Patriarcado de Antioquía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Patriarca de Antioquía»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Los 5 patriarcas de Antioquía, de izquierda a derecha: Gregorio III Laham, Ignacio Aphrem II Karim, Juan X Yazigi, Béchara Boutros Raï e Ignacio José III Younan.
La iglesia de San Pedro, en donde el apóstol habría predicado por primera vez el cristianismo en Antioquía.

El título de patriarca de Antioquía corresponde tradicionalmente al obispo de la ciudad de Antioquía (la actual Antakya en Turquía), una de las diócesis más antiguas del mundo.

Historia[editar]

Antioquía fue la ciudad principal y capital de la provincia romana de Siria desde el 64 a. C., y la cuarta ciudad más grande del Imperio romano. Diocleciano en 297 estableció la diócesis civil de Oriente con capital en Antioquía.

Fue en Antioquía en donde los cristianos fueron llamados por primera vez así (Hechos 11:26). Según la tradición se atribuye a los apóstoles Pablo de Tarso y Simón Pedro la fundación de la Iglesia de Antioquía en el período apostólico a mediados del siglo I, de la cual se cree que Pedro fue su primer obispo (42-54 según la tradición calcedoniana, o 37-67 según la tradición no calcedoniana) y cuando partió hacia Roma lo sucedió Evodio.

Los primeros registros del ejercicio de la autoridad por parte del obispo de Antioquía fuera de su propia provincia de Siria datan de fines del siglo II, cuando Serapión de Antioquía intervino en Rhosus, una ciudad de Cilicia, y también consagró al tercer obispo de Edesa, fuera del Imperio romano. La autoridad espiritual del obispo de Antioquía era aceptada en las provincias que recibieron sus misioneros evangelizadores, como Cilicia, Mesopotamia, Siria, Palestina y Chipre. Los obispos que participaron en los concilios celebrados en Antioquía a mediados del siglo III llegaron no solo de Siria, sino también de Palestina, Arabia y el este de Asia Menor. Dionisio de Alejandría habló de estos obispos como formando el episcopado de Oriente, mencionando a Demetrian, obispo de Antioquía, en primer lugar.[1]​ El Concilio de Nicea I en 325 aprobó la ya existente organización eclesiástica según la cual el obispo de la capital de una provincia romana (el obispo metropolitano) tenía cierta autoridad sobre los otros obispos de la provincia (sufragáneos), utilizando por primera vez en su canon 6 el nombre metropolitano. Quedó así reconocido el metropolitanato de Antioquía en la provincia romana de Siria. Además aprobó en ese mismo canon 6 la tradición según la cual los obispos de Roma, Alejandría y Antioquía tenían cierta autoridad sobre más de una provincia, mencionando explícitamente que Antioquía la tenía sobre "otras provincias". Estableció además el orden de primacía de honor con Antioquía en el tercer lugar, después de Roma y Alejandría y otorgó un honor especial a la sede de Jerusalén.[2]

Entre el 330 y el 361 la mayoría de los arzobispos de Antioquía adhirieron a las doctrinas de Arrio. En 361 a raíz de las controversias arrianas se produjo el cisma meleciano que dividió la Iglesia antioquena en 4 partidos hasta 417.

El Concilio de Constantinopla I en 381 reconoció al metropolitano de Antioquía poderes de inspección sobre los metropolitanatos de la diócesis de Oriente. También decidió que el obispo de la capital imperial (Constantinopla) «tendría primacía de honor, después del obispo de Roma, puesto que Constantinopla es la Nueva Roma», dándole un rango superior a los de Alejandría y Antioquía. La Notitia dignitatum datada circa 425 enumera las 15 provincias romanas que entonces comprendía la diócesis de Oriente: Palestina I, Fenicia, Siria, Cilicia, Chipre, Arabia Pétrea, Isauria, Palestina Saludable, Palestina II, Fenicia Libanesa, Eufratensis, Siria Saludable, Osroena, Mesopotamia y Cilicia II.

