Guardameta (fútbol)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un guardameta se lanza para detener un disparo a portería.
El número 1 suele reservarse para el portero titular.

En el fútbol, el guardameta (también conocido como arquero, portero, atajador, cancerbero, meta, o golero) es la posición que representa la última línea de defensa entre el ataque del oponente y la propia portería. Es una de las posiciones más difíciles de jugar, debido a su gran complejidad y responsabilidad. La función principal del jugador en esta posición es la de defender directamente la portería y evitar que el contrario marque gol. El guardameta es el único jugador del equipo al que se le permite tocar la pelota con sus manos o brazos durante el juego, siempre y cuando esté dentro de la zona delimitada (área). Cada equipo debe tener un guardameta en el campo en todo momento del juego. Si el guardameta es forzado a abandonar el campo, tanto por lesión o por expulsión, un guardameta suplente debe asumir la posición. De no haberlo, en el caso de que el equipo haya usado todas las sustituciones permitidas, otro jugador tomará el puesto.

Los guardametas, a diferencia de los demás jugadores, requieren el uso de una camisa cuyo color sea distintivo al de los demás jugadores en el campo. Éste es el único requisito especificado por FIFA, aunque normalmente es permitido el uso de un equipo protector tal como guantes y vestimenta con acolchonamientos. Los porteros no tienen un número de dorsal predeterminado, pero el número 1 suele reservarse para el portero titular. También es muy utilizado el número 13, y también los dorsales 12, 23 y 25 para porteros suplentes, aunque también pueden ser los titulares. Otros dorsales para porteros, aunque más extraños, son los números 16, 17, 21 y 22. Recientemente, bajo regulaciones para la Copa Mundial FIFA, se requiere el uso del número 1 en el dorsal del portero.

En promedio, el portero lleva la carrera más larga en el deporte en comparación a las demás posiciones, éste suele retirarse del fútbol entre las edades de 35 a 40 años.

Historia[editar]

En el fútbol, al igual que en muchos otros deportes, se han experimentado varios cambios en las tácticas de juego que a través del tiempo generaron posiciones, al igual que hicieron desaparecer posiciones. La del guardameta es la única posición que ha prevalecido desde la creación de las reglas del deporte.

Las evidencias más tempranas de equipos de fútbol con posiciones viene de Richard Mulcaster en 1581, sin embargo, él no especificó a los guardametas. La primera referencia específica de proteger la meta viene del hurling cornualés en 1602.[1] Otras referencias acerca de marcar goles comienzan en la literatura inglesa del siglo XVI, por ejemplo en la obra de John Day y en un poema de 1613 de Michael Drayton. "Parece inevitable que donde sea que un juego evolucionó a tener goles, alguna forma de evitarlos surgió".

Inicialmente, los guardametas jugaban normalmente entre su portería y tenían una movilidad limitada, excepto cuando intentaban detener disparos rivales. A través de los años, la posición del guardameta ha ido evolucionado, dado los cambios en los sistemas de juego, para convertirse en un puesto más activo. En las reglas originales, los guardametas podían usar sus manos hasta la mitad del campo. Esto fue cambiado en 1912, restringiendo esta posibilidad al área penal(18m), como en la actualidad.

A mitades del Siglo XX, guardametas como Amadeo Carrizo fueron pioneros de un estilo de juego que incluía más movilidad. Él también ayudó a introducir nuevas técnicas y estrategias que se volverían un estándar en la posición. Carrizo fue el primer guardameta en abandonar el área para defender su portería y el primero en utilizar los saques como un método para comenzar contraataques.

En 1992, la International Board llevó a cabo cambios en las reglas que afectaban a los guardametas por actuaciones como las de el portero colombiano Rene Higuita. Notablemente, la regla del pase hacia atrás, que prohibía a los guardametas tomar con la mano un pase deliberado de un compañero que no haya sido hecho con la cabeza, hombros o pecho. Como resultado, todos los guardametas requirieron mejorar su control con los pies. En el fútbol moderno, el guardameta ha pasado a ser la primera línea de ataque mediante sus despejes o jugadas de bola parada. Estos cambios han brindado a su vez mayores exigencias dirigidas a la posición.

Funciones y técnicas[editar]

Un guardameta detiene un disparo de un delantero.

