Ibi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ibi
Municipio de España
Flag of Ibi Spain.svg
Bandera
Escudo de Ibi DOGV 1987.svg
Escudo
Vista de Ibi desde el Teixereta, se puede apreciar la A-7 al fondo y la Ermita de Santa Lucía en primer plano Vista de Ibi desde el Teixereta, se puede apreciar la A-7 al fondo y la Ermita de Santa Lucía en primer plano
Ibi
Ibi
Ubicación de Ibi en España.
Ibi
Ibi
Ubicación de Ibi en la provincia de Alicante.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of the Valencian Community (2x3).svg Comunidad Valenciana
• Provincia Alicante
• Comarca Hoya de Alcoy
• Partido judicial Ibi
Ubicación 38°37′38″N 0°34′31″O / 38.627222222222, -0.57527777777778Coordenadas: 38°37′38″N 0°34′31″O / 38.627222222222, -0.57527777777778
• Altitud 816 msnm
• Distancias 35 km a Alicante
17 km a Alcoy
Superficie 62,52 km²
Población 23 456 hab. (2014)
• Densidad 375,18 hab./km²
Gentilicio ibense
(val.) iberut /-uda
Predom. ling. oficial Valenciano
Código postal 03440
Alcalde (2013) Rafael Serralta Vilaplana (PP)
Sitio web Ayuntamiento de Ibi
[editar datos en Wikidata]

Ibi es una población de la Comunidad Valenciana, España. Situada en el interior de la provincia de Alicante, en la Hoya de Alcoy, es la más grande de la comarca geográfica de la Hoya de Castalla. Cuenta con una población de 23.616 habitantes[1] (INE 2012).

Geografía[editar]

La villa de Ibi se encuentra a 816[2] metros de altitud sobre el nivel del mar (de acuerdo con los datos del SIGPAC), lo que lo convierte en uno de los más altos de toda la provincia. Ibi está situado en el extremo noroeste de los valles que configuran la Foia de Castalla y al nordeste de la cuenca del Monnegre, conocido también como Río Verde o de Castalla, concretamente al pie de las sierras Teixereta y de Biscoy.

En su parte norte y nordeste limita con un gran arco montañoso formado por las sierras de Biscoy, Teixereta, Cuartel, Cabezo Corbó y la Tallada, su pico más elevado es el Menejador, con 1.356 m de altitud. Dicha montaña se encuentra dentro del parque natural de la Font Roja que pertenece a los términos municipales de Ibi y Alcoy.

La población está enclavada entre dos cerros sobre los cuales se ubican respectivamente las ermitas de Santa Lucía y San Miguel.

Se comunica con Alicante y Valencia por la autovía A-7.

Clima[editar]

Régimen climático mediterráneo con una marcada influencia continental. Inviernos más duros que en la zona costera, no muy lluviosos, las mayores precipitaciones se recogen en primavera y otoño. Temperatura media anual de 13.8º y precipitación media aproximada de 500 mm (aunque muy variable a lo largo de las estaciones y de un año a otro).

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de Ibi en el periodo 1961-2010 WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Anual
Temperatura máxima media (°C) 10.7 11.5 14.6 17.2 20.8 25.1 28.9 29.1 25.8 20.8 14.6 11.2 19.2
Temperatura media (°C) 6 6.5 9.2 11.8 15.3 19.4 22.7 23 19.9 15.4 9.7 6.6 13.8
Temperatura mínima media (°C) 1.3 1.5 3.7 6.4 9.8 13.6 16.4 16.8 14 10 4.8 2 8.4
Precipitación total (mm) 34 39 42 51 46 33 13 21 49 72 58 48 506
Fuente: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Datos de precipitación para el periodo 1961-2010 y de temperatura para el periodo 1961-2003 en Ibi (7016).[3]

Localidades limítrofes[editar]

El término de Ibi limita con los términos municipales de Alcoy, Castalla, Jijona y Onil.

