Asentamientos vikingos en América

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Poblado vikingo de L'Anse aux Meadows (Terranova, Canadá), descubierto en 1960 y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Los vikingos llegaron a explorar algunas áreas del Atlántico Norte, que incluían la isla de Groenlandia y la isla de Terranova, en el extremo norte del actual Canadá, a partir del siglo X.[1] [2] No existe ningún otro vestigio vikingo en ningún otro lugar de Norteamérica. Aunque las colonias vikingas en Groenlandia pudieron haber perdurado casi 500 años, el asentamiento al otro lado del estrecho de Davis fue de escasa entidad y muy efímero, y en ningún caso se produjeron asentamientos en territorio continental americano,[3] sino que se limitaron a las islas mencionadas en el extremo septentrional de Canadá.

Actualmente se piensa que los vikingos llegaron a la isla de Terranova, basándose en los descubrimientos realizados en L'Anse aux Meadows,[4] [5] un pequeño asentamiento vikingo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco,[6] que constituye hasta la fecha el único vestigio real que los nórdicos dejaron en territorio norteamericano.[7]

El objetivo de los vikingos al llegar a América fue sobre todo el dominio de las rutas de navegación y el cobro de derechos para la venta en Europa de animales y otros bienes.[cita requerida]

Las sagas de Vinlandia, dos textos medievales del siglo XIII, son la primera fuente escrita europea en la que se podría hacer referencia a América del Norte. Allí se mencionan cuatro regiones a los que los vikingos ponen nombre: Groenland (Tierra Verde), Helluland (Tierra de Arroyos), Markland (Tierra de Bosques) y Vinland (Tierra de Viñedos).[1] [2] [8] [9]

Las sagas nórdicas o islandesas[editar]

Los viajes, descubrimientos y asentamientos vikingos en América del Norte fueron escritos por primera vez en dos sagas: la Saga de los groenlandeses escrita en el año 1200, y la Saga de Erik el Rojo, escrita en el año 1260.[9]

Se trata de relatos de autor anónimo en los que se mezclan ficción y realidad sobre hechos sucedidos dos siglos antes transmitidos oralmente, por lo que los estudiosos han tenido que recurrir a datos científicos complementarios para establecer la mayor o menor certeza de su contenido fantástico.[9] [8]

Groenlandia[editar]

Hipotético emplazamiento de Vinland, Markland y Helluland.

Según cuentan las saga islandesas, los vikingos de Islandia llegaron por primera vez a América por Groenlandia en el año 982. En aquel momento, la colonia consistía en dos asentamientos, con una población total de entre 3000 y 5000 habitantes, y al menos 400 granjas que pueden datar de esa época han sido identificadas en el sitio por los arqueólogos.[cita requerida]

En su cúspide, la colonia vikinga en Groenlandia tuvo una diócesis en Gardar y exportaba marfil, cuerdas y productos agropecuarios.[cita requerida] En 1261, la población aceptó el gobierno del rey de Noruega, aunque continuó aplicando sus leyes locales. En 1380 este reino se unió al de Dinamarca.[9] [8]

La colonia empezó a declinar en el siglo XIV y los asentamientos empezaron a ser abandonados hacia 1350.[9] [8] En 1378 ya no existía la diócesis de Gardar, y el último registro escrito de la colonia es un matrimonio ocurrido en 1408. [cita requerida]Lo más probable es que en el siglo XV ya no existieran asentamientos vikingos en América, si bien no existe una fecha plenamente establecida. Los estudios con radiocarbono ubican los últimos rastros de asentamientos hacia 1430, con una variación de 15 años. Se han propuesto varias teorías que podrían explicar las razones de la decadencia y desaparición de estos asentamientos.[9] [8] La Pequeña Edad de Hielo que ocurrió durante esta época pudo haber endurecido las condiciones de vida de las poblaciones locales y dificultar el transporte entre América y Europa. Adicionalmente, el marfil de Groenlandia pudo ser sustituido en el mercado europeo por el más económico marfil procedente de África.

