Sonia Martínez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

María Sonia Martínez Mecha, conocida como Sonia Martínez (Madrid, 23 de septiembre de 1963 - Madrid, 4 de septiembre de 1994) fue una actriz y presentadora de televisión española.

Biografía[editar]

Los inicios[editar]

Sonia cursó estudios de Bachillerato en Madrid, probablemente en el instituto Beatriz Galindo, llegando a ser subcampeona de Castilla de Natación.[1] Su afición por el deporte le venía de familia, ya que su hermana menor era Irene Martínez, que fue gimnasta del equipo español entre los años 1979 y 1984, llegando a participar en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 y de Los Ángeles 1984.

En 1982 decidió presentarse a las pruebas de selección convocadas por Televisión española para presentar 3, 2, 1... contacto un nuevo programa infantil-juvenil (para niños/as entre 10 y 14 años) que pretendía divulgar entre los jóvenes los principios de la ciencia, y que era una adaptación de un formato norteamericano, de la misma productora CTW que creó Barrio Sésamo. Sonia fue seleccionada junto a otros tres jóvenes de su edad (Fernando Rueda, Marifé Rodríguez y Luis Bollaín) y en ese momento comenzó una brillante aunque fugaz carrera en televisión, con incursiones en el cine. Su primera película fue en 1984 titulada Epílogo dirigida por Gonzalo Suárez.

El éxito[editar]

Cuando el programa se canceló, en 1983, Sonia fue elegida para sustituir a Mayra Gómez Kemp al frente de Dabadabada. Se trataba del programa estrella de la programación infantil de la cadena pública TVE, y durante las temporadas de 1983 y 1984, Sonia Martínez se convirtió en uno de los rostros más populares de la televisión en España.

La fama conseguida en el programa le sirvió como trampolín para iniciar su carrera de actriz. Rechazó intervenir como azafata en el programa "Un, dos, tres", de Narciso Ibáñez Serrador, así como en la película La Vaquilla, de Luis García Berlanga,[2] y finalmente consiguió entrar en el cine por la puerta grande, debutando en 1984 con Epílogo, de Gonzalo Suárez. Seguirían otros filmes como Violines y trompetas (1984), de Rafael Romero Marchent y Perras Callejeras (1985), de José Antonio de la Loma o un pequeño papel en la serie de TV Segunda enseñanza (1986), de Pedro Masó, con guiones de Ana Diosdado.

Fue esa su época dorada, pues junto a los éxitos profesionales, Sonia se convirtió en una habitual de fiestas y actos sociales y objetivo de la denominada "prensa del corazón", que le atribuyó un romance con el hijo de la Duquesa de Alba, Cayetano Martínez de Irujo, aunque ella prefirió tratar ese tema con discreción y se limitó a decir que solamente existía una relación de amistad.

A finales del año 1985 Sonia decidió abandonar España durante varios meses para trasladarse a Nueva York, con la intención de perfeccionar sus conocimientos de inglés, trabajar para un canal privado de la televisión de esa ciudad, y con ambas cosas cumplir una promesa hecha a su madre, Petri, fallecida ese mismo año.[3]

El declive[editar]

Sin embargo, a su retorno a España la mala fortuna empezó a apoderarse de su destino, en lo que luego sería una sucesión de desdichas. En el año 1986 Sonia se hallaba en la isla de Ibiza rodando el episodio número 12 de la teleserie policiaca Großstadtrevier, de la cadena de televisión alemana ARD, concretamente el titulado "Fotos aus Ibiza", donde interpretaba a la agente María de la policía local ibicenca, encargada de acompañar en sus pesquisas a otra policía de Hamburgo (interpretada por la actriz Mareike Carriere).

Durante un descanso en dicho rodaje, un fotógrafo de la revista Interviú la sorprendió semidesnuda en una playa ibicenca y las fotografías, que se publicaron en dicho medio sin consentimiento previo, causaron cierta polémica en el mundo televisivo español, llevando, en declaraciones de la propia Sonia,[4] a que se la apartara de un programa de divulgación medioambiental que entonces presentaba en TVE, llamado "En la Naturaleza".

