Bernabé apóstol

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
San Bernabé
San Barnaba.jpg
Nacimiento Desconocido
Chipre
Fallecimiento 61 d.C.
Salamina, Chipre
Venerado en Iglesia ortodoxa, Iglesia católica
Principal santuario Monasterio de San Bernabé Famagusta, Chipre[1]
Festividad 11 de junio
Patronazgo ChipreBandera de Chipre Chipre, Arenas de San Juan, Bácor-Olivar, El Escorial, Logroño, Marbella, Marino, Membrío, Merindad de Sotoscueva, Peñarrubia, Pétrola, Ixil

Bernabé (en griego antiguo, Βαρναβᾶς) fue uno de los primeros cristianos mencionados en el Nuevo Testamento. La Sagrada Escritura lo presenta como un apóstol[2]​ pero diferente a san Pablo, considerado por la Iglesia con una distinción especial pero desigual, en cuanto a autoridad, con el resto de los 12. Originario de Chipre, fue un judío que pertenecía a la tribu de Leví, vivió durante el siglo I.

Patrono del municipio de Ixil, Yucatán, México.
Imagen captada en la Iglesia San Bernabé Apóstol del municipio de Ixil, Yucatán, México.

Conversión[editar]

Su nombre original era José. Los apóstoles lo cambiaron por el de Bernabé (Hechos 4:36), que significa Hijo de la Exhortación, también llamado "El Apóstol de la alegría" por su ánimo, aunque según San Lucas significa el esforzado, el que anima y entusiasma.[3]

Los Hechos de los Apóstoles afirman, en el capítulo 4 versículos 34 a 37, que Bernabé vendió su finca, y el producto que de ella obtuvo lo entregó a los apóstoles para distribuir entre los pobres.

Fue un gran colaborador de San Pablo, quien a su regreso a Jerusalén tres años después de su conversión, recibió de Bernabé apoyo ante los demás apóstoles, e intercesión para obtener la aceptación del resto de los apóstoles de Jerusalén a su ministerio (Hechos 9: 27).

No se encuentra entre los doce elegidos por Jesucristo, pero probablemente[cita requerida] fue uno de los setenta discípulos mencionados en el Evangelio. Bernabé es considerado apóstol por los primeros Padres de la Iglesia y también por San Lucas por la misión especial que le confió el Espíritu Santo.

Los Apóstoles lo apreciaban mucho por ser "un buen hombre, lleno de fe y del Espíritu Santo" (Hechos 11,24), por eso lo eligieron para la evangelización de Antioquía. Con sus prédicas aumentaron los conversos (Hechos 11:24).

Labor con Pablo[editar]

Los santos Pablo y Bernabé en Listra, óleo de Bartholomeus Breenbergh (1637).

Se fue a Tarso y se asoció con San Pablo. Regresaron a Antioquía, donde permanecieron por un año enseñando (Hechos 11:25-26). Antioquía se convirtió en gran centro de evangelización y donde por primera vez se le llamó cristianos a los seguidores de la doctrina de Cristo.

Volvieron a Jerusalén enviados por los cristianos de la floreciente iglesia de Antioquía, con una colecta para los que estaban pasando hambre en Judea (Hechos 11:27-30).

El Espíritu Santo habló por medio de los maestros y profetas que adoraban a Dios: "Separad a Pablo y Bernabé, para una tarea que les tengo asignada en movilidad" Hechos 13:1,2.

Después de ayuno y oración, Pablo y Bernabé recibieron la misión y la imposición de manos (Hechos 13:3). Partieron acompañados de Juan Marcos, primo de Bernabé, futuro evangelista (Colosenses 4:10), a predicar a otros lugares, entre estos Chipre, la patria de Bernabé. Allí convirtieron al procónsul romano Sergio Paulo, y a Saulo se le nombra por primera vez, en la Biblia, como Pablo en razón de que estando en un ambiente grecorromano, usa su nombre Romano(Hechos 13:9-20).

Fueron luego a Perga, en Panfilia, donde se inició el más peligroso viaje misionero. Juan Marcos no estaba muy decidido y les abandonó, regresando solo a Jerusalén. Luego prosiguieron su viaje misionero por las ciudades y naciones del Asia Menor.

En Iconio, capital de Licaonia, estuvieron a punto de morir apedreados por la multitud. Se refugiaron en Listra, donde el Señor, por medio de San Pablo, curó milagrosamente a un paralítico y por esa razón los habitantes paganos dijeron que los dioses los habían visitado, haciendo lo imposible evitaron que la población ofreciera sacrificios en honor a ellos y por eso se pasaron al otro extremo y lanzaron piedra s contra San Pablo y lo dejaron maltrecho (Hechos 14:19-20).

Tras una breve estancia en Derne, donde muchos se convirtieron (Hechos 14:21), los dos Apóstoles volvieron a las ciudades que habían visitado previamente, para confirmar a los convertidos y para ordenar presbíteros. Recordaban que "es necesario pasar por muchas tribulaciones para entrar en el Reino de Dios" (Hch 14, 22). Después de completar la primera misión regresaron a Antioquía de Siria.

Poco después, algunos de los judíos cristianos, contrarios a las opiniones de Pablo y Bernabé, exigían que los nuevos cristianos, aparte de ser bautizados. fueran circuncidados. A raíz de eso, se convocó al Concilio de Jerusalén, donde participó Pablo, Bernabé y Tito (Gálatas 2 y Hechos, capítulos 13 al 15). Se declaró entonces que los gentiles convertidos estaban exentos del deber de la circuncisión.[4]

Segundo viaje misionero[editar]

Ante el segundo viaje misionero, surgió un conflicto entre Pablo y Bernabé. Bernabé quería llevar a su sobrino Juan Marcos y Pablo se oponía por haberles abandonado en la mitad del primer viaje (por miedo a tantas dificultades). Por ello decidieron separarse. San Pablo se fue a su proyectado viaje con Silas y Bernabé partió a Chipre con Juan Marcos.

Más tarde se volvieron a encontrar como amigos misionando en Corinto (1 Co. 9, 5-6), por lo que se deduce que Bernabé aún vivía y trabajaba en los años 56 o 57 d. C. Posteriormente San Pablo invita a Juan Marcos a unirse a él, cuando estaba preso en Roma[cita requerida], cosa que nos indica que Bernabé ya había muerto alrededor del año 60 o 61. Otros dicen[cita requerida] que era predicador en Alejandría y Roma y primer obispo de Milán.

Martirio[editar]

Escritos apócrifos hablan de un viaje a Roma y de su martirio,[5]​ hacia el año 70, en Salamina, por mano de los judíos de la diáspora, que lo lapidaron. Tertuliano afirma que Bernabé escribió la Epístola a los Hebreos, otros creen[cita requerida] que escribió en Alejandría la Epístola de Bernabé. En realidad, lo que se sabe de él tiene como fuente principal al Nuevo Testamento.

Referencias[editar]

  1. http://www.whatson-northcyprus.com/interest/famagusta/salamis/barnabas.htm
  2. Hechos 14:14
  3. «San Bernabé apóstol». Intereconomía. 3 de junio de 2011. Consultado el 11 de julio de 2011. 
  4. Durant, Will (2005). Simon and Schuster, ed. Caesar and Christ (en inglés) (1972 edición). Nueva York: Oxford University Perss. ISBN 9780192802903. 
  5. Cross, F.L. (2005). F.L. Cross and E.A. Livingstone, ed. "Barnabas." (en inglés) (2009 edición). Oxford University Perss. ISBN 9780192802903. 

Enlaces externos[editar]