La posición del guardameta es la más especializada de todas dentro del campo. A diferencia de otros jugadores, los guardametas pueden tocar la pelota con cualquier parte de su cuerpo excepto cuando no están en el área de penal, donde no se les permite usar sus manos y brazos. El guardameta no puede agarrar la pelota con las manos cuando recibe un pase de un jugador de su equipo a excepción de que el pase sea con la cabeza, hombro, pecho, o que no sea intencional.

El rol del portero se caracteriza por su función en la intercepción del balón al proteger su portería, siendo éste la última línea de defensa en el campo. Los resultados de un gol dependen del desplazamiento, habilidad y la rapidez del arquero al momento de cubrir el alcance total de la portería. Los arqueros deben poseer unas habilidades perceptivas lo suficientemente desarrolladas dado a la rapidez con la que viaja el balón en una fracción de segundo, tomando en cuenta que el tiempo de reacción más rápido se encuentra alrededor de los 170 ms.[2] La velocidad a la que viaja el balón, tomando como referencia un tiro de penal, es en promedio de 125km/s tal que la estimación del tiempo que toma llegar a la red cifra entre 0.2s a 0.3s de no haber contacto previo. En éste corto periodo de tiempo, el portero debe decidir cuál será su tendencia de acción.[3]

La posición involucra acciones ofensivas como lo son lo saques y pases, tanto como defensivas. Las acciones defensivas requieren una especificidad mucho mayor, estas se dividen en cuatro sub-apartados: (1) fase previa a la intervención del portero, donde se consideran aspectos directamente relacionados con la toma de decisiones; (2) acciones físicos relacionadas con la acción defensiva del portero, básicamente los desplazamientos, los saltos y las caídas; (3) posición básica o inicial ante acción inmediata/de reacción; y (4)acciones defensivas, incluyéndose el blocaje, desvío, despeje, prolongación, rechace, salidas en jugadas de uno contra uno y cobertura técnica.[4]

Los guardametas en la formación del juego y el ataque[editar]

A los guardametas no se les obliga a permanecer en el área penal. Pueden involucrarse en el juego en cualquier parte del campo, y es normal para ellos actuar como un defensor adicional durante ciertos momentos. En los años 40 José Soriano, portero de River Plate empezó a jugar fuera de los tres palos[cita requerida], saliendo a cortar o iniciando una acción con los pies; luego Gyula Grosics perfeccionó este estilo, teniendo un buen juego fuera del área, siendo considerado como el primer arquero líbero de la historia[cita requerida], Amadeo Carrizo también popularizó este estilo,[5] en los años 70 Hugo Gatti fue el abanderado de este estilo, ya en los años 90 René Higuita y Jorge Campos se destacaron por su habilidad en los pies y su constante juego fuera del área. Algunos guardametas incluso han marcado goles; corriendo hasta el otro lado del campo para crear una ventaja numérica. Esta jugada es arriesgada, y normalmente se hace en los últimos minutos de juego si el equipo del guardameta está perdiendo. La acción raramente tiene éxito, aunque jugadores como Jens Lehmann, Peter Schmeichel, Mart Poom, Paul Robinson, Brad Friedel, Carlos Bossio, Oswaldo Sánchez, Federico Vilar, Miguel Calero y más recientemente Andrés Palop y Moisés Muñoz lo han logrado.[6]

Otros jugadores se han vuelto reconocidos por sus jugadas de pelota parada; por ejemplo el paraguayo José Luis Chilavert, quien es el único guardameta en marcar una tripleta (3 goles en un partido). También era un experto en tiros libres. El brasileño Rogério Ceni es actualmente el guardameta que más goles ha marcado en el mundo, habiéndolo hecho en 100 ocasiones (marzo de 2011) a través de penales y tiros libres.[7]

Reglamento[editar]

Se trata del puesto más difícil del fútbol, pues si ataja o desvía la pelota está simplemente cumpliendo su tarea; mientras que si le encajan un gol, casi siempre queda la sensación de que pudo haber hecho algo para evitarlo.

La presión aumenta con la importancia del arco que se defiende. No es lo mismo atajar en un equipo chico, que en uno grande o en una selección.

Pero los siguientes consejos y técnicas pueden ayudar al guardameta a estar a la altura de las circunstancias:

Voz de mando[editar]

El arquero debe comunicarse constantemente con su defensa; si no pega el grito cuando sale lejos del arco a buscar una pelota, es probable que el zaguero no lo vea, lo cual puede originar un choque y pérdida de balón, o incluso un gol en contra.

Hay que tener mucho carácter, demasiada personalidad, para ponerse los guantes. Por eso mismo, los mejores arqueros han superado la barrera de los 30 años.

