Dracaena draco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Drago o drago de Canarias
Dracaena draco.jpg
Ejemplar monumental en Icod de los Vinos, Tenerife.
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Liliopsida
Subclase: Liliidae
Orden: Asparagales
Familia: Asparagaceae
Subfamilia: Nolinoideae
Género: Dracaena
Especie: D. draco
(L.) L., 1767
Subespecies
Sinonimia

Dracaena draco (L.) L., conocido en castellano como drago o drago de Canarias, es una especie de planta perenne de porte arbóreo de la familia Asparagaceae. Es originario de la Macaronesia y el noroeste de África.[2][3]

El drago posee un alto valor simbólico y cultural en las islas Canarias, teniendo también un gran atractivo como planta ornamental.

Descripción[editar]

Detalle de la inflorescencia.

Esta planta de lento crecimiento (puede tardar una década en crecer 1 m) se caracteriza por su tallo único, liso en la juventud y que se torna rugoso con la edad. El tallo no presenta anillos de crecimiento, por lo que su edad solamente se puede estimar por el número de hileras de ramas, ya que se va ramificando después de la primera floración, aproximadamente cada 15 años.

La planta de apariencia arbórea, está coronada por una densa copa en forma de paraguas con gruesas hojas coriáceas de color entre verde grisáceo y glauco, de 50 a 60 cm de longitud y unos 3 o 4 cm de anchura. Puede alcanzar más de 18 m de altura.

Las flores, que surgen en racimos terminales, son de color blanco. Los frutos carnosos, de entre 1 a 1,5 cm, son redondos y anaranjados.

La floración se produce en verano, de junio a agosto.[4]

Distribución y hábitat[editar]

D. draco se encuentra presente de forma natural en los archipiélagos de CanariasEspaña―, MadeiraPortugal― y Cabo Verde. En el continente africano se localiza en el Anti-Atlas marroquí. Las poblaciones de Azores se consideran introducidas.[1]

En Canarias crece en riscos, acantilados y laderas inaccesibles de los barrancos, entre los 30 a 800 msnm, en los dominios del bosque termófilo y zonas altas del tabaibal-cardonal donde reciba el influjo de los vientos alisios. Se halla en las islas de El Hierro, La Palma, La Gomera, Tenerife y Gran Canaria, aunque estudios modernos solo la consideran nativa de las dos últimas, habiendo sido introducida desde época temprana en el resto. Los grupos más importantes de dragos silvestres se localizan en la isla de Tenerife, en los macizos antiguos de Anaga, Teno y Adeje. En Gran Canaria se considera extinta en estado natural después de que en 2009 muriera el único ejemplar que se reconocía como silvestre, y que se ubicaba en el barranco de Pino Gordo en La Aldea de San Nicolás.[4][5][6]

En Madeira está presente en la isla homónima con un solo ejemplar silvestre. Se lo considera extinto en Porto Santo, donde Philip Barker Webb y Sabin Berthelot vieron un único superviviente en 1828.[1][7]

En Cabo Verde se localiza entre los 50 a 1400 msnm, hallándose en las islas de Santo Antão, São Nicolau y Fogo, estando extinta en São Vicente y habiendo ejemplares subespontáneos en isla de Santiago y Brava.[8]

En Marruecos se halla en la parte occidental de las montañas del Anti-Atlas, entre los 400 a 1400 msnm en los acantilados de las gargantas del Assif Oumarhouz.[9]

Diversidad[editar]

Existen dos subespecies aceptadas de D. draco:[10][11]

Algunos autores incluyen a las poblaciones de Cabo Verde en la subespecie caboverdeana Marrero Rodr. & R.S.Almeida.[12][8]

Taxonomía[editar]

Dibujo de un drago realizado por Carolus Clusius en 1576 y que sirvió a Linneo para su descripción.