  Norte: Alcoy, Onil  
Oeste: Onil, Castalla Ibi Este: Alcoy, Jijona
  Sur: Jijona, Castalla  

Historia[editar]

Ibi no se constituye como una villa hasta el siglo XVII, fruto de un largo proceso histórico iniciado en la Edad Media con la conquista y repoblación cristiana. Pero antes de todo eso, el territorio fue ocupado por otras culturas y ya se le conocía como territorio independiente en el siglo IV.

Lavadero de Ibi de 1903, situado al lado del Molí de Paper

Edad Antigua[editar]

Época ibérica[editar]

En los siglos VI-III a. C., el punto geográfico que hoy conocemos por Ibi se hallaba en el territorio de la Contestania, que se sitúa al sur del río Júcar. Limitaba al norte con los edetanos y al sur con los bastetanos.

Los estudios realizados en la Hoya de Castalla definen la misma como espacio de transición entre los distintos territorios contestanos de la comarca de la Hoya de Alcoy, el Campo de Alicante y el Vinalopó al no situarse en la zona un gran poblado amurallado del que puedan depender el resto de yacimientos aledaños y al poseer menor cantidad que el resto de la Hoya de Alcoy y las otras comarcas citadas.

En Ibi, de época ibérica plena son los yacimientos de la Cova de la Moneda y Fernoveta. De época ibérica tardía parecen las cerámicas encontradas en L´Horta de Pont Sur y Camino Viejo de Onil.

La Cova de la Moneda es uno de los yacimientos de más renombre de la Foia de Castalla. Sin embargo, todos los materiales arqueológicos proceden de actuaciones incontroladas. Tiene las características comunes de otras cuevas-santuario de esta época: posición elevada con un amplio dominio visual, situación junto a un camino de montaña que comunica dos vertientes de una sierra y aparición de materiales de uso ritual.

La Masía de Fernoveta está entre el cerro de San Miguel y el Alt de Santa María, en lo alto de un collado. Era una explotación rural del entorno inmediato, tenía próximos terrenos de uso agrícola, recursos hídricos y un lugar de enterramiento. Aquí se han encontrado vasos de almacenaje, tinajas y tinajillas de labios moldurados, platos o páteras con decoración de círculos y círculos concéntricos, material informe de decoración geométrica, cerámica de cocina representada por fragmentos de ollas de borde saliente engrosado. Asimismo, se han hallado dos fragmentos de cerámica ática de barniz negro (lógicamente de importación). Esto unido a varios fragmentos de pasta vítrea hacen pensar en una necrópolis ibérica en la zona.

El yacimiento del Camino Viejo de Onil se sitúa dentro del núcleo urbano de Ibi, al pie de San Miguel, en la vertiente sur, en el eje tradicional de comunicación entre Ibi y Onil. Los restos son escasos y muchos han desaparecido a raíz de las intervenciones urbanísticas a partir de 1980.

L´Horta del Pont Sur se sitúa en un área abancalada entre las bocas del Barranc dels Molins y de les Raboses. Es un lugar pródigo en tierras fértiles y agua, lo cual propicia el asentamiento humano. Restos materiales: tinajas y tinajillas, labios moldurados con decoración a bandas anchas horizontales en rojo vinoso y varias asas geminadas, dos fragmentos de ánfora ibérica, páteras o platos de bordes exvasados en ala recta, también de bordes vueltos al interior. La decoración es geométrica. La cerámica de cocina se halla representada por ollas de saliente engrosado.

