Apagones eléctricos de Venezuela de 2019

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Apagón en Venezuela de 2019»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Imagen satelital de Venezuela en la noche del 7 de marzo de 2019 y en la noche del 8 de marzo de 2019.

Los apagones eléctricos de Venezuela de 2019. fueron una serie de cortes de suministro eléctrico a nivel nacional.[1]​ El primero comenzó el jueves 7 de marzo de 2019 a las 16:55 hora local (GMT−4)[2][3]​ y fue el apagón eléctrico más grande en la historia de Venezuela duró en algunos estados entre cinco y siete días continuos. La causa del apagón fue una falla en la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar. Afectó seriamente al sector eléctrico del país en la mayoría de sus 23 Estados y el Distrito Capital,[3][4][5]​ causando graves problemas en hospitales, clínicas, industrias, el transporte, servicios de agua[6]​ y múltiples saqueos a nivel nacional, principalmente en el estado Zulia.[7]

El martes 12 de marzo, la energía eléctrica regresó en algunas regiones del país, pero Caracas permaneció solo parcialmente apagada donde se restableció por prioridad nacional mientras las regiones occidentales cerca de la frontera con Colombia permanecieron a oscuras.[8]​ Para el 14 de marzo, la energía se había restablecido en gran parte del país,[9][10]​ aunque los cortes de energía persistieron durante varios días después de eso.[11]​ El lunes 25 de marzo a las 13:21 hora local ocurrió un segundo apagón donde otra vez quedó sin energía la mayor parte del territorio nacional en total 16 Estados, la causa fue una falla en la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar en la represa del Guri y una semana más tarde el 29 de marzo a las 19:10 hora local ocurrió un tercer apagón, que duró más de 4 días que afecto 23 Estados. Para el martes 9 de abril de ese mismo año, sucede un cuarto apagón en toda Venezuela.[12]

La administración de Nicolás Maduro atribuye los apagones a sabotajes;[13][14]​ expertos y fuentes en la empresa estatal Corpoelec (Corporación Eléctrica Nacional) los atribuyen a la falta de mantenimiento, la corrupción en el área, los bajos salarios y a la inexperiencia en el campo como resultado de la fuga de cerebros por la crisis migratoria venezolana.[15][16][17]

Historia[editar]

"Aquella tarde del 23 de diciembre de 2009, en una de sus habituales cadenas de radio y TV, Hugo Chávez no pudo seguir evadiendo la gravedad del problema que asolaba al país por la crisis de energía eléctrica que en realidad" [18]​ palabras de Damián Prat de la revista Tal cual. Es aqui el inicio de la crisis energética en Venezuela y tiene al país ya una década entre apagones, mucho mas allá de la sequía del “Niño” por esas fechas. La mayor parte de la energía eléctrica de Venezuela proviene de una de las represas hidroeléctricas más grandes del mundo, la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar en el embalse de Guri del río Caroní en Estado Bolívar, Venezuela; al 2019, 70-80 % del poder de Venezuela proviene de Guri.[19][20]​ Venezuela tiene una historia de apagones eléctricos que se remontan al menos a 2009;[21]​ Juan Nagel escribió en Foreign Policy en 2016 que los problemas se debieron a la «corrupción masiva del… gobierno y las políticas energéticas desastrosas del país».[22]Univision también informó que los problemas en el sector energético se debieron a la corrupción y la «falta de mantenimiento e inversión».[21]​ Un informe de Transparencia Venezuela dijo que el mantenimiento se abandonó durante veinte años a partir de 1998.[21]​ La infraestructura obsoleta empeoró los problemas,[20]​ y las críticas fueron silenciadas; un líder sindical de los trabajadores de energía estatales fue arrestado en 2018 por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) por advertir que un apagón era probable.[23]

La empresa privada La Electricidad de Caracas era propiedad de la AES Corporation de los Estados Unidos hasta 2007; según The Wall Street Journal, «la red eléctrica de Venezuela fue una vez la envidia de América Latina».[19]​ El entonces presidente de Venezuela Hugo Chávez creó la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) mediante la nacionalización del sector eléctrico y la expulsión de la industria privada en 2007,[21]​ por lo tanto, el estado ha sido el único responsable del suministro de energía durante más de diez años.[22]​ Univision dice que Chávez «admitió fallas… como la disponibilidad «insuficiente» de la planta de generación termoeléctrica y las limitaciones de la red nacional de transmisión de energía eléctrica y los sistemas de distribución»;[21]​ firmó un decreto en 2010 que declaraba un «Estado de Emergencia del Servicio Nacional de Electricidad».[21]​ Chávez hizo que Corpoelec acelerara los proyectos y, al evitar el proceso de licitación pública para los proyectos, «autorizó la 'contratación por adjudicación directa'», lo que facilitó la corrupción.[21]

La administración de Chávez «distribuyó contratos de millones de dólares sin licitación que enriquecieron a los altos funcionarios de su gobierno y las obras nunca se construyeron», según Univision.[21]The Wall Street Journal declaró que el gobierno otorgó contratos eléctricos a empresas con poca experiencia en el sector energético.[19]​ Se adjudicaron miles de millones de dólares en contratos para proyectos que nunca se completaron, lo que llevó a investigaciones internacionales de «altos funcionarios del régimen de Chávez hoy perseguidos por saquear los cofres de la República Bolivariana».[21]​ Críticos dicen que a una empresa, Derwick Associates, se le dieron proyectos aunque no tenían experiencia previa; Derwick niega que hubiera sobornos involucrados.[19][21][24]​ De los 40 proyectos energéticos aprobados entre 2010 y 2014 analizados por Transparencia Venezuela, 17 no se terminaron en marzo de 2019, ninguno está funcionando a plena capacidad y se identificó un cobro excesivo por miles de millones de dólares.[21]

Hugo Chávez en Brasilia en 2011.