El taxón fue descrito y publicado originalmente como Asparagus draco por el naturalista sueco Carlos Linneo en Species Plantarum en el año 1762. Sin embargo, el propio autor la renombró como Dracaena draco en Systema naturæ en 1767.[13][14]

Etimología[15]
  • Dracaena: nombre genérico derivado del griego drakaina, 'dragona' o 'serpiente', aludiendo a su savia conocida como sangre de dragón.
  • draco: epíteto latino que significa 'dragón'.
Sinonimia

Presenta los siguientes sinónimos:[16]

  • Asparagus draco L.
  • Dracaena boerhaavei Ten.
  • Dracaena draco var. angustifolia Schult.
  • Dracaena draco var. laxifolia Hayne
  • Dracaena draco var. pendulifolia Hayne
  • Dracaena draco var. strictifolia Hayne
  • Dracaena resinifera Salisb.
  • Dracaena yucciformis Vand.
  • Draco arbor Garsault
  • Draco clusii Crantz
  • Draco draco (L.) Linding.
  • Draco dragonalis Crantz
  • Drakaina draco (L.) Raf.
  • Oedera cranziana Berens
  • Oedera dragonalis Crantz
  • Palma draco (L.) Mill.
  • Stoerkia cranziana Berens
  • Stoerkia draco (L.) Crantz , 768
  • Yucca draco (L.) Carrière, 1859

Importancia económica y cultural[editar]

Grabado realizado por el naturalista francés Sabin Berthelot del gran drago ubicado en el jardín de la Casa de Franchy, en La Orotava. Publicado en su obra Histoire Naturelle des Iles Canaries en 1838.

D. draco ha sido utilizada históricamente por el ser humano para diversos usos.[17]

Se considera, según una ley del Gobierno de Canarias, el símbolo natural vegetal de la isla de Tenerife.[18]

Para los antiguos aborígenes, este árbol tenía propiedades mágicas.[cita requerida] En la Antigua Roma y en la Edad Media también era considerado un árbol mágico. Su savia, que se transforma en roja en contacto con el aire, se comercializaba debido a sus propiedades medicinales y a su uso en tintes y barnices. De su madera se hacían rodelas.

La sangre de drago se ha usado para los mismos supuestos que la del mismo nombre obtenida de la especie Daemonorops draco, siendo en realidad adulteración de esta.

La savia, una vez seca y reducida a polvo, se usó para curar úlceras y hemorragias. También se aplicó para el fortalecimiento de las encías y la limpieza de los dientes.[19]

Estado de conservación[editar]

D. draco está catalogada como especie en peligro de extinción en la Lista Roja de la UICN debido a su área de ocupación restringida, a la fragmentación severa de sus poblaciones y a la disminución continua en la calidad y extensión de su hábitat.[1]

Los ejemplares de Canarias se hallan protegidos al incluirse en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas, en el Anexo IV del Catálogo Canario de Especies Protegidas como de «protección especial» y en el Anexo II de la Orden de 20 de febrero de 1991 sobre protección de especies de la flora vascular silvestre de la Comunidad Autónoma de Canarias. También se encuentran incluidos en el Anexo IV de la Directiva Hábitats y en el Anejo I del Convenio relativo a la Conservación de la Vida Silvestre y del Medio Natural de Europa.[20][21][22][23][24]

La mayoría de las poblaciones silvestres de Canarias se encuentran dentro de los espacios naturales protegidos de los parques rurales de Anaga y Teno, de las reservas naturales integrales de Roques de Anaga e Ijuana, el sitio de interés científico de Interián, de la reserva natural especial del Barranco del Infierno, del parque natural de la Corona Forestal y el monumento natural de la Montaña de Tejina, así como en las zonas especiales de conservación Riscos de Bajamar y Barranco de Niágara.[4]

Nombres comunes[editar]

Es conocido en las islas Canarias simplemente como drago, mientras que fuera del archipiélago también se lo denomina como drago canario, drago de Canarias, dragonero o árbol del drago.[25]

Según el ilustrado tinerfeño José de Viera y Clavijo, el nombre de drago se le dio desde la Antigüedad por el parecido del tronco de los ejemplares viejos con el cuerpo de un gran reptil.[26]

En portugués es conocido como dragoeiro, mientras que en Marruecos se lo conoce en bereber como ajgal, que significa 'el que crece en lo alto'.[27][28]

Ejemplares singulares[editar]

El ejemplar de drago canario más famoso es el llamado drago milenario de Icod de los Vinos, en Tenerife, aunque se estima que su edad real oscila entre los 500 y los 600 años.

