Hechos de los Apóstoles

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Hechos de los Apóstoles
de Lucas
Idioma Griego koiné
Texto en español Hechos de los Apóstoles en Wikisource
Nuevo Testamento
Hechos de los Apóstoles

Los Hechos de los Apóstoles (en griego antiguo, Πράξεις τῶν Ἀποστόλων, Práxeis tôn Apostólōn; en latín: Actūs Apostolōrum), también conocido como el libro de los Hechos o simplemente los Hechos, es un libro del siglo I ó II que relata la fundación del cristianismo y su primera expansión por el Imperio romano.[1]​Ocupa el quinto puesto en todos los cánones del Nuevo Testamento.

Según una teoría bastante extendida, los Hechos y el Evangelio de Lucas formarían una única obra de dos partes (Lucas-Hechos) escrita entre los años 80 y 90 d. C.[2][3]​ Otros autores, por el contrario, consideran al libro de los Hechos posterior de varias décadas a los evangelios sinópticos y fruto del trabajo de varios autores distintos.

Su abreviatura para citas es Hch en castellano y Act en latín.

Autoría y contexto[editar]

Título[editar]

El título «Hechos de los Apóstoles» (en griego, Πράξεις ἀποστόλων Praxeis Apostolon) fue utilizado por primera vez por Ireneo a finales del siglo II. No está claro si el título fue acuñado por Ireneo o si ya existía con anterioridad. No obstante, parece claro que el autor no le dio un título a la obra.[4]

Manuscritos más antiguos[editar]

Las dos versiones más antiguas del libro de los Hechos difieren entre sí. Una es el texto llamado alejandrino, que es el que se suele reproducir en las ediciones impresas de la Biblia. El otro, denominado texto occidental, es un 10% más extenso y se caracteriza por acentuar la preeminencia de Pedro y rebajar el papel de las mujeres.[5]

El fragmento de los Hechos más antiguo conservado es el Papiro 45, que data de alrededor de 250 d. C.[6]

Autoría y posible unidad Lucas-Hechos[editar]

El autor de los Hechos nunca menciona su propio nombre. Con base en su estructura literaria, los estudiosos consideran a los Hechos una amalgama de al menos tres textos escritos por autores diferentes: una "gesta de Pedro", una "gesta de Pablo" y un texto baptista.[7]

Un pasaje de la gesta de Pablo, Hechos 16:10, sugiere que fue escrito por un compañero del propio Pablo ya que sin previo aviso el texto pasa de la tercera persona a la primera: «Pero cuando vio la visión enseguida procuramos avanzar hacia Macedonia».[8]​Probablemente por ello, los padres de la Iglesia Ireneo, Tertuliano, Clemente y Orígenes apuntaron todos como autor de Hechos a Lucas, un compañero de Pablo citado en una epístola,[9]​ quizás médico.[10]

Por otra parte, la tradición de atribuir el tercer evangelio del Nuevo Testamento al mismo Lucas data por lo menos del segundo cuarto del siglo II. Esta identidad llevó a Henry Cadbury y a otros estudiosos a proponer que el Evangelio de Lucas y los Hechos serían dos partes de una sola obra original que Cadbury denominó Lucas-Hechos.[3]​ Su principal argumento es que Hechos comienza diciendo «En el primer tratado, oh Teófilo», y que el Evangelio de Lucas empieza también dirigiéndose a un «Teófilo». Según esta teoría, los textos fueron separados por algún motivo antes de que se escribieran los manuscritos que han llegado hasta hoy.

Sin embargo, la crítica reciente ha aducido argumentos que refutarían la supuesta unidad de autoría entre Hechos y Lucas:[11]

  • Mientras que Lucas se termina con la Ascensión de Jesús, el primer capítulo de Hechos vuelve a relatar apariciones de Jesús resucitado y aporta un relato de la Ascensión que difiere del de Lucas.
  • No se conserva ningún manuscrito antiguo en que los dos libros estén escritos uno a continuación del otro.
  • Cada libro construye sus personajes de manera muy diferente. Mientras Pedro en el evangelio se muestra confundido y cobarde, en Hechos es completamente sólido; y los protagonistas de milagros apenas se esbozan en Hechos mientras que en el evangelio se describen como personajes secundarios.
  • La primera mención de los Hechos data de alrededor de 150 d. C. No parecen conocerlo ni Marción ni Ignacio de Antioquía ni Clemente de Roma ni Justino Mártir.

Datación[editar]

Se ha propuesto una amplia variedad de fechas para la redacción de los Hechos, anteriores siempre a la mención que la Epistula apostolorum de Ireneo hace de este texto a mediados del siglo II.

Edición en eslavo eclesiástico del año 1644

Los partidarios de la ya mencionada teoría de Lucas-Hechos (Norman Perrin, E. Lohse, P. Vielhauer, O. Cullman) datan Hechos en los años 80 debido a que esta es la década en que se suele fechar el Evangelio según san Lucas.

Por el contrario, autores como E. Schürer o F. C. Burkitt han sugerido que Hechos sería posterior a las Antigüedades judías de Flavio Josefo, al señalar posibles dependencias de Hechos con respecto a la obra de Josefo. Esta teoría ha sido rebatida por otros estudiosos como Adolf von Harnack, F. J. Foackes Jackson, W. Kümmel, G. W. H. Lampe y T. W. Manson.