En 310 Gaggai, obispo de la capital sasánida Seleucia-Ctesifón, organizó a los obispos del Imperio sasánida en una forma análoga al modelo desarrollado en Occidente y centralizó la administración de la Iglesia bajo su jurisdicción. En 315 asumió el título de catolicós y en 424 se desvinculó de Antioquía con el nombre de Iglesia del Oriente.[3]

La controversia planteada por los arzobispos de Chipre respecto de que la Iglesia de Chipre había antiguamente sido independiente del patriarcado de Antioquía fue reconocida en 416 por el papa Inocencio I y por el Concilio de Éfeso en la cesión de 31 de julio de 431, por lo que Chipre se volvió autocéfala.[4][5]

Durante el Concilio de Calcedonia en 451 fue creado el patriarcado de Jerusalén separando de Antioquía las tres provincias romanas de Palestina.[6][7]​ El concilio traspasó a la jurisdicción de Constantinopla el área costera del Georgia. La jurisdicción de Antioquía se vio reducida así a las provincias romanas de: Fenicia Marítima (Tiro), Siria I (Antioquía), Cilicia I (Tarso), Arabia (Bostra), Isauria (Seleucia), Fenicia Libanesa (Damasco), Eufratensis (Hierápolis), Siria II (Apamea), Osroena (Edesa), Mesopotamia (Amida) y Cilicia II (Anazarba).

La sociedad cristiana del Oriente Próximo se vio profundamente dividida, los que aceptaron el concilio de Calcedonia eran principalmente grecoparlantes de las ciudades y fueron llamados melquitas (imperiales en siríaco) por los anticalcedonianos. Estos últimos eran predominantemente de habla siríaca, copta o armenia y dieron origen a las Iglesias monofisitas. Las controversias cristológicas que siguieron al Concilio de Calcedonia resultaron en una larga lucha por la sede de Antioquía entre quienes aceptaron y quienes rechazaron el concilio. En Antioquía se sucedieron patriarcas calcedonianos y anticalcedonianos hasta que el problema llegó a un punto crítico en 512, cuando un sínodo fue convocado en Sidón por los no calcedonianos, lo que resultó en que Flavio II (un calcedoniano) fuera reemplazado como patriarca por Severo (un no calcedoniano). Los no calcedonianos bajo Severo eventualmente dieron lugar a la Iglesia ortodoxa siria que formalizó el cisma en 544, y ha continuado nombrando a sus propios patriarcas sirios de Antioquía. Los calcedonianos se negaron a reconocer el despido y continuaron reconociendo a Flavio como patriarca formando una Iglesia rival. A partir de 518, tras la muerte de Flavio y el nombramiento de su sucesor, la Iglesia calcedoniana se hizo conocida como la Iglesia bizantina de Antioquía.

Aunque el título de patriarca fuera usado desde al menos el siglo V, fue aplicado a la pentarquía por el emperador Justiniano en 531 y se volvió oficial gradualmente a partir del siglo IX.

En 486 la Iglesia de Iberia en Georgia (fuera del Imperio romano) pasó a ser autónoma dentro del patriarcado de Antioquía cuando el patriarca de Antioquía Pedro Fullo elevó al obispo de Mtsjeta al rango de catolicós de Iberia o Kartli con la aprobación del emperador bizantino Zenón. El catolicós podía nombrar obispos locales, pero su propia elección debía ser confirmada por el sínodo de Antioquía. En el Concilio de Dvin I en 506, armenios, íberos y albaneses del Cáucaso rechazaron los cánones del Concilio de Calcedonia y en el Concilio de Dvin II en 554 rompieron la comunión con los demás patriarcados. En 608 el catolicosado de Iberia aceptó los cánones de Calcedonia, rompió en 609 con la Iglesia armenia y volvió a la jurisdicción de Antioquía hasta que recibió autocefalía en 750.[8]

En 636 los árabes musulmanes expulsaron a los bizantinos de Siria, conquistaron Antioquía en 637 e introdujeron el Islam y la lengua árabe, además, la ciudad sufrió varios desastres naturales, incluidos grandes terremotos durante los siglos IV y VI. Desde 609 Constantinopla designó patriarcas titulares de Antioquía que residían en esa ciudad, por lo que en 685 los maronitas del Líbano comenzaron a nombrar sus propios patriarcas de Antioquía dando lugar a la Iglesia maronita. La Iglesia de Isauria perteneció a la jurisdicción de Antioquía hasta que el emperador León III la transfirió al patriarcado de Constantinopla en el siglo VIII.

Luego de 3 siglos de dominación musulmana, el 28 de octubre de 969 los bizantinos reconquistaron Antioquía. El patriarca de Constantinopla Nicéforo Focas restableció la sede residencial transfiriendo a Antioquía en noviembre de 969 al obispo Eustracio de la sede de Anazarbo, que unió con Antioquía.