Complicando aún más los asuntos técnicos, la administración de Corpoelec fue entregada a un general de la Guardia Nacional de Venezuela, Luis Motta Domínguez, quien ha admitido la falta de experiencia en la industria de la energía.[21]​ El reinicio de una red eléctrica envejecida requiere especialistas y equipos que pueden no estar disponibles en Venezuela,[20]​ como resultado de una fuga de cerebros porque miles de trabajadores han abandonado el país.[25][26]

Hubo dos apagones importantes en 2013.[20]​ el primero de ellos ocurrió el día martes 3 de septiembre en horas del medio día, originado por una falla en la línea de transmisión principal de 765 000 kV que según el ministro de Energía Eléctrica de entonces, Jesse Chacón, fue el factor que ocasionara que casi el 70 % de Venezuela quedara sin suministro eléctrico. La versión gubernamental fue la de un acto de sabotaje emprendido por factores de la oposición política, mientras que expertos esgrimían como factor esencial de la falla el escaso mantenimiento del sistema y la corrupción administrativa. [27]​ Mientras que el segundo evento ocurrió exactamente tres meses después, el día martes 3 de diciembre, donde las declaraciones de ambos sectores fueron similares.[28]​En 2016, Venezuela sufrió una grave crisis de electricidad que causó cortes de energía, cierres de la industria y la decisión del presidente Nicolás Maduro de reducir las horas de trabajo de los empleados del gobierno.[22]​ La administración de Maduro ha implementado el racionamiento de energía varias veces y ha cambiado los relojes del país para acomodar un viaje de un día.[20]​ Nagel escribió en 2016: «…hay dos razones principales para la crisis: el consumo excesivo de electricidad y la producción insuficiente. Y la raíz de estos dos problemas es la mala gestión: el populismo, la planificación deficiente, la ideología inflexible y la corrupción abrumadora».[22]​ el 19 de octubre del 2016 el edificio del Parlamento se quedó sin luz mientras los diputados debatían un proyecto de ley para el sector eléctrico y los apagones iban siendo cada vez más frecuentes[29]​ En 2017, hubo más de 18 000 cortes de energía en todo el país.[25]​ A inicios del 2018 el 2 de enero, sectores de cinco estados y de la capital quedaron sin energía durante varias horas, sumándose a permanentes racionamientos de agua[30]

Los intentos por explicar las continuas fallas en el suministro eléctrico, a pesar de los miles de millones de dólares gastados, han llevado al desprecio y el ridículo público en las redes sociales;[21]​ en 2018, Motta Domínguez dijo en Instagram: «¡Camaradas! En algunos casos, las fallas en el sistema eléctrico las producen animales tales como: ratas, ratones, culebras, gatos, ardillas, rabipelados, zamuros, etc., que buscando madriguera, nido o lugar donde ocultarse, se introducen en equipos del sistema causando la falla».[21]

Causas[editar]

La mayoría de las ciudades más grandes de Venezuela reciben energía de la subestación San Geronimo B, conectada a la central hidroeléctrica en la represa de Guri «a través de una de las líneas de alta tensión eléctrica más largas del mundo».[31]​ Las fuentes citadas por Corpoelec indicaron que se produjo un incendio de vegetación en tres líneas de 765 kV entre la presa y las subestaciones Malena y San Gerónimo B.[15]​ El fuego sobrecalentó las líneas, activando mecanismos de rechazo de carga que protegen las líneas conectadas a la presa.[15]​ Según la Escuela de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Central de Venezuela, la pérdida momentánea de energía en la represa de Guri hizo que las turbinas aumentaran su velocidad, creando una sobrecarga en los sistemas eléctricos.[16][32]​ La universidad declaró además que los sistemas de control de seguridad en Guri se activaron para reducir la mayor entrada de energía, pero el sistema se volvió incontrolable y obligó a los operadores a desconectar los generadores en la represa.[16][32]​ Cuando se desconectaron los generadores, la frecuencia eléctrica no se pudo regular y sobrecargó las centrales eléctricas ubicadas en Caruachi y Las Macagua.[16][32]​ Debido a que las centrales termoeléctricas en Venezuela no están siendo operadas debido a la escasez de combustible provisto por PDVSA, las fluctuaciones en las frecuencias eléctricas exacerbaron la red eléctrica y contribuyeron a que continuaran los apagones.[16]

Imágenes por satélite de la NASA muestran que el fuego de la vegetación en Guri comenzó un día antes del apagón.[33]​ La vegetación cerca de las líneas eléctricas en Venezuela no se había podado desde 2018, una situación particularmente grave debido a la estación seca.[15]​ Los ingenieros y analistas citados por The Guardian dijeron que la causa es la falta de fondos y la mala gestión, incluido el despliegue de soldados para operar subestaciones eléctricas en lugar de electricistas.[23]​ Una falla afectó a tres grandes cables de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, que suministran el 80 % de la energía de Venezuela. Un cable perdió la energía entre las subestaciones Malena y San Gerónimo B en la red principal, lo que hizo que las otras dos también perdieran energía.[23]​ El ingeniero Miguel Lara, exgerente de la Oficina de Planificación del Sistema Interconectado, citado por El Pitazo, declaró que las centrales termoeléctricas no comenzaron y que las plantas de generación de respuesta rápida no funcionaron, por lo que el servicio eléctrico durante el apagón fue restaurado solo en algunas áreas.[15]The New York Times citó a José Aguilar, un experto venezolano en la industria eléctrica y consultor para compañías de reaseguros, quien revisó los niveles de energía en todo el país durante el apagón y dijo que el gobierno había intentado reiniciar Guri varias veces, lo que provocó una explosión en una subestación cercana.[31]​ Aguilar dijo que estos intentos de reinicio habían dañado «algo más en el sistema, desestabilizando aún más la red… Obviamente, nos están ocultando algo».[31]​ El apagón ocurrió el jueves 7 de marzo; The New York Times dijo que trabajadores y un gerente de Corpoelec dijeron que para el 11 de marzo aún no se había fijado una fecha para el reinicio; que se les pidió que no se presentaran a trabajar ese lunes; y el Times agregó que «sus nombres han sido ocultados para protegerlos de las represalias del gobierno».[31]