El yacimiento Camino de la Ermita de San Miguel se encuentra al pie del cerro de la construcción homónima, en su vertiente oriental. Fue descubierto en 2004, con motivo de las obras para la realización de la rotonda emplazada en la unidad de ejecución R-2. La actuación arqueológica fue realizada entre el 19 de enero y el 16 de febrero de 2005 bajo la dirección técnica de J. Lajara Martínez. Los materiales encontrados fueron depositados en el Museo Arqueológico Municipal Camil Visedo Moltó de Alcoy. El material arqueológico hallado no es abundante, y además está bastante fragmentado, sin embargo, es interesante, teniendo en cuenta que es uno de los pocos yacimientos de época iberorromana excavados en las comarcas centrales de la provincia de Alicante. Hallazgos: vasos de transporte y almacenaje (ánforas ibéricas, de bocas planas con el labio poco destacado, tinajas y tinajillas de bordes exvasados y labios moldurados, platos de paredes curvas y bordes vueltos al interior). La cerámica de cocina representada a través de la olla B. 1. 1 de Bonet-Mata. El color de los elementos decorados es de nuevo de tono vinoso y los motivos representados son de tipo geométrico. No se aprecian decoraciones de tipo vegetal ni figurada. Es difícil concretar la cronología dado lo recurrente del estilo geométrico. Pese a todo se puede comparar el material encontrado con el repertorio decorativo que viene dándose en los yacimientos de los ss. III-I a.C. en las comarcas de centrales de la Provincia de Alicante.[4]

Época romana[editar]

Recientemente se ha descubierto un pequeño asentamiento romano dedicado a la explotación agrícola y ganadera, datado entre los siglos I a.C. y I d. C.

Edad Media[editar]

En los tiempos de la Reconquista, sería una o varias pequeñas alquerías. Merced a los pactos contraídos con el rey Jaime I de Aragón, Zayd Abu Zayd, antiguo rey almohade de Valencia y aliado del monarca aragonés, toma posesión de este territorio, el cual es cedido a su yerno Eiximén Pérez d'Arenós. Por medio de un canje pasarían a poder del rey. Durante el siglo XIV perteneció a los señores feudales de Cocentaina, Planes y otros, incluso a los mismos monarcas nuevamente, siendo el último de sus propietarios Mosén Francisco Pertussa, quien lo vendió a la vecina localidad de Jijona.

Edad Moderna[editar]

En el año 1578 es declarada Universidad por Felipe II y, unos años más tarde, en 1629, obtiene la emancipación definitiva al concedérsele la condición de Villa Real.

En el transcurso de la Guerra de Sucesión, los pueblos de la Foia de Castalla, manifestaron su fidelidad al futuro Rey Felipe V, lo que le valió a Ibi los títulos de Noble, Fiel y Leal. Además se le da el privilegio para que pueda añadir al escudo alguna señal de fidelidad; se colocó el perro.

Edad Contemporánea[editar]

Pozo de Nieve del Canyo, uno de los muchos neveros que existen en las sierras colindantes

Hasta el siglo XIX la principal fuente de ingresos había sido la agricultura de secano, a la que se unió la industria artesanal como la heladería y el comercio de la nieve. Fue durante esta época cuando se construyeron la mayor parte de los pozos de nieve, que hoy día perduran en las sierras aledañas a la localidad. Se trata de depósitos circulares construidos en la ladera de una montaña, sobre la cual se construía un muro de mampostería y el cual poseía una cubierta denominadas de falsa cúpula mediante hileras de piedras. Las puertas de estas construcciones solían ser de piedra de sillería, y tenían una barra de hierro o madera para colgar la carrucha. De esta última actividad derivaría la industria heladera que tuvo un rápido crecimiento, por toda la geografía nacional y gran parte del extranjero, a partir de finales del siglo XIX.

A partir de los años 40 y 50 Ibi comenzó a experimentar un gran crecimiento económico gracias a la expansión y auge del sector juguetero. Grandes fábricas como Payá o Rico contaban con plantillas de centenares de trabajadores que aceleraron el crecimiento de la localidad. Durante estas décadas el sector juguetero de Ibi, y de la Foia de Castalla, gozaron de una gran actividad y el número de empresas jugueteras se multiplicó. Sin embargo, a partir de 1975 el sector comenzó a verse afectado por la apertura de España al exterior y la fuerte competitividad de otros mercados. De este modo, Juguetes Payá y Juguetes Rico cerraron sus puertas en el año 1984.

