Zamora Fútbol Club

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Zamora F.C.
Datos generales
Nombre completo Zamora Fútbol Club
Apodo(s) La Furia Llanera, El Blanquinegro
Fundación 2 de febrero de 1977 (37 años)
Presidente Bandera de Venezuela Adelis Chávez
Entrenador Bandera de Venezuela Noel Sanvicente
Instalaciones
Estadio Agustín Tovar
Ubicación Barinas, Venezuela
Capacidad 28.000
Uniforme
Kit left arm black stripes.png Kit body blackstripes.png Kit right arm black stripes.png
Kit shorts.svg
Kit socks.svg
Titular
Kit left arm.svg Kit body.svg Kit right arm.svg
Kit shorts.svg
Kit socks.svg
Alternativo
Última temporada
Liga Flag of Venezuela.svg Primera División
(2012-13) Campeón
Títulos Trophy(transp).png(por última vez en 2012-13)
Copa Trophy(transp).png Copa Venezuela
(2012) Semifinal
Actualidad
Actualidad Soccerball current event.svg 1° Clausura 2014
Sitio web oficial

Zamora Fútbol Club es un club de fútbol de Venezuela, fundado el 2 de febrero de 1977. Actualmente tiene su sede social en Barinas, y juega en el Estadio Agustín Tovar. Ascendió a la Primera División de Venezuela luego de obtener el subcampeonato 2005/06. Además, cuenta con un equipo filial, llamado Zamora FC B, que participa en la Segunda División de Venezuela. Actualmente es el campeón absoluto de la Primera División de Venezuela en la temporada 2012-2013.

37 años de historia blanquinegra[editar]

Exitoso en lo deportivo y fracaso en lo gerencial

Mucho fue el recorrido y turbios los momentos vividos para la consolidación de lo que hoy conocemos como Zamora Fútbol Club. Todo inicio viene lleno de tropiezos y dificultades, el nacimiento del primer equipo de fútbol profesional en el estado Barinas, no escapó de eso. Fue el 2 de febrero de 1977 cuando nace el Atlético Zamora, un equipo que vestía de casaca blanca con franjas verticales de color negra. El equipo en su corta trayectoria se convirtió en el conjunto más aguerrido y en el único espectáculo que bridaba aquella colonial ciudad de Barinas.

El blanquinegro de los ochenta, un campeón irregular

Fue un inicio de década bastante exitoso, para un equipo que con tan poco tiempo daba de que hablar y se metía en el corazón del pueblo barinés. El técnico de la época, el español Nerio Hernández, dirige el banquillo de la “Furia Llanera” en la recta final de la liguilla a finales del año 79, donde fueron pocos los resultados positivos que se obtuvo.

Para 1980, el DT Hernández con un plantel donde prevaleció el trabajo en grupo, logró conseguir el engranaje de un conjunto que se fue desarrollando en lo deportivo en sus primeros tres años por Antonio de la Hoz y Roque Fernández. Con tan poco tiempo desde su nacimiento, el Atlético Zamora se convirtió en uno de los equipos más fuertes del país, contando en sus filas con jugadores referentes que en su mayoría venían del extranjero.

Por primera vez, la pequeña Barinas se hizo sentir a nivel nacional en el mundo del fútbol. El trabajo había dado sus frutos, cuando el equipo alcanzó el pase a semifinales donde enfrentó al Deportivo Lara venciéndolo y logrando el pase a la gran final donde enfrentaría al Valencia FC en partidos de ida y vuelta.

El choque de ida se jugó el domingo 4 de mayo de 1980 en la ciudad de Valencia, específicamente en el estadio Misael Delgado. El encuentro finalizó con marcador de (1-1), el gol del blanquinegro fue anotado por el mediocampista Jairo Machado. La vuelta se disputó en el Agustín Tovar “La Carolina”, el miércoles 7 de mayo. Asistió un aproximado de 5.000 espectadores los que presenciaron una noche que quedó para la historia del Zamora, cuando apenas a los 10 minutos de iniciado el compromiso, Carlos “El Puma” Benítez, abrió la brecha para los barineses que se iban arriba en la pizarra. El segundo tanto para la “Furia Llanera” llegó en la segunda parte, Jairo Machado se convirtió en figura y anotaba el dos a cero y colocaba la emoción en tierras llaneras. El final del encuentro terminó con un contundente (2-0) y Barinas estampó por primera vez su nombre como campeón nacional de la Copa Venezuela en 1980. Mencionado logro le permitió disputar la Copa Almirante Brion (Copa que disputaba el campeón de Venezuela contra el campeón de Curazao), Zamora se llevó el trofeo al vencer en la ida (4-2) y empatar en la vuelta (2-2) ante el club Jong Holland en 1981.

Los héroes de tan importante proeza, estuvo encaminada por: Andrés Arizaleta y Hermes Hurtado como guardametas, mientras que en defensa el plantel contó en sus filas con referentes como: Héctor Lourerio, Antonio Martorano, Alirio Solórzano, Luis Figuera, Carlos Betancourt, Omar Martínez, Simón Segura y Máximo Ruiz. En la parte medular estuvieron: Héctor Vallés, Ademir Lobo, Orlando Osuna, Jairo Machado, Carlos Piñeros y Johnny Castellanos. El ataque fue uno de los pilares fundamentales para la cosecha de tan importante logro. Carlos Benítez, Artinho De Almeida Lima, Richard Nada, Milton Díaz, Reinaldo Becerra y José Ramírez; fueron los grandes gestores del primer logro deportivo para un equipo barinés.

En medio de la alegría tras obtener la copa, iniciaron los partidos de Liga, donde Zamora mantuvo gran parte de la nomina campeona. El blanquinegro terminó en la tercera casilla de la tabla en el hexagonal final, pero en esa misma instancia de manera irónica decae su accionar y el equipo culmina en el sótano tras empatar y perder cinco partidos.