Otra subestación auxiliar, San Gerónimo A, está conectada a una planta más pequeña en Matagua y pudo enviar una corriente más débil e intermitente durante el apagón.[31]​ El gobierno construyó más de una docena de plantas de respaldo alimentadas por diésel o gas natural; ninguna de ellos funcionó durante el apagón.[34]The New York Times dijo que el suministro de combustible requerido para operar las plantas de energía térmica se ha visto afectado por las sanciones de los Estados Unidos.[34]

La administración de Nicolás Maduro culpó a un sabotaje estadounidense por las interrupciones[23]​ sin proporcionar ninguna evidencia, según la BBC[35]​ y The New York Times.[31]​ Maduro alegó que Estados Unidos había usado tecnología avanzada para un ataque cibernético en la red.[35]​ Según teleSUR, Jorge Rodríguez, ministro de comunicaciones de la administración de Maduro, señaló los mensajes en Twitter del senador estadounidense Marco Rubio, el secretario de Estado Mike Pompeo y el presidente encargado Juan Guaidó, alegando que demostraron tener información privilegiada sobre el apagón.[36][37]​ Guaidó dijo que la administración de Maduro no había hecho mantenimiento a la red eléctrica.[23][38]​ Los expertos en energía venezolanos citados por El Pitazo han rechazado la teoría de que el apagón fue causado por sabotaje, ya que el área de la represa de Guri está fuertemente protegida por unidades de las Fuerzas Armadas, donde opera un comando especial y la seguridad interna de Corpolec.[15]​ Estos especialistas también han señalado que Guri se construyó antes de que existiera Internet, y no usa Internet, por lo tanto no permite el hackeo.[15]​ Un consultor de gestión de riesgos citado por El Nacional desestimó la declaración de los funcionarios del gobierno y aseguró que el diseño del sistema de la planta hidroeléctrica no permite «ataques» de ese tipo. Él dijo: «Estos sistemas no pueden ser atacados de forma remota. Son sistemas de control cerrados diseñados para que las turbinas funcionen de manera sincrónica», y eso sería «como hackear un refrigerador o una licuadora».[15][39][40]

Según una encuesta en marzo de Meganálisis, el 84,3 % de venezolanos rechaza teoría de sabotaje eléctrico.[41]

Efectos[editar]

Los sectores más vulnerables de la sociedad se vieron afectados, con escasez de electricidad, agua, alimentos, transporte y médicos.[42]

Comida y agua[editar]

Con el apagón, la escasez ya existente de alimentos y medicamentos se agravó;[43]​ los productos alimenticios refrigerados se dañaron,[44]​ y lugares que vendían carne, pescado y productos lácteos sin refrigeración tuvieron que cerrar.[43]​ Una panadería dijo que había perdido toda la masa de pan por un día, lo que era equivalente en valor a 56 veces el salario mínimo mensual.[34]

Debido a la falta de electricidad, el sistema de distribución de agua también tuvo escasez. Según el expresidente de Hidrocapital, José María de Viana, «los centros de población más importantes del país [tuvieron] un suministro de agua cero durante más de cuatro días. Desde el jueves 7 de marzo no ha ingresado ni una sola gota de agua nueva a Caracas».[45]​ En Caracas, a partir del 11 de marzo, cientos de personas estaban extrayendo agua del río Guaire, un afluente que recibe aguas residuales de la ciudad,[46]​ con otras personas tratando de capturar agua de los desagües de la ciudad.[47]​ Cientos de personas formaron fila al pie del cerro El Ávila para recolectar los hilos de agua que caen de él.[48]​ En el Estado Carabobo se informó de largas colas para comprar agua, hielo y combustible,[49]​ mientras que en el Estado Lara la gente se bañaba en las alcantarillas.[50]

Telecomunicaciones y bancos[editar]

El 9 de marzo se produjo una explosión en una central eléctrica no identificada en el Estado Bolívar, que causó cortes adicionales y simultáneos que deshabilitaron el 96 % de la infraestructura de telecomunicaciones de Venezuela.[51][52]

La escasez del bolívar venezolano se ha visto agravada por el apagón. Durante los primeros días del apagón, el uso de tarjetas de crédito no fue posible, ya que no había electricidad e internet disponibles, y algunos bancos estaban cerrados. Este problema, con la escasez de efectivo, obligó a algunas tiendas a aceptar solo moneda extranjera, principalmente el dólar estadounidense.[53]

Condiciones hospitalarias y muertes[editar]