Tras este período de crisis, Ibi comenzó a abrirse hacia otros sectores, como la siderurgia, el tratamiento de plásticos y metales, envasado e industria auxiliar, entre otros. Gracias a esta diversificación, Ibi ha mantenido un crecimiento constante en su industria y actualmente posee el tercer polígono industrial más extenso de la provincia de Alicante, sólo superado por los polígonos de Alicante y de Elche.

Demografía[editar]

Según el censo INE 2012, Ibi cuenta con 23.616 habitantes, por lo que es el 21º municipio de la provincia en número de habitantes.

En la siguiente tabla se pueden apreciar las variaciones demográficas de Ibi hasta la fecha. Hasta la década de los 60, Ibi fue una villa fundamentalmente agrícola, de ahí que la población creciese muy lentamente o incluso decreciese en determinadas épocas como en 1940. Es a partir de la década de los 60, y especialmente de los 70 cuando la población de Ibi comienza a crecer, llegando a triplicar su tamaño en apenas 20 años (1960-1981). Esta época coincide con una gran expansión económica que experimenta la industria del municipio, sobre todo el sector del juguete. A partir de los años 90, coincidiendo con la crisis del sector y el cierre de muchas de sus fábricas (Payá y Rico, entre otras), se observa como la población de Ibi crece de forma muy paulatina, hasta alcanzar el máximo histórico de 24.113 habitantes en el año 2009, en plena crisis económica. Las consecuencias de dicha crisis comienzan a observarse en el descenso de la población de Ibi, cuya caída en 2012 parece haberse moderado respecto a los años anteriores.

Evolución demográfica de Ibi[5]
1857 1887 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1981 1991 2000 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013
Población 3.004 3.601 3.653 3.549 3.533 4.104 3.929 4.081 6.129 13.916 19.846 20.452 21.293 23.609 24.093 24.113 23.861 23.683 23.616 23.634

Economía[editar]

Ibi es un municipio donde las industrias se reciclan continuamente para adaptarse a los nuevos mercados. Desde el siglo pasado, el negocio del helado ha generado muchos puestos de trabajo. También es conocida por su producción de juguetes que en los años 70 y 80 centraban a casi toda la población activa. Actualmente Ibi es una de las localidades más industrializadas de la provincia, pero las empresas de juguetes están siendo reemplazadas por fábricas de metal y de plástico en general, aumentando también el sector de importación y exportación.

Actualmente la industria de Ibi se concentra en sus polígonos industriales, siendo el de mayor extensión L'Alfaç III. En total hay más de 2.5 millones de metros cuadrados destinados a uso industrial y un total de más de 500 empresas.[6] Entre ellas destacan: INJUSA, Juguetes Picó S.L., Moltó S.A., Flejes Industriales S.A., Acteco S.L., Juguetes y H. JOAL S.A., etc.[7] Además la multinacional Smurfit Kappa ha confirmado la construcción de una factoría en el polígono de reciente creación situado al otro lado de la A-7.[8]

Los mayores ejes comerciales de la ciudad son La Avenida de la Paz, la Calle Constitución y la Avenida Juan Carlos I.

Política[editar]

Lista de alcaldes desde las elecciones democráticas de 1979
Mandato Nombre del alcalde Partido político
1979–1983 Salvador Miró Sanjuán UCD
1983–1987 Vicente Luis García Pascual PSPV-PSOE
1987–1991 Vicente Luis García Pascual PSPV-PSOE
1991–1995 Vicente Luis García Pascual PSPV-PSOE
1995–1999 Vicente Luis García Pascual PSPV-PSOE
1999–2003 Vicente Luis García Pascual PSPV-PSOE
2003–2007 Mª Teresa Parra Almiñana PP
2007–2011 Mª Teresa Parra Almiñana PP
2011– Mª Teresa Parra Almiñana / Rafael Serralta PP

Símbolos[editar]

Se pueden destacar dos elementos simbólicos muy importantes en la villa de Ibi, como son el escudo y la bandera. En ambos elementos cabe resaltar la aparición de las dos torres, antiguos castillos ya desaparecidos.