Las irregularidades empezaron dentro del campeón copero, que en 1981 empezó el torneo sin poder sumar ningún triunfo en sus tres primeros partidos, donde rápidamente dio vuelta a la situación y se metió en una excelente racha de ocho encuentros sin conocer la derrota, marca que fue mejorada en la segunda ronda donde acumuló nueve compromisos seguidos sin caer, lo que sirvió para meter al equipo en los cuadrangulares finales donde no pudo ganar ninguno de los seis choques.

En 1982 el equipo atravesó un año turbulento, eran 12 los enfrentamientos sin poder conocer la victoria, lo que ubicó al Zamora en puestos de descenso. La salvación se inició en “La Carolina” con un sorprendente (3-1) ante el Deportivo Táchira, donde los barineses ganaron cuatro y empataron 2 de los últimos diez enfrentamientos de Liga, para de esta manera salvar la categoría en la ultima jornada como local ante el extinto Deportivo Portugués.

Ese mismo año el blanquinegro llegó a la final de Copa Venezuela 1982, el resultado seria amargo, pues su mayor rival, el Deportivo Táchira, se coronó campeón y Zamora luego de obtener el Subcampeonato representó al país por segunda ocasión en la Copa Almirante Brion, ganándola tras empatar en la ida (0-0) y ganando en la vuelta (1-0) contra el SU Brion Trappers.

Cerca de su primera Libertadores

1984 fue un año anecdótico, Zamora estuvo a un paso de su primera clasificación a una Copa Libertadores. De once equipos que hacían vida en la fase eliminatoria, el blanquinegro terminó en la quinta posición, y en la ronda final comenzó ganando sus primeros cuatro choques. El estadio “La Carolina” se hizo un fortín, la ULA fue el único en sumar un punto, mientras que los otros seis careos de local terminaron con victorias zamoranas. Al final la “Furia Llanera” terminó igualando con el Deportivo Italia en la segunda posición con 19 puntos, mientras que el Deportivo Táchira finalizó como campeón con 21 unidades. Pese a estar en el segundo lugar empatado con el Dvo. Italia, además de haberle ganado los dos duelos directo, el primero en Barinas (1-0) y el segundo en Caracas (2-3), el blanquinegro no clasificó a la Libertadores debido a que la Federación Venezolana de Fútbol mandó a repetir el juego entre ULA e Italia que en primera instancia había terminado en empate, pero que al final concluyó con triunfo capitalino que permitió al Dvo. Italia clasificar a Libertadores, mientras que Zamora fue despojado del segundo lugar para de esta manera quedarse sin el cupo a la contienda internacional.

La oscura década de 1990

En la temporada del 90-91 Atlético Zamora volvió a estar cerca de participar en una Libertadores además de titularse campeón de Liga luego de quedar en la tercera posición. Para la primera ronda de ocho encuentros de visitante, solo perdieron dos juegos, ante Dvo. Italia (1-2) y Trujillanos (0-1) respectivamente. Ganaron cuatro y solo en dos terminaron en empates frente al Caracas FC y Marítimo. En la segunda vuelta apenas logró un triunfo de visitante y sumó seis victorias y dos empates. Al final una derrota en la ciudad de San Cristóbal acabó con la alegría de los barineses que terminarían el torneo como terceros con 36 puntos, a uno de clasificar a la Libertadores, y a dos unidades de alcanzar el campeonato que se lo llevó la ULA.

Ya para a mediado de la década de los 90, el equipo barinés enfrentó momentos de reestructuración que lo llevó al fracaso gerencial y deportivo. La falta de materia prima (jugadores del patio), con un elenco zamorano que solo vivía de comprar jugadores en el extranjero, sin preocuparse de tener una cantera que sustentara su andar dentro de un fútbol que fue evolucionando de manera progresiva, en un país que enfrentaba para la época una crisis social y política.

Después de venir de un trabajado tercer lugar en la campaña del 90-91, sus participaciones empezaron a caer dentro del torneo. Para la temporada del 91-92, la “Furia Llanera” ocupó la decima posición. El siguiente año (92-93), continuó bajando su nivel, ubicándose en el puesto 13. Las deudas llevaron al fracaso de una institución que en sus inicios prometió ser de las más grandes del país, debido a sus grandes resultados que había obtenido en temporadas pasadas. Ese Atlético Zamora comenzó a derrumbarse, en la campaña del 93-94, los barineses continuaron descendiendo de escalón, llegando a ubicarse en ese torneo en la posición 15. Ya en el torneo del 94-95, culminó en el puesto 18 de 22 equipos participantes, que dejaba en claro que el conjunto de Barinas estaba a un paso de quedar en el olvido.

La temporada de 1995-1996, quedó marcada para la historia luego de solo lograr en 16 partidos, cinco paridades y dos triunfos, el resto fue derrotas para de esta forma consumar su ida de la Primera División, lo que significó el primer descenso del blanquinegro. Después de un oscuro paso por la Segunda División, el retorno a la máxima categoría llegó pronto. Consigo se sumaron además, las promesas de personalidades del gobierno regional, para ese entonces, donde parecía que el equipo en su retorno a Primera, iba a perdurar al transcurrir de los años, pero el sombrío descenso volvió aparecer.

En 1999, la Federación Venezolana de Fútbol impidió al Atlético Zamora participar en la Primera División, producto de las deudas que acarreaban con jugadores y cuerpo técnico, lo que mandó a la “Furia Llanera” a la desaparición de un conjunto que de manera frustrante, fue manchado por sus dirigentes con las deudas económicas que acabaron con el sentimiento de un pueblo que prevalecía en sus colores.