Al 13 de marzo, se habían registrado al menos 43 muertes.[54]​ Al menos 26 fueron el resultado directo de la pérdida prolongada de electricidad,[23]​ aunque el doctor Julio Castro aclaró que esto se basaba en los registros de 40 centros de atención primaria y el número es ciertamente más alto.[55]​ Retirando su nombre por temor a represalias del gobierno, The New York Times citó a un «alto funcionario médico» que dijo que hubo 47 muertes en el hospital principal de Maracaibo, la mitad de los cuales atribuyó al apagón.[56]

La Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida) anunció que 15 pacientes en diálisis renal murieron porque estos servicios no estaban disponibles.[55]El Pitazo informó que se registraron seis muertes en el hospital de Acarigua-Araure, en Estado Portuguesa, dos de los cuales fueron resultados directos del apagón. El hospital no pudo trabajar a plena capacidad debido a la escasez de combustible.[57]

Varios pacientes con heridas de bala (que podrían haber recibido tratamiento) tuvieron amputaciones en su lugar, por la preocupación de «complicaciones fatales si continuaba el apagón».[56]Efecto Cocuyo informó que un hombre de 86 años se cayó y murió después de fracturarse el cráneo en Lara.[58]​ Pacientes fueron robados en dos pisos de un hospital que solo tenía luz en la sala de emergencias de un generador cuando un grupo armado logró acceder al hospital.[56]​ Sin luz, las mujeres embarazadas en otro hospital tuvieron que ser enviadas al exterior.[56]

El gobierno negó cualquier muerte causada por el apagón;[43]​ el ministro de salud dijo que los informes que relacionaban las muertes con el apagón eran falsos.[59]

Infraestructura[editar]

El apagón hizo que el Metro de Caracas se cerrara y que el transporte público se detuviera,[59]​ la falta de transporte afectó la capacidad del personal para llegar a sus puestos de trabajo, por ejemplo, en la industria médica.[59]

El reinicio de una red eléctrica requiere experiencia técnica que puede que ya no esté presente en Venezuela, y requiere una planificación para equilibrar y «manejar las subidas de tensión y las fluctuaciones involucradas en volver a conectar la energía a la red».[20]​ Desde el apagón original, ha habido explosiones en curso en la subestación eléctrica, causando más cortes, incluyendo uno en el sureste de Caracas,[60]​ y una cadena de explosiones en las subestaciones en Maracaibo.[61]

El apagón dañó los elementos de la entrega de petróleo, las operaciones se interrumpieron,[62]​ y algunas instalaciones dañadas no se pueden volver a conectar rápidamente; la capacidad de producción de petróleo a largo plazo de Venezuela podría verse afectada.[63]​ Ali Moshiri, quien supervisó las operaciones de Chevron en Venezuela, dijo que había advertido al gobierno durante años que los yacimientos petrolíferos necesitaban suministros de energía independientes, pero su consejo no había sido escuchado; dijo: «Toda la producción del campo petrolífero está vinculada a la red pública y si la red pública se cae, esos campos se cierran».[34]​ La Agencia Internacional de la Energía dice que debido a la situación económica en Venezuela y los problemas con el suministro de electricidad, toda la industria venezolana está en riesgo de colapsar.[64]

Debido al apagón, los equipos utilizados para fabricar aluminio en la estatal Venalum, una subsidiaria de Corporación Venezolana de Guayana, se dañaron y toda la industria cerró.[19]

Saqueos[editar]

Durante la noche del 9 y la madrugada del 10 de marzo, hubo saqueos en la Avenida San Martín en Caracas; los lugareños trataron de ahuyentar a los saqueadores. Más tarde esa noche, tanques de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) viajaron a través del área sin detener el intento de saqueo. A la 1:30 de la mañana, dos tanques llegaron al área y lanzaron bombas de gas lacrimógeno a los saqueadores y luego se quedaron para vigilar el área.[65]​ En las primeras horas, la gente estaba saqueando un supermercado en La Florida, en su mayoría tomando licores y artículos de higiene personal. Un trabajador de la tienda dijo que encontraron velas sobrantes, que supuestamente se usaron para encontrar la entrada al edificio.[66]​ El 10 de marzo, otro grupo intentó saquear el supermercado en el centro comercial La Pirámide en el municipio Baruta. Oficiales de la Policía Nacional detuvieron al menos a 50 personas.[67]

Según Fedecámaras, en solo dos días, más de 350 tiendas fueron saqueadas en el estado de Zulia,[68]​ y The New York Times dijo que 523 tiendas fueron saqueadas durante la semana en Maracaibo.[56]​ Las autoridades respondieron tarde o ignoraron el saqueo en muchos casos, y se retiraron de la mayoría de los lugares, excepto en un área en el oeste de Maracaibo, donde unas 400 personas intentaron saquear hasta que llegaron los soldados de la Guardia Nacional de Venezuela (GNB).[68]​ Cientos de edificios fueron saqueados en la ciudad, no solo por falta de electricidad sino también por falta de suministro de gasolina y agua potable; el 70 % del centro comercial Delicias Norte fue saqueado, 105 tiendas en el Centro Sambil que representan casi el 50 % de sus locales fueron saqueadas según información divulgada por su gerente general Juan Carlos Koch[69]​ y el sector de la Curva de Molina fue destruido por completo. En una panadería en el centro de la ciudad, un grupo de personas lanzó una bomba de gas lacrimógeno antes de saquear.[70]

Los negocios en Barcelona, ​​Estado Anzoátegui fueron saqueados el 11 de marzo y 29 personas fueron arrestadas.[71]

Investigaciones y detenciones[editar]

