Samanea saman

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Samanea saman, samán
Flower & flower buds- Samanea saman I IMG 3407.jpg
Taxonomía
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Fabales
Familia: Fabaceae
Subfamilia: Mimosoideae
Género: Samanea
Especie: S. saman
(Jacq.) Merr.
Sinonimia
Acacia propinqua Pedley es un sinónimo de Acacia mimula
[editar datos en Wikidata]

Samanea saman, árbol de la lluvia, campano, cenízaro, cenícero, samán, tamarindo, es una especie botánica de árbol de hasta 20 m, con un dosel alto y ancho, de grandes y simétricas coronas. Pertenece a la familia de las Fabaceae (órden Fabales[1] ). Su etimología Samanea, es de su nombre nativo sudamericano saman, uno de los árboles emblemáticos de Venezuela.

Tiene hojas compuestas, bipinnadas de 3-9 pares de hasta 1 dm de largo, de 2-4 dm de longitud, raquis piloso, y las flores, de color rosado, se reúnen en inflorescencias vistosas situadas al final de las ramitas. Los frutos son legumbres o vainas oscuras de 8 a 20 cm de largo. Se utiliza como forrajera por sus legumbres verdes y por sus semillas que son comestibles. También se cultiva como ornamental.

Descripción[editar]

Es una especie nativa de la zona intertropical americana, desde el sur de México hasta Perú y Brasil, ampliamente introducida en las islas del Pacífico como Hawái. También se ha introducido en otros continentes como el asiático: específicamente en la India tropical, y también en Bengala (Bangla Desh). Tiene forma de un paraguas muy extenso, y es proverbial la extraordinaria extensión de las superficies que cubre ya que su copa llega a medir hasta 50 m o más de diámetro ([2] ). Es un árbol de crecimiento lento, sus raíces son superficiales y es de vida larga. Se reproduce por semilla aunque es difícil lograr su cultivo en zonas ganaderas por ser una planta forrajera (hojas y frutos) por lo que cuando son pequeños constituyen un alimento muy apetecible por el ganado y por lo tanto, vulnerables. Como dato curioso, se ha dado el caso de que algunos samanes han logrado crecer espontáneamente en los Llanos venezolanos a partir de alguna semilla en la bosta del ganado.

Usos[editar]

Un corpulento samán al pie del Ávila, en Caracas. La escasez de espacio para crecer es la responsable de la asimetría del árbol. Ha dañado parte de la quinta y se ha extendido sobre otra casa al otro lado de la calle.

En Venezuela y Colombia se usa en los estados ganaderos para dar sombra al ganado. Es el árbol emblemático del estado Aragua, y en Turmero, cerca de la capital del estado, Maracay, se encuentra el Samán de Güere, donde se reunió el ejército de Simón Bolívar durante la Guerra de la Independencia y que constituye una especie de símbolo nacional de Venezuela.

Su corpulencia es proverbial y es una especie maderable muy importante, con una madera blanquecina, ligera (densidad 0,4 aproximadamente), aunque dura. En los Llanos venezolanos y colombianos, los samanes no suelen presentar vegetación a su sombra, más por el hecho de que el ganado vacuno utiliza estos espacios como majada que por otro motivo. A ello se añade el hecho de que la lluvia se escurre desde el centro de la copa hacia afuera, por lo que el agua que llega al suelo suele ser bastante escasa. Presenta innumerables usos, desde planta forrajera y maderable hasta como una buena fuente de alcohol absoluto y etanol.[3]

Interacciones bióticas[editar]

'Albizia saman' ha sido reportada como planta hospedera de la mariposa Melanis electron.[4]


Parque Agustín Codazzi[editar]

También en el estado Aragua, en Venezuela, existe un bosque cultivado de samanes, ubicado cerca de La Encrucijada y de la ciudad de Cagua. Un excelente lugar para admirar la corpulencia de estos árboles de la zona intertropical americana. A mediados del siglo XX, la gran cantidad de samanes en este parque obligaba a un mayor crecimiento de los árboles por la proximidad a los demás, que sólo dejaban un espacio reducido para obtener la necesaria insolación. Como resultado de ello, muchos de estos samanes tenían una silueta más parecida a un carocaro (árbol de Guanacaste u oreja de elefante) o Enterolobium cyclocarpum que a un verdadero samán.

Anacahuite[editar]

En el parque central del municipio de San Nicolás, departamento de Santa Bárbara, Honduras, está plantado un anacahuite, nombre local para el samán o árbol de lluvia. Según el registro oficial este árbol fue sembrado el 28 de mayo de 1928 por Gilberto Valle Castellón[5] , en un acto realizado con motivo del día del árbol. El árbol es ahora el símbolo del pueblo de San Nicolás y atracción turística, su atractivo se basa en su gigantesca copa que cubre aproximadamente un 60% del parque central. Bajo su sombra se realizan diversos actos culturales, como el tradicional "Festival de la rosquilla"[6] y la mayoría de los que han sido presidentes de Honduras, desde la restauración de la democracia en 1982, han reunido a sus seguidores locales bajo su sombra cuando han estado en campaña electoral.

Galería[editar]

Referencias[editar]

  1. Angiosperm Phylogeny Group (2009), An update of the Angiosperm Phylogeny Group classification for the orders and families of flowering plants: APG III, Botanical Journal of the Linnean Society 161 (2): 105–121, doi:10.1111/j.1095-8339.2009.00996.x
  2. Jesús Hoyos F. Guía de árboles de Venezuela. Caracas: Sociedad de Ciencias Naturales de La Salle; Monografía N° 32, 1983, pp. 183-184
  3. Página sobre el samán de la Universidad de Purdue energy/Samanea saman.html
  4. Robinson, G. S., P. R. Ackery, I. J. Kitching, G. W. Beccaloni & L. M. Hernández (2010) HOSTS - A Database of the World's Lepidopteran Hostplants. Natural History Museum, London. http://www.nhm.ac.uk/hosts. (Consultado en diciembre 2012).
  5. «Árbol gigante cumple 84 años» (en es-LA). Consultado el 2016-07-02. 
  6. «Gran "Caravana de Identidad" en San Nicolás, Santa Bárbara - Honduras Tips». Honduras Tips - La Guía Oficial de Turismo en Honduras. 2015-05-08. Consultado el 2016-07-02. 

Enlaces externos[editar]