Crucero (buque de pasajeros)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Crucero (viaje)»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
No debe confundirse con un crucero, un tipo de buque de guerra.

Un crucero es un tipo de barco de pasajeros para realizar viajes de placer, cuando el viaje en sí, los servicios del barco, y a veces los diferentes destinos en el camino (es decir, puertos de escala), son parte de la experiencia. El transporte no es solo el propósito del crucero, particularmente en cruceros que devuelve a los pasajeros a su puerto original (conocido como «cruceros de circuito cerrado»). En «cruceros a ninguna parte» o «viajes en ninguna parte», el barco hace tours de 2-3 noches sin ningún puerto de escala.[1]

Por el contrario, transatlánticos orientados al transporte hacen viajes en línea y normalmente transportan pasajeros de un punto a otro, en lugar de hacerlo en viajes de ida y vuelta. Tradicionalmente, un transatlántico para un viaje transoceánico será construido a un estándar más alto que un crucero típico, incluyendo mayor francobordo y placas más fuertes para resistir los mares agitados y las condiciones adversas que se encuentran en el océano abierto, como el Atlántico Norte. Los transatlánticos también suelen tener mayores capacidades para combustible, alimentos y otras tiendas para el consumo en viajes largos, en comparación con los cruceros dedicados, pero pocos siguen existiendo, como varios transatlánticos preservados incluyendo el Queen Mary 2, que hace los viajes programados del Atlántico Norte.

La distinción entre los transatlánticos y los cruceros se ha difuminado, particularmente con respecto al despliegue, aunque las diferencias en la construcción permanecen. Los cruceros más grandes también se han embarcado en viajes más largos, como los viajes transoceánicos que pueden no regresar al mismo puerto durante meses (o viajes de ida y vuelta más largos).[2]​ Algunos antiguos transatlánticos operan como cruceros, como el MS Marco Polo, aunque este número está disminuyendo. El único buque dedicado en operación como transatlántico es el RMS Queen Mary 2 de la línea Cunard. Ella también tiene las comodidades de los cruceros contemporáneos y ve un servicio significativo en cruceros.[3]​ La pandemia de COVID-19 en 2020 provocó el cierre total de la industria durante unos meses.[4]​ Actualmente el crucero Wonder of the Seas de la clase Oasis es el más grande jamás construido.

Modernidad y futuro[editar]

Cuatro cruceros atracaron en el puerto de Nassau, Bahamas.

En la actualidad, los cruceros están considerados como una de las fuentes de turismo más emergentes, contando con una cifras anuales aproximadas de 16 millones de pasajeros, de los cuales cerca de 4 millones son solteros o parejas solteras. No obstante, este crecimiento se ve reflejado no solo en el número de pasajeros, sino en todos los empleos directos e indirectos que generan. Como consecuencia de ello, se está produciendo un perfeccionamiento estructural de alta calidad para mejorar la gestión, el mantenimiento y el diseño de los puertos de navegación actuales y los de nueva construcción.

El volumen mediático está tomando mucha fuerza a nivel mundial y todas las compañías intentan ofrecer productos y servicios de última generación para atraer a futuros pasajeros: suites de gran tamaño, césped natural, zona de surf, escalada, centros acuáticos, simuladores de carreras de Fórmula 1, etc. Naturalmente, aquellas compañías que disponen de yates ofrecen otro tipo de incentivos más exclusivos debido a varios factores, como el tamaño, la localización o el itinerario.

Historia[editar]

El Prinzessin Victoria Luise fue el primer crucero recreativo especialmente diseñado para ese fin.

Cuando en 1835 apareció el primer anuncio de crucero en el periódico Shetland Journal para visitar Escocia, Islandia y las Islas Feroe, nadie presagiaba un éxito de tal magnitud en el siglo XIX. La primera compañía en salir al mercado se creó en 1837 en Stromness por Arthur Anderson y Brodie Wilcox con el nombre Peninsular Steam Navigation Company, que más tarde se convirtió en P&O Cruises.

Naturalmente, esta iniciativa llamó la atención de grandes inversionistas, y en 1840 Samuel Cunard fundó la Cunard Line para viajes transatlánticos desde Liverpool hasta Halifax, Nueva Escocia, Canadá. Una de las grandes hazañas de la ingeniería naval y, quizás, el gran éxito en estos años fue la botadura en 1912 del Titanic, hundido en su quinto día de viaje al chocar con un iceberg. Un año antes había realizado su viaje inaugural su gemelo (algo menor), el Olympic.

