Juan I de Portugal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Juan I de Portugal
Rey de Portugal y de Algarve
JohnI-Portugal.jpg
Predecesor Interregno disputado entre: Beatriz y Juan I de Castilla contra él mismo como defensor e regedor do reino
Sucesor Eduardo I
Información personal
Consorte Felipa de Lancaster
Descendencia véase Descendencia
Casa realDinastía Casa de Avís
Padre Pedro I de Portugal
Madre Teresa Gille Lourenço
Nacimiento 11 de abril de 1358
Lisboa, Portugal
Fallecimiento 14 de agosto de 1433 (76 años)
Lisboa, Portugal
Entierro Monasterio de Batalha, Portugal

Juan I de Portugal (Lisboa, 11 de abril de 1358 - ibídem, 14 de agosto de 1433) fue rey de Portugal, fundador de la Dinastía de Avís. Era hijo natural del rey Pedro I de Portugal y de Teresa Gille Lourenço. Por encargo de su padre, fue criado y educado por su abuelo materno, el mercader Lourenço Martins. En 1364 fue consagrado maestre de la Orden de Avís.

A la muerte de Pedro I, el 18 de enero de 1367, ascendió al trono su hijo (medio hermano de Juan), Fernando I de Portugal. Fernando I murió en Lisboa el 22 de octubre de 1383.

A la muerte del rey Fernando I, Leonor, su viuda, conforme al tratado de Salvaterra de Magos por el que se llevó a cabo el matrimonio entre su hija Beatriz y el rey Juan I de Castilla, y conforme al testamento del rey difunto, se encargó de la regencia y el gobierno en nombre de su hija Beatriz.[1] [2] [3] [4]

Crisis dinástica de 1383–1385[editar]

El rey Juan I de Castilla tomó el título de rey de Portugal por derecho de su esposa Beatriz, e inició una intervención militar en Portugal estableciéndose en Guarda; ante esto, el temor de la integración de Portugal en Castilla, y la oposición a la regencia de Leonor Téllez, generó una rebelión popular y una guerra civil[5] A principios de diciembre de 1383, se produjo en Lisboa el levantamiento. El maestre de Avís asesinó al favorito de la regente, Juan Fernández de Anderio, conde de Ourém, y tras ello el pueblo llano se levantó contra el gobierno a instigación de Alvaro Pais,[6] en el que resultó muerto Martinho Anes, obispo de Lisboa. El levantamiento se extendió a las provincias, cobrándose la vida de la abadesa de monjas benedictinas en Évora, el prior de la colegiata de Guimarães, o de Lançarote Pessanha, Almirante de Portugal, en Beja.

La reina Leonor huyó de Lisboa con la Corte[7] y se refugió en Alenquer. En Lisboa, Álvaro Pais propuso el matrimonio del maestre de Avís con Leonor para encargarse de la regencia de forma conjunta, pero Leonor lo rechazó, y ante las noticias de la venida del rey castellano, el maestre de Avís fue elegido defensor y regidor del reino el 16 de diciembre de 1383,[8] como defensor de los derechos del infante Juan de Portugal, primogénito de Inés de Castro, designó a João das Regras como canciller y a Nuno Álvares Pereira como condestable, y pidió ayuda a Inglaterra. Trató de asediar Alenquer pero Leonor huyó a Santarém.[9] De modo que regresaron a preparar la defensa de Lisboa. En Santarém, Leonor procedió a reclutar un ejército y pidió ayuda a su yerno el rey de Castilla.[10] Juan I de Castilla emprendió el camino de Santarém, y allí obtuvo el 13 de enero la renuncia de Leonor a la regencia. El levantamiento tuvo el apoyo de la burguesía pero no de la aristocracia, que se mantuvo apoyando a la regencia de Leonor.[11] [12] [13] y cuando ésta renunció, en apoyo del rey Juan I de Castilla y de su esposa Beatriz.[14] [15] Sin embargo, esto alentó a la causa del maestre de Avís a justificar la revuelta en tanto que se había conculcado el tratado de Salvaterra de Magos.[16]

Los fracasos de Juan I de Castilla favorecieron la causa del maestre de Avís, y el 6 de abril de 1385 las Cortes portuguesas reunidas en Coímbra, tras haber declarado ilegítima a Beatriz, procedieron a elegir y proclamar al maestre de Avís como Juan I de Portugal. Las siguientes derrotas castellanas en Trancoso y Aljubarrota en mayo y en agosto de 1385 supusieron el fin de la posibilidad de imponerse Juan I de Castilla y Beatriz como reyes de Portugal.

Tras estas derrotas castellanas, Juan I de Portugal obtuvo el control de las plazas que aún le eran adversas. Desde la comarca de Santarem, emprendió el dominio de la región al norte del Duero donde había caballeros portugueses que mantenían fidelidad a Beatriz y a Juan I de Castilla:[16] [17] Villareal de Pavões, Chaves y Bragança capitularon a finales de marzo de 1386,[18] y Almeida, a principios de junio de 1386.[19] El 9 de mayo de 1386, Portugal e Inglaterra establecieron una alianza por el tratado de Windsor por la que Portugal apoyaba las reivindicaciones legitimistas de los descendientes de Pedro I el Cruel: su hija Constanza y su marido Juan de Gante, que se intitulaban como reyes de Castilla desde 1372.[20] Sin embargo, la campaña anglo-portuguesa contra Castilla no tuvo éxito[21] por lo que Juan de Gante y Juan I de Castilla negociaron un acuerdo a espaldas del rey portugués, el tratado de Bayona del 8 de julio de 1388. La interrupción de la guerra de los Cien Años en la tregua de Leulinghem motivó la tregua de Monçao del 23 de noviembre de 1389, por la que Castilla y Portugal restauraban al adversario las plazas ocupadas, pero aún quedaban pendientes las reclamaciones dinásticas que alargaron el sistema de treguas con Castilla hasta la paz definitiva en 1431.

En su reinado como rey de Portugal, conquistó Ceuta, en el norte de África en el año 1415, y comenzaron los grandes descubrimientos marítimos, gracias a la labor de su hijo el infante Enrique el Navegante.

Juan I fue el primer monarca en redactar en lengua vernácula (portugués) las leyes de su reino; ejecutó numerosas obras públicas y mereció los apelativos de “Juan el Grande”, «Juan el Grandioso» y «Juan el Padre del Pueblo». Sin embargo, el único título que se le atribuye en Portugal es «El de Buena Memoria». A su muerte (causada por la peste negra) en 1433 fue sucedido en el trono por su hijo Eduardo.

Ancestros[editar]