Prado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Prado de siega en Cantabria (España). La hierba es cortada por medios manuales o mecánicos para la alimentación del ganado. Al fondo se observan fardos enfundados de hierba seca de cortes anteriores.
Pastos de nieve en Tinazzo Bosco Chiesanuova Italy ctg Lessinia 2013

Un prado es una tierra llana o de relieve suave, húmeda o de regadío, en la cual crece la hierba con el fin de generar pasto para el ganado y forraje para conservar, cuando hay producción sobrante. Por lo general los prados mesofíticos crecen en regiones húmedas y no muy frías, en las que apenas existe sequía, bajo el dominio de los bosques caducifolios o aciculifolios. Los prados forman ecosistemas creados como consecuencia de la actividad humana consistente en una economía rural basada en la ganadería, manteniendo la vegetación en un estado de subclímax, gracias a la alternancia de siega y pastoreo; estas actuaciones alternantes se complementan frecuentemente con otros cuidados como enmiendas calizas, o fertilización orgánica o mineral.

Características[editar]

Están formados por plantas herbáceas verdes perennes de escasa altura y de raíces poco profundas, que forman un tapizado denso, constituyendo un tupido, muy diverso y continuo césped. La flora herbácea vivaz predominante en los prados son las gramíneas: holco lanudo (Holcus lanatus), dactico (Dactylis glomerata), Festuca arundinacea, agrostis común (Agrostis tenuis), cola de perro (Cynosurus cristatus), Poa trivialis, poa de los prados (Poa pratensis), raigrás inglés (Lolium perenne); Festuca rubra; leguminosas: trébol violeta (Trifolium pratense), Lotus corniculatus, trébol blanco (Trifolium repens), loto o cuernecillo; compuestas: Thrincia hirta, Thrincia hispida, garbanzón (Centaurea nigra), diente de león (Taraxacum officinale), Linum bienne, y plantas de otras familias botánicas: primavera (Primula vulgaris), llantén (Plantago lanceolata) o Cardamine pratensis, entre otras especies, hasta un total en torno a cien especies pratenses.

Posee una gran potencia productiva que va en dependencia del estado de estrés hídrico de éstas y sobre todo de la disponibilidad de nutrientes, en especial el nitrógeno. El periodo vegetativo y de pastoreo de estos espacios varía en función del frío y la duración del período seco estival. La biodiversidad de esta comunidad vegetal depende de la intensidad del aprovechamiento en relación a la producción. Tanto si se aprovechan con gran intensidad y frecuencia como si se hace el aprovechamiento de forma incompleta, la biodiversidad tiende a reducirse, empobreciéndose grandemente tanto la flora, como la fauna asociada.

En ciertos lugares geográficos la vegetación de estos ecosistemas ha alcanzado un estado clímax, siendo prados naturales. Éste es el caso de los prados de montaña de tipo alpino, así como el de las grandes formaciones herbáceas del mundo, como las praderas norteamericanas de gramíneas altas anuales.

Aprovechamiento[editar]

Según el modo de aprovechamiento se pueden distinguir entre:

  • Prados de siega. Aquellos con una topografía plana o convexa destinados a un aprovechamiento intensivo y generalmente estercolados y abonados y a veces regados. De ellos se extrae la hierba durante varios cortes a lo largo del año sin que entre el ganado.

En Castilla y León y Cantabria también llamados "praderas de dalla", están dominados florísticamente por gramíneas altas como Arrhenatherum bulbosum y Dactylis glomerata, y se desarrollan sobre suelos no compactados y con fuerte humedad, que según los territorios, pueden estar sujetos a una moderada desecación estival de su superficie (territorios de clima mediterráneo, que se hace menor en los territorios de clima atlántico, como la Cordillera Cantábrica, por lo que se enriquecen en especies vegetales que soportan mejor la humedad como Polygonum bistorta, Carum carvi, Bromus commutatus, o Narcissus leonensis, que coexisten con otras más ampliamente distribuidas como Anthoxanthum odoratum "Grama de olor", Poa trivialis, Cynosurus cristatus, Bromus hordeaceus, Holcus lanatus, Pedicularis schizocalix, Trisetum flavescens, Centaurea nigra, Sanguisorba officinalis, Trifolium pratense, Linum bienne, Althaea cannabina, Astrantia major, Ajuga reptans, Trollius europaeus, Achillea millefolium "Milenrama", Bellis perennis "Margaritas", Orchis mascula, Serapias cordigera, Scilla verna, Taraxacum officinale, Serapias lingua, Potentilla tabernaemontani, etc.

  • Prados de diente. Son los pastizales sometidos exclusivamente a pastoreo, situados por lo general en lugares de difícil acceso o con relieve irregular, pendiente elevada o muchas rocas aflorantes como para poder ser explotados como prados de siega.
Paisaje de prados en Cantabria (España).

Véase también[editar]