El apagón se produjo en medio de la crisis presidencial venezolana de 2019, que comenzó cuando la Asamblea Nacional declaró que la reelección de Nicolás Maduro en 2018 no era válida y el organismo declaró a su presidente, Juan Guaidó, como presidente encargado de la nación. El fiscal general del gobierno de Maduro, Tarek William Saab, anunció una investigación contra Guaidó por sabotaje de la red eléctrica,[72]​ alegando que era un «autor intelectual» del «ataque».[35]

Maduro llamó a los colectivos y dijo: «Ha llegado el momento de la resistencia activa».[73][74]​ El enviado especial del Departamento de Estado de los Estados Unidos a Venezuela, Elliott Abrams, calificó esto como un «colapso de la ley y el orden», y dijo: «Eso es un llamado a las pandillas armadas para que tomen las calles… Tal vez sea una señal de la falta de confianza de Maduro en sus propias fuerzas de seguridad».[75]

En el estado Zulia resultaron detenidas más de 600 personas por las olas de saqueos según el ministro de Interior, Justicia y Paz Néstor Reverol.[76]

El diputado de la Asamblea Nacional Juan Andrés Mejía anunció que la legislatura se había comunicado con Brasil, Colombia, Alemania, España, Estados Unidos y varios países insulares del Caribe y había solicitado asistencia, y solicitó a la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) que enviara una comisión para investigar la causa del apagón.[77]​ Maduro dijo que pediría ayuda a Rusia, China, Irán y Cuba para investigar el ataque cibernético a la red eléctrica,[78]​ y que dos personas fueron arrestadas en relación con el ataque.[79]

El 9 de marzo es encontrado muerto el Ing. Angel Javier Sequea, jefe de despacho y operaciones de Guyana despues de ser detenido por el SEBIN [80]​.El Ing dejo un audio gravado acerca de la falta de mantenimiento en las lineas de Alta tensión eléctrica, trabajo 13 años en casa de maquinas al lado de las turbinas de la Planta Carhuachi. Entre la noche del 11 de marzo y la madrugada del 12 de marzo de 2019 agentes del SEBIN detuvieron y allanaron la vivienda en Caracas del periodista Luis Carlos Díaz, siendo traslado al Helicoide.[81]​ Díaz fue acusado de instar el apagón.[82]​ La noche del 12 de marzo de 2019 fue liberado tras una audiencia en los tribunales de Caracas, en la que, según la organización Espacio Público, se le imputó el delito de «instigación a delinquir» y se le impusieron la obligación de presentarse ante los tribunales cada ocho días y las prohibiciones de salir del país, de declarar ante los medios de comunicación y de participar en manifestaciones públicas.[83]​. El 22 de marzo, Francisco Alarcón Orozco es encontrado ahorcado en extrañas circunstancia, secretario del Sindicato de Corpoelec [84]​-Govany Zambrano trabajador de Corpoelec es detenido luego de participar en una rueda de prensa [85]​“Nuestra infraestructura a nivel nacional está en desidia, tienen vandalismo, están abandonadas, en condiciones pésimas...". El Gobierno nunca acepto como causa principal la falla por falta de mantenimiento tal como explico en el 2010 el Ing José Aguilar, experto en riesgo eléctrico y asesor internacional  [86]

Reacciones[editar]

La Asamblea Nacional declaró el estado de alarma como respuesta al apagón nacional.[87]

El Grupo de Lima responsabilizó «exclusivamente a Maduro» por la interrupción del servicio.[88]​ Al declarar que el Grupo se solidariza con «el pueblo venezolano [que] ha estado sufriendo durante años», el Grupo emitió un comunicado diciendo que «la situación solo confirma la existencia y la magnitud de la crisis humanitaria que el régimen de Maduro se niega a reconocer».[88]​ La declaración dijo: «Solo un gobierno legítimo que surgió de elecciones libres y democráticas puede llevar a cabo la reconstrucción de las instituciones, la infraestructura y la economía del país que los venezolanos necesitan para recuperar su dignidad, el ejercicio de las libertades cívicas y el respeto de sus derechos humanos».[88]

China se ofreció a ayudar a restaurar el sistema eléctrico.[89]​ Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que esperaba que la causa se encontrara rápidamente; sin más detalles, dijo que China había recibido informes de que la red eléctrica había caído debido a un ciberataque y que «China está dispuesta a proporcionar ayuda y soporte técnico para restaurar la red eléctrica de Venezuela».[89]

La portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova, dijo que Rusia está de acuerdo con Maduro en que un «sabotaje occidental» causó el apagón en Venezuela. Ella alegó que «fue un intento de influir de forma remota en los sistemas de control en las principales subestaciones eléctricas donde se instala equipo de fabricación canadiense».[90]​ El presidente de Bolivia, Evo Morales, calificó la interrupción del servicio como un «cobarde atentado terrorista» y rechazó lo que llamó la continua intromisión de los Estados Unidos en los asuntos de Venezuela.[91]​ El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, condenó la «agresión contra Venezuela» y calificó al sabotaje de «ataque terrorista».[92]

El enviado especial de los Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, negó cualquier responsabilidad de los Estados Unidos y dijo: «Este es un decline de varios años en Venezuela. La situación allí, debido a la mala gestión, las políticas económicas y la corrupción de este régimen, son la causa de estos problemas».[34]

El diputado chavista Eduardo Labrador, que representa al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) del gobierno de Maduro en el Estado Zulia, solicitó que Motta Domínguez sea destituido como jefe de Corpoelec.[93]​El 01 de abril es destituido el General Motta Domínguez del Ministerio de Energía Eléctrica y de Corpoelec y reemplazado por el Ing Igor José Gavídia León sin asumir una investigación seria del daño ocasionado al país de las cuantiosas perdidas

Protestas[editar]