A partir de 1920 se convirtió en un «deber» para las clases sociales altas, y se consideró el viaje de moda, que dotó de una identidad propia al crucero como símbolo de relajación, exclusividad, entretenimiento y calidad.

Primeras novedades[editar]

Un crucero de P&O Cruises de principios del siglo XX. La compañía comenzó a ofrecer servicios de cruceros de lujo en 1844

Hacia 1930 y ya expuesto en cualquier medio de comunicación, el crucero comenzó a ser una llamada a la "revolución social". Era una forma alternativa de disfrutar de ciertas comodidades y privilegios restringidos en tierra, ya que a unas millas náuticas los pasajeros se encontraban fuera en aguas internacionales.

Esto marcó el inicio de una nueva generación de barcos más lujosos, en los que la premisa esencial era ser más grandes, tener mayor capacidad, ofrecer más calidad, aportar más confort y obedecer al sentido del glamour. Los grandes países como Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña y Francia competían por ser los más fuertes del mercado y ser el referente mundial. Entre ellos destacó el RMS Queen Mary, construido en 1948, que ahora se encuentra como hotel flotante en Long Beach, California, EE. UU.

El mayor ingenio de la época fue la botadura del SS United States, capaz de alcanzar velocidades superiores a los 35 nudos. Desde 1967 se encuentra en un muelle de Filadelfia, propiedad de Norwegian Cruise Line. En esa batalla por ser el más innovador y el más rápido, la compañía americana Furness Withy & Company Ltd consiguió construir el primer buque llamado Ocean Monarch (después de la Segunda Guerra Mundial). Hizo su inauguración oficial en 1951 en el trayecto entre Nueva York y Bermudas.

Una nueva era[editar]

El Ocean Star Pacific fue uno de los primeros barcos en ser diseñados como cruceros modernos.

Como es lógico, el auge y la competitividad de las navieras prometía un futuro muy esperanzador. Tanto es así que en 1960 ya estaban registradas alrededor de 100 compañías de pasajeros. Ya no estaba enmarcado dentro de los productos turísticos de lujo sino más estándar, y llegó a ser en ocasiones más económico cruzar el Atlántico en barco que en avión de línea regular. En 1962 más de 1 millón de personas habían cruzado el Atlántico Norte. Uno de los barcos con más solera en el panorama internacional es el SS Oceanic, ahora llamado sólo Oceanic, construido en 1963 por Home Lines. Este buque es, en muchos aspectos, el padre de los buques de crucero modernos, dado su revolucionario diseño.

El Carnival Destiny (luego renombrado como Carnival Sunshine) fue el primer crucero en superar las 100.000 toneladas de desplazamiento.

Cunard Line, llamada entonces Cunard White Star Line, la naviera más avanzada de la época, sacó en 1967 de la navegación marítima al RMS Queen Mary y al RMS Queen Elizabeth (hasta entonces el más grande del mundo, luego de que se incendiara y hundiera, y fuese desguazado posteriormente, el France fue el barco de mayor tamaño hasta que ese título le fue arrebatado por el RMS Queen Mary 2). Sin embargo, tenían preparada otra joya: el RMS Queen Elizabeth 2, sacado a la luz en 1968. A partir del 27 de noviembre del 2008 quedará como hotel flotante en Dubái. Otro de los mitos de los mares es el  Pacific Princess, construido en 1971 y famoso por la serie de televisión The Love Boat (El Crucero del Amor, en Hispanoamérica; Vacaciones en el mar, en España).

En los años setenta, el negocio del crucero sufrió un descenso considerable debido a la irrupción de los aviones comerciales como el Boeing 747. Evidentemente, las navieras buscaron una solución inmediata a esta recesión con el fin de atraer nuevamente a clientes. La nueva estrategia se basó en itinerarios más paradisíacos y de gran valor cultural: el Mar Caribe. Este fue, sin duda, el inicio de una nueva era moderna en la industria de los cruceros. El concepto de crucero marchaba hacia la especialización gracias a la renovación de flotas, con barcos más pequeños capaces de atracar en puertos más pequeños e islas inaccesibles. La estrategia no eran los transatlánticos, sino acaparar un mercado más cercano y capaz de viajar más veces, tanto a las islas del Mar Caribe como a México y Alaska, entre otros.