  • Escudo

El escudo heráldico municipal queda organizado de la siguiente forma:

"Escudo de forma española. Partido y cortado, en primero y segundo cuartel de plata, una torre de gules ajurada de plata; tercer cuartel, en campo de oro, un perro rampante de sable. En el centro del jefe, escusón en losange con cuatro palos de gules en campo de oro. A derecha e izquierda de la punta, fuera del escudo dos L mayúsculas, de oro. Bajo el escudo y fuera de él, una banda o fimbria de plata, con la leyenda Ibi Regii Patrimonii, en gules. Timbrado de la corona real de España, cerrada, con ocho diademás de las que son visibles cinco".

Publicado en el DOGV 29-05-1987, págs. 2624,2625. Se trata de las armas tradicionales de la villa, a las cuales se le añadió el perro en el siglo XVIII, en recuerdo de su lealtad al bando borbónico en la guerra de Sucesión; también hacen referencia a su condición leal, las dos L de los lados. En el escudo, las dos torres recuerdan los dos castillos que se construyeron durante la dominación árabe, el "Vell" en el Barranco de los Molinos; y el "Vermell", en el cerro de Santa Lucía. El rombo con las barras amarillas y rojas simbolizan su condición de villa Real, reflejada también en la leyenda escrita en latín en la parte inferior del escudo: "IBI REGII PATRIMONII"

  • Bandera

Con estos colores se reconoce la bandera de Ibi, según la resolución dictada por la Conselleria de Justicia el 28 de enero de 2003: Tras el dictamen del Consejo Técnico de Heráldica y acorde con las normas autonómicas reguladoras de los símbolos, tratamientos y honores de las entidades locales de la Comunidad Valenciana, la bandera adoptada por el ayuntamiento de Ibi quedará organizada del siguiente modo: “Bandera de proporciones 2:3. Terciada al asta. Al asta, de oro o amarillo, una torre roja abierta y mazonada de sable. Al batiente, de plata o gris perla, otra torre del mismo color, también abierta y mazonada de sable. Entre los campos, centrado, un cuadrado apoyado sobre una punta con las armas reales de Aragón”.

Colegios[editar]

Ibi tiene colegios distribuidos por el pueblo. Hay 7 (2 concertados y 5 públicos).

Concertados[editar]

Son la Fundación San Juan y San Pablo y los Salesianos.

Públicos[editar]

Son el Teixereta, el Derramador, el Pla y Beltrán, el Cervantes y el Felicidad Bernabéu.

Institutos[editar]

Ibi tiene 3 institutos muy cercanos al Polideportivo Municipal. Son el Derramador, la Foia y el Fray Ignacio Barrachina.

Monumentos, museos y lugares de interés[editar]

