Apagón eléctrico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La caída de árboles crea un cortocircuito en las líneas eléctricas durante una tormenta.

Un apagón eléctrico es la pérdida del suministro de energía eléctrica en un área.

Las razones para la caída del suministro normalmente estarán en el fallo de alguno de los elementos que componen el sistema de suministro eléctrico, por ejemplo, un defecto de la subestación eléctrica, daños en una línea eléctrica (accidentales o intencionados, como en el caso de robos de cable, ataques terroristas), o en otra parte del sistema de distribución, un cortocircuito, una sobrecarga o, incluso, un error humano en la operación sobre elementos del sistema.

Un apagón también puede estar producido por los excesos de consumo, que se ve agravado si la red eléctrica no se encuentra totalmente desarrollada. Es decir que, aunque se produzca la suficiente cantidad de energía para abastecer dicho consumo, si no existe una red capaz de distribuir y hacer llegar al usuario la energía, se producirá un apagón.

Apagones en países subdesarrollados[editar]

Los apagones eléctricos son comunes en algunos países en subdesarrollo debido a que no cuentan con un eficiente sistema de distribución principalmente por razones de costes y financieros. La mayoría de las plantas generadoras de electricidad funcionan con derivados del petróleo que deben ser comprados en sumas millonarias de divisas a países que exportan y refinan esta materia prima. Los países en subdesarrollo no tienen cómo compensar la balanza de pagos, ya que no cuentan con una fuente sólida generadora de ingresos de divisas, lo cual genera una costosa factura eléctrica a los usuarios finales que muchos no pueden sustentar, principalmente la clase baja de la población y los pequeños comerciantes. Esta situación produce constantes apagones eléctricos en diferentes área de la nación para cubrir el déficit de las cobranzas y racionar el servicio, pero esta medida motiva a más sectores de la población se sumen a no pagar un servicio ineficiente (constantes apagones) y de elevado precio.

Los gobiernos de dichas naciones han intentado mediar con el problema promoviendo la eficiencia de las cobranzas del servicio y búsqueda de generación de electricidad con energía renovable, pero la alza constante del precio del petróleo y la falta de una fuerte voluntad política sumergen a estos países en un problema casi interminable.

Apagones famosos[editar]

Los apagones eléctricos que han afectado a más habitantes han sido:

India – 700 millones de personas afectadas (30-31 de julio de 2012)[editar]

El peor apagón eléctrico en la historia reciente se produjo en el norte de la India durante dos días consecutivos en julio de 2012. Concretamente, el primer apagón se produjo el 30 de julio en la red de suministro del norte, afectando a 300 millones de personas en nueve estados, entre ellos la región de la capital de la India Nueva Delhi. Sin embargo ahí no quedo todo, un apagón de mayor magnitud se produjo nuevamente al día siguiente viéndose afectadas las redes del Norte, Oeste, Este y Noreste, afectando a un total de 700 millones de personas en 20 estados de la India.

Una sobre demanda de electricidad por ciertos estados y los débiles corredores de transmisión de energía entre regiones, fueron citados como las razones principales detrás del apagón. Los incidentes causaron que los trenes suspendieran sus servicios y los semáforos dejaran de funcionar, generando múltiples atascos de tráfico. Las operaciones quirúrgicas fueron canceladas y los trabajos de construcción y minería se interrumpieron en toda la región norte del país.

India – 230 millones de personas afectadas (2 de enero de 2001)[editar]

India fue testigo de otro apagón eléctrico el 2 de enero del 2001 debido al colapso de la red del Norte, que afectó a unos 230 millones de indios que dependían de la segunda mayor red interconectada en el país.

El fallo de una subestación en el estado de Uttar Pradesh provocó el colapso, mientras que los deficientes e inadecuados equipos de transmisión también contribuyeron a la causa del apagón. Más de 80 trenes quedaron bloqueados en la región, suspendiéndose otras actividades comerciales y servicios. La red tomó de 16 a 20 horas para ser restaurada, causando una pérdida estimada de hasta 5 mil millones de rupias.

