San Lorenzo (Suchitepéquez)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Lorenzo
Asentamiento de Guatemala
San Lorenzo ubicada en Guatemala
San Lorenzo
San Lorenzo
Localización de San Lorenzo en Guatemala
País Flag of Guatemala.svg Guatemala
• Departamento Suchitepéquez
Ubicación 14°29′00″N 91°31′00″O / 14.4833, -91.5167Coordenadas: 14°29′00″N 91°31′00″O / 14.4833, -91.5167
• Altitud 220 msnm
• Distancia de la cabecera 6 km
Superficie 60 km²
Municipio Municipios de Guatemala
Fundación 1896
Población[1] 11,869 hab. (Censo de Población 2010)
• Densidad 197 (aprox) hab./km²
• D. Urbana 2,022 km²
Gentilicio Lorenzanos
Idioma Español
Quiché
Huso horario GMT_6
Alcalde (2012-2016) José Linares[2]
Fiestas mayores 2 de febrero en honor a Virgen de la Candelaria
Patrón San Lorenzo
Patrona Virgen de la Candelaria
[editar datos en Wikidata]

San Lorenzo (San Lorenzo: en honor a San Lorenzo mártir) es un municipio del departamento de Suchitepéquez de la región sur-occidente de la República de Guatemala.[3]

Historia[editar]

El municipio de San Lorenzo lo fundaron los españoles durante los primeros años de la conquista y le dieron el nombre de “San Lorenzo El Real”. Al momento de la conquista de Xochiltepeq (pueblo de San Lorenzo) hubo una encarnizada lucha entre invasores e indígenas en el que venció don Gonzalo de Alvarado quien sentó sus cédulas reales en dicho lugar, los indígenas le llamaban A-Rén y los españoles “San Lorenzo El Real”, por haber sido en los primeros años de la colonia un asiento real y porque la imagen traída de España fue de “San Lorenzo El Real”. El municipio inicia su fundación en 1698, poblado inicialmente por los valientes indígenas que lucharon contra los españoles. Cuando se distribuyeron los pueblos del Estado de Guatemala el 27 de agosto de 1836, San Lorenzo (ya sin El Real) fue adscrito al circuito de Mazatenango, correspondiente al Distrito No. 11 Suchitepéquez, por acuerdo del 23 de septiembre de 1927 las aldeas Patút y Paniagua fueron segregadas del municipio de Mazatenango y anexadas al municipio de San Lorenzo. El 4 de octubre de 1921 se autorizó a la municipalidad entregar a los vecinos los títulos de propiedad de los sitios urbanos que poseían legítimamente. El 6 de agosto de 1942, el pueblo fue sacudido por dos fuertes sismos que destruyeron el símbolo de la Iglesia Católica. El 26 de julio de 1957, se le asigna como Municipio de cuarta categoría. Fiesta titular y otras celebraciones

San Lorenzo tiene vida social y cultural desde el año 1525 época de la post-conquista, desarrollándose desde esa época “El Baile del Tun”, evento folklórico hasta la fecha, también La Romería es un acontecimiento para venerar a la imagen de la Virgen de Candelaria desde el 2 de febrero de 1539 cuando se ofició por primera vez una misa dirigida por el Fray Toribio de Montolinera. La iglesia católica organiza la celebración anual en Honor a la Virgen, considerada como la fiesta titular, siendo la más popular, alegre y concurrida; se celebran romerías desde sus comunidades, de Suchitepéquez y del interior del país. Durante los cinco días de fiesta se realizan actividades de coronación de la Reina Indígena (U’ Cotijal Rech Mam Rén), Baile de Moros, de la Conquista, Procesiones con Tronos Multicolores, de las Cofradías, bailes sociales, Palo Ensebado y carreras de toros.

