Sacapulas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sacapulas
Municipio de Guatemala
Sacapulas ubicada en Guatemala
Sacapulas
Sacapulas
Localización de Sacapulas en Guatemala
País Flag of Guatemala.svg Guatemala
• Departamento El Quiché
• Municipio Sacapulas
Ubicación 15°17′21″N 91°05′21″O / 15.289166666667, -91.089166666667Coordenadas: 15°17′21″N 91°05′21″O / 15.289166666667, -91.089166666667
• Altitud 1.196 msnm
• Distancia 49 km a la cabecera departamental
Superficie 213 km²
Población 35.706[1] hab. (2002)
• Densidad 168 hab./km²
Idiomas Sacapulteco, K'iche', Español
Patrón Santo Domingo de Guzmán
[editar datos en Wikidata]

Sacapulas es un municipio del departamento de El Quiché, Guatemala. Su nombre es derivado del Náhuatl: zacatl pulo ("zacate desmenuzado"). En idioma k'iche' el nombre del pueblo era Tuhulhá, cuyo significado es "baños de vapor" o "temascal". Otro posible significado es "sac pulhá", o "tierra del maíz blanco".[2]

Historia[editar]

Época prehispánica[editar]

Preocupado el rey K’iche’ por la desersión del jefe familiar de los de los aj K’ub’ul -familia que eventualmente dió origen al moderno municipio de Cubulco- envió un contingente de guerreros para controlar todos los movimientos de este grupo familiar. Temía que ellos buscaran refuerzos de los otros grupos étnicos para hacer un gran ejército y luego atacarlo. Estos vigilantes se establecieron al oriente de los aj K’ub’ul y como ellos se habían separado por encontrar paz y tranquilidad eran muy pacíficos. Y eso era lo que le informaban al rey K’iche,’ que no se les debe temer pues permanecían en calma, como la quietud de un lago.[3]

Pero al pasar un tiempo los guerreros vigilantes se dieron cuenta que la vida de los aj K’ub’ul era diferente a los que estaban bajo el mando del rey K’iche’, pues cultivaban sus tierras, y sus cosechas las disfrutaban al lado de sus familias y vivían sin temor de ser atacados en cualquier instante o de ser llamados para la guerra. Les motivó bastante esa forma de vivir que este grupo de guerreros regresó a su lugar de origen Tujalj (Sacapulas), pero sólo para ir a traer a sus esposas e hijos e iniciar una nueva comunidad en el lugar donde fueron asignados para vigilar a los aj K’ub’ul.[a]

Conquista española[editar]

En los diez años después de la caída de Zaculeu, diversas expediciones españolas se dirigieron hacia la Sierra de los Cuchumatanes para contribuir en la compleja y gradual conquista de los pueblos chuj y kanjobal (Q'anjob'al).[4] Los españoles fueron atraídos a la región montañosa por la esperanza de extraer oro, plata y otras riquezas, pero su lejanía, la dificultad del terreno y la densidad de población relativamente baja hicieron que su conquista y explotación resultaron difícil.[5] Se estima que la población de los Cuchumatanes contaba doscientos sesenta mil habitantes antes del contacto con los europeos. A la llegada de los españoles en la región, la población ya había caída hasta ciento cincuenta mil habitantes como consecuencia de las enfermedades del Viejo Mundo que les habían precedido.[6]