Guaidó «tomó las calles» para cuestionar al gobierno de Maduro durante los dos primeros días del apagón. Según The New York Times, Maduro «no se ha dirigido a la nación» y «su silencio público ha incrementado la tensión en Caracas».[34]

Protestas contra Maduro en Caracas y otras ciudades fueron convocadas para el 9 de marzo y continuaron a pesar del cierre del Metro de Caracas y la falta de redes sociales. El mitin encabezado por Guaidó tuvo lugar cerca del palacio presidencial en Miraflores; The Washington Post calificó la manifestación como «inusual», ya que se llevó a cabo en un sector generalmente asociado con los partidarios de Maduro. La fuerte presencia policial bloqueó las calles con escudos antidisturbios.[94]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Sequera, Luis (2 abril, 2019). «5 h: Manifestantes mantienen cerrada la Panamericana por falta de electricidad». Noticiero Digital. Consultado el 3 de abril de 2019. 
  2. Lafuente, Javier (9 de marzo de 2019). «Un apagón masivo colapsa Venezuela». El País. Consultado el 10 de marzo de 2019. 
  3. a b Rodríguez Rosas, Ronny (9 de marzo de 2019). «A Motta Domínguez se le cumplió el plazo y no cumplió». Efecto Cocuyo. Consultado el 11 de marzo de 2019. 
  4. Dube, Ryan; Maolis, Castro (8 de marzo de 2019). «Venezuela Blackout Plunges Millions Into Darkness; Maduro, without evidence, blames sabotage by local opponents and the U.S. for power outage». The Wall Street Journal (en inglés). Consultado el 10 de marzo de 2019. 
  5. Jones, Sam (13 de marzo de 2019). «Venezuela blackout: what caused it and what happens next?». The Guardian (en inglés). ISSN 0261-3077. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  6. «En el tercer día de apagón en Venezuela, reportan que murieron 17 pacientes por falta de diálisis». Infobae. 9 de marzo de 2019. Consultado el 10 de marzo de 2019. 
  7. «Venezuela, saqueos en Zulia durante apagón dejan importantes pérdidas». Vao Noticias. 9 de marzo de 2019. Consultado el 23 de marzo de 2019. 
  8. «Venezuela, blaming U.S. for six-day blackout, orders diplomats to leave» (en inglés). Reuters. 12 de marzo de 2019. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
  9. «Venezuela: power returns after blackout but normal service may be a long way off». The Guardian (en inglés). 14 de marzo de 2019. Consultado el 17 de marzo de 2019. 
  10. «Four dead, hundreds detained after Venezuela blackout: rights groups» (en inglés). Reuters. 14 de marzo de 2019. Consultado el 17 de marzo de 2019. 
  11. «Servicio eléctrico sigue sin restituirse totalmente tras el apagón nacional». El Nacional. 18 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  12. «Nuevo apagón general en Venezuela cierra la noche del 9 de abril». Caraota Digital. 9 de abril de 2019. Consultado el 10 de abril de 2019. 
  13. «Thousands join rival protests on streets of Venezuela as power cuts continue» (en inglés). MSN. 10 de marzo de 2019. Archivado desde el original el 18 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  14. «Conformarán una comisión presidencial para investigar el ciberataque y mostrar la verdad». Prensa MPP. 12 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  15. a b c d e f g h Angulo, Nataly; Batiz, César (10 de marzo de 2019). «¿Por qué ocurrió el apagón nacional que provocó el caos en Venezuela? Los expertos explican». Univision. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  16. a b c d e Molina Guzmán, Julio (12 de marzo de 2019). «Origen de la falla eléctrica en Venezuela». Universidad Central de Venezuela. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  17. «El deterioro eléctrico en Venezuela se debe a la corrupción». Deutsche Welle. 11 de marzo de 2019. Consultado el 3 de abril de 2019. 
  18. «¡GUAYANA, UN MILAGRO AL REVÉS! El apagón madurista es el remate “robolucionario"». 13 de marzo de 2019. 
  19. a b c d e Dube, Ryan; Maolis, Castro (8 de marzo de 2019). «Venezuela Blackout Plunges Millions Into Darkness; Maduro, without evidence, blames sabotage by local opponents and the U.S. for power outage». The Wall Street Journal (en inglés). Consultado el 10 de marzo de 2019. 
  20. a b c d e f Newman, Lily Hay (12 de marzo de 2019). «Why it's so hard to restart Venezuela's power grid». Wired (en inglés). Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  21. a b c d e f g h i j k l m n Peñaloza, Pedro Pablo (10 de marzo de 2019). «Más de una década de corrupción e improvisación dejan a Venezuela a oscuras». Univision. Consultado el 18 de de marzo de 2019. 
  22. a b c d Nagel, Juan Cristóbal (1 de abril de 2016). «In Venezuela, the Lights Are Going Out». Foreign Policy (en inglés). Consultado el 10 de marzo de 2019. 
  23. a b c d e f Jones, Sam (13 de marzo de 2019). «Venezuela blackout: what caused it and what happens next?». The Guardian (en inglés). ISSN 0261-3077. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  24. «Denuncian en el Senado de EEUU: Derwick contrató a Fusion GPS para silenciar el escándalo de corrupción en medios de comunicación norteamericanos». Consultado el 10 de abril de 2018. 
  25. a b Rendon, Moises (14 de marzo de 2019). «Venezuela’s man-made power outage». Center for Strategic and International Studies (en inglés). Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  26. Sequera, Vivian; Ellsworth, Brian (8 de marzo de 2019). «Venezuela crippled by power blackout, China warns over foreign meddling» (en inglés). CNBC. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  27. BBC Mundo (ed.). «Apagón eléctrico que afectó al 70 por ciento de Venezuela». Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  28. CNN en Español (ed.). «Apagón eléctrico que afectó a varios estados de Venezuela». Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  29. Efectococuyo.com (ed.). «Crónica: Una sesión entre apagones que terminó suspendida en la AN». Consultado el 19 de octubre de 2016. 