A pesar de la pérdida de contacto con los asentamientos de Groenlandia, el gobierno danés continuó considerando Groenlandia como una posesión, y la existencia de la isla nunca fue olvidada por los geógrafos europeos.[9] [8] Los balleneros europeos realizaron paradas ocasionales en la isla durante el siglo XVII y en 1721, se realizó una expedición mercantil y misionera liderada por Hans Egede hacia Groenlandia, bajo los argumentos que, de haber todavía habitantes vikingos en Groenlandia, estos continuarían siendo católicos y debían ser reformados, tal y como lo habían sido los cristianos del norte de Europa. Esta expedición no encontró poblaciones de origen europeo que hubieran sobrevivido, pero inició la Colonización danesa en América, con una colonia estable en la isla que afirmó las pretensiones de soberanía de Dinamarca sobre la isla.[10] [11]

Vinland[editar]

Asentamiento vikingo en L'Anse aux Meadows, Terranova.

Según cuentan las sagas islandesas (saga de Erik el Rojo y la saga de los groenlandeses  — capítulos del Hauksbók del Libro de Flatey), los vikingos iniciaron la exploración al oeste de Groenlandia a los pocos años de establecerse los asentamientos en la isla. Bjarni Herjólfsson, un mercader que navegaba entre Islandia y Groenlandia, perdió el rumbo, llegando a un territorio mucho más al oeste. Herjólfsson describió el territorio a Leif Eriksson, quien exploró el área con mayor detalle y fundó un pequeño asentamiento, llamado Leifbundir.[12]

Según estas leyendas tres áreas separadas fueron descubiertas durante esta exploración: Helluland, que significa "Tierra de la piedras planas"; Markland, territorio cubierto por bosques (algo que interesaba a los colonos de Groenlandia, región escasa de árboles); y Vinland, que estaba algo más al sur de Markland. Fue en Vinland donde se estableció el asentamiento descrito en las sagas.[12]

Los asentamientos de Leif no prosperaron y los pobladores se peleaban debido a la escasa población femenina que participó en la expedición; también se cuenta que tuvieron conflictos con la población local aborigen (que los vikingos llamaban skræling), que posiblemente fueran algonquinos. El asentamiento fue abandonado tras pocos años. Los vikingos de Groenlandia recordaron la existencia de tierra al oeste, y continuaron abasteciéndose de madera desde Markland. El último viaje debió ocurrir hacia el siglo XIV. [cita requerida]

Durante muchos años, se dudó de la autenticidad de las sagas, hasta que en 1837, el arqueólogo danés Carl Christian Rafn describió los indicios de asentamientos vikingos en América del Norte. En la década de 1960 se comprobó la base histórica de las sagas al excavarse un asentamiento vikingo en Leifbundir (L'Anse aux Meadows) en Terranova. Sin embargo, la ubicación exacta de las tierras descritas en las sagas todavía no está clara. Muchos historiadores identifican a Helluland con la isla de Baffin y a Markland con las costas del Labrador. La ubicación de Vinland es mucho menos clara. Algunos piensan que los asentamientos de L'Anse aux Meadows son el asentamiento de Vinland descrito en las sagas; otros, basados en descripciones en las sagas, consideran que Vinland debía ser un territorio mucho más cálido que Terranova, y la ubican más al sur. Todavía quedan incógnitas sobre la colonización vikinga en América que sólo serán resueltas definitivamente de encontrarse nuevas evidencias arqueológicas.[1] [2]

Supuestas runas escandinavas en América[editar]

Algunos investigadores suponen que ciertos petroglifos de América del Sur se relacionan con símbolos de escritura al estilo de las runas, por ejemplo en Nazca en Perú,[13] Brasil, Paraguay y Tucumán y Córdoba (Argentina), de lo cual deducen un contacto entre los escadinavos y las poblaciones locales. Tales suposiciones no son aceptadas por la investigación arqueológica moderna[14] .