El 16 y 17 de julio de 1054 el patriarca de Constantinopla Miguel Cerulario y el cardenal Humberto de Silva Candida se excomulgaron mutuamente formalizando el Cisma de Oriente. El patriarca Pedro III de Antioquía intentó arbitrar entre ambas partes y no se definió por el cisma, lo mismo que su breve sucesor Juan IV, pero hacia 1058 el patriarca Teodosio III se consideró en cisma con la Iglesia de Roma sin una declaración formal.[9]

Los bizantinos perdieron definitivamente Antioquía a manos de los selyúcidas en 1084, y los cruzados la ocuparon en 1098, quienes en 1100 eligieron un patriarca de rito latino para presidir al patriarcado de Antioquía (sobre los principados de Antioquía, Edesa, Trípoli y luego de Chipre), mientras el patriarca griego huyó a Constantinopla. En 1268 el sultán mameluco Baybars I conquistó Antioquía y la destruyó, por lo que el patriarca latino de Antioquía pasó a residir en la curia romana y el patriarca ortodoxo residente en Constantinopla fue restaurado en Antioquía. El patriarcado de Antioquía se hizo cada vez más dependiente de Constantinopla, paulatinamente adoptó el bizantino y abandonó el rito antioqueno.[10]

En el Concilio de Lyon II en 1274 fue proclamado el fin del cisma con la adhesión del patriarca Teodosio IV Villehardouin, pero duró hasta que el nuevo emperador bizantino Andrónico II Paleólogo repudió la unión en 1285. En 1367 el desaparecido catolicosado de Romagyris fue anexado como título al patriarcado de Georgia, mientras que el catolicosado de Irenópolis desapareció en el siglo XV. El patriarca Pacomio I trasladó la sede patriarcal a Damasco en fecha no precisada entre 1375 y 1386. En el Concilio de Florencia en 1439 el patriarca de Constantinopla José II y el emperador Juan VIII Paleólogo aceptaron la unión con el Occidente con la adhesión del patriarca Doroteo I de Antioquía, pero la unión fue repudiada en 1443 y restaurada por Antioquía en 1457 hasta la conquista otomana de 1516.

En 1724 la Iglesia melquita de Antioquía se dividió surgiendo de la facción pro Roma el patriarcado de Antioquía de los greco-melquitas católicos. En 1729 el papa Benedicto XIII reconoció al patriarca y lo recibió a él y a sus seguidores en plena comunión con la Iglesia católica.

Patriarcados actuales de Antioquía[editar]

Debido a los múltiples cismas habidos en el seno de la Iglesia, seis jefes eclesiásticos han llevado tradicionalmente el título de patriarca de Antioquía, de los cuales cinco lo llevan aún:

Cronología de los obispos de Antioquía[editar]

Obispos de Antioquía[editar]

Si hay dos fechas, la primera sigue la tradición calcedoniana y la segunda la no calcedoniana.

  • San Pedro † (circa 42-54, o 37-67)
  • San Evodio † (circa 54-68, o 67-68)
  • San Ignacio † (circa 68-100, o 68-107)
  • San Erone † (circa 100-127, o 107-127)
  • San Cornelio † (circa 127-151, o 127-154)
  • San Eros † (circa 151-169, o 154-169)
  • San Teófilo † (circa 169-182)
  • San Máximo I † (circa 188-191, o 182-191)
  • San Serapión † (circa 191-212, o 191-211)
  • San Asclepiade † (circa 212-218, o 211-220)
  • Fileto † (circa 218-231, o 220-231)
  • Zebino o Zenobio † (circa 231-240, o 231-237)
  • San Babil † (circa 240-253, o 237-251)
  • Fabio † (circa 253-256, o 251-254)
  • San Demetriano † (circa 256-263, o 254-260)
  • Amfilochio † (circa 263-267) (obispo reconocido solo por los calcedonianos)
  • Pablo I † (circa 267-270, o 260-268)
  • Domno † (circa 270-273, o 268-273)
  • Timeo † (circa 273-277, o 273-282)
  • San Cirilo I † (circa 277-299, o 283-303)
  • Tiranno † (circa 308-313, o 304-313)
  • Vitale I † (313-318)
  • San Filogonio † (318-323)

Arzobispos metropolitanos de Antioquía durante la crisis arriana del siglo IV[editar]

Si hay dos fechas, la primera sigue la tradición calcedoniana y la segunda la no calcedoniana.

Arzobispos metropolitanos o patriarcas de Antioquía del siglo V[editar]

Con Flaviano I (quien murió en 404) se reconstituyó la unidad del patriarcado de Antioquía.