Después de que la parte occidental de la sierra de los Cuchumatanes cayó a los españoles, los ixiles y uspantecos(uspantek) eran suficientemente aislados para evadir la atención inmediata de los españoles. Los uspantecos e ixiles eran aliados y en 1529, cuatro años después de la conquista de Huehuetenango (departamento), los guerreros uspantecos estaban hostigando a las fuerzas españolas, y Uspantán estaba tratando de fomentar la rebelión entre los quichés. La actividad uspanteca se hizo lo suficientemente problemática como para que los españoles decidieron que era necesario tomar medidas militares. Gaspar Arias, magistrado de Guatemala, penetró en los Cuchumatanes orientales con una infantería de sesenta soldados españoles y trescientos guerreros aliados indígenas.[7] A principios de septiembre había logrado de temporalmente imponer la autoridad española sobre los pueblos ixiles de Chajul y Nebaj.[8] El ejército español luego se marchó al este hacia Uspantán. En ese momento, Arias recibió aviso de que el gobernador en funciones de Guatemala, Francisco de Orduña, lo había destituido como magistrado. Arias entregó el mando al inexperto Pedro de Olmos con el fin de volver a enfrentar de Orduña. A pesar de que sus oficiales lo desaconsejaron, Olmos decidió lanzar un desastroso asalto frontal a la ciudad. Tan pronto como el asalto español comenzó, fueron emboscados por la parte posterior por más de dos mil guerreros uspantecos. Las fuerzas españolas fueron derrotados con grandes pérdidas; muchos de sus aliados indígenas fueron muertos, y muchos más capturados con vida por los guerreros uspantecos sólo para ser sacrificados en el altar de la deidad maya Ixbalanqué. Los sobrevivientes que lograron escapar, regresaron, hostigados, a la guarnición española en Q'umarkaj.[9]

Un año más tarde Francisco de Castellanos salió de Santiago de los Caballeros de Guatemala encabezando una nueva expedición militar contra los ixiles y uspantecos, con una fuerza de tarea de ocho cabos, una caballería de treinta y dos hombres montandos, una infantería de cuarenta soldados españoles y cientos de guerreros aliados indígenas. La expedición descansó en Chichicastenango, reclutando a fuerzas adicionales antes de marchar siete leguas hacia el norte a Sacapulas y subir las empinadas laderas del sur de los Cuchumatanes. En las laderas más altas se enfrentaron con una fuerza de entre cuatro y cinco mil guerreros ixiles de Nebaj y asentamientos cercanos. Siguió una larga batalla en la que la caballería española logró flanquear al ejército ixil, forzándola a retirarse a su fortaleza situada en la cumbre de la montaña de Nebaj. Las fuerzas españolas asediaron la ciudad y sus aliados indígenas lograron escalar las paredes, penetrar en la fortaleza y le prendieron fuego. Muchos guerreros defensores ixiles se retiraron para combatir el fuego, lo que permitió a los españoles a tomar por asalto la entrada y romper las defensas.[9] Los españoles detuvieron a los defensores sobrevivientes y el día siguiente Castellanos ordenó que todos fueron marcados como esclavos para castigarles por su resistencia.[10] Los habitantes de Chajul, al recibir la noticia del resultado de la batalla, inmediatamente se rindieron a los españoles. Los españoles continuaron hacia el este, hacia Uspantán para encontrar que el sitio era defendido por diez mil guerreros, incluyendo las fuerzas de Cotzal, Cunén, Sacapulas y Verapaz. Los españoles apenas eran capaces de organizar una defensa, cuando el ejército defensor atacó. Aunque ampliamente superados en número, el despliegue de la caballería española y el uso de las armas de fuego de la infantería española finalmente decidieron la batalla en favor de los españoles. Los españoles ocuparon Uspantán y nuevamente marcaron como esclavos a todos los guerreros supervivientes. Los pueblos en los alrededores también se rindieron y en diciembre 1530 se finalizó la fase militar de la conquista de los Cuchumatanes.[11]

Capitulaciones de Tezulutlán[editar]

