Planta forrajera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La esparceta cultivada (Onobrychis viciifolia) es una planta forrajera típica

Las plantas forrajeras, o simplemente el forraje, son una especie de plantas o una mezcla de plantas, cultivadas por sus partes vegetativas (hojas, tallos eventualmente raíces), con la exclusión de los frutos y las semillas. Son utilizadas en estado fresco, y son conservadas generalmente por secado con el fin de alimentar a los animales de la ganadería (bovinos, caprinos, cerdos, patos, gansos, conejos y otros)[1]

Origen[editar]

Forraje es una palabra documentada en lengua castellana desde 1364 ; derivada del latín Farragut, -agĭnis 'semilla para el ganado', y que a la vez deriva de faro, Farris 'trigo'. A pesar de esta etimología actualmente no se considera que las semillas formen parte del forraje sino que, junto con otros materiales secos, lo son del pienso .

Composición[editar]

Secadora de forraje utilizada en Eslovenia hacia el 1680

Generalmente el forraje lo constituyen plantas herbáceas, esencialmente gramíneas y secundariamente leguminosas. El valor energético de los forrajes se suele dar en unidades forrajeras (UF) en comparación con el valor energético de un kg de cebada.

En Europa y en los Estados Unidos de América, los forrajes que se dan a los animales rumiantes son a menudo cultivados en forma de pastos, permanentes o temporales. El consumo de forraje se hace entonces directamente por pastoreo durante la estación de crecimiento de la hierba. También puede distribuirse a los animales estabulados.

Métodos de conservación del forraje[editar]

Balas de forraje de heno secas

Para hacer frente a las necesidades de los animales en todo tiempo, hay que conservar el forraje por diversos sistemas, tres métodos son utilizados principalmente:

  • Secado natural para hacer el heno;
  • Deshidratación forraje deshidratado, en balas o granulado;
  • Ensilado, sistema de conservación por la vía húmeda, basado en una fermentación ácida más o menos controlada, almacenando la materia húmeda densamente encerrada en un silo o en rollos en el caso de la paja y el heno. Puede haber un riesgo de producir toxinas fúngicas o bacterianas, incluso de botulismo si quedan atrapados en los vegetales para ensilar animales tales como pequeños mamíferos o pájaros.

La FAO contabiliza también como forraje algunos productos forestales.

Lista de plantas forrajeras[editar]

Plantas de escarda[editar]

Plantas de pasto[editar]

Gramíneas[editar]

Fabáceas[editar]

Otras familias[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «forraje». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. 

Enlaces externos[editar]