Economía de Australia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Economía de Australia
City of sydney from the balmain wharf dusk cropped2.jpg
La ciudad de Sydney desde el Balmain Wharf.
Moneda Dolar Australiano
Año fiscal 1 de julio - 30 de junio
Organizaciones APEC, OMC y OCDE
Estadísticas
PIB (PPA) 960,7 mil millones (2012)[1] (19º lugar.º)
Variación del PIB 3,3% (2012)
PIB per cápita 42400 (2012)
PIB por sectores agricultura: 4%, industria: 26,6%, servicios: 69,4% (2012)
Tasa de cambio 0,96 AUD por US$ 1 (2012)
Inflación (IPC) 2,1% (2012)
IDH sin informaciones
Población bajo la línea de pobreza sin informacion
Coef. de Gini 0,305 (2006)
Fuerza Laboral 12,27 millones (2012)
Desempleo 3 % (2012)
Industrias principales minería, industria e equipamientos de transporte, procesamiento de alimentos, productos químicos, acero
Comercio
Exportaciones 263,9 mil millones (2012)[1]
Productos exportados carbón, hierro, oro, carne, lana, aluminio, trigo, máquina y equipamientos de transporte
Destino de exportaciones República Popular de China 27,4%, Japón 19,2%, Corea del Sur 8,9%, India 5,8% (2011)
Importaciones 258,1 mil millones (2012)[1]
Productos importados máquinas y equipamientos de transporte, computadoras y máquinas de oficina, equipamientos de telecomunicación y piezas, petróleo
Origen de importaciones República Popular de China 18,5%, Estados Unidos 11,4%, Japón 7,9%, Singapur 6,2%, Alemania 4,7% 2011)
Finanzas Públicas
Deuda externa (Pública y Privada) 1466 mil millones (2012)[1]
Ingresos 516,3 mil millones (2012)
Gasto público 528,3 mil millones (2012)
Salvo que se indique lo contrario, los valores están expresados en doláres estadounidenses

La Economía de Australia ha experimentado un crecimiento continuado con reducido desempleo, inflación controlada, deuda pública muy reducida, y un fuerte y estable sistema financiero.[1] El país posee un próspero crecimiento al estilo occidental, ocupando el sexto puesto mundial en términos de PIB per cápita por encima de países como Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Alemania según los valores nominales emitidos por el Fondo Monetario Internacional en 2012, siendo además, gracias a un costo de vida relativamente bajo, una den la economía del país.

La ventaja competitiva en productos primarios es un reflejo de la riqueza natural del continente australiano y su pequeño mercado doméstico; 20.3 millones de personas ocupan un territorio casi del tamaño de los Estados Unidos. Industrias de servicios se han expandido en décadas recientes a expensas del sector manufacturero, el cual en la actualidad representa un poco menos del 12 por ciento del PIB.

El énfasis de Australia en las reformas es un factor clave detrás de la continua fortaleza de la economía. En la década de 1980, el Australian Labor Party (Partido Laboral Australiano), dirigido por el primer ministro Bob Hawke y el tesorero Paul Keating, dieron inicio a la modernización de la economía australiana al liberar el tipo de cambio del dólar australiano en 1983, conduciendo a una total desregularización financiera (en 1992 se permitió la libre entrada de bancos extranjeros).

Hoy en día, áreas de preocupación para algunos economistas incluyen el crónico déficit de su cuenta corriente y también los altos niveles de endeudamiento externo neto del sector privado.

Reforma microeconómica[editar]

Otras reformas claves han sido: reducir unilateralmente los altos aranceles y otras barreras comerciales; racionalizar y reducir el número de sindicatos; esfuerzos por reestructurar el altamente centralizado sistema de relaciones industriales y de negociación laboral; mejor integración de las economías de los estados en un sistema nacional federal; mejora y estandarización de la infraestructura; y privatización de muchos de los servicios gubernamentales y las utilidades públicas.

Desde 1996, el gobierno de la Coalition (Coalición Australia), dirigida por el primer ministro John Howard, continuó implementando políticas de reformas macroeconómicas. Las reformas del gobierno de Howard se enfocaron en el mercado laboral, y ha tratado de reducir el poder de los sindicatos y su involucramiento en los lugares de trabajo. El gobierno de la Coalición desreguló muchas otras industrias, como las telecomunicaciones, y privatizó muchos monopolios. Desde la recesión de principios de los 90’s, la economía australiana no ha sufrido otra depresión en 14 años. Para septiembre de 2005, el desempleo había caído al 5 por ciento, el nivel más bajo desde finales de los 70’s. El precio de las acciones en la bolsa de valores australiana también han crecido significativamente desde principios de los 90’s.