La llegada de un nuevo equipo

Con la desaparición del Atlético Zamora en 1999, Barinas se quedó sin su mayor representante futbolero a nivel nacional. Hasta que en el año 2002, cuando el Alcalde del Municipio Barinas, logró ese mismo año por medio de recursos del estado, adquirir la franquicia del Atlético San Cristóbal en la Segunda División de nuestro balompié, para cambiarle la denominación y llamarse hoy en día Zamora Fútbol Club. ¿Por qué Zamora FC y no Atlético Zamora?, la “Furia Llanera” debió cambiar su denominación y no utilizar su antiguo nombre, debido a las deudas económicas que acarreaba con jugadores y personas cercanas a la institución, lo que permitió a este nuevo Zamora FC, encaminar una nueva historia “limpia” y sin deudas.

Para el 2002 con el nacimiento del nuevo equipo barinés, comenzaba su andar en la Segunda División con un plantel que estuvo conformado principalmente por la selección de fútbol del estado Barinas, que había obtenido el bronce en los Juegos Nacionales. El primer técnico en asumir las riendas de esta nueva franquicia, fue Julio Quintero (hoy técnico del Zamora “B”), acompañado de Alfredo Acuña.

El retorno a Primera

En 2005 el Acalde de Barinas, realizó una gran inversión trayendo a un nuevo estratega, el tachirense Darío Martínez, que trajo consigo una gran cantidad de jugadores jóvenes de todas las latitudes de Venezuela, con la finalidad de alcanzar el anhelado ascenso a la máxima categoría del fútbol criollo. Para el 2006 comenzó la gesta que llevó el equipo al ascenso a la Primera División luego de un irregular Apertura 2005. Zamora terminó Subcampeón y junto con Portuguesa (Campeón), ascendieron a Primera.

2006-2007 el comienzo de una nueva historia

Barinas comenzó una nueva temporada donde volvía a respirar el fútbol de Primera División, luego de ocho años de ausencia. Sin una sede para jugar debido a las remodelaciones que vivía el estadio “La Carolina” producto de la Copa América Venezuela 2007, donde la ciudad marquesa era sede.

El estadio “Rogelio Matos” de Socopó se convirtió una vez más en el búnker de Zamora FC, mismo estadio que vio lograr el ascenso. El retorno a la Primera no pesó, pues el debutante barinés en las primeras jornadas logró sumar. Acumulando dos empates ante los dos equipos más poderosos de la época (Unión Atlético Maracaibo y Caracas FC) y sólo encajando una derrota ante el Portuguesa FC, todos como visitante. El primer triunfo llegó para la cuarta fecha ante el Monagas SC, en un Apertura donde se terminó en la quinta posición con 5 ganados, 8 empates y 5 derrotas; sumando 23 puntos.

Para el segundo semestre, Zamora cerró el Clausura 2007 llegando en la última jornada con opciones matemáticas de clasificar a la Pre-Libertadores. En el último encuentro del torneo, el blanquinegro enfrentó a Mineros de Guayana que terminó derrotando a la “Furia Llanera” en el estadio Rogelio Matos. Con la derrota, pese a no clasificar a los barineses a la Libertadores, terminó con un merecido boleto para participar en la Copa Sudamericana del 2007, destacando una gran año tras su retorno a Primera.

2007-2008

Zamora debía afrontar un inicio de temporada donde destacaba su primera incursión internacional. Cuatro derrotas, dos de ellas en Copa Sudamericana ante Olmedo de Ecuador, llevaron a la destitución del histórico técnico Darío Martínez.

En septiembre asumió las riendas del blanquinegro el abogado Nelson Carrero, quien trajo como asistente técnico a Eduardo Saragó, cosechando un Torneo Apertura regular que le permitió al blanquinegro ocupar los primeros cinco puestos de la tabla. Para el Clausura 2008, Carrero atravesó problemas personales que lo alejaron del banquillo zamorano. ¿El sustituto? Eduardo Saragó, que a pesar de su juventud la directiva le brindó su confianza para asumir el timonel, con apenas 26 años el nuevo DT se convirtió en el técnico más joven en la Primera División de Venezuela. Si bien en esa temporada Zamora no pudo alcanzar ningún logro deportivo, ni ninguna clasificación internacional, el joven entrenador logró vencer (2-0) el 27 de abril al Deportivo Táchira, en un estadio “La Carolina” que estaba a reventar, con el llenazo que se vivió en todo el feudo barinés luego de vencer a su histórico rival, además de quitarle el invicto que ostentaban.

2008-2009

La “Furia llanera” inició un nuevo periodo de transición, el destacado estratega Eduardo Saragó no entró en los planes y junto con un grupo de jugadores que no continuaron dentro de la institución, Zamora le tocó armar un nuevo plantel. El nuevo técnico en llegar fue un conocido de la casa, Darío Martínez, quien comenzaría un nuevo ciclo en Zamora. Con él llegó una gran cantidad de jugadores para apuntar a una temporada que volvería a colocar a Barinas en la palestra internacional.

En el Apertura 2008 se consiguió sumar ocho triunfos, misma cantidad que se logró obtener para el Clausura 2009, donde además Zamora por primera vez mantuvo aspiraciones de quedar campeón de un torneo semestral, pero dos empates sin goles en los últimos partidos que se disputaron en Barinas ante Deportivo Anzoátegui y Llaneros, desinflaron las aspiraciones en el blanquinegro. Al final no todo fue malo, pues la “Furia Llanera” logró clasificarse de manera extraña a la Copa Sudamericana de 2009.

Ese final de Clausura tuvo una particularidad que quizás nunca se había presenciado dentro del amplio mundo del fútbol, ya que Zamora para poder obtener su boleto a la Sudamericana de ese año, debía perder su compromiso en la última jornada ante Caracas FC. Tres equipos (Dvo. Táchira con 35, Caracas FC con 34 y Estudiantes con 32 puntos) llegaron a ese torneo con aspiraciones de titularse campeón. Dos eran los escenarios donde se promulgaría el triunfador, mientras que los ojos a nivel nacional estaban puestos en el estadio “La Carolina” y el de Pueblo Nuevo de San Cristóbal, con oncenas que salieron a la lucha de obtener cada uno sus intereses. La “Furia Llanera” empezó de manera inexplicable ganando con un gol de Orlando Cordero, que en una jugada seguida Zamora tuvo la de aumentar su ventaja, pero en el partido que se disputaba a la misma hora en San Cristóbal, se informaba que Estudiantes iba ganando de manera parcial (3-2), lo que dejaba al blanquinegro fuera del torneo internacional.

