Videoconsolas de segunda generación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La segunda generación de videoconsolas se inicia a finales de los años 70 con la llegada del Atari 2600, en 1976, que fue la más popular para la época. Se llamó originalmente Atari VCS y logró un gran éxito, haciendo que la marca Atari fuera sinónimo de videojuegos durante la primera mitad de la década de los 80. El dominio de Atari que venía desde la anterior generación, intentó ser constestado por parte de Colecovision de con el doble de colores y la todopoderosa Intellivision de Mattel que llevaba el primer procesador de 16 bits de la historia de las consolas. Era con diferencia lo más realistas en gráficos y sobre todo sonido que se podía conseguir en las computadoras caseras. Colecovision consiguió unas nada desdeñables 6 millones de unidades vendidas, e Intelivisión que en su primer año vendió medio millón de unidades se quedó en los 2 millones. No mucho tiempo después sale al mercado Atari 5200 intentando no quedarse rezagada ante Coleco y Mattel, pero la crisis de los videojuegos de principios de los 80 y la llegada de los microordenadores a las casas, hundió las ventas de todos los sistemas, con la única salvedad de Atari 2600 que siguió teniendo cierto tirón hasta la década de 1990.

Otras videoconsolas aparecieron también en esta generación, como la tv-game 6 de Nintendo, y la SG-1000 de Sega, quienes no fueron muy populares en aquel entonces ya que, el éxito lo tenía Atari (como se informó anteriormente), pero tiempo después estas dos compañías tendrían un gran éxito con la llegada de la tercera y cuarta generación.

También en esa época se empezaron a fabricar consolas portátiles creadas por compañías como Mattel, Coleco o Nintendo.


Predecesor:
Videoconsolas de primera generación
Videoconsolas de segunda generación
1976/1983
Sucesor:
Videoconsolas de tercera generación