Últimas décadas del siglo XX y primeras del XXI[editar]

El AIDAnova es el primer crucero que puede operar completamente con gas natural licuado (GNL).

A lo largo de los años, el concepto general de crucero no ha cambiado demasiado. Sin embargo, de ser en un principio un viaje destinado únicamente a un sector con gran poder adquisitivo, hoy en día existen cerca de 280 navieras (marítimas y fluviales) que ofrecen casi 30 000 cruceros a unos 2000 destinos, ofreciendo una variedad muy amplia de itinerarios, barcos, tarifas, etc. capaces de adaptarse a las necesidades de cada pasajero o futuro crucerista.

No obstante, cada compañía se ha ido adaptando de forma específica a un tipo de público, lo cual permite abarcar desde cruceros de lujo hasta cruceros fluviales.

Esto ha «provocado» que la media de edad haya sufrido un descenso considerable y hoy en día se encuentre en torno a los 40-45 años. No obstante, cada compañía busca un perfil de cliente, con lo que esa media puede variar desde 60-65 años a los 30-35 años. En esta estadística influye principalmente el tipo de destino, la categoría del barco, las instalaciones y el precio. Aunque la política de crecimiento del negocio de cruceros es muy fuerte, las navieras han comenzado a producir nuevas estrategias de marketing destinadas a fomentar aspectos como el relax, la innovación, la asistencia personalizada, más entretenimiento, barcos más grandes, cines, bibliotecas, más atenciones a bordo, etc.

Naturalmente, los cruceros de lujo son algo excepcional fuera de lo común, en los que se pueden encontrar extras como el golf, gastronomía o círculos de expertos.

Cruceros fluviales[editar]

Un crucero por el río es un viaje a lo largo de vías navegables interiores, que a menudo se detiene en varios puertos a lo largo del camino. Dado que las ciudades y pueblos a menudo crecieron alrededor de los ríos, los cruceros fluviales a menudo atracan en el centro de las ciudades y pueblos.[5]

Cruceros de un día por el de río son excursiones de un día que van desde 30 minutos hasta un día completo. Pueden ser de barcos que transportan tan solo 10 personas a miles. Dicho crucero se basa típicamente en una ciudad con un río que fluye a través del centro (por ejemplo, Ámsterdam, Bangkok, Londres, París, Buenos Aires) o un área de belleza natural, como en el río Hudson, Rin,[6]Támesis[7]​ o el Amazonas.

Instalaciones a bordo[editar]

Butacas, piscina y tobogán en la cubierta del Costa Fortuna.

Los cruceros modernos suelen tener a bordo algunas o todas las siguientes instalaciones:

  • restaurante buffet
  • sala de cartas
  • Casino: solo abre cuando el barco está en el mar para evitar conflictos con las leyes locales.
  • Instalaciones de cuidado infantil[8]
  • Cine
  • Clubs
  • Gimnasio
  • Bañera de hidromasaje
  • Piscina interior y/o exterior con toboganes
  • Enfermería y morgue[9]
  • karaoke
  • Biblioteca
  • Salones
  • Sala de observación
  • Mesas de ping pong
  • Mesas de billar
  • Tiendas: solo abren cuando el barco está en el mar para evitar licencias de comercialización e impuestos locales.
  • Spa
  • Salones para adolescentes
  • Teatro con espectáculos al estilo de Broadway
  • Algunos barcos tienen pistas de bolos, pistas de patinaje sobre hielo, paredes de escalada, simuladores de paracaidismo, campos de golf en miniatura, salas de juegos de video, tirolesas, simuladores de surf, toboganes de agua, canchas de baloncesto, canchas de tenis, cadenas de restaurantes, carreras de obstáculos con cuerdas e incluso montañas rusas.[10]

Astilleros[editar]

El Wonder of the Seas en construcción en los astilleros de Saint-Nazaire en 2020

El mercado de la construcción de cruceros está dominado por tres empresas europeas y una compañía asiática:

Un gran número de cruceros han sido construidos por otros astilleros, pero ningún otro astillero individual ha alcanzado la gran cantidad de barcos construidos logrados por los cuatro de arriba.