En noviembre de 1536, el fraile Bartolomé de las Casas, O.P. se instaló en Santiago de Guatemala. Meses después el obispo Juan Garcés, que era amigo suyo, le invitó a trasladarse a Tlascala. Posteriormente, volvió a trasladarse a Guatemala. El 2 de mayo de 1537 consiguió del gobernador licenciado Don Alfonso de Maldonado un compromiso escrito ratificado el 6 de julio de 1539 por el Virrey de México Don Antonio de Mendoza, que los nativos de Tuzulutlán, cuando fueran conquistados, no serían dados en encomienda sino que serían vasallos de la Corona.[12] Las Casas, junto con otros frailes como Pedro de Angulo y Rodrigo de Ladrada, buscó a cuatro indios cristianos y les enseñó cánticos cristianos donde se explicaban cuestiones básicas del Evangelio. Posteriormente encabezó una comitiva que trajo pequeños regalos a los indios (tijeras, cascabeles, peines, espejos, collares de cuentas de vidrio...) e impresionó al cacique, que decidió convertirse al cristianismo y ser predicador de sus vasallos. El cacique se bautizó con el nombre de Juan. Los nativos consintieron la construcción de una iglesia pero otro cacique llamado Cobán quemó la iglesia. Juan, con 60 hombres, acompañado de Las Casas y Pedro de Angulo, fueron a hablar con los indios de Cobán y les convencieron de sus buenas intenciones.[13]

Las Casas, fray Luis de Cáncer, fray Rodrigo de Ladrada y fray Pedro de Angulo, O.P. tomaron parte en el proyecto de reducción y pacificación, pero fue Luis de Cáncer quien fue recibido por el cacique de Sacapulas logrando realizar los primeros bautizos de los habitantes. El cacique «Don Juan» tomó la iniciativa de casar a una de sus hijas con un principal del pueblo de Cobán bajo la religión católica.[14]

Convento y doctrina de los dominicos[editar]

Escudo de la Orden de Predicadores.

La corona española se enfocó en la catequización de los indígenas. Las congregaciones fundadas por los misioneros reales en el Nuevo Mundo fueron llamadas «doctrinas de indios» o simplemente «doctrinas». Originalmente, los frailes tenían únicamente una misión temporal: enseñarle la fe católica a los indígenas, para luego dar paso a parroquias seculares como las establecidas en España; con este fin, los frailes debían haber enseñado los evangelios y el idioma español a los nativos. Ya cuando los indígenas estuvieran catequizados y hablaran español, podrían empezar a vivir en parroquias y a contribuir con el diezmo, como hacían los peninsulares.[15] .

Pero este plan nunca se llevó a cabo, principalmente porque la corona perdió el control de las órdenes regulares tan pronto como los miembros de éstas se embarcaron para América. Protegidos por sus privilegios apostólicos para ayudar a la conversión de los indígenas, los misionares solamente atendieron a la autoridad de sus priores y provinciales, y no a la de las autoridades españolas ni a las de los obispos. Los provinciales de las órdenes, a su vez, únicamente rendían cuentas a los líderes de su orden y no a la corona. Una vez habían establecido una doctrina, protegían sus intereses en ella, incluso en contra de los intereses del rey y de esta forma las doctrinas pasaron a ser pueblos de indios que se quedaron establecidos para todo el resto de la colonia.

Las doctrinas fueron fundadas a discreción de los frailes, ya que tenían libertad completa para establecer comunidades para catequizar a los indígenas, con la esperanza de que estas comunidades pasaran con el tiempo a la jurisdicción de una parroquia secular a la que se le pagaría el diezmo. En realidad, lo que ocurrió fue que las doctrinas crecieron sin control y nunca pasaron al control de parroquias; se formaron alrededor de una cabecera en donde tenían su monasterio permanente los frailes y de dicha cabecera salían los frailes a catequizar o visitar las aldeas y caseríos que pertenecían a la doctrina, y que se conocían como anexos, visitas o pueblos de visita. Así pues, las doctrinas tenían tres características principales:

  1. eran independientes de controles externos (tanto civiles como eclesiásticos)
  2. eran administradas por un grupo de frailes
  3. tenían un número relativamente grande de anexos.[15]

La administración colectiva por parte del grupo de frailes eran la característica más importante de las doctrinas ya que garantizaba la continuación del sistema de la comunidad en caso falleciese uno de los dirigentes.[16]

En 1638, los dominicos separaron a sus grandes doctrinas —que les representaban considerables ingresos económicos— en grupos centrados en sus seis conventos, incluyendo el convento de Sacapulas:[17]

