Vinland

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bandera propuesta para las tierras de Vinland, claramente inspirada en la cruz escandinava.

Vinland (nórdico antiguo: Vinðland) fue el nombre dado por los vikingos al territorio que actualmente se conoce como la Isla de Terranova y a las zonas costeras que se encuentran alrededor del Golfo de San Lorenzo en lo que hoy se conoce como Nuevo Brunswick y Nueva Escocia, en la actual Canadá. El área fue explorada por iniciativa de Leif Eriksson a partir de Leifbundir, una colonia establecida alrededor del año 1000 en la costa norte de la isla de Terranova, también en actual territorio canadiense. La ocupación de Leifbundir fue precaria y duró sólo una década aproximadamente, pero representó el primer contacto de Europa con América casi 500 años antes de los viajes de Cristóbal Colón.

Primeras exploraciones[editar]

Leiv Eriksson oppdager Amerika ("Leif Erikson descubre America") por Christian Krogh (1893).
Una casa larga nórdica recreada, L'Anse aux Meadows, Terranova y Labrador, Canadá.

La exploración de Vinland fue efectuada por los vikingos establecidos en las colonias de Groenlandia y motivada por la escasez de recursos que había en esta región. Las colonias eran en cierta medida apropiadas para la ocupación humana pero presentaban desventajas como el clima frío, escasez de madera como material de combustión y de construcción o falta de fuentes accesibles de hierro. Para suplir estas carencias, Leif Eriksson, hijo de Erik el Rojo, fundador de la colonia de Groenlandia, tomó la iniciativa de explorar el área circundante.

Los primeros viajes revelaron descubrimientos prometedores en un continente de clima relativamente más benigno y repleto de recursos esenciales de supervivencia. Aparentemente, el término Vinland (literalmente tierra de las viñas), fue acuñado para estimular las expediciones hacia el nuevo continente, ya que no existían en América. Un viaje a lo desconocido no resultaba atractivo, pero era difícil sustraerse a la tentación de ser pionero en una tierra donde "fluía el vino". Leif Eriksson descubrió también Markland (la costa del Labrador), Straumfjord y Helluland (costa este de la Isla de Baffin), relatadas en las sagas (un género literario nórdico) como lugares ideales para la cría de rebaños. Sin embargo, la costa este de la actual Canadá se situaba a más de 1000 millas marítimas de Groenlandia, lo que suponía por lo menos tres semanas de viaje en barco. Dada la imposibilidad de viajar a no ser en el verano, y debido a las condiciones climáticas difíciles, Leif Eriksson rápidamente encontró la ventaja en establecer una base de invierno en la región. Leifbundir fue el nombre dado a esta colonia.

Supuesto mapa de Vinland del siglo XV.

Leifbundir[editar]

La única fuente histórica que menciona la colonia de Leifbundir en Vinlandia son las sagas nórdicas,[1] contemporáneas a las expediciones. De acuerdo con estos textos, Leifbundir fue fundada por Leif Eriksson, su hermano Thorvald, su hermana y su mujer, alrededor del año 1000. El lugar era descrito como una pequeña aldea destinada a servir de cuartel general a las expediciones que se retomarían en el verano. A falta de fuentes independientes y de vestigios vikingos en América del Norte, los historiadores se mantuvieron escépticos en lo referente a estas narraciones, clasificadas por algunos académicos como fantasías.

La duda se esfumó en 1961 cuando un equipo de arqueólogos descubrió ruinas de arquitectura vikinga en el área de L'Anse aux Meadows, en la costa norte de la isla de Terranova. El sitio estaba constituido por ocho edificios, de los cuales tres dormitorios con espacio para acoger a cerca de 80 personas, un taller de carpintería y una forja con tecnología de extracción de hierro idéntica a la de los vikingos. Las dataciones por carbono-14 indicaron edades en torno al año 1000. La localización y características de estas ruinas estaban de acuerdo con lo descrito por los contemporáneos de Leif Eriksson y confirmaban la veracidad de la presencia vikinga en América del Norte.