En total, más de 42 barcos nuevos hasta el año 2015, lo que marca una tendencia creciente y de grandes expectativas entre las navieras. La construcción de dichos «resorts flotantes» se lleva a cabo en unos 2 años, muy lejos de los 5 que se tardaban a principios de los años 50 (excepto los yates). Su capacidad puede varias entre 30-6700 pasajeros, sin incluir la tripulación y oficiales aunque se prentenden crear auténticas «ciudades flotantes» con hasta casi 10.000 personas.

No obstante, se comienzan a diferenciar dos tipos de barcos:[12]

  • Gran tamaño: Grandes instalaciones, diversión, fitness y gran atención a bordo.
  • Pequeño tamaño: Refinados, exclusivos, lujosos y atención personalizada.

Lista de líneas de cruceros[editar]

A partir de 2021 , la industria de cruceros se estimó en alrededor de 23,8 mil millones de dólares con 13,9 millones de pasajeros anuales. El número total de camarotes en todos los cruceros del mundo asciende a menos del 2% de las habitaciones de hotel del mundo.[13]

Las cuatro principales operadoras que tienen la mayor parte de la cuota del negocio de los cruceros actualmente son:

Cruceros hundidos[editar]

Algunos cruceros hundidos
De izquierda a derecha: M/S Sea Diamond, MS Explorer y Costa Concordia.
  • MTS Oceanos hundido accidentalmente el 4 de agosto de 1991 tras sufrir una inundación descontrolada, sin víctimas mortales.
  • MS Achille Lauro se incendió y hundió el 30 de noviembre de 1994, 2 muertos.
  • M/S Sea Diamond chocó accidentalmente contra un arrecife y naufragó el 6 de abril de 2007, 2 muertos.
  • MS Explorer hundido accidentalmente el 23 de noviembre de 2007 tras chocar contra un iceberg, sin víctimas mortales.
  • Costa Concordia se hundió accidentalmente el 13 de enero de 2012 tras chocar contra unas rocas, 32 muertos.
  • Hableány, un crucero fluvial, se hundió el 29 de mayo de 2019 tras chocar accidentalmente contra el crucero fluvial Viking Sigyn, 27 muertos.

Impacto ambiental[editar]

Humo diesel de cruceros en Juneau, Alaska. En primer plano están las focas de puerto flotando en el rompeolas de Douglas.

Los cruceros generan una serie de flujos de desechos que pueden dar lugar a descargas en el medio ambiente marino, incluidas aguas residuales, aguas grises, desechos peligrosos, aguas de sentina aceitosas, agua de lastre y desechos sólidos. También emiten contaminantes atmosféricos al aire y al agua. Estos desechos, si no se tratan y eliminan adecuadamente, pueden ser una fuente importante de patógenos, nutrientes y sustancias tóxicas con el potencial de amenazar la salud humana y dañar la vida acuática.[14]

La mayoría de los cruceros funcionan (principalmente) con fueloil pesado (HFO) o "combustible de búnker" que, debido a su alto contenido de azufre, produce emisiones de dióxido de azufre peores que las del tráfico por carretera equivalente.[15]​ El acuerdo internacional MARPOL IV-14 para áreas de control de emisiones de azufre exige que los cruceros utilicen combustible que no contenga más de un 0,10 % de azufre o utilicen depuradores de gases de escape para reducir las emisiones de óxido de azufre a un nivel no peor que el de un motor que funcione con < Combustible con 0,1% de azufre.[16]​ Los cruceros pueden utilizar el 60 por ciento de la energía del combustible para la propulsión y el 40 por ciento para las funciones del hotel, pero las cargas y la distribución dependen en gran medida de las condiciones.[17]

Se ha afirmado que la contaminación del aire procedente del transporte marítimo, incluidos los cruceros, es responsable de 50 000 muertes al año en Europa.[18][19]

Algunas líneas de cruceros, como Cunard, están tomando medidas para reducir el impacto ambiental evitando las descargas (el Queen Mary 2 tiene una política de descarga cero) y reduciendo su producción de dióxido de carbono cada año.[20]

