Elle (pronombre)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Símbolo del género no binario, propuesto como alternativa a los símbolos masculino () y femenino ().

Elle (en plural, elles) es una propuesta de pronombre personal para el idioma español que hace referencia a la tercera persona, pero sin identificar un género gramatical a diferencia de lo que hacen los pronombres tradicionales él/ella y ellos/ellas.[1]

El objetivo de este término propuesto es identificar y nombrar a personas de identidades de género fuera del binarismo masculino-femenino (personas no binarias, transgénero o tercer sexo) sin asignarles forzosamente un género gramatical, como se afirma que hacen los pronombres tradicionales.[2]​ El uso de elle también permitiría identificar a personas en situaciones donde el género no sea necesario o deseable comunicarlo.[3]

El uso de un pronombre diferente al tradicional ha sido solicitado por grupos de personas no binarias o de identidades de género diferentes, para quienes el uso de pronombres adecuados a su identidad es relevante para su identificación y representación.[2][3]​ El uso del término aún no ha sido reconocido por los miembros de la Asociación de Academias de la Lengua Española. La palabra “elle” fue añadida al observatorio de palabras de la RAE en el 2020, pero fue removida unos días después. [4][5][6]

Origen[editar]

El uso de un pronombre neutro ha sido reclamado por personas de género no binario u otras identidades de género que no se sienten cómodas en el uso de los pronombres tradicionales, diferenciados en género masculino y femenino. Diversos expertos han indicado la relevancia del uso de pronombres adecuados como base para el respeto de la identidad, la visibilización y la aceptación de personas no binarias o transgénero,[2][7][8]​ por lo que la creación de un pronombre específico permitiría solucionar el problema de no contar con pronombres adecuados para este grupo de personas.[3]

Manifestante con pancarta utilizando la @ en una de las manifestaciones del 15-M en Puerta del Sol, Madrid (España).

Durante los últimos años, la visibilización de personas de géneros diversos y el surgimiento de nuevas formas de comunicación, como sitios de internet, blogs y redes sociales, permitió el surgimiento de nuevas formas de comunicación. Dentro de los primeros usos no binarios está la adopción de la arroba (@) en reemplazo de las terminaciones «a» u «o» del español, que sirven en general para denotar el género gramatical. La arroba, que por su forma parecía una superposición de las letras «a» u «o» y su amplia disponibilidad en teclados, se convirtió en uno de los primeros mecanismos de neutralidad de género pero solo en ámbitos escritos, puesto que no tiene equivalente sonoro que permitiera su pronunciación. Junto con la arroba, se utilizó la equis («x») para reemplazar el «a» u «o» finales, provocando una “desobediencia lingüística” respecto al género.[9]​ Así, surgió el uso de pronombres como ellxs y ell@s. Sin embargo, ambos casos presentaban la imposibilidad de ser pronunciados[10]​ y generaban dificultades para personas con discapacidad visual que utilizan sistemas electrónicos de comunicación (los que no reconocían estos formatos) y personas con dificultades de aprendizaje como la dislexia.[11][12]

El uso de «e» como desinencia de género neutro, en reemplazo de los específicos «a» y «o», fue propuesto al menos desde 1976.[13]​ Esta opción comenzó a expandir su uso varias décadas más tarde como alternativa al uso de la equis y de la arroba.[10]​ El uso de la «e» permitía solucionar los problemas de pronunciación de las otras alternativas. Así, surgió el uso de la palabra elle como alternativa de pronombre, un punto intermedio entre él y ella, para denotar a las personas no binarias u otros casos donde no fuera necesario marcar el género.[5]

Debate sobre su uso[editar]

El uso del pronombre elle es restringido, siendo utilizado con mayor frecuencia dentro de grupos de diversidades sexuales y de género, y en personas más jóvenes.[2][5][14]​ Sin embargo, su eventual uso ha sido tema de debate entre lingüistas y filólogos.[1]