Convento Doctrinas
Guatemala
San Salvador
  • Apastepeque
  • Chontales
  • Cojutepeque
  • Cuscatlán
  • Milpas Bajas
  • Tonacatepeque
Verapaz
Sacapulas
Amatitlán
Sonsonate
  • Nahuizalco
  • Tacuxcalco[17]

Tras la independencia de Centroamérica[editar]

Tras la independencia de Centroamérica en 1821 se inició la Guerra Civil Centroamericana entre los conservadores que querían mantener el poder de las órdenes regulares y los liberales que querían expulsarlas. En 1829, luego de la victoria de Francisco Morazán en Guatemala, el gobierno conservador de Mariano de Aycinena y Piñol fue derrocado y los miembros del Clan Aycinena y de las órdenes regulares fueron expulsados de Centroamérica, dejando únicamente a los miembros del clero secular, aunque muy debilitados por la abolición del diezmo obligatorio.[18] Para Sacapulas, esto fue un golpe fuerte dado que los dominicos fueron expulsados dejando abandonada su monasterio y sus doctrinas.

Tras el retorno de los conservadores al poder en 1840 las órdenes regulares retornaron a Guatemala, pero ya no recuperaron sus antiguas propiedades.[18] El clero regular fue nuevamente expulsado tras el triunfo de la Reforma Liberal en 1871 y con la creación del departamento de el Quiché en 1872 Sacapulas fue elevado a la categoría de municipio de este departamento.[19]

Guerra Civil de Guatemala[editar]

Durante la Guerra Civil de Guatemala Sacapulas se encontró inmerso en el radio de acción del Ejército Guerrillero de los Pobres, una de las organizaciones guerrilleras que operaban en Guatemala y que justificaban sus atentados contra bienes particulares y del Estado argumentando que afectaban, por un lado, los intereses económicos del Estado y de los sectores productivos, y por el otro, que vulneraban al Ejército. En el reporte de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico, miembros del EGP indicaron que «destruir infraestructura con el concepto de decir vamos a destruir la infraestructura del país, para dañar el país, eso no. Siempre tenía una explicación... en relación a la guerra que estábamos viviendo y en relación al momento táctico que para qué íbamos a volar este puente, sí lo íbamos a volar para que el Ejército no pasara y para que no siguiera con su barbarie... para cortarle el avance y la retirada... Pero lo que es de Nentón para el norte, la carretera se cerró [finales 81 inicio 82], no entraba el Ejército, no entraba ninguna autoridad, estaban cortados los postes de telegrafía que eran los medios de comunicación que habían aparte de la carretera».[20] «Al cortar la energía que llegara al cuartel (del Ejército) se cortaba la energía de toda la población, creando descontento entre el pueblo. Después, esos sabotajes se generalizaron para «provocar ya un descontrol total en todo el país e ir preparando condiciones para pasar a un período casi de pre-insurrección».[21]

Los ataques del EGP que afectaron a Sacapulas fueron:

Fecha Objetivo Resultado
16 de noviembre de 1981 Instalaciones eléctricas del INDE en Santa Cruz del Quiché Dejó sin energía eléctrica a todos los municipios aledaños.[22]
18 de diciembre de 1981 Puente «El Tesoro» en Quiché Destrucción total del puente, cortando el acceso al Ejército.[23]
19 de enero de 1982 Planta de energía eléctrica del INDE en Santa Cruz del Quiché Una bomba destruyó la planta de energía, dejando sin suministro a todos los municipios que la rodean.[22]
27 de enero de 1982 Puentes que comunican las poblaciones de San Miguel Uspantán, Nebaj y Chajul en Quiché Destrucción total de los dos puentes, cortando el acceso al Ejército.[23] [b]