No dudar[editar]

El arquero se puede equivocar, pero nunca debe dudar. Si ante un centro titubea entre quedarse en la línea del arco o salir a cortarlo, generalmente termina a mitad de camino, con lo cual la pelota sigue en juego y el arco quedó desguarnecido.

Lo mismo en un mano a mano con un delantero: o decide salir a atorarlo y recortarle el ángulo de remate, o se queda para esperar el cierre de un compañero que dificulte el disparo.

Jugar con los pies[editar]

La modificación del reglamento que prohibió que el arquero tome con las manos un pase de un compañero cambió para siempre el puesto. Ahora, el portero debe saber jugar con los pies, ya sea para hacer circular la pelota, ayudar a su equipo a cambiar el frente de ataque o despejar de primera un pase riesgoso.

Despegar[editar]

No todos los arqueros pueden volar para sacar balones que van al ángulo. Los que lo logran manejan un concepto físico y otro técnico. Primero, tener la potencia de piernas que les permita despegar. Y segundo, apoyarse siempre en puntas de pie; si toda la planta de los pies está apoyada, les costará mucho más despegar.

Distribución[editar]

Con la pelota en las manos, el arquero tiene la posibilidad de iniciar el ataque de su equipo, siempre y cuando sepa distribuir el balón. Con la mano lo hará llegar a sus laterales o quizá al mediocampo; con una volea podrá enviárselo a la delantera.

Para esto último es fundamental inclinar el cuerpo hacia la dirección donde debe ir la pelota con el fin de que vaya en línea recta y rápida para que llegue al compañero antes que al rival. El pase debe apuntar al cuerpo del compañero para permitirle dominar el balón; si el pase va a la cabeza, es muy probable que su equipo no retenga la posesión.

Retener[editar]

Quizá por la constante innovación del balón, que cada vez es más ligeros y rápido, los porteros modernos se han acostumbrado a dar rebote ante la mayoría de los disparos. Esto permite una segunda jugada en las cercanías del área, mientras que al agarrar la pelota desaparece todo el riesgo.

Ubicación[editar]

El concepto más importante que debe manejar un arquero. De hecho, uno de los mejores elogios que se le puede dar a un portero es, “Siempre está bien parado”.

Por ejemplo, en un tiro de esquina donde por perfil el centro vendrá abierto (un zurdo tirando desde la izquierda), conviene ubicarse casi al borde del área chica para poder interceptar la pelota si cae entre el área chica y el punto del penal.

Y cuando se trata precisamente de intentar tapar un tiro penal, los expertos que han estudiado miles de ejecuciones han llegado a la siguiente conclusión: los arqueros atajarían más remates desde los doce pasos si se quedaran parados.

La mayoría escoge un palo y vuelan hacia allá una fracción de segundo antes de la ejecución. El problema es que casi todos los pateadores ejecutan el penal con la cabeza levantada, esperando el movimiento del portero para modificar el disparo. Al quedarse quieto, el arquero coloca toda la presión en el jugador, que entonces debe pegarle fuerte y esquinado, lo que aumenta considerablemente su margen de error.

Equipamiento[editar]

Los guardametas deben llevar un uniforme que los distinga claramente de los otros jugadores y de los árbitros del partido, siendo esto la única regla que exige la FIFA. Algunos guardametas lograron reconocimiento por su atuendo, como Lev Yashin, quien fue apodado la Araña Negra por su uniforme enteramente negro; Klaus Lindenberger quien diseñó su propio disfraz de payaso; y el guardameta mexicano Jorge Campos quien era reconocido por utilizar atuendos de colores sumamente llamativos. La camiseta (conocida en algunas partes de Sudamérica como buzo de arquero) suele tener mangas largas y un suave acolchonamiento en codos y hombros. Además los guardametas son los únicos jugadores a los que se les permite llevar pantalones largos, gorra, máscara; según sea permitido por el árbitro. También es permitido el uso de protectores como el utilizado por Petr Čech, arquero de la Selección de la República Checa y de Chelsea, a causa de una fractura en el cráneo.

La mayoría de los guardametas también llevan guantes con el motivo de tener mayor eficacía en el agarre del balón y para protegerse de lesiones en articulaciones. Existe una diversa variedad de guantes, algunos incorporan un plástico que restringe el movimiento del dedo al no permitir que se doble hacia atrás, lo que sirve de protección a los dedos. El uso de los guantes no es requerido, pero su uso es muy común dado a las ventajas que ofrece.