De acuerdo con quienes proponen su uso, el término elle permite identificar a personas que no se sienten cómodas con otros términos, respetando así la identidad de dichas personas.[15]​ Según algunos estudios, la inclusión de pronombres neutros en otros idiomas ha favorecido la disminución de actitudes sexistas.[16][17][18]​ Otros expertos indican que el uso de elle también permitiría traducir de forma correcta algunos términos de otros idiomas que no tienen componente de género, ya sea porque esos pronombres neutros ya están en uso (como en el sueco y el inglés) o porque se desea mantener la intención de no comunicar el género por otros motivos.[1][3][19]

Por otro lado, algunos lingüistas se han manifestado contrarios a la necesidad de incorporar un pronombre nuevo, indicando que es innecesario. Según ellos, la neutralidad de género en el idioma español ya existe, solo que está asimilada dentro del masculino genérico.[1]​ Otros lingüistas se han manifestados contrarios a la adopción del término, indicando que no es factible imponer una palabra dentro del idioma y que solo con el paso del tiempo podría ser considerado legítimo si es aceptado naturalmente por la mayoría de la sociedad, como ocurre con el resto del lenguaje. La lingüista Carme Junyent i Figueras se manifestó contraria al uso del término, argumentando que era una imposición por parte de grupos minoritarios que “toparán con la realidad”, que “se exponen al ridículo” y no generan ninguna simpatía.[1]

Posición de la Real Academia Española[editar]

En octubre de 2020, la Real Academia Española incorporó «elle» dentro de su Observatorio de palabras, retirándolo días después.[4]

El 27 de octubre de 2020, la Real Academia Española (RAE) incorporó el pronombre «elle» en su Observatorio de palabras, sección de su sitio web relanzada algunos días previos, con el fin de informar sobre palabras y neologismos no incorporados en el diccionario y que estaban en evaluación, pero que no implicaba aceptación de su uso.[n. 1]​ En dicha sección, la RAE definió «elle» de la siguiente manera:[20]

El pronombre elle es un recurso creado y promovido en determinados ámbitos para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno [de] los dos géneros tradicionalmente existentes. Su uso no está generalizado ni asentado.
Se recoge el uso de elle como nombre del dígrafo ll en el DLE.[20]

Pese a las indicaciones respecto a las características del Observatorio de palabras, la inclusión del término «elle» generó bastante discusión y confusión.[22]​ Días más tarde, la RAE decidió retirar la palabra para evitar confusiones respecto a que esta hubiese sido oficializada. Al respecto, la institución declaró: «Cuando se difunda ampliamente el funcionamiento y cometido de esta sección, se volverá a valorar».[4]​ Hasta la fecha, ninguna de las academias de la lengua española han avalado su uso.

Pronombres neutros en otros idiomas[editar]

La discusión respecto a la creación de nuevos pronombres neutros ha sido bastante recurrente en idiomas que tienen marcas de género gramatical.

La Academia Sueca añadió a la edición de 2015 del diccionario oficial de la lengua sueca el pronombre neutro hen como complemento a los pronombres han (él) y hon (ella), que funcionan igual que en español. En Suecia este pronombre es usado para referirse a gente transgénero,[23]​ pero también para ocasiones en las que no se quiere revelar el género de la persona en cuestión o cuando el interlocutor considera que esa información es superflua.[24][25]

En inglés se han propuesto varias opciones, incluyendo jee o ney.[26][27]​ La versión más popular, sin embargo, es el uso de they como pronombre singular.[2][28][29]​ Aunque they es más frecuentemente utilizado como el pronombre en tercera persona plural (equivalente tanto a «ellos» y «ellas» en español), también ha tenido históricamente un uso como pronombre neutro para cuando no se debe o puede informar el género de la persona involucrada. Aunque ha generado ciertas resistencias en personas más conservadoras o de mayor edad,[30][31]​ hoy es el principal pronombre utilizado por personas que se identifican como no binarias y en 2020 fue identificada por la American Dialect Society como la Palabra de la Década de los Años 2010.[32]​ También existe it, como pronombre neutro, aunque no suele usarse referido a personas.