Otro drago considerado de los más antiguos es el drago de Gáldar, plantado en 1718 en el actual patio de las Casas Consistoriales.[29]

Algunos ejemplares de renombre son el situado en el exconvento de Santo Domingo, de La Laguna, el drago de Pino Santo y el drago de las Meleguinas,[30]​ ambos en el municipio de Santa Brígida en Gran Canaria, los de Sietefuentes en Los Realejos y Tacoronte (Tenerife) y los dragos gemelos en Breña Alta, La Palma.[31]

Históricamente también era conocido un gran drago en La Orotava (Tenerife), dentro los jardines de la casa Franchy, pero fue abatido en 1867 por un vendaval, conservándose sólo una fotografía de dicho ejemplar.[32]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d Silva, L., Caujapé-Castells, J., Lobo, C., Casimiro, P., Moura, M., Elias, R.B., Fernandes, F., Fontinha, S.S. & Romeiras, M.M. (2021). «Dracaena draco». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2021.2 (en inglés). ISSN 2307-8235. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  2. «Dracaena draco (L.) L.». Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  3. «Dracaena draco (L.) L.». GBIF. Copenhage: Secretariado de GBIF. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  4. a b c Almeida Pérez, Rafael S. (2004). «Dracaena draco (L.) L.». En Ángel Bañares; Gabriel Blanca; Jaime Güemes; Juan Carlos Moreno; Santiago Ortiz, eds. Atlas y Libro Rojo de la Flora Vascular Amenazada de España. Madrid: Dirección General de Conservación de la Naturaleza. pp. 680-681. ISBN 84-8014-521-8. 
  5. Almeida Pérez, Rafael Serafín (2009-2010). «Los dragos del archipiélago canario». Rincones del Atlántico (España: Rincones del Atlántico) (6-7): 142-151. ISSN 1698-8957. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  6. Almeida Pérez, Rafael Serafín (2003). «Sobre la presencia de Dracaenea draco (L.) L. en Gran Canaria (Islas Canarias): aportación corológica, estado actual y significación biogeográfica». Botánica Macaronésica (Las Palmas de Gran Canaaria: Cabildo Insular de Gran Canaria) (24): 17-38. ISSN 0211-7150. 
  7. Barker Webb, Philip; Berthelot, Sabin (1836). Histoire naturelle des Îles Canaries. Tome troisième. Deuxième partie. Phytographia canariensis. Sectio III (en latín) 3. París: Béthune. p. 331. 
  8. a b Marrero Rodríguez, Águedo; Almeida Pérez, Rafael S. (2012). «A new subspecies, Dracaena draco (L.) L. subsp. caboverdeana Marrero Rodr. & R.S. Almeida (Dracaenaceae) from Cape Verde Islands». International Journal of Geobotanical Research (en inglés) (Madrid: Sociedad Española de Geobotánica (SEG)) 2 (1): 35-40. ISSN 2253-6515. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  9. Cuzin, Fabrice; Benabid, Abdelmalek (1997). «Populations de dragonnier (Dracaena draco L subsp. ajgal Benabid et Cuzin) au Maroc: valeurs taxinomique, biogéographique et phytosociologique». Comptes Rendus de l'Académie des Sciences - Series III - Sciences de la Vie (en francés) (Francia: Académie des Sciences / Elsevier Masson) 320 (3): 267-277. ISSN 0764-4469. Consultado el 8 de mayo de 2022. 
  10. «Dracaena draco subsp. draco». World Checklist of Selected Plant Families (WCSP) (en inglés). Kew: Royal Botanic Gardens. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  11. «Dracaena draco subsp. ajgal Benabid & Cuzin, Compt. Rend. Acad. Sci. Paris, Sér. 3, Sci. Vie 320: 270 (1997)». World Checklist of Selected Plant Families (WCSP) (en inglés). Kew: Royal Botanic Gardens. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  12. «Dracaena draco subsp. caboverdeana Marrero Rodr. & R.S.Almeida, Int. J. Geobot. Res. 2(1): 36 (2012)». World Checklist of Selected Plant Families (WCSP) (en inglés). Kew: Royal Botanic Gardens. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  13. «Asparagus draco L., Sp. Pl., ed. 2. 1: 451 (1762)». International Plant Names Index (en inglés). The Royal Botanic Gardens, The Harvard University Herbaria and The Australian National Herbarium. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  14. «Dracaena draco (L.) L., Syst. Nat., ed. 12. 2: 246 (1767)». International Plant Names Index (en inglés). The Royal Botanic Gardens, The Harvard University Herbaria and The Australian National Herbarium. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  15. Kunkel, Günther (1986). Diccionario botánico canario. Las Palmas de Gran Canaria: Edirca. ISBN 84-85438-46-9. 