Patriarcas durante la crisis entre ortodoxos y monofisitas (469-512)[editar]

Divisiones del patriarcado[editar]

Diócesis[editar]

La única Notitia Episcopatuum que se conoce del patriarcado de Antioquía es la Notitia Antiochena, que data de la segunda mitad del siglo VI y fue elaborada por el patriarca Anastasio de Antioquía (quien gobernó el patriarcado dos veces entre 559 y 570 y entre 593 y 598). Fue publicada en 1884 en Estambul por M. Papadopoulos-Kerameus.[22]​ La Notitia distingue 6 clases de prelados al frente de las diócesis (datos según correcciones de la Notitia):

  • Catolicós (2): Romagyris (la actual Nishapur en el Jorasán), Irenópolis (en la actual Bagdad).
  • Grandes metropolitanos (13): Tiro, Tarso, Edesa, Apamea, Hierápolis, Bostra, Anazarba, Seleucia de Isauria, Damasco, Amida, Sergiópolis (o Rosafa), Dara (o Teodosiópolis), Emesa.
  • Metropolitanos autocéfalos (9): Beirut, Heliópolis, Laodicia, Samosata, Ciro, Martirópolis, Mopsuesta, Pompeiópolis, Adana.
  • Arzobispos y sincelos (7): Beroea, Chalcis, Gabala, Seleucia Pieria, Anazarta (o Teodorópolis), Paltos de Germiai, Gaboula.
  • Obispos exentos y sincelos (6): Balanbas, Salamias, Barcousos, Anabagata, Germanicia, Roshos.
  • Obispos sufragáneos (118) de: Tiro (12), Tarso (5), Edesa (11), Apamea (6), Hierápolis (7), Bostra (20), Anazarbo (6), Seleucia (24), Damasco (10), Amida (6), Sergiópolis (o Rosafa) (5), Dara (o Teodosiópolis) (2), Emesa (4).

Referencias[editar]

  1. «The Church of Antioch». Catholic Encyclopedia; New Advent. Consultado el 14 de febrero de 2010. 
  2. Concilio de Nicea, Nicea (325)
  3. Jugie, M. «L'ecclésiologie des nestoriens.» Échos d'Orient 34(177) (1935): 5-25.
  4. Gonzalo Fernández, "la autocefalía de la Iglesia Chipriota" en Espacio, Tiempo y Forma, Serie II, H. Antigua, t. 8, 1995, p. 505
  5. «El Concilio de Éfeso. Introducción, p. 45». Archivado desde el original el 24 de junio de 2015. Consultado el 25 de septiembre de 2019. 
  6. Karen Rae Keck, "St. Juvenal of Jerusalem" en The Saint Pachomius Library
  7. Philip Schaff, "Excursus on the Rise of the Patriarchate of Jerusalem" en The Seven Ecumenical Councils
  8. ÉGLISE GRECQUE-MELKITE CATHOLIQUE
  9. Cf. DTC, X, col. 1698 ff.; H. Musset: Histoire du Christianisme specialement en Orient, 1948, Bk. I, pp. 270 ff.
  10. Fortescue, Adrian (1969). The Orthodox Eastern Church. p. 116. ISBN 978-0-8337-1217-2. Consultado el 17 de mayo de 2017. 
  11. Nuevo patriarca de Antioquía de los sirios
  12. Los obispos sucesores de Eustacio, aunque legítimamente elegidos, eran partidarios de Eusebio de Cesarea con tendencias semiarrianas. Los partidarios de Eustacio, exiliado en Tracia, se reunieron alrededor de otro Paulino, un sacerdote.
  13. A diferencia de sus predecesores, Leoncio y Eudosio sostuvieron con más energía el arrianismo puro contra Atanasio de Alejandría.
  14. Elegido obispo de Constantinopla en 360.
  15. Exiliado en varias ocasiones (360, 365 y quizás 371), hasta su muerte en 381 Melecio fue considerado el único obispo legítimo de Antioquía por los partidarios de la ortodoxia de Nicea.
  16. Paulino fue consagrado obispo por Lucifer de Cagliari.
  17. Tío de su sucesor, fue condenado en el Concilio de Éfeso por la controversia nestoriana.
  18. En 431 del patriarcado se separó la Iglesia autocéfala chipriota.
  19. Depuesto en el Concilio de Éfeso II.
  20. Grumel, p. 447.
  21. Venance Grumel, Traité d'études byzantines, vol. I : «La chronologie», Presses universitaires de France, París 1958, pp. 446-447.
  22. Comentario y estudio sobre Notitia por Siméon Vailhé en: Échos d'Orient X, 1907, pp. 90-101, 139-145, 363-8.

Enlaces externos[editar]