En el día titular de la Virgen de Candelaria (2 de febrero) se realiza la tradicional alborada evocándose también a San Lorenzo Mártir por ser fiesta de San Lorenzo, que según ellos es hombre y representa a los Ajcachaponel (trabajadores del campo), acostumbran abstenerse de trabajar tres días antes de las festividades para prepararse y estar a tono con las celebraciones. Nueve días antes de la festividad se celebran misas y “Novenas” o Rezos a San Lorenzo, siendo cada una de ellas propiedad de personas devotas del Santo, poniendo cada dueño de novena flores, los cohetes o bombas pirotécnicas las cuales se queman al finalizar cada novena por la noche. Otra celebración importante es el “Nim Quij” del 10 de agosto, a la hora del “Tucum-Tucum” hay un solemne rezado, el 9 por la noche y el 10 por la mañana sale la procesión de San Lorenzo a recorrer las calles del pueblo. La comida tradicional de San Lorenzo que se degusta para la fiesta es el pulique con carne y huevos de Iguana (I’on), también se acostumbra prepara la comida chojín de iguana.

Idioma, religión y lugares sagrados

El idioma materno de los habitantes indígenas es el K'iche' y el español, existen otros idiomas pero se practican en porcentaje menor. En el aspecto religioso la población profesa la fe católica en un 55%, los evangélicos un 30% y un 15% a otros credos16, los grupos católicos están representados por la parroquia Divino Redentor que tiene su sede administrativa en la ciudad de Mazatenango y en el centro urbano se localiza la iglesia principal, además existen iglesias protestantes de distintas denominaciones, ubicadas tanto en el centro del municipio como en toda el área rural. A pesar de que la población indígena es mayoritaria en San Lorenzo solo existe un lugar sagrado denominado “Pozo de la Virgen” calificado por los concurrentes al mapeo participativo como de mediana importancia, el Pozo de la Virgen se encuentra ubicado en la primera calle del área urbana del municipio, su mantenimiento está a cargo del personal de la municipalidad.

Toponimias, trajes y artesanías: Al momento de la conquista las principales toponimias encontradas fueron las siguientes:

A Ren Lorenzo: San Lorenzo El Real Xochiltepeq: pueblo de San Lorenzo Panaguá: en el lugar de tus alimentos. Aldea Panaguá hoy Aldea Las Chapinas Patút: viene del idioma Quiché y se explica de la siguiente manera, Pa que significa Lugar y Tut significa Zuyacal. Es una de las palabras Nahualtl, Zoyacal o Zoyatl -palma y calli o cali que quiere decir casa o tapado, lugar de zuyacales. Patút estuvo ubicado más o menos en el lugar donde actualmente se encuentra la escuela Oficial Rural Mista: Profesora Berta Batres: Aldea Patút hoy registrada como Valle de Candelaria. El Zuyacal era una especia de tapado o capa que usaban los indígenas para cubrirse de la lluvia pero hoy se ha perdido esta costumbre. Cammapó: significa en el lugar de los terrenos de la comunidad o sea que estos antes eran unos terrenos comunales. Kinal: nombre que le daban los brujos lorenzanos en la antigüedad al lugar milenario de la ceiba que se encontraba en la plaza pública y que era el quemadero o adoratorio para las brujerías, costumbres y que además este adoratorio o kinal se encontraba muy cerca de la iglesia. I'on: es el nombre que le daban a las Iguanas.

San Lorenzo conserva muy poco sus artesanías folklóricas por el proceso de ladinización o deculturación, quienes todavía mantienen viva la tradición Lorenzana son los indígenas (especialmente en cuanto a costumbres) y grupos de ladinos relaciones con la Iglesia Católica. En buena parte de los indígenas se observa que tejen paños, pelajes, servilletas; además elaboran y utilizan las mulas o Jícaras para tomar atole, los tecomates para llevar agua al trabajo, jalabayes, atarrayas, canastos, candelas de colores, garliteras y estacadas; hay quienes aún hacen manualmente sus calzoncillos típicos para ir a la siembra y la tapisca de maíz.