El asunto llegó hasta el propio Parlamento, y el entonces diputado Javier Rojo, del grupo socialista, dirigió una pregunta al director general de Radiotelevisión Española, José María Calviño, acerca de las razones de la salida de Sonia de TVE tras varios años de relación profesional. Calviño argumentó que las razones habían sido únicamente de tipo contractual.[5]

Tras ganar un juicio a TVE para lograr su readmisión, Sonia fue elegida[6] para presentar el programa "La bola de cristal", que estaba en emisión desde 1984 y cuya anterior conductora había sido Olvido Gara, la popular "Alaska". En 1988 se tomó por TVE la decisión de suprimir "La Bola" de la emisión,[7] por lo que si existieron capítulos grabados con Sonia en ellos, desde luego no llegaron a ser transmitidos.

Con ello se dio por terminada definitivamente la relación de Sonia con Radiotelevisión Española. La actriz se traslada a vivir a Burgos con una nueva pareja sentimental, aunque esta relación finalizó en poco tiempo.

A partir de ese momento se inició un declive, apartándose cada vez más del mundo audiovisual. Sus depresiones se agudizaron, y más tarde se conoció que Sonia Martínez padecía una adicción a la heroína.

El final[editar]

Tras su boda con José Manuel Padilla Bravo, inició tratamientos de desintoxicación, pero sin grandes resultados. Permaneció internada en la madrileña localidad de San Martín de Valdeiglesias en un centro de la organización "El Patriarca", de la que posteriormente se conocieron varios escándalos de mala praxis en su atención a los drogodependientes, siendo de hecho la organización declarada como secta en algunos países como Francia (año 1995). En 1990 a Sonia le comunican que es portadora del virus del sida. Tras sufrir un aborto tuvo una hija llamada Yaiza que nació con anticuerpos de su enfermedad, pero a los pocos meses negativizó todo y quedó totalmente curada.

Los años finales de la vida de Sonia transcurrieron en gran parte en la indigencia y en el submundo madrileño de los delincuentes, y algunos medios sensacionalistas encontraron en esta decadencia personal un filón con el que proporcionar a sus lectores informaciones de carácter morboso. Hubo iniciativas para rehabilitarla con tratamientos más fiables, como la del músico José María Cano. En 1994 Sonia realizó su último papel cinematográfico en la película Dame fuego, pero su salud se hallaba ya muy minada por el SIDA y finalmente falleció el 4 de septiembre de 1994 en la madrileña clínica "La Concepción".

En julio del año 2003 el Tribunal Supremo condenó a varias personas, parte de ellas relacionadas con el mundo de la "prensa del corazón", por publicar, tras la muerte de Sonia, un reportaje en el que se vulneraron los derechos de intimidad de Yaiza. La sentencia manifestaba que el reportaje se había realizado "de forma arbitraria, abusiva, y acomodada al interés morboso de ciertos lectores"[8]

En el año 2007, José María Cano, reconvertido ya entonces de músico a pintor, presentó un retrato de Sonia durante un acto de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción.[9] El cuadro tiene el título "Take a walk on the wild side" y como otros de su autor, se basa en la reproducción a gran escala de un titular periodístico.

Trabajos destacados[editar]

Trabajos en Televisión[editar]

Filmografía[editar]

Referencias[editar]

  1. Diario ABC, 29 de noviembre de 1983, página 97.
  2. Diario ABC, 5 de septiembre de 1984, página 73.
  3. Diario ABC, 26 de noviembre de 1985, página 113
  4. Diario ABC, 16 de octubre de 1986, página 81.
  5. Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados, Comisión de control parlamentario de RTVE, acta de la sesión celebrada el 3 de octubre de 1986
  6. Diario EL PAÍS, 12 de febrero de 1987
  7. RICO OLIVER, Dolores. El libro de "La bola de cristal", Edit. Plaza & Janés, 2003. ISBN 84-01-37838-9
  8. Diario La Vanguardia, 10 de julio de 2003, sección "Vivir", página 12.
  9. Diario EL PAIS, 26 de julio de 2007.

Enlaces externos[editar]