Cuando mejor jugaba Zamora y donde parecía que el (2-0) cada vez estaba más cerca, los jugadores barineses frenaron el ataque, y Caracas igualó el encuentro para luego aumentar las diferencias y al final liquidar el partido con un contundente (1-3), derrota que al final fue siempre la que necesito la “Furia” para clasificarse a la Sudamericana. Mientras que “Los Rojos del Ávila” con ese triunfo se coronaron campeones del Clausura debido al empate (3-3) que registraron Estudiantes y Dvo. Táchira.

2009-2010

Darío Martínez volvió a disputar otro torneo internacional con el blanquinegro. El rival era por segunda vez ecuatoriano, el Emelec de Guayaquil. El partido de ida se disputó en Barinas con resultado adverso ya que el conjunto eléctrico en el último minuto del partido anotó el (0-1) que les daba la ventaja para el encuentro de vuelta que se disputaría en el estadio “New George Capwell” de Ecuador. Zamora parecía capaz de remontar, muestra de ello fue el gol de tiro libre que ejecutó Giovanni Pérez que iguala el global. Al final los locales remontaron el resultado y terminaron clasificando de ronda, dejando por segunda edición al conjunto barinés, fuera en la primera fase.

En ese Apertura 2009, una escandalosa derrota de (6-0) que le propinó Estudiantes al blanquinegro, produjo un cambio de estratega y Martínez se despedía por segunda ocasión del banquillo zamorano.

El remplazo venía de Mérida, el nuevo DT era José de Jesús Vera, quien junto a Juan Carlos Babío y el retirado goleador de la vinotinto, Ruberth Morán, conformarían un nuevo periodo dentro del Zamora, dirigiendo los últimos siete encuentros de ese Apertura. Para el Clausura 2010, se comenzó perdiendo de local ante el Dvo. Italia en una intensa lluvia que azotó todo el día a la ciudad de Barinas. Luego el equipo se metió en una excelente racha positiva de 10 encuentros sin conocer la derrota que le permitió estar en los puestos de vanguardia pero en lo último el conjunto volvió a desentonar y perdió toda aspiración de campeonato, convirtiendo a Zamora como un rutinario contendor de los torneos Clausuras.

Entre el descenso y el primer campeonato

La temporada 2010-2011 comenzó con un Apertura donde la “Furia” registró su peor campeonato, ubicándose en puestos de descenso. Terminó penúltimo de mencionado torneo pero de manera irónica llegó a la final de Copa Venezuela en ese mismo semestre, que para la prensa y personalidades del fútbol nacional se convirtió en algo poco usual. Zamora siguió avanzando en el torneo copero al dejar en el camino a Llaneros y Lara FC, pero aun en el Apertura no se ganaba el primer encuentro lo que empezaba a prender las alarmas dentro de la institución, pero que a la vez se estaba gestando una excelente actuación en Copa. Llegó la jornada ocho que se jugaba ante el Atlético El Vigía, donde por fin se pudo conocer el sabor de la victoria, con goles de Ronald Giraldo y del colombiano Jonathan Copete. Zamora terminó enfocado en Copa Venezuela y llegó a la final luego de eliminar en cuartos al Caracas FC venciéndolo por partida doble, en la ida disputada en Caracas (1-2) y la vuelta jugada en Barinas (1-0). En semifinales la victima fue Carabobo FC, la ida se jugó en Barinas con triunfo local de (1-0), mientras que en la vuelta los carabobeños respetaron su casa y ganaron con el mismo marcador, para decidir el pase a la final por la vía de los penales que terminaron beneficiando al Zamora, que consiguió el boleto a la finalísima donde se vería las caras con Trujillanos en partidos de ida y vuelta, comenzando en condición de visitantes.

El dramatismo persistía, mientras que por un lado se había clasificado a la final de Copa, del otro costado se sufría por abandonar los puestos de descenso. La ida disputada en la ciudad de Valera, donde “Guerreros” y barineses terminaron empatando sin goles dejando todo servido para el encuentro vuelta que se jugaría siete días después, específicamente un 8 de diciembre del 2010. Los visitantes abrieron la brecha a los 32’ de la primera parte, lo que obligaba al blanquinegro en ir por la remontada. El barinés Richard Badillo puso a gritar las 25.000 almas que hacían presente en “La Carolina” al anotar el empate al 81’. A cinco minutos para el final, la “Furia Llanera” tuvo el título en sus manos y fue arrebatado de manera instantánea, luego de una jugada donde el asistente en complicidad del principal, que de manera inexplicable el árbitro central anuló un autogol de Rolando Álvarez que le daba la copa a Zamora. Aun se desconoce el motivo por el cual fue anulado el tanto y dejar sin copa a la ciudad de Barinas. Con un cierre de año ubicados en el penúltimo puesto y con las manos vacías luego de quedarse sin Copa Venezuela, empezó el recorrido de un campeonato que para sorpresa de muchos, se pintaría de blanco y negro.

Como dicen muchos en Venezuela… “El que ríe de último, ríe mejor”. Eso mismo le paso al blanquinegro para el Clausura 2011, fue el despertar de un equipo que deleitó a muchos hinchas y amantes del fútbol con su juego exquisito, de toques en corto, que siempre iba a la ofensiva y realizaba ese llamado estilo del “tiki-taka” que nunca se había visto en un equipo venezolano.