Iglesia de la Transfiguración del Señor
Monumento a los Reyes Magos
  • Iglesia Parroquial de la Transfiguración. Edificio de interés arquitectónico. Su construcción data de principios del siglo XII, destacan las torres ubicadas en los laterales, y la cúpula situada sobre el crucero, cubierta con teja azul. En su interior, alberga frescos del artista Joaquín Oliet, así como las tallas de El Salvador y la Virgen de los Desamparados.
  • La Tartana. Un carro tirado por un caballo fue uno de los primeros juguetes que se fabricó en Ibi. A principios de siglo, sus habitantes se dedicaban a las tareas del campo y a la fabricación de los helados. También existía un pequeño taller de hojalatero donde se hacían lecheras, aceiteras, recipientes para los heladeros... En este taller Rafael Payá hizo a sus hijos una pequeña tartana con trozos de hojalata, con el tiempo apareció la primera fábrica de juguetes de Ibi: Payá Hermanos. De ahí el significado tan especial que tiene la "Tartana" y cuenta con una plaza en Ibi. Además el máximo galardón que concede la Villa de Ibi hoy es la Tartana.
  • Monumento al Fester (al festero). El monumento representa la imagen de la Virgen, a sus pies, bajo su manto, un festero moro y otro cristiano. Es obra del escultor Vicente Ferrero.Fue el primer monumento que se dedicó a la Fiesta de Moros y Cristianos y a su patrona, de todos los municipios que celebran este tipo de festejos.
  • Monumento dels Geladors (heladores). Monumento en homenaje a los "heladeros ibenses", enclavado en el parque "dels Geladors", que representa los avatares y trasiegos de una familia de heladeros, modelo de tantas otras que fueron trashumando por la geografía de nuestro país y también del extranjero, como precursores de esta importante industria actual. Es obra del artista gallego Magin Picallo. El monumento está esculpido en granito negro de gran calidad y grano fino, el cual se extrajo de las mejores canteras de Moraña (Galicia),ya que el mismo reúne importantes características como son: color negro grisáceo, dureza suficiente para perdurar en el tiempo y grano apropiado para lograr las distintas técnicas y calidades que la obra requiere. Las medidas son de un largo de 3,15 metros, un ancho de 1,60 metros, de de alto sobre 3,50 metros, quedando las figuras un poco mayores que de tamaño natural. En la escultura aparecen cinco figuras que representan a su vez, la despedida simbolizada con un abrazo, que tanto caracteriza a los heladeros en Ibi, y diferentes figuras efectuando las correspondientes tareas del helador de finales del siglo XIX. El grupo se culmina con la figura originaria del heladero ambulante y voceador de la misma época presentando los dos utensilios originales, la heladora manual que servía para hacer y transportar el líquido granizado y ajofaina donde transportaban los vasos y el agua con que se lavaban.
  • Monumento a los Reyes Magos. En la plaza a la que da nombre se encuentra el único monumento conocido en el mundo dedicado a la figura de los tres Reyes Magos de Oriente, tan entroncados con la industria juguetera de fuerte implantación en Ibi. Fue inaugurado el día cinco de enero de 1975 y es obra en piedra de Aurelio López Azaustre.
  • Barranco de los Molinos. Paraje natural de gran valor medioambiental. En él existían (quedando todavía alguno, aunque no en funcionamiento) algunos molinos harineros y para la elaboración de papel. También posee una zona recreativa y una interesante escuela de escalada, equipada por el escalador local Miguel Muñoz.
  • Monumento al Centenario del Juguete. Monumento ubicado en la Plaza del Centenario, en el centro de la ciudad. Representa los actos realizados en 2006 para festejar el centenario de la creación del primer juguete en Ibi.
  • Casa Gran (grande). El edificio llamado “Casa Gran” sirvió de sede al Museo valenciano del juguete. Se trata de una vivienda de carácter señorial del siglo XVIII, de forma perfectamente rectangular. En la planta baja,se exhiben las obras de arte reunidas por don Juan Pablo Pérez a lo largo de su existencia. Es en la planta alta de la Casa Gran, donde se exhibía el Museo Valenciano del Juguete. Este Museo reúne una variada muesta de 444 juguetes, realizados en ibi desde sus inicios en esta industria. EL Museo Valenciano del Juguete está pendiente de una ubicación definitiva. Junto a este edificio había unos jardines, a los que se accedía por un arco de piedra que daba a la plaza de la iglésia o directamente desde el edificio, que eran conocidos como "jardines de la Casa Gran". en ellos había un sencillo y pequeño auditorio al aire libre en el que se realizaban distintos actos relacionados con el colegio vecino, así como otros actos relacionados con las fiestas de Moros y Cristianos. Estos jardines, así como el arco que les servía de acceso y que el pueblo tenía en gran estima, han sido destruidos recientemente para encajonar un pequeño polideportivo concedido en usufructo por el consistorio al colegio de monjas vecino de la Casa Gran. Así tenemos dando fachada a la plaza de la iglésia a: la propia iglésia de la Transfiguración, el polideportivo (en construcción), y la Casa Gran que alberga el, un poco olvidado, museo del juguete.