Java y Bali, Indonesia – 120 millones de personas afectadas (18 de agosto de 2005)[editar]

Un importante corte de electricidad se produjo a través de las islas indonesias de Java y Bali en agosto de 2005 afectando a 120 millones de personas, es decir, a casi la mitad de la población del país. La ciudad capital, Yakarta, y su vecina provincia de Banten estaban completamente a oscuras, y partes de Java Occidental, Java Central y Java Oriental también sufrieron apagones.

La red eléctrica Java-Bali, la cual tenía una capacidad instalada de 19.615 MW, se colapsó debido a un fallo en una línea de transmisión de 500 kV entre Cilegon y Saguling en Java Occidental. Los servicios de transporte se interrumpieron y un número de vuelos nacionales e internacionales fueron retrasados o cancelados debido al apagón. La red del sistema fue, no obstante, totalmente restaurada en 24 horas.

Sur de Brasil – 97 millones de personas afectadas (11 de marzo de 1999)[editar]

Aproximadamente 97 millones de personas se quedaron a oscuras en todo el sur y sureste de Brasil en marzo de 1999, después de que un rayo alcanzara una subestación eléctrica en São Paulo. El incidente provocó una reacción en cadena que se tradujo en el cierre de Itaipú, una de las plantas hidroeléctricas más grandes del mundo.

El apagón eléctrico, que se prolongó durante cinco horas, paralizó Sao Paulo y Río de Janeiro, dos de las mayores ciudades de Brasil. Aproximadamente 60.000 personas se quedaron atrapadas en el metro subterráneo de Río. Para evitar saqueos y asaltos, 1.200 policías militares fueron desplegados en Río y los túneles de la ciudad de São Paulo fueron cerrados.

Brasil y Paraguay – 67 millones de personas afectadas (10 de noviembre de 2009)[editar]

Las principales áreas de Brasil y el conjunto de Paraguay se quedaron a oscuras de dos a cuatro horas el 10 de noviembre de 2009, cuando los fuertes vientos y las lluvias torrenciales causaron un cortocircuito en tres transformadores en una línea de transmisión de alto voltaje, que afectó a un total de 67 millones de personas.

Seis estados del centro y sur de Brasil, incluyendo las ciudades de Río de Janeiro y São Paulo, quedaron en plena oscuridad, lo que finalmente llevó a la paralización de la represa hidroeléctrica de Itaipú después de que las líneas de conexión a la planta cayeran. La presa, que está situada en la frontera Paraguay-Brasil, dejó de producir 18.000 MW de electricidad, afectando a ambos países. También se informó de una serie de accidentes de tráfico durante el apagón debido a la falta de alumbrado público.

Italia – 57 millones de personas afectadas (28 de septiembre de 2003)[editar]

Italia experimentó un apagón el 28 de septiembre 2003 después de que una línea de alta tensión que suministraba electricidad desde Suiza, fuese dañada por una serie de árboles caídos durante una tormenta. El incidente ocurrió alrededor de las 3:00 am, afectando a casi la totalidad de los 57 millones de la población de Italia. También generó la interrupción del servicio de 110 trenes que transportaban más de 30.000 pasajeros en Italia, mientras que los trenes retenidos en la frontera con Suiza estuvieron más de 4 horas parados.

La región suiza de Cantón experimentó tres horas de cortes de luz mientras que Roma fue la más afectada, ya que el apagón se produjo durante la ‘Noche en Blanco’, un festival de arte que se celebra en horario nocturno. Alrededor del 90 por ciento del suministro eléctrico fue restaurado después de ocho horas, aunque algunas regiones tardaron hasta 18 horas en recuperar la luz.

Noreste de Estados Unidos y Canadá – 50 millones de personas afectadas (14-15 de agosto de 2003)[editar]

Aproximadamente 50 millones de personas se vieron afectadas en todo el sudeste de Canadá y ocho estados del noreste de Estados Unidos, en un apagón que se produjo en agosto de 2003. El corte de luz duró dos días y generó un coste de 6 mil millones de dólares en daños y perjuicios, por lo que es en la actualidad el peor apagón eléctrico en la historia de Norteamérica.