En el Clausura sumaron 13 triunfos, nueve de ellos de manera consecutiva. Ascendieron 16 puestos luego de estar en la penúltima casilla. Solo se recibió 10 goles en contra, cuatro de ellos en los últimos 12 encuentros. El tridente más temible del campeonato eran los zamoranos Jesús Meza, Jonathan Copete y Juan Vélez, quienes entre los tres anotaron 26 de los 37 goles. Zamora llegó a la última fecha como el principal candidato a obtener el torneo semestral, enfrentando al Caracas FC en la capital, donde hicieron presencia unos 2.500 simpatizantes zamoranos. Con noventa minutos de vida o muerte donde el empate le bastaba a la “Furia” para quedar campeón mientras que los “Rojos del Ávila” solo les servía el triunfo si querían bañarse de gloria. ¿El resultado?, victoria de (0-1) para el blanquinegro que por primera vez lograba consagrarse como campeón del Torneo Clausura. El autor del gol fue Copete, quien al 71’ realizó una galopada partiéndole –literalmente- en el borde del área, la cintura a un adversario y con un potente disparo mandar el balón al segundo palo del pórtico caraqueño y así anotar el único tanto que llenaba de lágrimas de alegría a todos los zamoranos.

El haber obtenido el Clausura, le permitió al blanquinegro clasificar de manera directa (fase de grupos) de la Copa Libertadores 2012, y de igual forma pasar a la final absoluta donde enfrentaría al campeón del Apertura 2010, el Deportivo Táchira. La ida se jugó en Barinas “a casa llena”, era la primera vez en la historia que Zamora disputaba dos finales en una misma temporada, llegando a la de Copa Venezuela y Absoluta. Táchira se valió de su experiencia y ganó (0-1) en la ida el 22 de mayo de 2011. La vuelta se disputó siete días después en el estadio de Pueblo Nuevo, terminando en empate a cero lo que favoreció a los aurinegros para llevarse el campeonato absoluto. Con esto el equipo había cosechado una campaña completa que para muchos fue sorprendente al alcanzar la final de Copa y de igual forma ocupar el puesto 17° y al torneo siguiente con el mismo equipo que sufrió pocos cambios en su plantilla saliera campeón, sin duda terminó siendo un 2010-2011 para el buen recuerdo de los barineses.

2011-2012

Luego de un gran campeonato, la nomina de ese equipo que enamoró a muchos por su excelente manera de tratar el balón, se vio desmantelado. El estratega campeón José de Jesús Vera, junto a su cuerpo técnico y gran parte de toda la plantilla, deciden no renovar con el equipo y se marchan a otros clubes. El nuevo DT era colombiano, Oscar Gil, de poco recorrido dirigiendo en la Primera División, aunque conocía la Liga, siendo asistente del también neogranadino, Germán González en el Deportivo Lara. El reto para el nuevo entrenador no era fácil, debía mantener el listón en alto que había dejado su antecesor, además de tener que dirigir la primera participación de Zamora en una Copa Libertadores.

Con un plantel nuevo, la “Furia Llanera” debió batallar en el Apertura 2011 donde solo pudo sumar cinco victorias, ocho empates y cuatro derrotas, sumando 23 puntos en 17 jornadas que terminó de posicionar a Zamora en la octava casilla. En Copa Venezuela el equipo llegó a cuartos de final cayendo eliminados ante Trujillanos FC, que por año consecutivo, dejaba sin esperanzas al blanquinegro.

El técnico Oscar Gil recibió el respaldo de la directiva, y continúo al frente de la “Furia”. Para inicios de 2012 Barinas se vistió de gala, al recibir la Copa Libertadores por primera vez luego de varios intentos fallidos que realizó aquel recordado Atlético Zamora en el 84 y en la temporada 1990-1991, y el actual Zamora Fútbol Club en 2007. La espera había acabado, el equipo barinés tendría la oportunidad de jugar el torneo más prestigioso del continente. El debut seria el 14 de febrero en “La Carolina” ante el seis veces campeón continental, Boca Juniors. El encuentro finalizó con igualdad a cero goles, lo que sorprendió a la prensa internacional por el parón que le dio el debutante al encopetado club xeneize.

Todo pintaba bien en el inicio de Libertadores, pero el equipo fue decayendo su nivel futbolístico, donde cayó derrotado en el resto de sus presentaciones ante Fluminense de Brasil y Arsenal de Sarandí, este ultimo conllevó a la destitución de Oscar Gil como DT, donde solo pudo sumar un punto (en la primera jornada) frente a Boca. El puesto fue rápidamente asumido de manera interina por su asistente técnico, Julio Quintero, quien dirigió el último encuentro de Libertadores en la “Bombonera”, y finalizó dirigiendo las últimas jornadas del torneo venezolano.

Por otro lado el Torneo Clausura fue un trámite, siete triunfos, cuatro empates y seis derrotas que le daban 25 puntos a Zamora para terminar séptimos en la tabla del Clausura y en la general, lo que permitió clasificar al octogonal final. En primera instancia la “Furia Llanera” superó en choques de ida y vuelta al Trujillanos, para luego enfrentar a Monagas SC en busca de un cupo a la Copa Sudamericana. El equipo monaguense ganó en la ida (2-0), mientras que el blanquinegro los venció con el mismo marcador en la vuelta que se disputó el 30 de mayo de 2012 en Barinas. El resultado mando a la definición por la vía de la pena máxima, Monagas anotó los cinco goles, mientras que Zamora erró uno y quedo fuera de la clasificación a la Sudamericana.

Zamora borda su primera estrella

Tras la destitución del colombiano Oscar Gil, el nuevo estratega llegaba a Barinas. Era el técnico más laureado del país, con 5 títulos, Noel Sanvicente, llegó a reestructurar al blanquinegro desde las categorías menores hasta el equipo de primera. En su primer año alcanzó las semifinales de Copa Venezuela, y estuvo cerca de llevarse el Apertura, que al final terminó ubicando a la “Furia Llanera” en la tercera posición con 47, registrando de esta manera el mejor arranque de temporada en toda la historia de la institución hasta ese momento.

