Phoca vitulina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Foca común
Seehund.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LR/LC)
Preocupación menor (UICN 2.3)
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Placentalia
Orden: Carnivora
Suborden: Caniformia
Superfamilia: Pinnipedia
Familia: Phocidae
Género: Phoca
Especie: P. vitulina
Linnaeus, 1758
Distribución
Distribución de P. vitulina
Distribución de P. vitulina

La foca común,[1] [2] [3] foca del puerto[4] o foca moteada (Phoca vitulina) es una especie de mamífero pinnípedo de la familia de los fócidos que habita a lo largo de las líneas costeras de los mares templados y fríos del Hemisferio Norte. Se la puede hallar en las aguas costeras del norte del Atlántico y del Pacífico, como así también en el Mar Báltico y en el Mar del Norte, lo que la convierte en la especie más ampliamente distribuida del orden de los pinnípedos, el cual incluye a la morsa, los otarios y las focas verdaderas.

Las focas moteadas son de color marrón, canela o gris, con orificios nasales distintivamente curvados en forma de V. Un adulto puede obtener una altura de 1.85 metros y un peso de 130 kilos. Las hembras viven más que los machos (30-35 años frente a 20-25 años). Las focas moteadas se apegan a sus familias descansando en zonas que le son familiares, generalmente áreas rocosas donde no pueden ser alcanzados por depredadores, y en las que tienen un suministro seguro de peces para comer. Los machos luchan bajo el agua para poder aparearse con una hembra. Estas se aparean con los machos más fuertes y luego dan a luz a crías, que sólo son cuidadas por las hembras. Las crías son capaces de nadar y zambullirse a pocas horas de haber nacido, y crecen rápidamente con la leche materna.

La población mundial es de 400.000 a 500.000, y las subespecies en ciertos hábitats están amenazadas. La caza de focas, una práctica común en el pasado, es ahora generalmente ilegal.

Descripción[editar]

Acercamiento de una foca moteada.

Cada individuo posee un patrón único de manchas oscuras (o manchas claras en un fondo oscuro) que varían en color de negro parduzco a canela o gris; su vientre es generalmente claro. El cuerpo y las aletas son cortas, con una cabeza redondeada y grande en proporción. Los orificios aparecen distintivamente con curvas en forma de V; mientras que otros fócidos, no tienen orejas, o pabellón auricular. Un canal auricular relativamente grande (para una foca) puede ser visible detrás del ojo. Incluyendo la cabeza y las aletas, pueden llegar a alcanzar una longitud adulta de 1.85 metros y un peso de 130 kilogramos. Las hembras son generalmente más pequeñas que los machos.

Población[editar]

Con una estimación de 400.000 a 500.000 individuos, la población no peligra en su totalidad; la mayor parte de las subespecies no se encuentran amenazadas, exceptuando las poblaciones de Groenlandia, Hokkaidō y el Mar Báltico. Las poblaciones locales fueron reducidas o eliminadas a través de brotes de enfermedades y conflictos con humanos, con y sin intención. Mientras que es legal matar focas como parte de la explotación pesquera en el Reino Unido, Noruega y Canadá, la caza comercial es ilegal; las focas también son capturadas en caza de subsistencia y accidentalmente como en redes de pesca. En los Estados Unidos se aplica una estricta protección, y es ilegal matar focas o cualquier animal marino según la Ley de Protección de Mamíferos Marinos. En la Costa Este de los Estados Unidos la cantidad de focas moteadas parece incrementar continuamente, y hasta se han visto algunas en el sur, como en Carolina del Sur.

Las focas moteadas hembras tienen una esperanza de vida de entre 30-35 años mientras que la esperanza de vida de los machos suele ser de 20-25. Científicos han sugerido que esto se debe al estrés al que las focas macho están expuestas durante el período de reproducción.

Subespecies[editar]

Existen cuatro o cinco subespecies:

  • Foca moteada del Atlántico Occidental Phoca vitulina concolor (DeKay, 1842). Norteamérica Oriental.[5]
  • Foca Ungava Phoca vitulina mellonae (Doutt, 1942). Canadá Oriental, agua dulce (incluido en P. v concolor por muchos autores).[5]
  • Foca moteada del Pacífico Phoca vitulina richardsi (Gray, 1864). Norte América Occidental.[5]
  • Foca Insular Phoca vitulina stejnegeri (Allen, 1902). Asia Oriental. Esta subespecie es considerada a veces como una especie separada, Phoca kurilensis o Phoca insularis.[5]
  • Foca moteada del Atlántico Oriental Phoca vitulina vitulina (Linnaeus, 1758). Europa, Asia Occidental. Son una de las focas más comunes del mundo.[5]

Hábitat y dieta[editar]

Focas moteadas en Karls Forland, Svalbard, Noruega.

Caracterizadas por mostrar un fuerte grado de fidelidad a un sitio en su elección de lugares para descansar, pueden pasar varios días en el mar y viajar hasta 50 kilómetros en busca de lugares donde alimentarse, y también nadarán alguna distancia río arriba dentro de un río dulce de larga distancia. Los sitios de descanso pueden ser costas ásperas y rocosas como las Hébridas, las costas de Nueva Inglaterra o las playas arenosas. También habitan zonas intermareales arenosas; algunas focas pueden también entrar en estuarios persiguiendo presas.