El traje típico o regional de las mujeres es un corte o refajo que se asegura a la cintura con un chongo o mocho, una blusa corriente de manta o de cualquier otra tela, generalmente para las fiesta acostumbran ponerse una blusa de sharmé, un peinado muy típico con un chongo o rulo en la parte frontal, no acostumbran a usar joyas sofisticadas, a excepción de los collares de bambas o de frijoles de pito de brujo. Los hombres usan un calzoncillo blanco a manera de pantaloncito que generalmente es de manta y un paño azut tejidos por ellos mismos.

Bailes e instrumentos regionales

Baile o danza folklórica: entre las que más resaltan están: danza de moros, la conquista, el tun, el torito nacional, existen los llamados maestros o enseñadores de los bailes así como los tocadores de tambores y la chirimía o el pito de carrizo para amenizar los bailes quienes son llamados de otros pueblos para esos menesteres, en general los nombres e instrumentos son el tun, el tambor, la chirimía, el pito de caña de carrizo, la marimba, los chinchines o sonajas que se utilizan para el baile del torito nacional, tortugas y pito de barro que utilizan para las posadas navideñas. San Lorenzo ha sido un pueblo que en el plano folklórico se ha destacado por su creación fructífera en lo que a marimbas de tecomate y las de cojones con tela de araña se refiere, creatividad fantástica de los maestros Tupul.

Baile del Tun: se presenta como baile de desarrapados que se mueven al compás del palo de Tun, instrumento musical confeccionado de palo de hormigo que produce un sonido nostálgico de remembranzas del pasado glorioso ancestral en su Tun Tun. Se lleva a cabo con ocasión de la siembra de maíz, como un ruego al Santo Mundo o a la Santa Tierra, para que existan buenas cosechas de este grano alimenticio base de la dieta diaria de los indígenas.

Cuenta la tradición Lorenzana que el baile del Tun se originó aquí cuando la Virgen de Candelaria se fue de la iglesia por la vida licenciosa que llevaban los caciques y demás principales del pueblo, al ver que ella se había ido de su templo hacia la parte norte donde el “Mam” descubrió el legendario Pozo de la Virgen, los habitantes del pueblo fueron al lugar a ofrendarle sus más lujosos bailes folklóricos, pero lo único que lograron fue enojarla más y que se alejara del pueblo.

Se tuvo entonces la idea de llamar a don Pascual Tupul uno de los Maseguales del lugar quién tuvo la idea de organizar una baile bastante fiero con la gente más pobre del lugar, pues la Virgen no quería que llegaran los ricos licenciosos. Don Pascual Tupul hizo reunir por medio de un bando a todos los ajchopenel lorenzanos y los vistió con harapos y máscaras que hacían con machetes cutos. Los disfrazados empezaron a bailar trabacanillas y el brinco del Tun Tun, al ver las gracejadas de la gente la Virgen se sonrió y aceptó que la llevarán en hombros en una especie de procesión hacia el templo que se había quedado abandonado como a cuatro cuadras de la iglesia.

En el folklore festivo de San Lorenzo se ha destacado en las fiestas de antaño la participación de las marimbas propias del lugar, las cuales no solo eran ejecutadas por los nativos del lugar, sino que además eran fabricadas por ellos mismos habiéndose destacados los hermanos Tupul como famosos marimbistas y marimberos. Ellos se iban a las montañas trayendo cargado el palo de hormigo, nueve hombres con el “Patán”, al regresar dejaban el palo en el patio de la casa largo tiempo para que le penetrara la luna en sus entrañas, pues como la luna al corazón ya había recibido las voces, el arrullo musical de la “Tit” luna ya estaba bien para empezar a hacer las teclas de los bajos, los triples y el tenor sonoro de esa mujer, mujer guatemalteca que canta con arpegios de pájaros.