  30. Diario la Verdad (ed.). «Apagón 2018 Yasmín Ojeda / Maracaibo». Consultado el 3 de enero de 2018. 
  31. a b c d e f «No end in sight to Venezuela’s blackout, experts warn». The New York Times (en inglés). 11 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  32. a b c «El origen de la falla que causó el mega apagón en Venezuela». La Patilla. 13 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  33. Angulo, Nataly (14 de marzo de 2019). «Fotos de la NASA demuestran que incendios en el Guri comenzaron un día antes del apagón nacional». El Pitazo. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  34. a b c d e f «El apagón en Venezuela pone en riesgo el suministro de alimentos y la vida de pacientes». The New York Times. 8 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  35. a b c «Venezuela's Juan Guaidó faces sabotage investigation» (en inglés). BBC. 12 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  36. «Venezuela muestra participación de EE.UU. en sabotaje eléctrico». teleSUR. 8 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  37. TeleSUR está financiado por el gobierno venezolano, por lo que no es considerado una fuente verificable, pero se considera una fuente válida para la posición oficial del gobierno.
  38. Daniels, Joe Parkin; Torres, Patricia; Phillips, Tom (10 de marzo de 2019). «'A city of shadows': fear as Venezuela's crippling blackout enters day four». The Guardian (en inglés). Consultado el 14 de marzo de 2019. 
  39. «Desmontan versión de ataque cibernético: 'Es como hackear una nevera'». El Nacional. 9 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  40. Brassesco, Javier; Nunez-Noda, Fernando. «Expediente: Las causas del apagón en Venezuela». Verifikado. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  41. «Meganálisis: “84,3% de venezolanos rechaza teoría de sabotaje eléctrico”». El Nacional. 2 de abril de 2019. Consultado el 3 de abril de 2019. 
  42. Smith, Scott (16 de marzo de 2019). «Los más vulnerables de Venezuela siguen a oscuras tras el apagón: 'Jamás hemos vivido esta crisis'». Infobae. Associated Press. Consultado el 17 de marzo de 2019. 
  43. a b c Martin, Alexander (11 de marzo de 2019). «Race against time in blackout-hit Venezuela to save food stocks». France 24 (en inglés) (Agence France-Presse). Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  44. Daniels, Joe Parkin; Torres, Patricia (12 de marzo de 2019). «'We call it survival': Venezuelans improvise solutions as blackout continues». The Guardian (en inglés). Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  45. Rojas, Indira (12 de marzo de 2019). «José María de Viana: El Sistema Tuy en Caracas necesita 600 megavatios de potencia para funcionar de nuevo». Prodavinci. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  46. «Desesperados, los venezolanos recogen agua del río Guaire, "la cloaca" de Caracas». El Comercio. 11 de marzo de 2019. Consultado el 12 de marzo de 2019. 
  47. «In pictures: Seeking water amid power cut» (en inglés). BBC. 13 de marzo de 2019. Consultado el 12 de marzo de 2019. 
  48. Lares Martiz, Valentín (11 de marzo de 2019). «Venezolanos, en medio de una búsqueda desesperada por agua y comida». El Tiempo. Consultado el 12 de marzo de 2019. 
  49. Romero, Tibisay (10 de marzo de 2019). «Valencia sigue sin luz y con largas colas por agua y gasolina». El Estímulo. Consultado el 12 de marzo de 2019. 
  50. «Ciudadanos se bañan en alcantarillas por falta de luz y agua en Lara». El Nacional. 10 de marzo de 2019. Consultado el 12 de marzo de 2019. 
  51. «Second national power outage detected across Venezuela». Netblocks (en inglés). 9 de marzo de 2019. Consultado el 12 de marzo de 2019. 
  52. Torchia, Christopher (9 de marzo de 2019). «More blackouts hit Venezuela as opposition, government rally» (en inglés). Associated Press. Consultado el 10 de marzo de 2019. 
  53. Armas, Mayela; Ramírez, María (13 de marzo de 2019). «¿Y los bolívares? Monedas extranjeras son primera opción en Venezuela durante emergencia». Reuters. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
  54. Arroyo, Lorena (12 de marzo de 2019). «Denuncian ONGs: apagón deja al menos 43 pacientes muertos en Venezuela». Univision. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  55. a b «Aumentan a 21 los muertos en los hospitales de Venezuela por el masivo apagón». Infobae. 11 de marzo de 2019. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
  56. a b c d e «Venezuela was crumbling. A blackout tipped parts of it into anarchy.». The New York Times (en inglés). 15 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  57. Moro Colmenárez, Mariangel (9 de marzo de 2019). «Seis personas fallecieron durante apagón en hospital de Acarigua-Araure». El Pitazo. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
  58. Pineda Sleinan, Julett (11 de marzo de 2019). «Hombre de 86 años murió por fractura de cráneo tras caerse durante el mega apagón en Lara». Efecto Cocuyo. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
  59. a b c Sheridan, Mary Beth; Zuñiga, Mariana (11 de marzo de 2019). «Rotting food and endangered patients: How Venezuelans are faring during continuing nationwide power outages». The Washington Post (en inglés). 
  60. Pipoli, Renzo (11 de marzo de 2019). «Venezuela's Guaido declares emergency after 4-day blackout» (en inglés). UPI. Consultado el 15 de marzo de 2019. 