En otros idiomas romances como el español, también ha surgido el debate sobre la inclusión de pronombres y géneros neutros. En el caso del francés, se han propuesto los pronombres iel y on, aunque han sido rechazados ampliamente por la Academia Francesa, que ha calificado este uso de lenguaje no sexista como una “aberración”.[33]​ La Oficina Quebequesa de la Lengua Francesa tiene una postura más neutra, indicando que estos términos se utilizan de forma limitada en ámbitos de la diversidad sexual y de género.[34]​ En portugués, en tanto, se han propuesto algunos pronombres neutros como el, elu o ilu.[35]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. En el encabezado de esa sección en línea se aclara lo siguiente: «El "Observatorio de palabras" ofrece información sobre palabras (o acepciones de palabras) y expresiones que no aparecen en el diccionario, pero que han generado dudas: neologismos recientes, extranjerismos, tecnicismos, regionalismos, etc. Esta información es provisional, pues no está contemplada en las obras académicas, por lo que puede verse modificada en el futuro. La presencia de un término en este observatorio no implica que la RAE acepte su uso».[20][21]

Referencias[editar]

  1. a b c d e Maldonado, Leonor (18 de junio de 2017). «La lengua no tiene sexo: "Elle está cansade"». El Español. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  2. a b c d e Abraham, Amelia (6 de febrero de 2020). «¿Cómo usar los pronombres neutros correctamente y por qué son importantes?». Vogue Mexico. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  3. a b c d López, Ártemis. «Tú, yo, elle y el lenguaje no binario». La Linterna del Traductor. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  4. a b c «La Real Academia Española retiró la palabra “elle” de su Observatorio para evitar “confusiones”». Clarín (Buenos Aires). 1 de noviembre de 2020. Consultado el 1 de noviembre de 2020. 
  5. a b c Venkatraman, Sakshi (14 de octubre de 2020). «A gender neutral Spanish pronoun? For some, 'elle' is the word». NBC News (en inglés estadounidense). Consultado el 22 de diciembre de 2020. 
  6. «La RAE rechaza nuevamente el lenguaje inclusivo». Consultado el 28 de enero de 2020. «La Real Academia de la Lengua Española (RAE) y la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) presentaron el “Libro de estilo de la lengua española según la norma panhispánica”. En el primer capítulo, de este manual, expresa su rechazo al lenguaje inclusivo.» 
  7. Glicksman, Eve (abril de 2012). «Transgender terminology: It's complicated». American Psychological Association (en inglés) 44 (4): 39. Consultado el 1 de noviembre de 2020. 
  8. National LGBT Health Education Center. «Atención afirmativa para personas transgénero y de género no conformista: Mejores prácticas para el personal de atención médica de primera línea» (PDF). 
  9. Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad de la Nación Argentina (17 de septiembre de 2020). «(Re) Nombrar: Guía para una comunicación con perspectiva de género» (PDF). Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  10. a b Hacker, Daniela (15 de enero de 2018). «"Chicxs" y "maestr@s" ¿el lenguaje inclusivo de los jóvenes en las redes sociales se trasladará a las aulas?». infobae. Consultado el 22 de diciembre de 2020. 
  11. «El lenguaje inclusivo ¿es realmente inclusivo?». Ver sin límites Accesibilidad. 29 de mayo de 2020. Consultado el 9 de diciembre de 2020. 
  12. Pérez-Bryan, Ana (17 de enero de 2020). «Cómo utilizar el lenguaje inclusivo sin caer en el ridículo: despídete del «Todos y todas»». Diario Sur. Málaga. Consultado el 9 de diciembre de 2020. 
  13. García Meseguer, Álvaro (11 de noviembre de 1976). «Sexismo y lenguaje». Cambio 16 (260). Consultado el 9 de diciembre de 2020. 