Al momento de asignar números a los jugadores del equipo, el número 1 suele ser reservado para el portero. Aunque existe un gran número de excepciones, por ejemplo el guardamenta holandés Jan Jongbloed utilizaba el número 8 y el argentino Ubaldo Matildo Fillol utilizaba el 5, también Federico Vilar y el paraguayo Mario Villasanti al usar el 3 en los dorsales, así como el portero francés Fabien Barthez que en sus actuaciones con la selección francesa usaba el 16. Los porteros no requerían el uso de un número predeterminado hasta que recientemente se convirtió en una regulación para la Copa Mundial FIFA el uso del número 1.

Los mejores guardametas[editar]

Para más información acerca de premios a guardametas, véase: Guante de Oro, Equipo de las Estrellas y Mejor guardameta del año.

Los siguientes son los 20 mejores guardametas de la encuesta de la IFFHS sobre El mejor guardameta del mundo del siglo XX.[8]

Posición Jugador
1 Flag of the Soviet Union.svg Lev Yashin
2 Flag of England.svg Gordon Banks
3 Flag of Italy.svg Dino Zoff
4 Flag of Germany.svg Sepp Maier
5 Flag of Spain.svg Ricardo Zamora
6 Flag of Paraguay.svg José Luis Chilavert
7 Flag of Denmark.svg Peter Schmeichel
8 Flag of Colombia.svg René Higuita
9 Flag of England.svg Peter Shilton
10 Flag of Argentina.svg Amadeo Raúl Carrizo
11 Flag of Brazil.svg Gilmar dos Santos Neves
12 Flag of Uruguay.svg Ladislao Mazurkiewicz
13 Flag of Northern Ireland.svg Pat Jennings
14 Flag of Argentina.svg Ubaldo Fillol
15 Flag of Mexico.svg Antonio Carbajal
16 Flag of Belgium.svg Jean-Marie Pfaff
17 Flag of the Soviet Union.svg Rinat Dasaev
18 Flag of Hungary.svg Gyula Grosics
19 Flag of Sweden.svg Thomas Ravelli
20 Flag of Italy.svg Walter Zenga

Los siguientes son los 10 mejores guardametas de la encuesta de la IFFHS sobre Mejor Portero del Mundo de la 1ª Década (2001-2010).[9]

Posición Jugador Puntos
1 Flag of Italy.svg Gianluigi Buffon 182
2 Flag of Spain.svg Iker Casillas 177
3 Flag of the Czech Republic.svg Petr Čech 138
4 Flag of the Netherlands.svg Edwin van der Sar 105
5 Flag of Germany.svg Oliver Kahn 99
6 Flag of Brazil.svg Dida 90
7 Flag of Germany.svg Jens Lehmann 72
8 Flag of Argentina.svg Roberto Abbondanzieri 68
9 Flag of Spain.svg Victor Valdes 64
10 Flag of Brazil.svg Júlio César 63

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. http://www.gutenberg.org/dirs/etext06/srvcr10.txt
  2. Antúnez, A.; García, M.M. ; Argudo, F.M. ; Ruiz, E. ; Arias, J.L. (2010). «Repercusión de un programa de entrenamiento perceptivo-motor». Revistas Ciencias del Deporte 3 (6):  pp. 123-140. 
  3. De La Vega, R.; Ruiz, R. Del Valle, S. (2010). «Tendencia de acción de porteros de Fútbol profesional: El caso de los penaltis». Cuadernos de psicología del deporte 10 (2):  pp. 23-32. 
  4. Sainz, P; Llopis, L. , Ortega, E. (2007). «Metodología global para el entrenamiento del portero de futbol». Cultura, Ciencia y Deporte 3 (7):  pp. 61-62. http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=163017538009. Consultado el 29 de abril de 2012. 
  5. Historia de River Los Arqueros
  6. El portero Palop fuerza la prórroga con un gol de cabeza y el Sevilla entra en cuartos
  7. The World's most successful goalscoring Goalkeepers of all time, IFFHS, October 23, 2006
  8. The World's best Goalkeeper of the 20th Century, poll by the IFFHS - www.iffhs.de - 29 de octubre de 2006
  9. Mejor Portero del Mundo de la 1ª Década (2001-2010), poll by the IFFHS - www.iffhs.de - 4 de noviembre de 2012

Enlaces externos[editar]