  61. Angulo, Nataly (15 de marzo de 2019). «Se registró explosión en cadena de subestaciones en Maracaibo». El Pitazo. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  62. Meredith, Sam (15 de marzo de 2019). «Venezuela’s electricity crisis could trigger ‘serious disruption’ to the oil market, IEA warns» (en inglés). CNBC. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  63. «The slippery slope for Venezuela's oil output gets steeper». France 24 (en inglés). 15 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  64. Isidore, Chris (15 de marzo de 2019). «Venezuela's oil industry at risk of collapse, oil watchdog warns» (en inglés). CNN. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  65. «Vecinos de San Martín en Caracas intentaron espantar a saqueadores en medio del apagón». Tal Cual Digital. 10 de marzo de 2019. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  66. «Saquearon supermercado de La Florida durante la madrugada de este sábado». El Nacional. 10 de marzo de 2019. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  67. «PNB detuvo a decenas personas por saqueo en supermercado en Baruta». El Nacional. 10 de marzo de 2019. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  68. a b Meza, José Gregorio (12 de marzo de 2019). «En 2 días saquearon más de 350 locales comerciales en el Zulia». El Nacional. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  69. «¡SÉPALO! Más de 100 locales fueron saqueados en el Sambil de Maracaibo: Hay 1.500 empleos en riesgo (+Videos)». Maduradas. 12 de marzo de 2019. Consultado el 23 de marzo de 2019. 
  70. Fuentes, Lysaura (10 de marzo de 2019). «Lanzaron lacrimógena y saquearon panadería en el centro de Maracaibo». El Cooperante. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  71. Camacho, José (11 de marzo de 2019). «Saqueos y 29 detenidos dejaron las más de 60 horas sin electricidad en Anzoátegui». Crónica Uno. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  72. Phillips, Tom (12 de marzo de 2019). «Guaidó under investigation for sabotage of power grid». The Guardian (en inglés). Consultado el 14 de marzo de 2019. 
  73. Phillips, Tom (12 de marzo de 2019). «US pulls all staff from Venezuela as Maduro blames blackout on 'demonic' Trump plot». The Guardian (en inglés). Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  74. Sheridan, Mary Beth; Zuñiga, Mariana (14 de marzo de 2019). «Maduro's muscle: Motorcycle gangs known as 'colectivos' are the enforcers for Venezuela's authoritarian leader». Sun-Sentinel (en inglés). The Washington Post. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  75. Shesgreen, Deirdre (14 de marzo de 2019). «Power out, water scarce, looting: Venezuela in crisis. Will Trump administration react?». USA Today. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  76. «Más de 600 personas fueron detenidas por ola de saqueos en Zulia, informó Reverol». El Cooperante. 16 de marzo de 2019. Consultado el 23 de marzo de 2019. 
  77. «Mejía: Solicitamos apoyo internacional para superar la crisis eléctrica». El Nacional. 11 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  78. «Venezuelan government investigates Guaido for 'sabotage' of power grid». France 24 (en inglés). 13 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  79. «Venezuela to ask Russia, China, UN to help investigate power sabotage» (en inglés). MSN. 13 de marzo de 2019. Archivado desde el original el 18 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  80. «Denuncian que ingeniero de Corpoelec detenido por el Sebin apareció muerto tras un presunto motín». Aporrea.com. 9 de marzo de 2019. 
  81. «Detenido en Caracas el periodista hispanovenezolano Luis Carlos Díaz». Europa Press. Madrid. 12 de marzo de 2019. Consultado el 12 de marzo de 2019. 
  82. Lafuente, Javier (12 de marzo de 2019). «Detenido un periodista hispanovenezolano crítico con Maduro acusado de instigar un supuesto sabotaje a la red eléctrica». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 12 de marzo de 2019. 
  83. «Liberan al periodista hispanovenezolano Luis Carlos Díaz, aunque queda mudo en el país». El Mundo. 13 de marzo de 2019. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  84. «Muere otro trabajador de Corpoelec en extrañas circunstancias». Venezuela al día. 23 de marzo de 2019. 
  85. «APARECE GEOVANNY ZAMBRANO DETENIDO EN EL CICPC. trabajador de Corpoelec». Punto de corte. 16 de marzo de 2019. 
  86. «Persisten fallas en el Guri a pesar de que terminó la sequía». 15 de agosto de 2010 - El Nacional (Venezuela). 
  87. «La Asamblea Nacional de Venezuela aprueba declaración de estado de alarma». CNN. 11 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  88. a b c «Grupo de Lima responsabiliza 'exclusivamente a Maduro' del colapso del sistema eléctrico». Sumarium. 10 de marzo de 2019. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
  89. a b «China offers help to Venezuela to restore power» (en inglés). Reuters. 13 de marzo de 2019. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
  90. «Moscow believes Western sabotage caused Venezuelan blackout» (en inglés). TASS. 15 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  91. «Evo Morales califica de 'cobarde atentado terrorista' el apagón en Venezuela». EFE. 9 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  92. «Díaz-Canel acusa a EEUU de 'hostigar a Venezuela' y librar una guerra 'despiadada' contra el país». Europa Press. 13 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  93. «Hasta un diputado chavista exigió destitución de Motta Domínguez». La Patilla. 13 de marzo de 2019. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  94. Sheridan, Mary Beth (9 de marzo de 2019). «Anti-Maduro demonstrators jam Venezuelan streets despite blackouts». The Washington Post (en inglés). Consultado el 18 de marzo de 2019.