Nuno Álvares Pereira

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Nuño (Nuno) de Santa María
São nun'alvares pereira.jpg
Militar y religioso carmelita portugués.
Nacimiento 24 de junio de 1360
Cernache do Bonjardim,
Castelo Branco, Portugal
Fallecimiento 1 de noviembre de 1431
(70 años)
Lisboa, Portugal
Venerado en Iglesia Católica Romana
Beatificación 23 de enero de 1918 por Benedicto XV
Canonización 26 de abril de 2009 por Benedicto XVI
Festividad 6 de noviembre
[editar datos en Wikidata ]

Nuno Álvares Pereira (24 de junio de 1360 - 1 de noviembre de 1431), también conocido como el Santo Condestable o San Nuno de Santa María (Nuño Álvarez, en español) fue un general portugués del siglo XIV que desempeñó un papel fundamental en la crisis portuguesa de 1383-85, donde Portugal se jugó su independencia contra Castilla.

Biografía[editar]

Nuno Álvares Pereira nació en la villa de Cernache do Bonjardim, concejo de Sertã (Distrito de Castelo Branco). Casó con Leonor de Alvim en 1377 en Vila Nova da Rainha, del concejo de Azambuja. Cuando el rey Fernando I de Portugal murió en 1383, dejando como heredera a su hija Beatriz, ya desposada, aunque niña, con el rey Juan I de Castilla, Nuno fue uno de los primeros nobles que apoyaron las pretensiones a la corona del Maestre de Avis (futuro Juan I). A pesar de ser hijo ilegítimo de Pedro I de Portugal, las clases populares y gran parte de la nobleza portuguesa se opusieron rotundamente a que Portugal se uniera territorial y políticamente con Castilla. Después de la primera victoria de Álvares Pereira frente a los castellanos en la batalla de Atoleiros en abril de 1384, Juan de Avis lo nombra condestable de Portugal y conde de Ourém.

El 6 de abril de 1385, Juan de Avis es reconocido por las cortes reunidas en Coímbra como Rey de Portugal. Esta posición de fuerza portuguesa desencadena una respuesta de Castilla. Juan de Castilla invade Portugal con vista a proteger los intereses de su mujer Beatriz. Álvares Pereira toma el control de la situación en el terreno e inicia una serie de cercos a las ciudades leales a Castilla, localizadas principalmente en el Norte del país. El 14 de agosto, Álvares Pereira muestra su genio militar al vencer en la batalla de Aljubarrota al frente de un pequeño ejército de 6000 portugueses y aliados ingleses, contra los 30 000 soldados de Castilla y Francia. La batalla vendría a ser decisiva para el fin de la inestabilidad política de 1383-1385, y en la consolidación de la independencia portuguesa. Terminada la amenaza castellana, Nuno Álvares Pereira permaneció como condestable del reino y fue hecho conde de Arraiolos y Barcelos. Entre 1385 y 1390, año de la muerte de Juan de Castilla, hizo incursiones contra la frontera de Castilla, con el objetivo de mantener la presión y disuadir al país vecino de nuevos ataques, obteniendo entre otras la victoria sobre los castellanos en la batalla de Valverde (15 de octubre de 1385), en Valverde de Mérida), y que acabaría conduciendo a la firma, en 1411, del Tratado de Ayllón.

Según algunas fuentes, en 1415 participó en la conquista de Ceuta, mandando tropas portuguesas en la que sería la primera conquista de los Descubrimentos portugueses, precisamente 30 años más tarde de su gran victoria de Aljubarrota.

El gran condestable es reconocido como uno de los mejores generales portugueses de la historia.

Descendencia[editar]

El condestable había casado en 1377 con Leonor de Alvim, y con ella tuvo tres hijos. Pero sólo una hija, Beatriz Pereira de Alvim, llegó a la edad adulta, siendo casada con Alfonso, primer duque de Braganza, hijo natural de su mentor el rey Juan I de Portugal. A través del matrimonio de su hija, Nuno Álvares Pereira es antepasado de los reyes de la última dinastía portuguesa, los Braganza, y lo es además de todas las casas reales europeas, incluida la española (Isabel de Barcelos, hija de Beatriz y Alfonso, fue la abuela materna de Isabel la Católica).

Vida religiosa[editar]

Estatua ecuestre de Dom Nuno Álvares Pereira, frente al Monasterio de Batalha.

Nuno Álavares Pereira quedó viudo en 1388. Años más tarde declaró públicamente su hastío de la vida militar y cortesana, repartió todos sus títulos y posesiones entre sus herederos y se hizo carmelita, entrando en 1423 en el Convento do Carmo de Lisboa, que él mismo había fundado años atrás en cumplimiento de un voto. Toma el nombre de Hermano Nuno de Santa María. Allí permanece hasta su muerte, ocurrida el 1 de abril de 1431, un domingo de Pascua. Durante su último año de vida, el rey Juan I de Portugal le hizo una visita al Carmo. Juan siempre consideró que Nuno Álvares Pereira era su amigo más próximo, quien le colocará en el trono y salvará la independencia de Portugal.

El túmulo de Nuno Álvares Pereira fue destruido en el terremoto de 1755. Su epitafio decía: «Aquí yace el famoso Nuno, el Condestable, fundador de la Casa de Braganza, excelente general, beato monje, que durante su vida en la tierra tan ardientemente deseó el Reino de los Cielos después de la muerte, y mereció la eterna compañía de los Santos. Sus honras terrenales fueron incontables, pero les volvió la espalda. Fue un gran Príncipe, pero se hizo humilde monje. Fundó, construyó y dedicó esta iglesia donde descansa su cuerpo.»

Beatificación[editar]

Nuno Álvares Pereira fue beatificado el 23 de enero de 1918 por el papa Benedicto XV. Su día festivo es el 6 de noviembre. Recibió el nombre de Beato Nuno de Santa María.

Canonización[editar]

El proceso de canonización, abierto y activo desde 1940, fue congelado por el papa Pío XII por causa del fuerte tinte político nacionalista que el régimen de Salazar le estaba dando a este asunto. Ello no impidió que en 1953 fuese solemnemente inaugurada en Lisboa la primera iglesia dedicada al santo, la Iglesia del Santo Condestable, situada en la zona de Campo de Ourique.

Reactivado el proceso en 2004 por iniciativa del patriarca de Lisboa José da Cruz Policarpo, el condestable es finalmente canonizado por el papa Benedicto XVI el 26 de abril de 2009. Es desde entonces conocido como San Nuno de Santa María o San Nuño.

La Iglesia Católica celebra su fiesta litúrgica el 6 de noviembre.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Juan Alfonso Téllez de Menezes
Conde de Barcelos
1381 - 1423
Sucesor:
Alfonso
Predecesor:
Juan Fernandez de Andeiro
Conde de Ourém
1383 - 1423
Sucesor:
Alfonso
Predecesor:
Álvaro Pérez de Castro
Conde de Arraiolos
1384 - 1423
Sucesor:
Fernando