También se ha considerado que otras runas encontradas en América del Norte (por ejemplo las runas de Kensington o las runas de Oklahoma) fuesen hechas supuestamente por poblaciones descendientes de los escandinavos[15] [16] [17] . Los runólogos no aceptan estos hallazgos como pruebas de la colonización de Escandinavia en América, dado que contienen muchas inconsistencias en relación a la escritura rúnica. Esto los lleva a considerarlas falsificaciones. Existe un supuesto mapa vikingo de América del Norte, conocido como el mapa de Vinland, cuya edad es tema de debate; la mayor parte de los investigadores creen que se trata de una falsificación realizada con materiales del siglo XX,[18] pero otros consideran que fue elaborado a partir de las exploraciones vikingas[19] .

Genes amerindios en Islandia[editar]

Se ha encontrado en Islandia un linaje, denominado C1e, que es mitocondrial y típico de los amerindios y del este de Asia; se ha investigado a las cuatro familias que lo portan y no hay evidencias de matrimonios con extranjeros posteriores al siglo XVII. Como la isla quedó prácticamente aislada desde el siglo X, la hipótesis más factible es que estos genes correspondiesen a una mujer amerindia que fue llevada desde América por los vikingos cerca del año 1000.[20] [21]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. a b c Discovering Vikings at L'anse aux Meadows, Centre for Distance Learning and Innovation, Newfoundland and Labrador, Canadá.
  2. a b c Wahlgren, Erik (1990). Los Vikingos y América. Barcelona: Destino. 84-233-1915-6. 
  3. Irwin, Constance; Strange Footprints on the Land; Harper&Row, New York, 1980; ISBN 0-06-022772-9
  4. Objetos de manufactura vikinga hallados en Anse-aux-Meadows[1]
  5. Nydal, Reidar (1989). «A critical review of radiocarbon dating of a Norse settlement at L'Anse aux Meadows, Newfoundland, Canada». Radiocarbon 31. p. 976-985 [2]. 
  6. Descripción del lugar histórico de L'Anse aux Meadows (Yacimiento vikingo) en la web de la Unesco
  7. http://www.pc.gc.ca/eng/docs/rspm-whsr/rapports-reports/r6.aspx
  8. a b c d e f Casariego Córdoba, Antón y Casariego Córdoba, Pedro (editores) (1988). La saga de los groenlandeses, Madrid: Ediciones Siruela, S.A.
  9. a b c d e f g Jones, Gwyn (1992). La saga del Atlántico Norte: establecimiento de los vikingos en Islandia, Groenlandia y América. Barcelona: Oikos-Tau, S.A. Ediciones.
  10. Hans Egede, Classic Encyclopedia
  11. Bobé, Louis (1952). Hans Egede: Colonizer and Missionary of Greenland. Copenhagen: Rosenkilde and Bagger.
  12. a b Texto completo de la saga de Erik el rojo en Islandés e inglés [3]
  13. Incas y sus símbolos
  14. Mariana Accornero Manifestaciones artísticas de los pueblos indígenas de América. Córdoba 2007
  15. Valeriĭ Ivanovich Guli͡aev Viajes precolombinos a las Américas: mitos y realidades University of Texas. Ed. Abya-Yala, 1992 Páginas 186 y ss.
  16. Miguel Ángel Scenna Antes de Colón Editorial Universitaria de Buenos Aires, 1974, página 79.
  17. José León Cano.El Vuelo de la Serpiente: Viajes Precolombinos, Tradiciones Clandestinas y Enigmas Arqueológicos de Mesoamérica. Miraguano Ediciones, 2002. Páginas 115 y ss.
  18. El Escéptico, El Mapa de Vinlandia: una falsificación genial
  19. de Mahieu, Jacques. El gran viaje del Dios-Sol: los vikingos en México y en el Perú (967-1532). Hachette, 1976.
  20. [4] El País. El primer contacto genético entre europeos y americanos se produjo cinco siglos antes de Colón
  21. Sigridur Sunna Ebenesersdóttir, Ásgeir Sigurdsson, Federico Sánchez-Quinto, Carles Lalueza-Fox, Kári Stefánsson y Agnar Helgason. A new subclade of mtDNA Haplogroup C1 found in Icelanders: evidence of pre-columbian contact? American journal of physical anthropology. DOI 10.1002/AJPA.21419.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]