Costumbres

Pedida de la novia: Quienes todavía guardan sus costumbres ancestrales llevan a cabo el enamoramiento en forme tradicional, al inicio del enamoramiento el muchacho se levanta temprano para ver a la futura novia cuando va al molino, a traer agua en su tinaja o al río para lavar, el muchacho le habla y si no responde la agarra del corte o del paño hasta que ella escucha, después de haber pasado el tiempo lo acepta y se ven diariamente. Después de transcurrir el tiempo deciden casarse y realizar las dos pedidas, dejando un tiempo prudencial programa la ceremonia del casamiento. A la primera pedida le llaman: “PREGUNTA” consiste en que el novio va acompañado de sus padres y de un anciano encargado de hablar por el novio ante los futuros suegros, el pedidor o anciano encarado es un “Chuch Cajan” o persona preparada, que sabe mucho. En la Pregunta o Primer Pedida llevan pan y chocolate para los padres de la novia. En la pedida formal se llevan canastos de pan, un canasto de chocolate, aguas gaseosas etc. En esta fijan la fecha de matrimonio, que lo llevan a cabo con ceremonia civil y religiosa.

El Chip: En San Lorenzo se acostumbra dar la bienvenida al mundo “Al Chip”, lo cual significa que cuando nace un niño llegan todos los vecinos, amigos y familiares de los padres del niño para llevarles presentes como regalo de bienvenida a este mundo: Pañales, camisitas, juguetes, etc. También le llevan regalos a la madre como: frijol, maíz, arroz, azúcar, carne, jabón, huevos, gallinas, candelas, etc. Las personas que llegan a conocer al nuevo heredero ayudan en la casa a la preparación de los alimentos de la madre y de la familia, así como también están al cuidado de prepararle a la parturienta sus bebidas de alhucema, panecito y las agüitas de vegetales para el mejor alentamiento (la mejor recuperación después de dar a luz). Las visitas de los amigos y familiares se prolongan por cuarenta días que dura el reposo en cama de la madre.

Cofradías: Las cofradías traídas por los españoles a Guatemala son el reflejo y la reelaboración de los significados tradicionales de las instituciones de España en América. Aunque las cofradías no son nativas de Guatemala, si tienen y han adoptado los usos y costumbres de los antepasados indígenas como por ejemplo el significado mágico del recibimiento y traspaso de las cofradías, las posaditas, las repartidas de atole, de comida típica del pueblo; pero aún así pervive mucho la estructura española, entre ellos: Alcalde, Mayordomo, Capitanas, etc. En San Lorenzo y en casi la mayor parte de los municipios de Suchitepéquez, las Cofradías tienen similar integración, finalidad, administración y estructura. Alcaldes de Cofradías, Mayordomo, Chajales, Capitanas, etc. San Lorenzo se encuentra entre los primeros pueblos Xochilepetl que adoptaron la costumbre de tener sus cofradías a partir del año 1695. El padre Valentín Villar dice que la más antigua de San Lorenzo fue la cofradía de “Nuestra Señora del Rosario”, que en su peculio tenía 35 pesos y sus libros de participantes y de registros de actividades. La Hermandad de nuestra Señora del Rosario se organizó con los ladinos que empezaban a poblar San Lorenzo y cuyo peculio era de 100 pesos y otros bienes que habían sido donados por sus organizadores, iniciando su actividad a partir de la Semana Santa del año 1718. En 1723 comienza la Hermandad de Nuestra Señora de Candelaria con un caudal de 100 pesos. Actualmente en San Lorenzo sólo existe una cofradía que es la de la Virgen de Candelaria.

Leyendas: San Lorenzo El Real es un pueblo muy rico en tradición oral, existen muchas leyendas que le dan la vida a la cultura folklórica, entre ellas: La del pozo de la Virgen, los Tunes, La Llorona, La Siguanaba, El Duende, El Cadejo, el Matapalo, La de Chincajá, el Cacique Gaspar Tupul quien fue el que representó al común del pueblo para la construcción de la Iglesia Colonial, las Iguanas, el Chorocotel, Evaristo Cajas. A continuación se resumen las leyendas más representativas de San Lorenzo.