Pocos cambios sufrió el plantel, y el equipo sin muchos jugadores de renombre, apostaban al trabajo, mismo que a finales de mayo les traería una gran alegría. Sanvicente continuó rompiendo records dentro de un Zamora que conquistó el Clausura 2013, era el segundo torneo corto para el equipo, luego de haberlo obtenido en 2011. La final se jugaría ante el Deportivo Anzoátegui (campeón del Apertura 2012). El partido de ida se disputó en Barinas, con empate (1-1) el gol de la “Furia” lo realizó Darío Figueroa desde los doce pasos al minuto 90+1. La vuelta se jugó en Puerto La Cruz, Juan Falcón y el panameño Gabriel Torres fueron los encargados de liquidar el choque que concluyó con victoria para Zamora de (1-2) y así obtener por primera vez el título absoluto de la temporada 2012-2013 y entrar al libro de los inmortales, estampando el nombre de campeón por primera vez en una oncena barinesa.

El mejor arranque de la historia zamorana

Para el Torneo Apertura 2013 los barineses iniciaron con la responsabilidad de defender el título, obteniendo un gran desenlace en las dos competiciones del fútbol venezolano. Llegando a las semifinales en la Copa Venezuela, donde quedó eliminado a manos del Deportivo Táchira y concluyendo el campeonato de la liga cerca de obtener el título hasta la última fecha, donde cayó derrotado ante Zulia FC (1-0). Sin embargo los dirigidos por Noel Sanvicente acumularon 33 puntos para romper su propia marca, impuesta en el Apertura 2012 y plasmar el mejor arranque en la historia para la “Furia llanera”.

En la actualidad, se mantiene al mando el guayanés Noel Sanvicente, quien se ha convertido en el técnico con más títulos dentro del balompié criollo, con seis en total.

El más exitoso del 2013[editar]

El club blanquinegro tuvo un año 2013 lleno de éxitos, donde pudo conquistar su primer campeonato absoluto en la temporada 2012-2013 y así poder bordar en su escudo la primera estrella.

Luego de haber finalizado el año 2012 llegando a semifinales de Copa Venezuela y obteniendo la tercera posición del Torneo Apertura, inició un año 2013 que marcó el camino de un campeonato que para sorpresa de propios y extraños, el trofeo se mudaría para Barinas.

Desde el 19 de enero hasta el 12 de mayo, 18 equipos salieron con la misión de conquistar el Torneo Clausura 2013. Fueron 17 jornadas bastantes disputadas donde el Zamora Fútbol Club cosechó 10 triunfos, 5 empates y solo en 2 enfrentamientos se le escapó la victoria. La “Furia Llanera” sumó 31 goles a favor y solo 11 en contra, que le permitió ser el equipo más goleador y el segundo menos goleado del torneo. Con 35 puntos acumulado luego de 17 fechas, Zamora FC se coronó campeón del Clausura 2013 y obtuvo su pase a la final absoluta donde se enfrentó en partido de ida y vuelta al Deportivo Anzoátegui (campeón del Torneo Apertura 2012), con el fin de determinar al campeón de la temporada 2012-2013 del fútbol venezolano.

El primer enfrentamiento de la final absoluta se jugó el 19 de mayo en Barinas, el cotejo terminó con un empate de (1-1), el gol zamorano lo convirtió al minuto 91’ desde el punto penal, el argentino Darío Figueroa. Siete días más tarde se disputó el encuentro de vuelta en Puerto La Cruz, ambas oncenas se lucharon los últimos 90 minutos de la temporada con la misión de bañarse de gloria. Solo bastaron 14’ minutos de iniciado el partido, para que el panameño Gabriel Torres abriera el marcador a favor del blanquinegro. Transcurrido el minuto 23’ Juan Falcón movió la pizarra anotando el segundo gol, ante una intensa lluvia que estuvo presente durante todo el juego. Los locales solo descontaron al 53’ terminando el choque con un resultado favorable para los barineses de (1-2) y en el global de (2-3) para así alcanzar por primera vez en la historia del Zamora FC su estrella dentro del balompié venezolano.

Logros individuales

Fueron muchos los reconocimientos obtenidos a nivel nacional para la “Furia Llanera” tras la conquista de la temporada 2012-2013.

El director técnico más laureado del país, Noel Sanvicente, encabezó la lista de los más premiados durante el año por su ardua labor que realizó en conjunto con su cuerpo técnico. Solo en su primer ciclo al mando del blanquinegro, dirigió 42 partidos oficiales; con 24 encuentros ganados, 10 empatados y 8 perdidos. Tuvo la mejor delantera, además de la mejor defensa con 70 goles a favor y solo 33 en contra durante toda la temporada (incluye Copa Venezuela y Torneo Apertura-Clausura), colocando a Sanvicente como el mejor técnico en la historia del Zamora FC.

La tridente más letal del campeonato estuvo representado por el barinés Pedro Ramírez, el volante ofensivo fue un mago con los pies; aportó más de media docena de pase gol en la temporada, además de un par de goles. Otro de los referentes dentro del tridente ofensivo, fue Gabriel Torres, el atacante panameño terminó líder goleador de todo el campeonato con 21 dianas, acreditando a Torres como el mejor extranjero y mejor jugador de la liga para el 2013. El delantero Juan Falcón, fue otro de los que contribuyó en la obtención de la primera estrella zamorana, a través de sus goles. Fueron 19 los tantos anotados por Falcón que finalizó el campeonato como el mejor delantero de nacionalidad venezolana.