Muchos materiales en bruto (incluso muchos recursos aún por descubrir) permanecen inexplotados. Economistas muy comúnmente se refieren a Australia como la “granja del mundo”. Los sectores agrícola y de recursos naturales de Australia contribuyen significativamente al PIB, ambos directa e indirectamente, a través del sistema de carreteras y ferrocarriles del sistema de transporte nacional, el cual en algunas zonas existe enteramente para cubrir las necesidades industriales y como apoyo a las economías rurales. En años recientes, el gobierno australiano se ha enfocado en el desarrollo del turismo, educación y tecnología. El gobierno promueve la investigación científica y el desarrollo por medio de las universidades, la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO, por sus siglas en inglés), y por alianzas estratégicas entre los sectores público y privado llamadas Centros de Investigación Cooperativa.

Crecimiento económico[editar]

La última meta de Australia es convertirse en un productor y exportador competitivo, no sólo de productos tradicionales agrícolas y mineros, sino también de una mezcla diversificada de bienes manufacturados, servicios y tecnologías de alto valor agregado. Mientras que el progreso ha sido fruto de esta agenda de reformas, todavía falta mucho por hacerse, particularmente en la arena doméstica.

Mientras que la proyección a un corto plazo apunta a continuar con la expansión económica, el prospecto de Australia en un largo plazo depende sobre todo en seguir con las reformas económicas fundamentales. Existe un consenso generalizado entre los mayores partidos políticos, empresas, y fuerza laboral sobre las características necesarias de esta reforma pero diferencias resaltantes de puntos de vista sobre los métodos, pasos y el grado de cambio requerido.

La influencia de la República Popular de China en el crecimiento de la economía ha también impulsado el crecimiento de las exportaciones australianas de minerales y recursos energéticos, con el reciente contrato de gas natural licuado, en el estado de Australia Occidental, con un valor potencial de $25 mil millones durante la vida del proyecto.[2] La industrialización de China ha resultado en un boom exportador para corporaciones de recursos, contribuyendo, de esa manera, al incremento de los ingresos del gobierno federal australiano a través de los impuestos de estas compañías. El comercio con China es actualmente el de mayor crecimiento en la última década, convirtiéndolo en el tercer mayor socio comercial de Australia.

Cambios recientes hechos por el Gobierno de la Coalición en materia de relaciones industriales, con particular atención a nuevas leyes para liberalizar contratos laborales dentro de pequeños negocios con menos de 100 empleados, ha generado un poco de descontento entre los sindicatos y abogados laborales. Críticos argumentan que la nueva legislación resultará en una reducción de derechos de los trabajadores a cambio de una compensación financiera nominal, lo cual impactará en las necesidades sociales de cada individuo. Además, se critica que no hay evidencia económica para apoyar los supuestos del gobierno que los cambios estimularán la productividad y el aumento de salarios. Sin embargo, los negocios aprueban los intentos para mejorar la productividad y creen que esas reformas beneficiarán a la economía del país en general.

La privatización de Telstra también será una agenda importante para el gobierno, con un valor potencial de $30 mil millones de dólares australianos, con lo cual se buscaría retirar la deuda pública y construir a partir de sucesivos superávit un capital de reserva. La privatización de Telstra ha experimentado numerosas consultas con varios grupos, particularmente en áreas rurales las cuales esperan inversiones para mejorar la infraestructura de telecomunicaciones. Varias propuestas de privatización para mejorar la competencia del monopolio natural de Telstra sobre líneas fijas, incluyendo la separación de sus divisiones corporativas y de hogares, han sido vistas como insatisfactorias por la actual junta directiva de Telstra para maximizar el valor de las acciones.

Impuestos[editar]

Como una federación, el poder político entre el gobierno federal y los gobiernos estatales está equilibrado. Es por esa razón que tanto el gobierno federal y los estatales tienen sus propios impuestos. Obviamente, los impuestos varían de un estado a otro, debido a diferencias en sus necesidades, poblaciones, economía y presupuestos. No obstante, la mayoría de los ingresos de todos los estados le corresponden al gobierno federal que recibe los impuestos sobre la renta y los impuestos a empresas.