1. La Leyenda De Evaristo Cajas: dice la leyenda que cuando Evaristo Cajas supo que la Virgen de Candelaria era muy milagrosa, pensó que si el perdón (de la Virgen) le permitiría que le quitara de encima toda la plata pura que integraba su vestimenta y que ella haría el milagro muy pronto, de salirle otra ropa totalmente de plata igual a la que él le iba a robar. Triste recordatorio el de los lorenzanos para con este sacrílego hombre de apellido Cajas; fue un pícaro malandrín de San Lorenzo quién le sirvió de mecenas al infeliz Cajas.

El malvado de Cajas trajo a cuentas su desenfrenado afán de acaparar riquezas y dispuso arrancar a la Virgen de su altar, llevarla a su casa y allí desollarla y quitarle toda la plata de su indumentaria y luego pintarla de plateado con pintura de brocha gorda. Se presentaron para la acción de robo de Cajas unos ministriles que creyeron que ellos iban a obtener una pingüe ganancia de la plata de la virgen.

Lo curioso de la leyenda es que cuando el desdichado de Cajas ya había logrado penetrar y tener todo lo que quería robar en sus propias manos, al quitar a la Virgen, de su sitial de honor, un fenómeno natural sobrecogió a los osados ministriles que acataron órdenes del Sacrílego Evaristo Cajas, un fuerte temblor de tierra les sorprendió en la Iglesia y salieron despavoridos dejando a la Virgen en la Iglesia, una hora después y repuestos de su sustos intentaron nuevamente la empresa del secuestro de la virgen, pero para susto de los lacayos de Cajas, se repitió el temblor de tierra con mayor intensidad que se desplomó la parte central de la iglesia, quedando en pie únicamente cimborrio que era la parte que cubría el altar mayor de la virgen donde se encontraba también en ése momento los lacayos de Evaristo Cajas: el Alcalde, Regidores, Alguaciles y algunos enviados de la Jefatura Política de Mazatenango para el secuestro de la Virgen de Candelaria quienes desconsolados huyeron jurando no volver nunca más a San Lorenzo, la tierra de los temblores que les metió el pánico en lo más profundo del cuerpo.

2. La leyenda del Pozo de la Virgen: la leyenda es eminentemente folklórica de San Lorenzo, siendo transmitida en forma oral de generación en generación, la cual dice así: El pueblo de San Lorenzo fue escenario de fieros combates entre españoles conquistadores e indígenas defensores de sus tierras, hechos sangrientos que se realizaron en sitios pantanosos de las tierras de “Man Ren”.

A pesar de la bravura y espíritu de lucha de los naturales lorenzanos, al igual que los indígenas pobladores de otros lugares fueron derrotados por lo impotente de sus flechas y la supremacía de lar armas castellanas.

Al terminar las luchas se fundó San Lorenzo como encomienda de los españoles, nombrándose a una persona anciana del pueblo para que fuera una especie de gobernantes intermediario entre indígenas y españoles. El gobernante nombrado realizaría sus actividades de justicia auxiliado por cinco ministriles y diez agentes porque los justicieros o gobernantes del pueblo habían sido apresados o asesinados por los Alvarado. En fechas posteriores al establecimiento de autoridades y fundación del pueblo llegaron los sacerdotes católicos que iniciaron la construcción del templo de la Virgen de Candelaria y San Lorenzo, imágenes que ellos trajeron de España para inmacular la fe en los indígenas del lugar. Al anciano que los gobernaba le llamaban “MAM” que en lengua quiché significaba señor u hombre sabio.

Los sacerdotes improvisaron una capilla u oratorio para poner a la virgen unos doscientos metros más o menos en línea diagonal de donde se encuentra la iglesia actualmente, hacia el norte de la Ceiba de la plaza pública, más o menos por donde se encuentra hoy el Pozo de la Virgen. Los sacerdotes españoles colocaron a la virgen en un pedestal de plata labrada, a manera que la imagen fuera trasladada al templo colonial que todavía existe y que tenía un graderío formado de motivos artísticos hechos por los primeros españoles que se repartieron la encomienda de San Lorenzo.