El premio al mejor guardameta también fue para un barinés, Álvaro Forero. En 34 partidos disputados (Torneo Apertura + Torneo Clausura), solo recibió 22 goles para un promedio de 0,68 g/p. Premiando la ardua labor que desempeñó en conjunto con la zaga defensiva que estuvo representada por Edson Mendoza como el juvenil con más minutos en la Primera División (2767 minutos), el colombiano Hugo Soto, quien mostró solvencia con su jerarquía en la zaga defensiva, que la complementó Luis Ovalle y Jonnathan España alternándose con el barranquillero Moisés Galezo.

Campeones desde la base

En el 2013 no solo tocó la gloria el equipo de Primera División, también en la categoría Sub-20 y Sub-16 se consagraron campeones absolutos del torneo nacional. Los Sub-20 luego de dejar eliminado en semifinales al vigente campeón (Deportivo La Guaira), se enfrentaron en la final en partidos de ida y vuelta al Atlético Venezuela. El primer cotejo se disputó en Caracas, donde los juveniles de la “Furia Llanera” cayeron por la mínima (1-0) ante el elenco patrio. En el encuentro de vuelta se jugó en Barinas, donde los Sub-20 del Zamora dieron vuelta al resultado y golearon (4-0) al Atlético Venezuela para consagrarse como los máximos monarcas en dicha categoría. Por su parte, los Sub-16 vencieron por la mínima (1-0) a FundaUAM con gol del habilidoso Yeferson Soteldo que al 49’ anotó el único tanto que le daba el titulo a los pequeños blanquinegros, dicha final se realizó en el complejo deportivo Vistamar de Puerto Cabello.

Torneo Apertura 2013 a ritmo de campeón

Con un 90% de la misma base jugadores campeones, Zamora FC inició la nueva temporada que se desarrolló desde el 10 de agosto hasta el 15 de diciembre del 2013. La jornada se abrió en Barinas ante Yaracuyanos donde se hizo respetar la casa al vencerlo (2-0) con tantos del goleador Juan Falcón y de la nueva contratación Pierre Pluchino, que llegaba procedente de Estudiantes de Mérida. Para la segunda fecha Zamora enfrentó de visitante al Deportivo Petare, en un duelo que se terminó disputando en dos días debido a un torrencial aguacero que azotaba la capital, además del mal drenaje que posee el estadio Olímpico de la UCV. Al siguiente dia en horas de la mañana se disputo el tiempo restante, que al final el blanquinegro se llevó los tres puntos al vencer (1-3) con goles de Hugo Soto, Luis Vargas y Jhon Murillo. Con ese resultado la “Furia Llanera” seguía destacando como un conjunto dominador que apabullaba a sus contrincantes. La tercera jornada se disputó frente al Deportivo Lara en Barinas, con triunfo barinés de (2-0), los tantos fueron anotados con un golazo de unos 25 metros de Juan Falcón y otro del juvenil Jhon Murillo que marcaba por partido consecutivo.

La cuarta fecha Zamora visitó Puerto Ayacucho, solo pudo empatar a un tanto con Tucanes de Amazonas. En jornada consecutiva se sumó un segundo empate de (0-0), esta vez de local frente al Atlético Venezuela. El equipo retomó la senda del triunfo y para la 5.ª fecha doblegó a El Vigía. Los barineses continuaron con a un gran ritmo tanto de visitante como local, hasta el sábado 5 de octubre donde Zamora cayó (2-0) contra el Dvo. Táchira en la novena jornada, acabando con el invicto de 12 choques (sumando las últimas fechas del Clausura 2013) donde no el blanquinegro no conocía la derrota.

Zamora terminó cosechando un gran torneo Apertura, donde se mantuvo con aspiraciones en la última fecha de quedar campeón, aunque debía esperar un resbalón de Mineros de Guayana que a la postre se terminaría consagrando campeón, mientras que la “Furia” se le complicó la visita a tierras marabinas y no pudo ganar, terminando en cuarta posición del Torneo Apertura 2013.

Estadio[editar]

Vista principal del estadio Agustín Tovar de Barinas.

Localización: Barinas, Venezuela Reinauguración: 25 de Junio del 2007 Capacidad: 28.000 espectadores Arquitecto: Ricardo Mazzei Superficie: pasto Equipo local: Zamora FC Eventos: 2 partidos de las Eliminatorias Sudamericanas Francia 98’, Copa América 2007 partido Estados Unidos vs Paraguay. 3 encuentros de la Copa Libertadores 2012, 3 amistosos internacionales, 2 partidos de la Copa Suramericana. Apodos: La Carolina, La Caldera del diablo.

El Estadio Agustín Tovar de estado Barinas, mejor conocido como La Carolina, está ubicado en pleno centro de la ciudad, rodeado de casas bajas y del principal comercio del estado, siendo éste construido originalmente bajo el gobierno de Marcos Pérez Jiménez.

La antigua infraestructura, que albergaba a 12 mil espectadores, ha sido objeto de un proceso de remodelación en varias oportunidades, pero a principios del 2006 y con una gran inversión del gobierno nacional, se comenzaron los trabajos de reparación general y ampliación del aforo a más del doble de su capacidad original, esto en cumplimiento de las exigencias de Conmebol para adaptar su estructura a eventos internacionales de acuerdo a los parámetros exigidos por la FIFA. El mismo cuenta con: Dos gradas principales de 13 mil espectadores cada una, sala de control antidopaje, boletería, zona VIP, pista olímpica, 32 cabinas actas para transmisiones de TV y emisoras, además de una sala para conferencias de prensa y mesas dentro de la tribuna principal para medios escrito. La remodelación fue obra para albergar la Copa América Venezuela 2007.

Ubicación: Avenida Andrés Valera con Avenida Olímpica, entre calle Cedeño y calle Camejo. [Tribuna Principal (Av. Andrés Valera), Tribuna Popular (Av. Olímpica), Tablón blanquinegro (Calle Cedeño) y Pantalla electrónica (Calle Camejo)].