  16. «Dracaena draco (L.) L.». WFO Plant List (en inglés). World Flora Online. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  17. Álvarez Escobar, Arnoldo; Rodríguez Delgado, Octavio; Brenes Quevedo, Fayna (2014). «Dracaena draco (L.) L.». En Pardo de Santayana, Manuel; Morales, Ramón; Aceituno-Mata, Laura et al., eds. Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad. Madrid: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. pp. 92-95. ISBN 978-84-491-1401-4. 
  18. «Ley 7/1991, de 30 de abril, de símbolos de la naturaleza para las Islas Canarias». Boletín Oficial de Canarias. Islas Canarias: Gobierno de Canarias. 10 de mayo de 1991. pp. 2610-2611. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  19. «Dracaena draco». Plantas útiles: Linneo. Archivado desde el original el 21 de septiembre de 2013. Consultado el 9 de enero de 2014. 
  20. «Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas». Boletín Oficial del Estado. Madrid: Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino. 23 de febrero de 2011. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  21. «Orden de 20 de febrero de 1991, sobre protección de especies de la flora vascular silvestre de la Comunidad Autónoma de Canarias». Boletín Oficial de Canarias. Islas Canarias: Gobierno de Canarias. 18 de marzo de 1991. p. 1331. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  22. «Ley 4/2010, de 4 de junio, del Catálogo Canario de Especies Protegidas». Boletín Oficial de Canarias. Islas Canarias: Gobierno de Canarias. 9 de junio de 2010. p. 15213. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  23. «Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres». Boletín Oficial del Estado. Madrid: Ministerio de la Presidencia, relaciones con las Cortes y Memoria Democrática. 22 de julio de 1992. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  24. «Convenio de Berna». Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Madrid: Gobierno de España. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  25. «Drago». Diccionario básico de canarismos. Islas Canarias: Academia Canaria de la Lengua. Consultado el 7 de mayo de 2022. 
  26. Viera y Clavijo, José de (1866-1869) [1799]. Diccionario de historia natural de las islas Canarias, o Índice alfabético descriptivo de sus tres reinos, animal, vegetal y mineral. Las Palmas de Gran Canaria: Real Sociedad Económica de Amigos del Paí­s de Gran Canaria. p. 264. 
  27. «dragoeiro». Dicionário infopédia da Língua Portuguesa (en portugués). Porto: Porto Editora. Consultado el 8 de mayo de 2022. 
  28. Sánchez Pinto, Lázaro (2001). «El Drago del Atlas» (PDF). Makaronesia: Boletín de la Asociación de Amigos del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife (Tenerife: Asociación de Amigos del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife) (3): 30-40. Consultado el 8 de mayo de 2022. 
  29. «El Drago | Ciudad de Gáldar». Archivado desde el original el 7 de noviembre de 2019. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  30. "El drago de las Meleguinas", http://plantasdemitierra.blogspot.com.es/2008/02/el-drago-de-las-meleguinas.html Sería el más viejo de la isla, a pesar de no ser el más grande.
  31. El árbol mitológico no vive eternamente
  32. «Ruta de los Dragos de la Villa de La Orotava | Villa de La Orotava». www.laorotava.es. Consultado el 14 de junio de 2022. 

Bibliografía[editar]