Más recientemente, G. Mordillat, J. Prieur han argumentado que Hechos sería poco anterior a su mención por Ireneo (mediados del siglo II) al ser desconocido por todos los escritores cristianos anteriores.[11]

Una visión radicalmente distinta es la de B. Reicke y C. Vidal, que proponen fechas anteriores al año 70 o incluso al año 62, basándose en los siguientes argumentos:

  • El libro finaliza bruscamente con el comienzo de la cautividad de Pablo en Roma, hacia el año 60, dejando al lector sin saber cómo murió.
  • Omite el martirio de Santiago el Justo, que tuvo lugar en el año 62.
  • Tampoco menciona la muerte de Pedro, que la tradición achaca a las persecuciones de Nerón en los años 62-64.
  • Presenta a los dirigentes judíos, especialmente a los saduceos, como enemigos, mientras parece querer disculpar a los romanos, de modo similar al evangelio de Lucas. Esto no parece coherente con el ambiente de persecución romana contra el cristianismo que se inició con Nerón.
  • Tampoco se menciona, ni directa ni indirectamente, la destrucción del templo de Jerusalén en el año 70, que habría servido para reforzar la imagen de Jesús como hijo de Dios.

Un argumento contra esta teoría es que Lucas 21 profetiza la destrucción de Jerusalén. Dado que se supone que dicha profecía está escrita después de finalizar la guerra en el año 70, suele situarse a Lucas después de esta fecha. Sin embargo, autores como C.C. Torrey y C.H. Dodd arguyen que Lucas 21 no da ningún detalle histórico de la destrucción de Jerusalén, sino que toma todas las imágenes del Antiguo Testamento.[12]

Valoraciones[editar]

El libro de los Hechos conforma casi una cuarta parte de todo el texto del Nuevo Testamento (más de la cuarta parte si se considera en conjunto con el Evangelio de Lucas). Lucas-Hechos es una representación del contexto histórico en que las siguientes generaciones de cristianos encajaron su idea de la historia de Jesús y de la iglesia primitiva.[13]

Hasta los años 1950 los estudiosos cristianos consideraban el libro de los Hechos como una obra histórica, escrita con el objetivo de defender al cristianismo ante las autoridades romanas y a Pablo de sus detractores. A partir de entonces empezó a prevalecer una corriente que veía "Lucas-Hechos" como una obra ante todo teológica.[14]

No contiene la historia de todos los primeros seguidores de Jesús, sino que se centra casi exclusivamente en Pedro y Pablo. Al inicio del libro se menciona a los doce apóstoles (Hechos 1:13,26), incluyendo a Matías, que sustituyó a Judas Iscariote, pero la mayoría no vuelven a aparecer en el texto. Juan, considerado una de las "columnas" del movimiento en Jerusalén por Pablo, es mencionado solo tres veces, y todo lo que se cuenta de Santiago, el hijo de Zebedeo, es su ejecución por Herodes Agripa I.[15]​ También a lo largo del libro se menciona a Bernabé de Chipre, a Marcos, a Santiago el Justo (la otra "columna" según Pablo) y a otras figuras neotestamentarias.

La comparación cruzada entre los Hechos y las epístolas de Pablo muestra visiones contrapuestas del pensamiento de este apóstol y de los eventos de los que fue protagonista, como el denominado concilio de Jerusalén.[16]

Omisiones[editar]

Varios autores han mostrado extrañeza de que Hechos no diga nada sobre el final de las vidas de Pablo y Pedro, que son sus protagonistas principales,[17]​ De Pablo, llama también la atención que no se mencione su faceta de escritor ni se citen sus epístolas.[18]

En cuanto a los hermanos de Jesús, Hechos solo los menciona sin detallar su número ni sus nombres. El más importante, Santiago, solo aparece en el relato en tres ocasiones.[19]​Apenas cita tampoco a María la madre de Jesús, solo al principio.

El libro también omite completamente la llegada del cristianismo a Egipto y su expansión desde allí.[20]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Burkett, 2002, p. 263.
  2. Charlesworth, 2008.
  3. a b Burkett, 2002, p. 195.
  4. Matthews, 2011, p. 12.
  5. «The Western Text of the Book of Acts | Religious Studies Center». rsc.byu.edu. Consultado el 2 de diciembre de 2023. 
  6. «Dating the Oldest New Testament Manuscripts». library.duke.edu. Consultado el 2 de diciembre de 2023. 
  7. M.-É. Boismard & A. Lamouille, Les Actes des deux apôtres. Préface de J.-L. Vesco. T. I : Introduction - textes ; T. II : Le sens des récits ; T. III : Analyses littéraires. 1990
  8. Ver también Hechos 20:5-22, Hechos 21:12-18 y Hechos 27:1-28:16
  9. Filemón 1:24
  10. Colosenses 4:14
  11. a b Mordillat y Prieur (2004), 271-275
  12. Jeremías 21, Zacarias 12, Zacarias 14, Esdras 9, Salmos 79, Ezequiel 40-48, etc.
  13. Boring, 2012, p. 556.
  14. Buckwalter, 1996, p. 6.
  15. Hechos 12:1
  16. Mordillat y Prieur (2004), 119-211
  17. Mordillat y Prieur (2004), 265-268
  18. Mordillat y Prieur (2004), 278-283
  19. Mordillat y Prieur (2004), 284-285
  20. Mordillat y Prieur (2004), 291

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]