Pronunciación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La pronunciación es la manera concreta en que una palabra, o todo un idioma, se produce fonéticamente por un hablante. Una palabra o expresión puede ser pronunciada de formas diferentes por varios individuos o grupos, dependiendo de muchos factores sociolingüísticos, como por ejemplo el lugar en la cual crecieron o el sitio donde viven actualmente.

En un sentido amplio la pronunciación, es la forma en que los símbolos elementales del lenguaje, los fonemas segmentarios o sonidos del habla, aparecen y se organizan en patrones de tono, volumen y duración. En el modelo más sencillo del proceso de comunicación en el lenguaje; codificación, mensaje, decodificación; la pronunciación es una actividad, que da forma al resultado de la etapa de codificación, y un estado, la apariencia externa del mensaje y la entrada a la etapa de decodificación. Es lo que el hablante hace y lo que el oyente percibe y, en la medida en que se requiera una evaluación, juzga.[1][2]

En un sentido más restringido, las cuestiones de pronunciación se plantean sólo en relación con los juicios de valor. La ortología, la pronunciación correcta, es paralela a la ortografía, el deletreo correcto. "¿Cómo se pronuncia [deletrea] esa palabra?" es una petición de la pronunciación (ortografía) correcta por parte de alguien que no está seguro o una prueba de que el entrevistado no pronuncia (deletrea) correctamente o habla un dialecto diferente o tiene una idiosincrasia del habla. Sólo los errores de pronunciación son perceptibles y, por tanto, distraen; introducen "ruido" en el sistema de comunicación y reducen su eficacia.[2]

Terminología lingüística[editar]

El modo de pronunciar las palabras de un individuo depende en primer lugar de las unidades básicas de sonido que usa en su lengua. La rama de la lingüística que estudia estas unidades de sonido por separado es la fonética. Los sonidos que desempeñan el mismo papel se agrupan juntos en clases llamadas fonemas; el estudio de estas clases lo realiza la fonología.

Al igual que diferentes idiomas tienen diferentes palabras para referirse a ciertas cosas, muchos tienen además diferentes formas, no solo de pronunciar, sino también de agrupar esos sonidos. En el idioma español, las palabras se agrupan en sílabas, como unidad suprafonémica mínima y en general, cada sílaba corresponde a una sola mora. En cambio, en otras lenguas, como el latín, las sílabas tónicas pueden estar compuestas de dos moras. En el caso del japonés, una sílaba pede tener varias moras, que se representan separadamente en su escritura silábica, y así, una palabra como Tokio, que en español tiene dos sílabas, en japonés (escrita en hiragana con cinco letras: とうきょう), tiene cuatro moras (to-o-kyo-o), que se agrupan en dos sílabas: [Toː.kjoː].[3]

Pronunciación en otros idiomas[editar]

Pronunciación en inglés[editar]

En inglés, algunas palabras con dos o más letras se pueden combinar para hacer diferentes sonidos.[4]​ Por ejemplo, ie puede representar el sonido /e/ en friend o /ai/ en pie.[4]​ Otra combinación común de dos letras es la combinación ou, ow y oa.[4]

Cambios en la pronunciación[editar]

Se acepta como una obviedad que la pronunciación cambia más o menos continuamente. Dado que no hay herencia del lenguaje y que todo niño oyente aprende a hablar escuchando, es de esperar que el aprendizaje no sea perfecto en todos los detalles. La mayoría de las excentricidades individuales son desalentadas por el conservadurismo de la comunidad y no se transmiten a la generación siguiente. En general, la lengua se corrige sola. Sin embargo, de vez en cuando, lo que podría llamarse un error de pronunciación parece contagiarse y se produce un cambio, a veces tan gradual que sólo se registra en retrospectiva.[5]

Un cambio que afecta a un sonido o a un grupo de sonidos relacionados sin influencia aparente del entorno se conoce como aislado o independiente. Así, el Gran Cambio Vocálico en el idioma inglés fue un cambio gradual en la pronunciación de todas las vocales largas dondequiera que ocurrieran. La única explicación que puede darse a este cambio es que no alteró materialmente el sistema, ni en cuanto al número de fonemas ni en cuanto a la distribución. Las nuevas vocales diptongales, en línea y vaca, no eran más fáciles de producir que las vocales simples que se perdieron, para ser reintroducidas más tarde en calma y ley.[5]​ En el caso de este y otros cambios islámicos en el inglés y en otras lenguas, es difícil decir por qué se produjeron o por qué sucedieron cuando lo hicieron.

Los cambios que afectan a determinados sonidos o grupos de sonidos sólo en determinados entornos se conocen como combinativos o dependientes. El patrón general es el de la facilidad de pronunciación, ya que el hablante tiende a hacer el menor esfuerzo; esta tendencia se ve contrarrestada por la demanda del oyente de una fácil inteligibilidad.[5]​ Así, mutación-i en inglés y otras lenguas resulta cuando el hablante, anticipando la articulación para una [i] o [j] frontal en la siguiente sílaba (que luego se pierde), cambia la articulación de la vocal en cuestión de atrás hacia adelante.

El cambio más evidente que reduce el esfuerzo es la asimilación de consonantes. El propio término es un ejemplo, de ad- ("a") + simil- ("similar"), las formas adsimil- y assimil-, ambas atestiguadas en el latín clásico. Las asimilaciones pueden ser aceptadas o no por la comunidad. Así, [∫], que representa una asimilación recíproca de [s] + [j], prevalece en la emisión en el inglés en América, pero [sj] en Inglaterra; [č] es habitual en la literatura, pero aparece [tj], a veces tomada como signo de afectación; can't you puede pronunciarse con [tj] o [č], esta última sujeta a sanciones sociales. La mayoría de estas asimilaciones se limitan a cambiar la distribución de los fonemas. Cuando [z] + [j] se convirtió en, visión, el nuevo fonema llenó un vacío en el sistema inglés que el lexicógrafo británico John Hart había señalado medio siglo antes.