Para contrarrestar el auge de la ofensiva guerrilla tras el triunfo de la Revolución Sandinista en Nicaragua en 1979, el gobierno de Lucas García inició la ofensiva de «Tierra Arrasada» en la región en donde operaba el Ejército Guerrillero de los Pobres, en el área de Chajul, Nebaj e Ixcán en El Quiché -región petrolera y fértil de la Franja Transversal del Norte-; como parte de esta ofensiva, se dieron intensos ataques a poblaciones civiles que resultaron en masacres que fueron registradas por el informe REHMI[24] y los informes de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico.[25] Una de cada seis masacres se realizó en un día importante para la comunidad; ya fuera en día de mercado, de fiesta, o de reuniones de carácter religioso, los ataques en días señalados trataban de aprovechar la concentración de población para desarrollar de manera más masiva sus acciones y en algunos casos tenían un claro significado simbólico. Este aspecto, junto con la concentración de la población, y el control de la situación mostrado por el Ejército, muestra que los ataques fueron planificados.[24]

En otras ocasiones las masacres se dieron en el marco de operativos a gran escala con gran despliegue de fuerzas militares y apoyo de la aviación que bombardeó esas zonas. Al menos una de cada nueve comunidades analizadas sufrió bombardeos asociados a masacres, ya fuera en los días anteriores o después del bombardeo. Las regiones más bombardeadas fueron las comunidades del área ixil y Sacapulas, algunas zonas de Baja Verapaz y de Huehuetenango.[24] Después del ataque lo más frecuente fue que la gente huyera (40%) como forma de defender su vida, ya fuera a la montaña, al exilio a México o a otra comunidad; una de cada seis aldeas que sufrieron masacres quedó completamente arrasada. A la población maya k'iche' que se refugió en la montaña, el Ejército la identificó con la guerrilla; La sometió a un cerco militar, a continuos ataques que imposibilitaron su alimentación, alojamiento y asistencia médica. Estas poblaciones permanecieron entre uno y dos años en las montañas de los alrededores de sus comunidades, para desplazarse después hacia las Guacamayas, donde quedaron aisladas por la persistencia del asedio militar. Muchas personas murieron de hambre.[24]

Específicamente en Sacapulas, las fuerzas armadas del Estado habrían perpetrado las siguientes masacres:[24]

Fecha Ubicación
Abril de 1980 Aldea Parraxtut
Abril de 1980 Aldea Río Blanco
Septiembre de 1981 Aldea Tzununul
Diciembre de 1981 Aldea Guantajau
Febrero de 1982 Aldea Tierra Colorada
Marzo de 1982 Aldea Parraxtut
Marzo de 1982 Aldea Tierra Caliente
Marzo de 1982 Sacapulas
Mayo de 1982 Aldea Guantajau
Mayo de 1982 Sacapulas
Agosto de 1982 Aldea Río Blanco
Abril de 1983 Aldea Salinas Magdalena[24]

Vías de comunicación[editar]

La distribución urbana de la cabecera municipal es la tradicional de las doctrinas dominicas: un parque central con el edificio municipal al frente, al costado de la iglesia católica. La avenida principal y mercado son el centro social y de actividades del poblado; esta avenida es parte del tramo principal de la carretera de acceso. La carretera se encuentra asfaltada y en muy buen estado desde la Ciudad de Guatemala hasta Sacapulas.[26]

Clima y topografía[editar]

En general su clima es cálido pero posee una buena irrigación, por ello los bosques se mantienen verdes y sus montañas usualmente pobladas de árboles. La topografía de Sacapulas es variada pero dominan las quebradas con áreas rocosas.[26]

Yacimiento arqueológico[editar]

Xutixtiox (o Chutix Tiox, Chotaxtiox) es un sitio arqueológico ubicado en Sacapulas.[27]

Ubicación geográfica[editar]