Una de las características más destacadas de la aldea descubierta por los arqueólogos era la ausencia de los artilugios que normalmente acompañaban a los vikingos. Las excavaciones revelaron sólo la presencia de unos 99 clavos estropeados, un clavo en buenas condiciones, un broche de bronce, una piedra de afilar, una cuenta de vidrio y una aguja de tricotar. Este flaco expolio arqueológico fue interpretado como un abandono deliberado de la colonia, hipótesis apoyada por las narraciones de la época que cuentan como Leifbundir fue abandonada a los pocos años de vida.

Abandono[editar]

Hipotético emplazamiento de Vinland, Markland y Helluland.

De acuerdo con las sagas, Vinlandia tenía todas las características de una tierra prometida, sin embargo, las ideas de explotación y colonización fueron abandonadas al poco tiempo. Los motivos del abandono están descritos por los propios relatos contemporáneos: Vinlandia era la morada de un pueblo hostil con el cual los vikingos no consiguieron establecer relaciones pacíficas.

El primer contacto de los vikingos de Leifbundir con los nativos americanos se relata pormenorizadamente en las sagas. El campamento fue visitado por un grupo de 9 nativos, que los vikingos llamaban genéricamente Skræling (literalmente “hombres feos”, una palabra también aplicada a los Inuit) de los cuales los vikingos mataron 8 por razones no especificadas. El noveno huyó y regresó en canoa acompañado de un grupo mayor que atacó a los colonos. En la lucha, murieron algunas personas de ambas partes incluyendo Thorvald, hermano de Leif Eriksson. A pesar de este inicio poco propicio, fue posible establecer relaciones comerciales con los indios, como el cambio de leche y tejidos nórdicos por pieles de animales locales. La paz duró algún tiempo hasta que comenzó una nueva batalla cuando un indio intentó robar un arma y fue asesinado. Los vikingos consiguieron ganar este conflicto, pero el acontecimiento sirvió para que se dieran cuenta de que la vida en Vinlandia no sería fácil sin apoyo militar adecuado, del que no disponían. De acuerdo con la Saga de Erik y la Saga de los groenlandeses, decidieron entonces abandonar la aldea de Leifbundir y el sueño de colonizar Vinlandia.

A pesar del abandono, los vikingos continuaron visitando América del Norte, en particular la región de Markland. Estos viajes no se destinaban a la explotación o eventual establecimiento, sino a la recolección de madera y hierro, recursos que continuaban escaseando en su Groenlandia natal. La última referencia a un viaje a Markland data de 1347.

Referencias culturales[editar]

  • En el juego Age of Empires II: The Conquerors hay una campaña que relata el viaje de los vikingos hacia Vinland. Sin embargo, hay un error: el juego muestra a Erik el Rojo como líder de la expedición a Vinland, cuando realmente el que llegó a las nuevas tierras no fue él, sino su hijo.
  • En el manga Vinland Saga, aparecen Leif Eriksson y su viaje a América como parte de la trama central.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. La saga de los groenlandeses y La saga de Erik el rojo, publicadas ambas por Ediciones Siruela.

Bibliografía[editar]

  • Wahlgren, Erik (1990). Los Vikingos y América. Barcelona: Destino. 84-233-1915-6. 
  • Jared Diamond - Collapse: How Societies Choose to Fail or Survive, Allen Lane (Penguin Books)
  • (en inglés) Ingstad, Helge; Ingstad, Anne Stine (2001). The Viking Discovery of America: The Excavation of a Norse Settlement in L'Anse Aux Meadows, Newfoundland. Checkmark Books. ISBN 0-8160-4716-2.
  • (en inglés) Jones, Gwyn (1986). The Norse Atlantic Saga: Being the Norse Voyages of Discovery and Settlement to Iceland, Greenland, and North America. Oxford University Press. ISBN 0-19-285160-8.
  • (en francés) Cartier, Jacques (Reedited in 1863 url = Voyage de J. Cartier au Canadá.
  • (en inglés) "Did Leif Erikson once live in Cambridge, Massachusetts?". The Straight Dope. Retrieved on 2008-08-09.
  • (en inglés) Horsford, Eben Norton (1892). The Landfall of Leif Erikson, A.D. 1000: And the Site of His Houses in Vineland. Damrell and Upham. [1]
  • Horsford, Eben Norton (1890). The Discovery of the Ancient City of Norumbega. Houghton, Mifflin.

Enlaces externos[editar]