Esponja anticonceptiva

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esponja, en su bandeja de plástico. Se elimina de la bandeja antes de su uso

La esponja anticonceptiva vaginal es fácil de usar y se adquiere sin prescripción en la mayoría de farmacias, aunque en algunos países no es fácil conseguir esta esponja. Este método puede provocar reacciones alérgicas en algunas mujeres.

Es una esponja sintética y blanda, que está impregnada de espermicida. Se humedece con la jalea o pomada y se introduce en la vagina, hasta topar con el cuello del útero en donde se deja durante toda la relación sexual. Es bastante parecido al diafragma, ya que actúa como mecanismo de barrera.

Después de la relación sexual, la esponja debe permanecer en su lugar hasta por 8 horas. Este método está disponible sin prescripción en la mayoría de farmacias.

Ventajas[editar]

  • No tiene que administrarse diariamente una dosis de hormonas.
  • Se coloca antes de la relación sexual, por lo que no interfiere con el juego sexual.


Desventajas[editar]

  • Se debe colocar perfectamente para cubrir el cuello uterino.
  • En algunas mujeres ocasiona molestias.
  • Hay que retirarlo entre 6 y 8 horas después de la relación coital.
  • No es un método muy seguro, ya que pueden presentarse 3 embarazos por cada 10 mujeres.
  • Su efectividad contra el embarazo es del 75%
  • Puede producir alergias en algunos casos.

Enlaces externos[editar]