Virgen de los Desamparados

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nuestra Señora de los Inocentes, Mártires y Desamparados
La Geperudeta.jpg
Imagen de la Virgen de los Desamparados en la ofrenda de flores de Valencia en 2008.
Venerada en Iglesia católica
Templo Basílica de la Virgen de los Desamparados
Festividad Segundo domingo de mayo
Patrona de Valencia,y de buenos aires Comunidad Valenciana y de los Floristas Españoles
Fecha de la imagen Siglo XV
[editar datos en Wikidata ]

La Virgen de los Inocentes, Mártires y Desamparados o Virgen de los Desamparados (Mare de Déu dels Desamparats, en valenciano o popularmente Geperudeta) es una advocación de la Virgen María.

Es la patrona de la ciudad de Valencia y de la Comunidad Valenciana, y por lo tanto una de las siete patronas de las comunidades autónomas de España. Aparece representada con una azucena en una mano y con el niño Jesús portando la cruz, en sus brazos. La imagen se caracteriza por tener una ligera inclinación hacia adelante; por dicho motivo se le conoce cariñosamente entre los valencianos como La Geperudeta (La Jorobadita). Bajo esta advocación se fundó la Congregación Madres de Desamparados y San José de la Montaña[1]

Origen del culto[editar]

Imagen de Nuestra Señora de los Desamparados en el Real Santuario de San José de la Montaña, Barcelona

El 24 de febrero de 1407 el padre Jofré se dirigía a la catedral para pronunciar un sermón de una misa durante la Cuaresma, cuando presenció el maltratamiento de un enfermo mental en una calle de Valencia próxima a Santa Catalina (actual Martín Mengod, anteriormente llamada Platerías). Este hecho le llevó a tomar la decisión de fundar una casa para enfermos mentales. La hermandad se constituyó bajo la advocación de "Nostra Dona Sancta Maria dels Folls, Innocents e Desemparats" (Nuestra Señora de los Locos, Inocentes y Desamparados).

El objetivo de la hermandad era atender a los enfermos, y debido a la hambruna de la época y el gran índice de orfandad, las calles se encontraban numerosos niños desamparados. El hospicio se amplió para recoger a los niños desamparados,locos, expósitos y abandonados.

Dos años después nombraron patrona de la hermandad a la Virgen como "mare dels dessemparats" allí acogidos, renombrando la advocación como de Virgen de los Desamparados.

El año 1414 llegaron cuatro jóvenes, vestidos de peregrinos, a la cofradía. Al recibirles el hermano cofrade que vivía en la casa, le dijeron que en dos días les podían hacer una imagen de la Virgen si les daban un lugar donde hacerlo y comida. Les llevaron al lugar conocido como La Ermita.

Pasados cuatro días y no oyéndose ningún ruido, forzaron la puerta y encontraron la imagen de la Virgen María. Los extraños peregrinos habían desaparecido; poco después sanó la esposa de un miembro de la hermandad, ciega y paralítica. El suceso dio origen a la leyenda de que "la feren els àngels" (la hicieron los ángeles).

El 21 de abril de 1885, el papa León XIII concedió una Bula pontificia por la que nombraba patrona de Valencia a la Virgen de los Desamparados.

La imagen "peregrina"[editar]

La imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados, de 1 metro y 33 centímetros de altura, fue realizada en 1966 por el escultor Octavio Vicent, por encargo del capellán mayor de la Basílica, con el fin de que la imagen original no saliese de su camarín para recorrer las calles y los pueblos en peregrinación salvo suprema necesidad, en aras de su mejor conservación. A tal efecto se diseñó un vehículo adaptado especialmente para sus traslados, conocido popularmente como "El "Maremòbil", marcado con la matrícula V - 0075-GP, el 75 aniversario de la coronación, cuando se hizo el vehículo, el cariñoso sobrenombre valenciano a la Mare de Déu.[2]

El culto en el resto del mundo[editar]

