Actor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Actriz»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Actores en escena

En las artes escénicas, un actor o, en su forma femenina: actriz, es una persona que crea, interpreta y representa una acción dramática basándose en textos, estímulos visuales, sonoros y otros, previamente concebidos por un autor o creados a través de improvisaciones individuales y colectivas, utiliza voces, recursos corporales y emocionales, intervenidos o intuidos, con el fin de transmitir al espectador el conjunto de ideas y acciones dramáticas propuestas; pueden hacer uso de los recursos técnicos para manipular títeres, marionetas y homólogos; puede interpretar sobre la imagen o la voz de los demás, ensaya buscando combinar su creatividad con el director; actúa en lugares donde se representan espectáculos públicos con las actuaciones y / o en otros medios.[1]

Historia[editar]

Corego y actores en un mosaico romano

El primer actor en la historia se llamaba Tespis, que creó el monólogo al presentarse en plena Dionisiaca, en la antigua Grecia, en el siglo V a. C. en Atenas. Traído de Icaria por el tirano Pisístrato, el presunto actor (que en la época se llamaba hipocritès o sea simulador), equipado con máscara y vistiendo una túnica, interpretó al dios Dioniso, destacándose del coro, sobre su carroza que más tarde se conocería como "coche de Tespis", creando un argumento dentro de una presentación litúrgica artístico politeísta, creando el papel del protagonista, en un movimiento que llegó a ser conocido como tragedia griega. Tespis también creó la connotación de segundo actor, o sea lo que más tarde Esquilo llamaría deuteragonista, al interpretar dos personajes a través de dos máscaras (una en la parte frontal del cuerpo y la otra en la espalda).

En prueba del aprecio que este dificil arte ha merecido en todos tiempos, podrian citarse mil ejemplos sacados de los pueblos mas ilustrados. Entre los griegos tenemos que los actores obtuvieron los cargos mas distinguidos de la república. Aristodemo fue embajador, Archias general, Eschino y Aristónico senadores, etc. Cuando la forma de gobierno cambió en estas célebres Repúblicas, los reyes conferían a manos llenas los honores y las recompensas a los actores acreditados.

Los romanos los estimaban y los enriquecían. Esopo dejó a su hijo cerca de dos millones; Roscio tenía anualmente seis mil quinientos escudos. Lúculo dio muy a menudo a todos los actores vestidos de púrpura, etc. Es verdad que el Senado expidió alguna vez ciertos decretos contra ellos pero no los motivó su profesión, sino la depravación particular de sus costumbres. En otras circunstancias se condenaron a los actores como creídos confidentes de algunos generales u otros personajes proscritos. Pero restablecida la tranquilidad, los cesares abolieron las leves hechas contra ellos e hicieron otras nuevas a su favor.

El arte de la declamación tenía tal aprecio en Roma, que los jóvenes de las familias mas distinguidas se mezclaban con los cómicos recitando y declamando con ellos delante de todo el pueblo; y sus mismos padres los llenaban de caricias y de presentes cuando se habían adquirido la admiración y el aplauso del público. Estos graves romanos estaban unidos con los actores con los lazos mas intimos. Cicerón, este Padre de la patria, siendo cónsul pasaba una parte del tiempo que sus ocupaciones importantes le dejaban con Esopo y Roscio sus amigos; y confiesa francamente que de ellos aprendió el arte de hablar en público. Este mismo Roscio obtuvo el anillo de oro y fue elevado al rango de caballero Romano sin abandonar el teatro.

En los tiempos inmediatos a nosotros vemos ya recompensar el mérito de los actores distinguidos por todas las personas ilustradas, sea la que fuere su clase.[2]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]