Felipa de Lancaster

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Para el artículo de la reina de Dinamarca, Noruega y Suecia, véase Felipa de Inglaterra
Felipa de Lancaster
Reina consorte de Portugal
Filipa lencastre.jpg
Felipa de Lancaster
Información personal
Otros títulos
  • Duquesa de Lancaster
  • Princesa de Inglaterra
Nacimiento 31 de marzo de 1359
Fallecimiento 19 de julio de 1415
Familia
Casa Real Casa de Láncaster
Padre Juan de Gante
Madre Blanca de Lancaster
Consorte Juan I de Portugal
Descendencia
Felipa de Lancaster, reina de Portugal

Felipa de Lancaster nació en Leicester, el 31 de marzo de 1360, siendo la primogénita de los 7 hijos de Juan de Gante, y de su primera esposa, Blanca de Lancaster.

Felipa se convirtió en reina consorte de Portugal tras su matrimonio con el rey Juan I de Avís, celebrado el 2 de febrero de 1387 en la ciudad de Oporto. Este matrimonio fue el paso final de la alianza entre Portugal e Inglaterra, formada para contrarrestar la formada entre Francia y Castilla. Felipa es recordada por ser una reina generosa y muy querida, aunque lamentablemente infeliz en su vida marital, pues el rey Juan era un hombre aficionado a las aventuras con damas de la corte, siendo su amante favorita la bellísima Inés Pires, de la cual tuvo 2 hijos -el futuro Alfonso I de Braganza y Beatriz, luego condesa de Arundel-, a los cuales Felipa crio como si fueran suyos.

De su matrimonio nacieron 9 hijos, de los cuales sólo 6 llegaron a la adultez, siendo éstos príncipes refinados, respetados en toda Europa: Eduardo, rey de Portugal, fue un intelectual y escritor; Pedro, duque de Coímbra, fue un gobernador destacado y un viajero; Enrique guio a Portugal hacía la gran era de los descubrimientos; Isabel, duquesa de Borgoña, fue una de las mujeres más poderosas y admiradas de Europa -su nieta, María de Borgoña, sería la abuela del emperador Carlos V-; Juan fue también un noble respetable y fue el abuelo de dos de los mayores monarcas de la Península Ibérica en el siglo XVI: Isabel la Católica, reina de Castilla, y Manuel I el Afortunado, rey de Portugal; Fernando, un guerrero, fue capturado durante el desastre de Tánger y murió en en la batalla de Fez en olor de santidad, siendo apodado el Bendito.

Felipa murió víctima de la peste en la ciudad de Odivelas, el 19 de julio de 1415, a los 55 años de edad, siendo sepultada en el monasterio de Batalla.