Virgen de Nuestra Señora de los Desamparados en la Basílica de San Nicolás de Bari en Buenos Aires.
  • Barcelona: En la parroquia de Nuestra Señora de Belén, en plenas Ramblas, donde la Casa Regional de Valencia celebra anualmente su fiesta y donde está regentada una hermandad en su honor. También en el Real Santuario de San José de la Montaña, santuario de la Congregación Madres de Desamparados y San José de la Montaña.
  • Amazonia: En la selva ecuatoriana, el misionero valenciano Ramón Peris Plà erigó una capilla dedicada a la Virgen de los Desamparados. La capilla se encuentra en el vicariato de Puyo (Ecuador), en una zona selvática donde viven los indios Kichwas de Orellana.[3]
  • Por toda la zona sudamericana existen más devociones a esta imagen, así como en otros puntos de España. En El Salvador, en un pequeño pueblo conocido como Ilobasco, es venerada en el barrio que lleva su nombre, el Barrio de los desamparados, a la vez es la patrona del pueblo.
  • La comuna Los Andes, Río Blanco, en la Region de Valparaíso (Chile). Ubicada en el Sector de Río Blanco, KM 33 Camino Internacional, existe la Capilla de Nuestra Señora de los Desamparados, construida en piedra el año 1940, en su interior cobija a la Virgen de los Desamparados, traída desde Valencia, España, por Ricardo Dorado Peris. Recibe romerías de españoles residentes.[4]
  • En la ciudad de Arequipa (Perú) se venera la Imagen de la Virgen de los Desamparados en el Barrio Tradicional de San Lázaro.
  • En la localidad de Desamparados, municipio de Rivadavia (Provincia de San Juan), Argentina la virgen llegó a San Juan gracias a los jesuitas a mediados del Siglo XVIII. En 1847 fue erigida la parroquia. El Departamento de Rivadavia posee de patrona a la Virgen de los Desamparados, con una larga historia de evangelización de la zona que significo que el 29 de junio de 2008 la Parroquia Nuestra Señora de los Desamparados, a 260 años de su fundación, fue proclamada por el Papa Benedicto XVI como Basílica Menor. El nombre del Club Sportivo Desamparados, a pocas cuadras de la Basílica, también tiene una relación especial con la Virgen de los Desamparados. Este club juega la temporada 2011/2012 en el Nacional B (segunda división del fútbol argentino). En la ciudad de Carhué, Provincia de Buenos Aires, esta virgen es la patrona de la ciudad desde sus comienzos a fines del siglo 20. Su imagen había sido donada por la esposa del Teniente Coronel Nicolás Levalle, fundador de la ciudad, para amparar a los soldados y a la escasa población del pueblo.
  • En la Comunidad Campesina de San Sebastián de Sacraca, distrito de Lampa, provincia Paucar del Sara Sara departamento de Ayacucho en Perú, celebran a la Virgen de los Desamparados y al Niño Amparo del 31 de agosto al 05 de septiembre como homenaje a la patrona del pueblo con la víspera el 01 de setiembre, la misa central el 02 de la virgen y del niño el 03, con procesiones y ferias locales.

La coronación de la Virgen[editar]

A pesar de ser la patrona de la ciudad de Valencia, la imagen no había sido coronada canónicamente. El arzobispo de Valencia, el cardenal Enrique Reig Casanova, fue el impulsor de la idea de la coronación de la Virgen.

El 15 de octubre de 1921, el papa Benedicto XV concedió el privilegio para la coronación. El día 12 de mayo de 1923, sábado, tuvo lugar la ceremonia de la coronación de la Virgen en el Puente del Real. Hasta allí, la imagen acudió con una diadema de flores, discurriendo por las calles engaladas de la ciudad. Acudieron al acto el rey Alfonso XIII y su esposa, la reina Victoria Eugenia, así como el nuncio del papa Pío XI, Federico Tedeschini, y el arzobispo de Burgos, de origen valenciano, el cardenal Benlloch.

El alcalde Juan Artal entregó la corona, confeccionada con joyas donadas por los valencianos; mientras era colocada sobre la cabeza de la Virgen, sonaron las 21 salvas de honor de los cañones del Regimiento de Artillería y se entonaba el Himno Nacional. Para la ocasión se creó el Himne de la Coronació de la Mare de Déu dels Desamparats (Himno de la Coronación), el cual se estrenó este día por un coro de más de 1500 voces como regalo del pueblo valenciano a La Geperudeta. El himno aún se canta hoy en días y actos señalados, como su festividad en mayo o en la ofrenda durante las fallas. A continuación puede verse la letra del himno:

La pàtria valenciana


s´empara baix ton mant


¡Oh, Verge Sobirana


de terres de Llevant!.


La terra llevantina reviu en ta Capella


en fer-vos homenatge de pur i ver amor.


Puix sou la nostra Reina i vostra Imatge bella


pareix que està envoltada de màgic resplendor.


La rosa perfumada, la mística assutzena,


Lo seu verger formaren als peus de ton altar.


I fervorós en elles, lo valencià t´ofrena


La devoció més santa que es puga professar.


En terres valencianes


La fe per Vós no mor


I vostra Imatge Santa


Portem sempre en lo cor.


Salve, Reina del cel i la terra;


Salve, Verge dels Desemparats;


Salve, sempre adorada Patrona;


Salve, Mare del bons valencians.[5]

Por este motivo la talla de la Virgen de los Desamparados es una de las primeras imágenes marianas de España en recibir la Coronación canónica, junto a la Virgen de Montserrat (Patrona de Cataluña), la Virgen de Candelaria (Patrona de Canarias), la Virgen de Guadalupe (Patrona de Extremadura) y la Virgen de Covadonga (Patrona de Asturias), entre otras.

"Generalísima de nuestros Ejércitos"[editar]

El Regimiento de Infantería nº 5 "Mare de Déu dels Desamparats" se levantó en Barcelona en julio de 1713 para defender la ciudad contra los ataques borbónicos en el último episodio de la Guerra de Sucesión Española. Este regimiento recogió todos los soldados valencianos que se encontraban encuadrados en el Regimiento nº 1 "Ahumada" que debía de ser evacuado. Decidieron quedarse en Barcelona y lucharon hasta la muerte, sacrificando sus vidas por los fueros del Reino de Valencia y del Principado de Cataluña.