Compass rose pale.svg Uspantán, municipio del departamento de El Quiché Compass rose pale.svg
Totonicapán, departamento de Guatemala Norte Baja Verapaz, departamento de Guatemala]][28]
Oeste   Rosa de los vientos.svg    Este
Sur
Santa Cruz del Quiché, municipio del departamento de El Quiché[28]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Este dato fue confimado por el señor Antonio Rodríguez, originario de Sacapulas, que todavía presenció los contactos que tenían sus padres y tíos con Rabinal, San Miguel Chicaj y Salamá en la década de 1950. Ellos sabían que eran de las mismas familias y siempre traían cosas de Sacapulas a estos tres municipios, principalmente las joyas que se fabricaban allá. Mientras estaban en Rabinal iban a los campos a conseguir trementina aromática de copal, pon para llevarla a Sacapulas. Su ruta siempre era de Canillá, Cubulco y luego su destino final; pero nunca se quedaban en Cubulco a pesar de su cercanía a comparación con otros municipios.[3]
  2. Según información suministrada por la zona militar 19, los puentes destruidos en la ruta interamericana CA-1 en el departamento de Huehuetenango en 1982 fueron: el puente Pucal ubicado en el kilómetro 243; el puente San Juan, ubicado en el kilómetro 280, el puente Chanjón, ubicado en el kilómetro 295, el puente El Cable, ubicado en el kilómetro 308, y el puente El Boquerón, ubicado en el kilómetro 315.[23]

Referencias[editar]

  1. Instituto Nacional de Estadística (INE) (2002). «XI Censo Nacional de Poblacion y VI de Habitación (Censo 2002)». Consultado el 2008. 
  2. Academia de Lenguas Mayas de Guatemala (ALMG). «Comunidad Lingüística Sakapulteka». Consultado el 2008. 
  3. a b Tz’unun, Francisco Luis; Chom, Miguel Antret; Terga, Ricardo (s.f.). Transcripción de la tradición oral de Cubulco. Guatemala. 
  4. Limón Aguirre, 2008, p. 10.
  5. Limón Aguirre, 2008, p. 11.
  6. Lovell, 2005, p. 71.
  7. Lovell, 2005, p. 64.
  8. Lovell, 2005, p. 64–65.
  9. a b Lovell, 2005, p. 65.
  10. Lovell, 2005, p. 65–66.
  11. Lovell, 2005, p. 66.
  12. Anabitarte, 1991, p. 107.
  13. Anabitarte, 1991, p. 109.
  14. Anabirtarte, 1991, p. 108-109.
  15. a b van Oss, 1986, p. 53.
  16. van Oss, 1986, p. 54.
  17. a b Belaubre, Christopohe (2001). «Poder y redes sociales en Centroamérica: el caso de la Orden de los Dominicos (1757-1829)». Mesoamérica 41. Archivado desde el original el 21 de enero de 2015. 
  18. a b González Davison, Fernando (2008). La montaña infinita; Carrera, caudillo de Guatemala. Guatemala: Artemis y Edinter. p. 4-15. ISBN 84-89452-81-4. 
  19. «Historia de Cunén». Cunén.com. Guatemala. s.f. Consultado el 22 de julio de 2015. 
  20. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Vol. IV, 1999, p. Sección 250.
  21. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Vol. IV, 1999, p. Sección 244.
  22. a b Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Vol. IV, 1999, p. Sección 245.
  23. a b c Comisión para el Esclaremiento Histórico: Vol. IV, 1999, p. Sección 246.
  24. a b c d e f Informe REHMI (s.f.). «Proyecto Interdiocesano de Recuperación de la Memoria Histórica». Fundación Acción Pro-Derechos Humanos. Consultado el 23 de octubre de 2013. 
  25. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Agudización (1999). «Agudización de la Violencia y Militarización del Estado (1979-1985)» (edición en línea). Guatemala: memoria del silencio (Programa de Ciencia y Derechos Humanos, Asociación Americana del Avance de la Ciencia). Archivado desde el original el 26 de mayo de 2013. Consultado el 20 de septiembre de 2014. 
  26. a b «Viajando a Sacapulas». Xplorando Guatemala. Guatemala. 7 de julio de 2013. Consultado el 23 de julio de 2015. 
  27. «Sacapulas». CIRMA. Guatemala. Consultado el 22 de septiembre de 2013. 
  28. a b SEGEPLAN (s.f.). «Municipios de Quiché, Guatemala». Secretaría General de Planificación y Programación de la Presidencia de la República. Guatemala. Archivado desde el original el 2 de julio de 2015. Consultado el 30 de junio de 2015. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]