros dividido en dos niveles, hizo que muchas empresas, especialmente del sector turístico, se hicieran con estos vehículos para sus flotas. El concepto de estructura autoportante sirvió como base para el posterior desarrollo de la gama 6000.
  • Pegaso Z-410, 1958: este vehículo fue desarrollado en colaboración con la firma francesa Societé des Usines Chausson, con quien ENASA había alcanzado un acuerdo en 1957 para el suministro de 25 estructuras autoportantes del modelo AP-552. Estas estructuras, que serían motorizadas y terminadas de ensamblar en la factoría de ENASA en La Sagrera, serían comercializadas como Pegaso Z-410.

Gama 5000[editar]

Tras la reorganización de la producción de ENASA, llevada a cabo en 1960, los chasis o bastidores para carrozar quedaron englobados dentro de la gama 5000. Uno de los modelos de buses urbanos más aceptados fue el Pegaso 5022, adquirido en el Perú por la Empresa paramunicipal SPTC, y en Chile por la estatal E T C del E para ser usado en las ciudades de Antofagasta y Valparaiso.

Gama 6000[editar]

La gama Pegaso 6000 estaba constituida por los autobuses de estructura autoportante, sin el bastidor como parte principal del autobús. Estos vehículos siguieron la estela del Pegaso Z-403 "Monocasco" en cuanto a concepción de la estructura autoportante. Dentro de la Gama 6000, destacan especialmente por el gran número de unidades construidas, los modelos Pegaso 6035 y 6038. El último desarrollo dentro de la gama 6000 antes de la absorción de ENASA por parte de Iveco fue el autobús urbano Pegaso 6424, comercializado a partir de 1989.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • Ariño Planchería, César: De Hispano a Pegaso. 100 años de transporte público en España", MAF Editor, 2008. ISBN 798.84.86758.62.2
  • Lage, Manuel: Hispano-Suiza/Pegaso. Un siglo de camiones y autobuses, Lunwerg Editores, 1992. ISBN 84-7782-236-0.

Notas[editar]

Enlaces externos[editar]