Fiestas y tradiciones locales[editar]

El Teatro Río junto a la Ermita de San Vicente
Filà de Moros durante las fiestas de 2010
Filà de Moros durante las fiestas de 2009
  • Fiestas de los Reyes Magos. Al ser uno de los pueblos jugueteros y tener el primer monumento mundial dedicado a los Reyes Magos, en enero el pueblo celebra esta fiesta de forma especial. En las vísperas se reparten, por los monumentos y sitios singulares, telegramas gigantes donde se anuncia la inminente llegada de los Reyes Magos (Melchor, Gaspar y Baltasar). El día 4, el heraldo acudirá en pequeño desfile hasta la plaza de los Reyes Magos a recoger las cartas de los niños, y a veces no tan niños, para entregar estas a sus majestades los Reyes Magos de Oriente. Ya el día 5, entra en Ibi la gran caravana de los Reyes Magos con sus pajes y "los negros", aquellos que con escalera en mano, suben por los balcones para repartir los regalos que los niños de Ibi han pedido en sus cartas. Hay que dar una mención especial al gran interés de la población joven para salir de "negro", dando lugar a listas de espera de varios años.
  • Día de los Heladeros. En febrero, tradicionalmente, intentando no coincidir con la feria del helado, se celebra un día en el que los heladeros de Ibi, conocidos internacionalmente por sus helados artesanales desde el siglo XIX, hacen participes a todo el pueblo de Ibi, especialmente a los niños, a pasar un agradable día, en el cual por la mañana se efectúan una serie de juegos infantiles muy divertidos, que culminan con el sorteo de dos objetos de valor para los jóvenes, como pueden ser una bicicleta y un ordenador personal o algo parecido,para lo cual se reparten un día antes por los colegios unos tiques de participación para efectuar el sorteo. Esta fiesta se continua por la tarde con un gran reparto de helados, de forma gratuita, al cual acude todo el pueblo a degustar esta entrañable golosina, acompañados de música en la plaza dedicada a los heladeros, la Plaza de los Heladeros.El domingo sigue con una solemne misa con ofrenda a la "Mare de Deu dels Desamparats" dedicada a los heladeros que se marchan a sus respectivos lugares de trabajo por toda la geografía de España, y se culmina con una comida de Hermandad.
  • Día de l'Avís ('aviso'). Es un predesfile de las fiestas patronales de moros y cristianos (un "aviso" de que ya se acercan) y se celebra el sábado anterior al segundo domingo de mayo.
  • Romería de San Pascual. La romería de San Pascual se celebra el sábado posterior al 17 de mayo (día de San Pascual) y consiste en la subida a la ermita dedicada a este santo en romería, con juegos, paellas y charangas.
  • Noches de Baile (Nits de Ball). Durante los meses de verano (junio, julio y agosto) los martes y jueves en la Plaza la Palla por la noche se bailan las danzas ibenses.
  • Moros y Cristianos. Declaradas de Interés Turístico Provincial. Pasados 9 días del primer miércoles del mes de septiembre empiezan sus fiestas patronales de Moros y Cristianos en honor a la Virgen de los Desemparados. En estas fiestas la gente se viste de ropas simulando las tropas moras y las cristianas, se enfrentan siguiendo un guion, que se repite todos los años, en el que los cristianos, previa conquista mora del castillo de Ibi, reconquistan el pueblo. Hay un total de 14 Comparsas, la mitad del Bando Cristiano (Almogávares, Cides, Contrabandistas, Guerreros, Maseros, Mozárabes, Caballeros Templarios) y la otra mitad del Bando Moro (Almorávides, Argelianos, Beduinos, Moros Chumberos, Mudéjares, Piratas, Tuareg). Cada Bando está encabezado por un Capitán. Cada Comparsa está representada por su Abanderada, cargo que cada año ostenta una mujer de forma voluntaria. El acto más llamativo es la Entrada, desfilando los Cristianos por la mañana y los Moros por la tarde. Al día siguiente, sábado, se celebra un desfile infantil, una batalla de arcabucería, denominada "alardo" y una Embajada Mora tras la que los Moros se apoderan, simbólicamente, del Castillo de la Villa, por último la "Ofrenda Floral". El domingo, tras una guerrilla se celebra el "Juicio Sumarísimo y fusilamiento del moro traidor" acto organizado por la Comparsa de Moros Chumberos, ya por la tarde y tras un segundo alardo, se celebra una Embajada Cristiana y se recupera el Castillo. A continuación, las personas que se quieren comprometer para ostentar cargos de Capitán o de Abanderada para el año siguiente, realizan la llamada "Vuelta al Castillo", donde comparsa tras comparsa irán dando la vuelta acompañados de toda la gente que participe con ellos el próximo año y la fiesta finaliza con una solemne Procesión en la que la imagen de la Virgen de los Desamparados recorre las calles de la Villa Juguetera.