Los cruceros requieren energía eléctrica, normalmente provista por generadores diésel,[21]​ aunque un número cada vez mayor de barcos nuevos funcionan con gas natural licuado (GNL).[22]​ Cuando están atracados, los barcos deben hacer funcionar sus generadores continuamente para alimentar las instalaciones a bordo, a menos que sean capaces de usar energía en tierra, donde esté disponible. Algunos cruceros ya admiten el uso de energía desde tierra , mientras que otros se están adaptando para hacerlo.[23]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Mayntz, Melissa. «Cruise to Nowhere». Cruises.lovetoknow.com. Consultado el 20 de junio de 2018. 
  2. Roughan, John (16 de febrero de 2007). «The ocean-going stretch limo». The New Zealand Herald. Archivado desde el original el 30 de septiembre de 2007. Consultado el 20 de junio de 2018. 
  3. Queen Mary 2 Cruises Archivado el 9 de junio de 2011 en Wayback Machine. Cunard. Consultado el 2018-06-20
  4. Yeginsu, Ceylan (19 March 2021). «Why U.S. Cruises Are Still Stuck in Port». The New York Times. Archivado desde el original el 28 de diciembre de 2021. Consultado el 28 June 2021. 
  5. «The ultimate guide to river cruises». Telegraph (UK). Consultado el 22 de junio de 2018. 
  6. «The Top 18 Rhine River Day Cruises Tours». Viator. Consultado el 24 de junio de 2016. 
  7. «Boat trips on the River Thames - River Thames». VisitThames.co.uk. Consultado el 24 de junio de 2016. 
  8. Ellie (29 December 2020). «Questions Answered: Family Cruising with Young Children». Ellie's Travel Tips. Consultado el 5 January 2021. 
  9. Caracciolo, Frankie (16 de mayo de 2018). «What Happens When Someone Dies During a Cruise». Thrillist. Consultado el 17 de mayo de 2018. 
  10. McCartney, Scott (8 January 2020). «They're Putting a Roller Coaster on a Cruise Ship». The Wall Street Journal. Consultado el 26 March 2020. 
  11. «Fincantieri Sestri Ponente the launch of the ultra-luxury ship Silver Muse». Genova 24. April 2, 2017. Consultado el April 11, 2017.  Translation.
  12. «Cruise Industry Trends From the 70s to 90s».  Consultado el 2018-06-20
  13. Matousek, Mark (25 February 2019). «The CEO of Carnival reveals the cruise industry's biggest challenge right now». Business Insider. Consultado el 25 February 2019. 
  14. Copeland, Claudia. "Cruise Ship Pollution: Background, Laws and Regulations, and Key Issues" (enlace roto disponible en este archivo). (Order Code RL32450). Congressional Research Service (Updated 6 February 2008). This article incorporates text from this source, which is in the public domain.
  15. Vidal, John (21 de mayo de 2016). «The world's largest cruise ship and its supersized pollution problem». The Guardian. Consultado el 21 de agosto de 2018. 
  16. «Mandatory Fuel Oil Change Over Procedures as from 1 July 2010 | Marpol, Statutory | ANCO Maritime Activities Ltd». ANCO. 22 de mayo de 2010. Archivado desde el original el 22 de mayo de 2010. Consultado el 30 March 2019.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  17. Stensvold, Tore (29 March 2019). «Eksperter tviler på at lavt smøreoljenivå er hele forklaringen». Tu.no (en noruego). Teknisk Ukeblad. Consultado el 30 March 2019. 
  18. «L'insoutenable pollution de l'air du transport maritime». France Nature Environnement (en francés). Consultado el 8 de julio de 2022. 
  19. «Ship pollution causes 50,000 deaths per year | Airclim». www.airclim.org. Consultado el 8 de julio de 2022. 
  20. «Cunard Sustainability Report». Archivado desde el original el 28 August 2014. Consultado el 26 August 2014.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  21. Anish (9 October 2017). «How is Power Generated and Supplied on a Ship?». Marine Insight. Consultado el 26 September 2018. 
  22. «Why More LNG-Powered Cruise Ships Are Being Built». Hellenic Shipping News Worldwide. 24 July 2019. Consultado el 26 March 2020. 
  23. Taylor, Matthew (26 September 2018). «Air pollution fears fuel fight against new London cruise ship terminal». The Guardian. Consultado el 26 September 2018. 

Enlaces externos[editar]

  • En la web vayacruceros se pueden consultar todos los itinerarios que realizan las compañías principales de cruceros de pasajeros, así como, las carácteristicas y ficha téncia de los barcos