Impuestos federales[editar]

Impuesto sobre la renta en Australia
Este será el monto de impuestos que las personas deberán de pagar sobre su renta desde el 1 de julio de 2006, siendo un sistema impositivo del IRPF (impuesto sobre la renta a personas físicas) por tramos.[3]
Renta gravable Impuesto sobre esta renta
$0 – $6,000 Ninguno.
$6,001 – $25,000 exención de $6,000 y luego 15%
$25,000-$75,000 $2,849.85 más 30% por encima de $25,000
$75,001 – $150,000 $17849.85 más 40% por encima de $75,000
Sobre $150,000 $47849.85 más 45% por encima de $150,000
IVA (Impuesto a los bienes y servicios)
El impuesto a los bienes y servicios (GST por sus siglas en inglés), el equivalente australiano del IVA, es del 10% sobre el precio de consumo, el cual fue introducido por el gobierno de Howard en 2001. Sin embargo, hay productos que son exentos de este impuesto, como por ejemplo los alimentos frescos.
El propósito del impuesto a bienes y servicios es el de proveer a los estados con fondos suficientes para que puedan abolir y/o reducir algunos de sus impuestos estatales y expandir la cantidad de servicios brindados al público. En el contrato firmado por el Commonwealth (gobierno federal), estados y territorios en 1999, la distribución de los ingresos por el GST es decidido por el gobierno federal. Esto ha desembocado en disputas entre el Commonwealth y los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria que reclaman porque están recibiendo menos ingresos por el GST de lo que realmente generan, mientras que otros estados están siendo sobrefinanciados. Adicionalmente, la tasa del GST no puede incrementarse o reducirse sin una aprobación unánime del gobierno federal y los gobiernos estatales.
Impuestos para empresas y corporaciones.
Todos los negocios pagan un impuesto del 30%.
Impuestos para la Seguridad Social
Todas las personas deben de pagar un impuesto por seguridad social para fondear servicios de salud y programas de jubilación.
La recaudación por Medicare
1.5%
Impuesto a las ganancias de capital (CGT, por sus siglas en inglés)
El gobierno federal colecta impuestos por ganancias de capital sobre activos adquiridos desde el 20 de septiembre de 1985. Tiene el efecto de incluir la ganancia de capital como parte del ingreso de un individuo o empresa, de tal modo relacionándolo con el impuesto sobre la renta a la tasa individual.
Impuesto a los combustibles.
38.143 centavos por litro de gasolina y diésel, y 12.5 por litro de gas de petróleo licuado y etanol.

Impuestos municipales[editar]

Los gobiernos locales, o como son conocidos en Australia, concejos, tienen sus propios impuestos para poder proveer de servicios de colección de desechos, mantenimiento de parques, bibliotecas, museos, etc.

Impuestos estatales[editar]

Todos los estados/territorios tienen sus propios impuestos que varían entre sí. No todos los estados y territorios tienen los siguientes impuestos.

  • Impuesto a las nóminas de pago.
  • Impuesto a casinos y corredores de apuestas.
  • Impuesto a la tierra.
  • Impuesto a las ganancias de capital.
  • Impuesto al proveedor.
  • Impuesto al combustible: todos los estados gravan 4 centavos por AUD 1 de gasolina vendida.

Tratados Comerciales[editar]

TLC (Tratados de Libre Comercio) vigente [4] TLC (Tratados de Libre Comercio) en negociación

== Indicadores económicos == alejandro presidente

  • Año Fiscal: 1 julio - 30 de junio.
  • Tasa de Crecimiento Industrial: 2.6% (septiembre de 2005).
  • Agricultura - Productos: trigo, cebada, caña de azúcar, frutas, avena, arroz, algodón, papas, soya, maíz (poca cant.), tabaco, vid, lino, maní, miel y bananeros.
  • Ganado: ovejas, aves de corral, bovino, porcino (menor importancia), equino, abejas.
  • Exportaciones: carbón, oro, carne, lana, aluminio, uranio, mineral de hierro, trigo, maquinaria y equipo de transporte, gas natural.
  • Importaciones: maquinaria y equipo de transporte, computadores y equipo de oficina, equipo de telecomunicaciones; petróleo crudo y productos del petróleo.
  • Tipo de cambio:
    • Dólares australianos por dólar estadounidense: 1.31 (2005), 1.3598 (2004), 1.5419 (2003), 1.8406 (2002), 1.9334 (2001), 1.7248 (2000), 1.55 (1999), 1.5888 (1998), 1.3439 (1997), 1.2773 (1996), 1.3486 (1995)
  • Electricidad:
    • Producción: 237 TWh (2004)
    • Consumo: 221 TWh (2004)
    • Exportaciones: 0 kWh (2003)
    • Importaciones: 0 kWh (2003)
  • Electricidad - producción por fuente:
    • Combustible fósil: 90.8%
    • Hidroeléctrica: 8.3%
    • Nuclear: 0%
    • Otras: 0.9% (2001)

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]