  • Fiestas de invierno. El 28 de diciembre se celebra la fiesta de "Los Enharinados" ("Els enfarinats"), en la que, a golpe de petardos y harina, los insurgentes consiguen rendir a la población bajo su mandato. El nuevo alcalde de los “Enfarinats” toma la vara de mando ficticio de manos del alcalde de la localidad. Tras la toma de posesión simbólica del nuevo Gobierno local de Els Enfarinats, el nuevo orden se impone en Ibi a golpe de escaramuzas y batallas de huevos, harina y cohetes borrachos. Hacia el mediodía, el absurdo y las excentricidades de este grupo de hombres ataviados con las más estrafalarias vestimentas, se extiende por todo el centro urbano de la localidad juguetera donde, por un solo día, campan a sus anchas, tendiendo emboscadas y enfrentándose a la oposición en una batalla épica, que se repite todos los años, y a la que están expuestos no sólo los milicianos de los enharinados ('enfarinats'), sino también los viandantes que inocentemente cruzan los dominios de los golpistas. Los ciudadanos que se atreven a cruzar por la plaza de la Iglesia, cuartel general de los enfarinats, y osan incumplir sus disparatadas órdenes, acaban rebozados en harina y huevo. El centro urbano de Ibi se cubre de una gran nube blanca en la que apenas se puede vislumbrar a los protagonistas, que despliegan todos sus efectivos bélicos y toman la plaza de la Iglesia, último bastión en el que se decide la batalla con "cohetes borrachos". Al final de la "encarnizada" lucha, la oposición se doblega a los invasores, ante cuyo avance no tiene más remedio que replegarse en las escalinatas de la iglesia de la Transfiguración del Señor. El final de la batalla viene precedido por la anunciada derrota de la oposición que, finalmente, se rinde ante la superioridad de los "enharinados", sin que haya que lamentar bajas en ninguno de los dos bandos. Con la rendición de la oposición, llega el armisticio por el que se unen los dos bandos enfrentados y unidos, al fin, por una causa común: recaudar fondos para el asilo de ancianos San Joaquín de Ibi. La recaudación del "impuesto revolucionario" se realiza entre los establecimientos comerciales de la localidad. Por este motivo, según el alguacil de los "enharinados", "la gente paga las multas con mucho gusto". La jornada finalizará con la "danza", en las que participarán mujeres vestidas con lujosos trajes, hombres cubiertos con elegantes capas, y otros peculiares personajes conocidos como "los tapados", que van disfrazados de las formas más variopintas y cubiertos con capa y máscaras. La danza se iniciará tras recibir el permiso del alcalde de los enfarinats, en el último acto de su mandato, por la noche tiene lugar en el Pabellón del Polideportivo el "baile del Virrey" en el que se representan los bailes regionales y que tendrá un segundo acto también el día 30 de diciembre. Las fiestas de invierno de Ibi tienen muchos más protagonistas como son els fadrins, els casats y els amantats.
Están declaradas Fiestas de Interés Turístico Autonómico.
  • El correfocs. Se trata de una festividad cuya temática se trata de la representación de los diablos procedentes del infierno. A las 23.00h a mediados de junio, los espectadores de esta fiesta, se preparan para interactuar con dichos personajes y formar parte del espectáculo de fuego y locura que invade la localidad esa noche.
  • Feria de Santa Cecilia. Mercado medieval, comercio local, maquinaria y motor. Se celebra el tercer fin de semana del mes de noviembre.

Personajes destacados[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]