El 24 de enero de 1789 el "Consell" (Consejo) de Valencia pidió honores militares para la Virgen, de la misma forma que se hacían para la Virgen del Pilar. El 25 de mayo de 1809, no se sabe muy bien si el Consell o el Ayuntamiento, reiteró la petición.

En la Guerra de la Independencia, el 6 de marzo de 1810, el general Caro, Capitán General de Valencia (máxima autoridad del reino de Valencia), pidió al Arzobispo Company que permitiera que la Virgen de los Desamparados fuera nombrada “Generalísima de nuestros Ejércitos", como muestra de gratitud por haberles permitido salir victoriosos en el primer asalto napoleónico de Valencia.

El General Caro, en ceremonia realizada en la Catedral de Valencia, le entregó el fajín de Generala y el bastón de mando, y se dispuso que cuando saliera la imagen el día de su fiesta, se le rindieran los honores militares de ordenanza “y se disparara la artillería del Baluarte”.

Estas órdenes fueron reiteradas por la Capitanía General de Valencia el 18 de marzo de 1854 y por el Jefe de Estado español en 1947.[6] Finalmente le fueron concedidos los honores militares, así como el título de Alcaldesa Perpetua de la ciudad de Valencia; razón por la que lleva el fajín de Capitana General y el bastón de mando, respectivamente.

Fiestas en su honor[editar]

La festividad de la Virgen de los Desamparados se celebra el segundo domingo de mayo. Esta festividad cuenta con los momentos más esperados de un día especialmente emotivo, en el que miles y miles de valencianos se vuelcan para rendir homenaje a su patrona. Destacan los siguientes actos:

  • La misa de descoberta: a las cinco de la mañana se descubre la venerada imagen, en la Misa de Descubierta, que rememora la antigua celebración de Esta por la mañana cuando los agricultores partían hacia el campo para emprender su jornada.
  • La misa de infantes: a las ocho, en el altar de la plaza, se celebra la Misa de Infantes, en la que canta la Coral Infantil Juan Bautista Comes (51 años, desde 1957, cantándola) acompañada por la Orquesta Sinfónica del Conservatorio Municipal José Iturbi de Valencia.
  • El traslado de la Virgen: a las diez y media, los valencianos inundan el recorrido desde la basílica hasta la catedral, en el emotivo traslado de la imagen de la Virgen.La imagen peregrina va dando tumbos entre el cariño del público y los gritos y poemas que le ofrecen. Como se suele decir, la Virgen en ese momento es del pueblo.
  • La misa pontifical, a las doce de la mañana, que se celebra ya en la Catedral, al acabar el traslado (dando significado a éste), presidida por el Arzobispo de Valencia.
  • La processó general: ya por la tarde, a las 19 horas, bajo el color y el perfume de las flores, tiene lugar la procesión general por el itinerario de costumbre entre el barrio más antiguo de valencia, barrio del Carmen, terminando en el altar mayor de la basílica.

Para celebrar este día, los vestidores de la Virgen en la Ofrenda fallera, realizan a la Virgen un homenaje floral en el tradicional tapiz.

Fiesta del Florista: Tercer jueves de mayo honran a su Patrona,con miles de flores acudiendo todos los floristas el miércoles anterior portando flores y confeccionando los adornos en el interior de la Basílica de la Virgen. Amaneciendo el jueves con un inmenso jardín donde Ella es la más bella flor. Desde la Guerra del 36, aunque la Imagen estaba escondida, siempre tuvo flor; pues los floristas valencianos, sabían donde estaba y siempre cada jueves se le llevaba un ramo, que nadie sabia por que estaba ahí, en medio de un pasillo....La imagen de Ntrª Srª estaba tapiada detrás. También el mismo Jueves es Honrada como patrona, por las Tunas y rondallas tradicionales de la ciudad pasando por el interior de la Basílica para cantar a la Virgen.

La Cofradía[editar]

El 24 de febrero de 1409, tras un sermón del padre Jofré, un grupo de comerciantes de Valencia encabezados por Lorenzo Salom, sentaron las bases para la creación del hospital, que definitivamente se fundó mediante Bula Pontificia de Benedicto XIII de fecha 26 de febrero de 1410.

El 1 de agosto de 1414, Fernando de Antequera, por Real Privilegio, aprueba las "Constituciones" de la Cofradía, con el nombre de "Real Cofradía de Nostra Santa María des Inocennts".[7] Los objetivos de la cofradía se fueron ampliando a los largo de los siglos y adaptándose a las nuevas realidades

Bibliografía[editar]

  • Llácer de San José, Mª Virginia; Martín de San José, Bladina: "Sobre la Piedra. Breve biografía de la Madre Petra de San José Pérez Florido." Valencia: Artes Gráficas Soler, S.L.,1970. ISBN: 84-604-9888-3.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]