Pronunciación correcta y pronunciación incorrecta[editar]

Como en todas las demás áreas del idioma, también en el área fonética determinadas variantes de un hablante pueden ser percibidas como errores por otros hablantes, que los llaman errores de pronunciación. Desde el punto de vista de la lingüística puramente descriptiva, no normativa, no prescriptiva y no correctiva, ningún hecho del lenguaje en el uso de su lengua materna por cualquier hablante nativo adulto y normal, en condiciones normales, puede considerarse incorrecto. En esta concepción lingüística, los errores no son más que desviaciones de las reglas del lenguaje en general. Toda variedad de lengua tiene sus propias reglas, por lo que el error es sólo un error desde el punto de vista de las reglas de la variedad en cuestión.

En algunos hablantes nativos, las fallas pueden estar provocadas por ciertos trastornos neurofisiológicos o neuropsicológicos, como la tartamudez. Se corrigen con logopedia.

Cualquier hablante nativo con una función cerebral normal puede cometer errores accidentales que sabe que son errores y que normalmente corrige de inmediato, por ejemplo, la inversión de los sonidos iniciales de dos palabras que difieren solo en estos sonidos. Los niños que aprenden su lengua materna también cometen errores.

Los hablantes de una lengua que les es ajena también cometen errores en relación con las reglas de esta lengua, especialmente durante su aprendizaje, por desconocimiento de las reglas o por su insuficiente asimilación. Una de las causas de estos errores es la interferencia, también llamada transferencia negativa, que consiste en la aplicación de reglas de la lengua materna distintas a las de la lengua extranjera, en el uso de esta última. La interferencia fonética consiste en la pronunciación de sonidos como en el idioma nativo, p. ej. una [r] del español o ruso pronunciada [ʁ] por un hablante nativo de francés.

Desde el punto de vista de la lingüística normativa, prescriptiva y correctiva, los errores son todas las desviaciones de las reglas de la variedad estándar de la lengua, incluidas las de los hablantes nativos. Estas reglas son objeto de la fonética normativa, también llamada ortoepía. Los errores con la ortopedia los cometen hablantes que no saben lo suficiente sobre la variedad estándar, incluso si tienen una variedad de idioma nativo que conocen muy bien. A veces, un hablante de este tipo que quiere ajustarse al estándar, comete errores llamados hipercorrecciones, aplicando por analogía reglas válidas en otras situaciones.

Referencias[editar]

  1. Don L. F. Nilsen, Alleen Pace Nilsen. Pronunciation Contrasts in English 2nd Edition. (2010). 144 pages. ISBN 1577666410, ISBN 978-1577666417
  2. a b John M. Levis. Intelligibility, Oral Communication, and the Teaching of Pronunciation. (2018) 316 pages, ISBN 9781108404013, ISBN 978-1108404013
  3. «Pronunciación de Tokio». 
  4. a b c Heyderman, Emma; May, Peter (2011). «Homes and habits» [Hogar y hábitos]. En Mayhew, Camilla, ed. Complete PET (en inglés). Madrid: Cambridge University Press. p. 14. ISBN 9788483237397. Consultado el 23 de marzo de 2017. 
  5. a b c Andersson, Lars et Trudgill, Peter, Bad language [« Mauvaise langue »], Oxford (Angleterre) / Cambridge (Massachussets, USA), Blackwell, 1990

Bibliografía[editar]

  • Andersson, Lars et Trudgill, Peter, Bad language [« Mauvaise langue »], Oxford (Angleterre) / Cambridge (Massachussets, USA), Blackwell, 1990
  • Barić, Eugenija et al., Hrvatska gramatika [« Grammaire croate »], Zagreb, Školska knjiga, 1997, 2e éd., 683 p. (ISBN 953-0-40010-1)
  • Bidu-Vrănceanu, Angela et al., Dicționar general de științe. Științe ale limbii [« Dictionnaire général des sciences. Sciences de la langue »], Bucarest, Editura științifică, 1997 (ISBN 973-44-0229-3)
  • Bussmann, Hadumod (dir.), Dictionary of Language and Linguistics [« Dictionnaire de la langue et de la linguistique »], Londres – New York, Routledge, 1998 (ISBN 0-203-98005-0, )
  • Constantinescu-Dobridor, Gheorghe, Dicționar de termeni lingvistici [« Dictionnaire de termes linguistiques »] (DTL), Bucarest, Teora, 1998 (sur Dexonline.ro )
  • Crystal, David, A Dictionary of Linguistics and Phonetics [« Dictionnaire de linguistique et de phonétique »], Oxford, Blackwell Publishing, 2008, 4e éd., 529 p. (ISBN 978-1-4051-5296-9)
  • Dubois, Jean et al., Dictionnaire de linguistique, Paris, Larousse-Bordas/VUEF, 2002
  • Nordquist, Richard, « What Is a Grammatical Error? » [archive] [« Qu’est-ce qu’une erreur de grammaire ? »], sur Thought.Co, 5 février 2020 (consulté le 5 août 2020)
  • Yartseva, V. N. (dir.), Лингвистический энциклопедический словарь [« Dictionnaire encyclopédique de linguistique »], Moscou, Sovietskaïa Entsiklopedia, 1990
  • Zaicz, Gábor (dir.), Etimológiai szótár. Magyar szavak és toldalékok eredete [« Dictionnaire étymologique. Origine des mots et affixes hongrois »], Budapest, Tinta, 2006 (ISBN 963-7094-01-6)