El corte se produjo debido a la desconexión de una línea eléctrica de alta tensión en el norte de Ohio después de que entrarse en contacto con árboles que no habían sido podados. El defectuoso sistema de alarma de FirstEnergy Corporation no alertó a los operadores, lo que lleva a un efecto dominó que dio lugar al cierre de otras tres líneas. Tras el incidente, un grupo de trabajo conjunto fue creado entre los EE.UU. y Canadá para evitar futuros apagones causados por circunstancias similares.

Noreste de Estados Unidos y norte de Canadá – 30 millones de personas afectadas (9 de noviembre de 1965)[editar]

Un apagón eléctrico que se produjo durante la hora punta en algunas partes de Canadá y varios estados del noreste de Estados Unidos el 9 de noviembre 1965, se prolongó durante aproximadamente 13 horas afectando a más de 30 millones de personas en Nueva Jersey, Connecticut, Massachusetts, Rhode Island, New Hampshire, Vermont, Quebec y Ontario.

El corte de luz fue causado por un dispositivo de seguridad defectuoso o mal ajustado en la estación de Sir Adam Beck, en el lado de Ontario de las Cataratas del Niágara, que dio lugar a la desconexión de una línea de transmisión de 230 kV, produciendo un efecto dominó. El suceso dejó a cerca de 800.000 personas atrapadas en el metro de Nueva York. Para evitar los saqueos y el vandalismo, 5.000 oficiales de policía fuera de servicio y 10.000 soldados de la Guardia Nacional fueron llamados al servicio. El apagón, que se produjo durante la luna llena, terminó afortunadamente sin incidentes.

Nueva York, EE.UU. – 9 millones de personas afectadas (13-14 de julio de 1977)[editar]

Un rayo causó un apagón en la ciudad de Nueva York durante el 13 y 14 de julio de 1977. La planta nuclear Indian Point tuvo que ser desconectada, mientras que un segundo rayo generó que dos líneas de transmisión de 345 kV cerraran.

La posterior sobretensión, junto a un equipo de seguridad de funcionamiento defectuoso y diversos errores humanos, dejaron a nueve millones de residentes sin electricidad durante casi 24 horas. En esta ocasión, el apagón provocó el saqueo masivo en toda la ciudad, con aproximadamente 1.600 tiendas dañadas y 1.000 incendios provocados por vándalos. Este hecho condujo al mayor arresto masivo de la historia de la ciudad, alrededor de 3.776 personas en una sola noche.

Quebec, Canadá – 6 millones de personas afectadas (13 de marzo de 1989)[editar]

Toda la provincia de Quebec, en Canadá, sufrió un apagón durante 12 horas el 13 de marzo de 1989. Una tormenta geomagnética solar fue responsable del colapso del sistema de transporte de energía eléctrica de Hydro-Québec, lo que llevó a un apagón que afectó a seis millones de personas.

La tormenta geomagnética provocó una variación en el campo magnético de la tierra, dañando la red eléctrica Hydro-Québec. El Metro de Montreal y el Aeropuerto de Dorval se vieron obligados a suspender temporalmente las operaciones, mientras que las escuelas, negocios y servicios comerciales fueron cerrados durante el apagón.

Tabla por número de afectados[editar]

Artículo Afectados (millones) Ubicación Duración Referencias
Apagón de Java y Bali de 2005 100 Indonesia 18-08-2005 [1]
Apagón de Brasil y Paraguay de 1999 76 Brasil y Paraguay 11-03-1999 [2]
Apagón de Brasil y Paraguay de 2009 60 Brasil y Paraguay 10-11-2009/11-11-2009 [2]
Apagón de Italia de 2003 55 Italia 28-09-2003 [3]
Apagón de Norteamérica de 2003 55 Noreste de Norteamérica (Canadá, Estados Unidos) 14-08-2003/15-08-2003 [4]
Apagón de Norteamérica de 1965 40 Noreste de Norteamérica 09-11-1965 [5]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]