  14. Berger, Miriam (15 de diciembre de 2019). «A guide to how gender-neutral language is developing around the world». Washington Post (en inglés estadounidense). Consultado el 22 de diciembre de 2020. 
  15. Wójtowicz, Justyna (2017). «Identidades subversivas: la expresión del género no binario por hablantes de inglés y de español». Facultad de Filología, Universidad Jaguelónica. Consultado el 16 de abril de 2018. 
  16. Lindqvist, Anna; Renström, Emma Aurora; Gustafsson Sendén, Marie (1 de julio de 2019). «Reducing a Male Bias in Language? Establishing the Efficiency of Three Different Gender-Fair Language Strategies». Sex Roles (en inglés) 81 (1): 109-117. ISSN 1573-2762. doi:10.1007/s11199-018-0974-9. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  17. Tavits, Margit; Pérez, Efrén O. (20 de agosto de 2019). «Language influences mass opinion toward gender and LGBT equality». Proceedings of the National Academy of Sciences (en inglés) 116 (34): 16781-16786. ISSN 0027-8424. PMC 6708358. PMID 31383757. doi:10.1073/pnas.1908156116. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  18. Sample, Ian (5 de agosto de 2019). «He, she, or ... ? Gender-neutral pronouns reduce biases – study». The Guardian (en inglés). Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  19. López Rodríguez, Alba (6 de noviembre de 2019). «Análisis de la traducción del género neutro del inglés al castellano. Propuesta de alternativas al binarismo de género.». Facultat de Traducción i d'Intepretació. Universidad Autónoma de Barcelona. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  20. a b c «El, ella y “elle”: el pronombre que la Real Academia estudia incorporar al idioma». Clarín (Buenos Aires). 28 de octubre de 2020. Consultado el 1 de noviembre de 2020. 
  21. «Observatorio de palabras». rae.es. Consultado el 1 de noviembre de 2020. 
  22. «No lo ha aceptado aún: Lo que realmente dijo la RAE sobre el pronombre “elle”». CNN Chile. 29 de octubre de 2020. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  23. "Transgender FAQ". Resources. Human Rights Campaign. Colsultado el 16 de diciembre de 2015
  24. «Suecia oficializa el pronombre neutro». La Vanguardia. 28 de marzo de 2015. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  25. «El pronombre neutro con que Suecia quiere fomentar la igualdad de género». BBC News Mundo. 2 de abril de 2015. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  26. «Jayce's Gender-Neutral Pronouns | JayceLand» (en inglés estadounidense). Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  27. «Lee Newberg's Pronoun Proposal». www.cs.rpi.edu. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  28. Warenda, Amy (April 1993). "They" (pdf). The WAC Journal
  29. Genderqueer. Artículo en GLBTQ. Consultado el 16 de diciembre de 2015
  30. MacLellan, Lila (4 de marzo de 2017). «Even the staunchest grammarians are now accepting the singular, gender-neutral “they”». Quartz (en inglés). Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  31. Steinmetz, Katy (13 de diciembre de 2019). «This is Why Singular ‘They’ Is a Controversial Subject». Time. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  32. «Singular 'they' crowned word of the decade by US linguists | DW | 04.01.2020». Deutsche Welle (en inglés británico). Consultado el 4 de diciembre de 2020. 
  33. Academia Francesa (26 de octubre de 2017). «Déclaration de l'Académie française sur l'écriture dite "inclusive"». Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  34. «Banque de dépannage linguistique - Désigner les personnes non binaires». Oficina Quebequesa de la Lengua Francesa. Consultado el 8 de diciembre de 2020. 
  35. Guerreiro, Felicia (30 de enero de 2016). «Guia Para a Linguagem Oral Não-binária ou Neutra» (en portugués de Brasil). Archivado desde el original el 28 de noviembre de 2020. Consultado el 8 de diciembre de 2020.