Inmolación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Inmolación (del latín inmolare, que significa espolvorear con harina) es el sacrificio ritual de una ofrenda en honor de la divinidad, particularmente cuando la ofrenda se trata de la vida de una víctima, animal o humana. Por extensión se ha dado también este nombre al suicidio por motivos religiosos, de protesta o desobediencia civil. En los últimos años se ha extendido la práctica de la inmolación como forma de protesta política (especialmente quemarse a lo bonzo) en el Tíbet, en el mundo árabe y en Europa, como en los años 60 con motivo de la Guerra de Vietnam o la invasión de Checoslovaquia.[1]

Inmolación religiosa[editar]

Algunas religiones incluyen entre sus prácticas la inmolación como método para llegar de forma rápida y sin pecados al reino de los cielos. Aunque es verdad que dicha práctica puede no estar en muchas, o todas, de las doctrinas religiosas, el simple hecho de su predicación por parte de algunos líderes espirituales, normalmente extremistas, hace que cientos de seguidores estén dispuestos a dar su vida.

Inmolación política[editar]

Dirigente político con ideales nacionalistas exacerbados incrementados por el apoyo popular. Luchador idealista que intentará imponer sus ideales y pondrá en riesgo su salud, a corto o mediano plazo debido a su profunda dedicación. Una minoría de seguidores de este líder político notarán la pérdida de facultades físicas, pero el grado de convencimiento que transmite este líder será de tal magnitud que a muchos no les permitirá ver la realidad por el fanatismo que ha logrado cultivar en ellos; todo lo contrario, será visto como un dios debido a las comparaciones que realizará a lo largo de su trayectoria. Al morir este líder, se intentará endiosar su imagen, ideales y logros, destacando las cosas buenas que logró y olvidando las malas. Pero sus seguidores, al ver que lucharon por la idea que solo él podía transmitirles, y al no existir en el entorno de este líder autoritario algún sucesor que pueda transmitir su ideología y carisma, morirá la idea.

Ataque suicida: inmolación terrorista con raíces religiosas[editar]

Ataque suicida en Irak

Quizá el Islam sea la religión con la que actualmente se relaciona la inmolación, principalmente debido a los últimos conflictos armados en el Oriente Medio y a la siempre feroz rivalidad entre palestinos e israelíes. Con estos conflictos como telón de fondo y con la predicación del yihad contra el infiel, diversos clérigos espirituales consiguen adeptos, que suelen acabar ingresando en organizaciones consideradas en Occidente como terroristas. Seguramente la organización terrorista más activa y famosa sea Al Qaeda.

Ejemplos representativos[editar]

Ya se cuenta, por restos arqueológicos hallados e interpretaciones antropológicas al respecto, con conocimiento de inmolaciones en la era prehistórica. Se construían altares de piedra donde se sacrificaban a animales, generalmente como ofrendas a dioses relacionados con aspectos de la naturaleza, en pos de conseguir lluvia, cosechas fértiles...

Los ejemplos más actuales y recordados son los siguientes:

- Jamphel Yeshi, un exiliado tibetano, se inmola en Nueva Delhi a modo de protesta por la visita del premier chino Hu Jintao (India).

- Atentados de las Torres Gemelas el 11-S: en este caso la inmolación se produjo por medio de aviones que habían sido secuestrados anteriormente. Los secuestradores dirigieron los aparatos hacia Nueva York y Washington DC, donde varios de ellos se estrellaron contra las Torres Gemelas y el Pentágono, respectivamente.

- Atentados de Londres del 7-J. Los terroristas se inmolaron en varios autobuses y estaciones de la red de transportes de Londres, dejando un reguero de muertes a su paso.

- Atentados en Irak: contra los ejércitos de la alianza encabezada por los EE. UU. También en combates entre las diferentes facciones islámicas (sunníes y chiíes). Se repiten sin tregua prácticamente desde el final de la guerra que llevó a Sadam Husein a la horca y se han cobrado la vida de más de 100.000 personas.

- Observando el panorama sectario de las últimas décadas, vemos cómo algunos grupos realizaron y realizan actos que, en nombre de una doctrina, dogma, creencia o modalidad, acabaron por transformarse en hechos delictivos, sean estos actos colectivos o individuales, a saber:

    • Davidianos (19/04/93, Waco - Texas): liderado por David Koresh... 85 víctimas.
    • Orden del Templo Solar (octubre de 1994, Cheiry (Suiza) y Montreal (Canadá): liderado por Luc Jouret... 48 víctimas.

La preparación del terrorista suicida[editar]

La mayoría de los inmolados o suicidas son reclutados por voluntad propia. Aun así, hay bastantes que son el resultado de un intercambio con sus padres cuando era niño. A cambio de la posibilidad de que atentase contra objetivos jihadistas, los padres recibían una cantidad considerable de dinero.

Después del reclutamiento, los posibles terroristas son preparados en el manejo de las armas de fuego y se les enseña a preparar y detonar explosivos, que casi siempre van adosados al cuerpo de dichas personas. Por último, antes de atentar, se les lee el Corán o un texto religioso y se les graba en un vídeo donde se despiden de los familiares y de este mundo y donde se defiende la jihad.

Referencias[editar]

  1. «Buazizi, Dimitri y otros». El País. 27 de mayo de 2010. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]