La Carolina ha recibido la visita en los últimos años de clubes importantes tanto de Sudamérica como del continente europeo. El seis veces campeón de la Copa Libertadores, Boca Juniors, visitó el estadio donde solo pudo sacar un empate de (0-0) ante Zamora FC en la Libertadores del 2012. El año siguiente, el primer equipo del Málaga de la liga española visitó la Carolina donde enfrentó a la “Furia Llanera” en partido amistoso correspondiente a la pretemporada que desarrollaban ambas oncenas en suelo barinés. Para la actualidad el actual campeón de la Copa Libertadores 2013, Atlético Mineiro, visitará el feudo zamorano para enfrentar al campeón de Venezuela el Zamora FC, en partido de la Copa Libertadores 2014.

Fanaticada[editar]

En Barinas, por el hecho de tener un equipo que ha sabido representar a su fanaticada, esta ha respondido de igual manera, agrupándose todos aquellos que hacían algún sonido por separado dentro del estadio, en un solo sector, el cual recibe el nombre de “El Tablón”. Espacio que está completamente dedicado para la hinchada zamorana, ocupado por la principal barra organizada, “La Burra Brava”, esta organización está conformada por seguidores de barras extintas que apoyaban al blanquinegro, pero que hacían vida por separado en las gradas de la “Caldera del Diablo”. en el presente la barra está conformada por 14 “frentes”, entre ellos se encuentran: La Cruzada, Los Chaborros, Los Mismos de Siempre, El Combo de la 11, Los Padrinos, Los Muerganos, Los de la Raul, Barinitas, Pedraza, Norte 77, entre otros.

La Burra Brava se ha convertido en parte del patrimonio del Zamora FC, no solo por ser la barra organizada más grande que haya hecho presencia dentro del estadio Agustín Tovar apoyando al equipo de casa, sino por el esfuerzo que realizan semana tras semana para seguir a su amado blanquinegro en las largas carreteras de Venezuela.

Fanaticada del Zamora FC

Jugadores[editar]

Plantilla 2013-14[editar]

Jugadores Equipo técnico
N.º Nac. Pos. Nombre Edad Eq. procedencia
1 Bandera de Venezuela POR Alvaro Forero  22 años
12 Bandera de Venezuela POR Alexis Angulo  30 años Bandera de Venezuela Yaracuyanos FC
22 Bandera de Colombia POR Edward Ibarbo  27 años Bandera de Venezuela Portuguesa FC
4 Bandera de Colombia DEF Hugo Soto  30 años Bandera de Colombia Atlético Huila
2 Bandera de Venezuela DEF Moisés Galezo  33 años
28 Bandera de Venezuela DEF Edson Mendoza  21 años
Bandera de Venezuela DEF Rosmel Villanueva
14 Bandera de Venezuela DEF Jhon Ariza  24 años Bandera de Venezuela Monagas SC
6 Bandera de Argentina DEF Javier López Bandera de Argentina CA San Martín
3 Bandera de Venezuela DEF Jonnathan España  25 años
23 Bandera de Venezuela DEF Layneker Zafra  27 años Bandera de Venezuela Deportivo Táchira
16 Bandera de Panamá DEF Luis Ovalle  25 años Bandera de Colombia Patriotas Boyacá
8 Bandera de Venezuela MED Arles Flores  23 años
Bandera de Venezuela MED Luis Melo  22 años
18 Bandera de Venezuela MED Oscar Noriega  25 años
Bandera de Venezuela MED Felipe García  18 años
15 Bandera de Venezuela MED José Torres  26 años
5 Bandera de Venezuela MED Luis Vargas  26 años
20 Bandera de Venezuela MED Víctor Pérez  24 años
Bandera de Venezuela MED Raigel Márquez  22 años
Bandera de Venezuela MED Yeferson Soteldo  16 años
Bandera de Venezuela MED Jorge Páez  18 años
7 Bandera de Venezuela MED Ynmer González  32 años Bandera de Venezuela Trujillanos FC
26 Bandera de Venezuela MED Jhon Murillo  18 años
10 Bandera de Venezuela MED Pedro Ramírez  21 años
Bandera de Venezuela MED Johan Arenas Bandera de Venezuela Deportivo La Guaira
21 Bandera de Panamá DEL Ricardo Clarke  21 años Bandera de Panamá Sporting San Miguelito
11 Bandera de Venezuela DEL Juan Falcón  25 años Bandera de Venezuela Trujillanos FC
9 Bandera de Venezuela DEL Pierre Pluchino  25 años Bandera de Venezuela Estudiantes de Mérida
Bandera de Venezuela MED Cesar Martínez
Bandera de Venezuela DEL Edwin Sierra
Entrenador(es)

Bandera de Venezuela Noel Sanvicente

Entrenador(es) adjunto(s)

Bandera de Venezuela Maurizio Lazzaro
Bandera de Venezuela Carlos Rojas

Preparador(es) físico(s)

Bandera de Argentina Javier Milan

Entrenador(es) de porteros

Bandera de Venezuela Hernán Sivira
Bandera de Venezuela Juan Pacheco

Delegado

Bandera de Venezuela Carlos Bandres

Médico(s)

Bandera de Venezuela Rafael Viloria
Bandera de Venezuela Mariana Iglesias


Leyenda

Actualizado el 11 de marzo de 2014

Plantilla en la web oficial

Altas y Bajas 2013/14[editar]

Altas[editar]

Altas
Jugador Posición Procedencia
Bandera de Venezuela Johan Arenas Mediocampista Bandera de Venezuela San Antonio
Bandera de Argentina Javier López Defensa Bandera de Argentina San Miguel de Tucumán

Bajas[editar]

Bajas
Jugador Posición Destino
Bandera de Venezuela Herlyn Cuica Delantero Bandera de Venezuela Zulia FC

Palmarés[editar]

Torneos nacionales[editar]

Amistosos[editar]

Véase también[editar]

Zamora FC B

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]