En la construcción de la iglesia participaron caciques principales del pueblo y la representación estuvo a cargo del principal Gaspar Tupul, quién era el líder de los lorenzanos. Al principio los naturales se oponían a aceptar al credo de los iberos que eran unos tiranos que había presionado en un cepo a sus hermanos indígenas. Los sacerdotes ante esta circunstancia aconsejaron a los lugareños que se fueran a la iglesia a pedirle a virgen que los tiranos le quitaran el martirio del pueblo y que volvieran a caminar libres por las calles.

Cuenta la leyenda que los indígenas fueron al templo y la virgen les hizo el milagro un dos de febrero, cuando vino la orden de Alvarado de que liberaran a los prisioneros del cepo, el mismo cepo Mam que los gobernaba. Al quedar libre sus familias todos los pobladores se fueron al templo a prender candelas, a ofrecer los primeros exvotos a la virgen llevando tambor, tun, chirimía. Ocho días después de esto o sea el octavario, el Mam tuvo un sueño donde la virgen le revelaba que a unos doscientos metros al norte del templo donde había estado la capilla que cavaran una roca y que en ella brotaría agua para su pueblo, el Mam comunicó esto a su pueblo y marcharon de inmediato en busca de la roca donde brotaría el agua, fue así que al cavar la roca se dieron cuenta de que su base comenzaba a brotar agua.

En aquel sitio donde había estado la primera capilla de la virgen se formó el histórico pozo que se conoce con el nombre de: “Pozo de la Virgen” de San Lorenzo, lugar donde se han tejido los más bellos idilios de los Ixmucané lorenzanos que han quebrado tinajas de barro en señal de aceptación del amor de sus indianos pretendientes. Princesas, indígenas, que orgullosamente visten el folklórico corte ha sido a la cintura con el acostumbrado chongo asegurado o amarrado al igual que San Gabriel, Samayac, Tierras del Pueblo, Aldea El Progreso, etc.

Territorio[editar]

Extensión territorial[editar]

El municipio de San Lorenzo tiene una extensión territorial de 60 Km².

División administrativa[editar]

El municipio cuenta con una gran cantidade de centros poblados tanto en la cabecera departamental como en el resto del municipio. Cuenta con un total de 5 aldeas, 8 cantones, 2 parcelamientos y 21 ficas que son:

Aldeas[editar]

No. Aldea
1. La Soledad
2. Valle de Candelaria
3. El Espino
4. Las Chapinas
5. La Providencia

Cantones[editar]

No. Cantones
1. Pacún
2. Cerritos
3. La Esperanza
4. Mapaguite
5. El Naranjales
6. Las Flores
7. San José
8. Cerrito de Oro

9. granjas san Lorenzo

Parcelamientos[editar]

No. Parcelamiento
1. Chapinas
2. Canales

Fincas[editar]

No. Fincas
1. La Trinidad
2. Santo Tomás
3. Tonala
4. Las Milpitas
5. San Vicente
6. Las Margaritas
7. Palermo
8. Monte De Oro
9. El Delirio
10. El Porvenir
11. Arizona
12. Santa Teresa
13. San Rafael Paut
14. Las Floridas
15. El Diamante
16. La Pradera
17. Acapulco
18. Santa Rosa
19. Michoacán
20. Caña Brava
21. El Fortín

Demografía[editar]

El municipio tiene una población aproximada de 11,869 habitantes según el Censo de Población del año 2010 con una densidad de 197 personas por kilómetro cuadrado.

Ubicación[editar]

Se encuentra a una distancia de 6 km de la cabecera departamental Mazatenango. Es uno municipio que se encuentra a las orillas del Océano Pacífico ya que tiene una playa al sur de su territorio al igual que los demás municipios que se encuentra a su lado oriente y poniente. En el norte del municipios se encuentra el municipio de San Gabriel, al este se encuentra el municipio de Santo Domingo Suchitepéquez, al oeste se encuentra el municipio de Cuyotenango y al sur se encuentra el Océano Pacífico.

Referencias[editar]