Los hábitos alimenticios han sido estudiados de cerca; son conocidas por pescar presas, tales como anchoas, lubinas, arenques, bacalaos y pleuronectiformes, y ocasionalmente camarón y calamar. Son capaces de sumergirse por diez minutos, alcanzando profundidades de 457 metros o más, pero las zambullidas promedio pueden durar tres minutos más a profundidades de alrededor de 20 metros (Carl, 1964).

Comportamiento y reproducción[editar]

Foca moteada descansando en el hielo.
Colonia de Focas moteadas en Helgoland, Alemania.

Aunque no forman grupos tan grandes como otras focas, son animales gregarios. Cuando no están activamente alimentándose, las focas se arrastrarán fuera del agua y dentro de un sitio de descanso preferido. Las focas tienden a mantenerse cerca de la costa, sin aventurarse a más de 20 km de esta. El cortejo y el apareamiento se dan bajo el agua. El sistema de apareamiento no es conocido, pero se piensa que son polígamos. Se piensa que las hembras dan a luz una vez por año, con un período de gestación de once meses.

El nacimiento de las crías ocurre anualmente en la costa, comenzando en febrero para las poblaciones de bajas latitudes, y a finales de julio en la zona subártica. Las madres son las únicas que los cuidan con una lactancia de cuatro a seis semanas; los machos pasan su tiempo peleando entre sí. Investigadores han hallado que los machos se reúnen bajo el agua, dan vueltas alrededor de las hembras, juntan sus cabezas y vocalizan para atraer a las que están listas para reproducir. Las crías nacen por separado y bien desarrolladas, capaces de nadar y bucear en unas horas. Amamantadas de tres a cuatro semanas, las crías se alimentan de la leche materna rica en grasa y crecen rápidamente; nacen pesando 16 kilogramos, las crías pueden doblar su peso en el momento del destete.

Las focas moteadas pasan bastante tiempo en la costa cuando mudan (proceso por el cual las focas mudan su piel poco después de la reproducción). Este momento en tierra firme es importante para el ciclo de vida y puede ser interrumpido cuando hay una presencia humana sustancial (Sullivan, 1989). Este pinnípedo es a veces reacio a arrastrarse a la costa en presencia de humanos, así que ese desarrollo y acceso a la costa debe ser cuidadosamente estudiado en conocidas ubicaciones de focas.

Aspectos particulares en California[editar]

Focas moteadas en el Paseo de la Milla 17.

La población de subespecies richardsi en California era aproximadamente de 25.000 individuos en el año 1984. Las focas moteadas del Pacífico se encuentran a lo largo de toda la costa californiana del Pacífico. Prefieren permanecer relativamente cerca de la costa en zonas submareales e intermareales, y no han sido observadas en zonas pelágicas más allá de las Islas del Canal; además, a menudo se aventuran en bahías y estuarios e incluso nadan en ríos costeros.

Frecuentemente se arrastran en grupos pequeños o medianos hasta los afloramientos rocosos, marismas, playas arenosas e incluso muelles pesqueros. Algunas de las mejores ubicaciones para observar focas moteadas de cerca son Children's Pool Beach en La Jolla, Cannery Row en Monterey, Moss Landing en la Bahía de Monterey o la Laguna Bolinas en el Condado de Marin. Se alimentan en aguas litorales poco profundas de arenques, platijas, merluzas, anchoas, bacalaos comunes y sculpins (Newby, 1978).

En California la reproducción ocurre de marzo a mayo, y con certeza entre abril y mayo dependiendo de las poblaciones locales. No hay indicación de que estas especies tengan características territoriales en el agua, y definitivamente tampoco manifiestan ninguna en tierra. Al alimentarse en bosques de algas, las focas moteadas aumentan su diversidad y productividad de especies. Son cazadas por el superpredador, el gran tiburón blanco.

Patologías[editar]

Una importante investigación científica sobre la incidencia y transmisión de enfermedades en focas moteadas en su hábitat natural, incluyendo un análisis de herpesvirus «focina», fue realizada a comienzos de los años 1980 por el Centro Mamífero Marino y otras organizaciones de investigación (Goldstein, 2004). En el año 2002, apareció una epidemia de focina que causó moquillo viral en focas de la Europa septentrional causando una importante mortalidad en esa región (CMS, 2003).

Un nuevo agente etiológico de enfermedades infecciosas emergió en el año 2000 -poco después de la aparición del Virus del Nilo Occidental- llamado el Virus del Mal Canino, causando neumonía, encefalitis y pancreatitis en focas, y más de 10.000 muertes entre las focas (Rieveron, 2002).

En la Bahía de San Francisco, algunas focas moteadas son de un color parcial o completamente rojizo. Esto puede ser causado por una acumulación de oligoelementos tales como hierro o selenio en el océano o por un cambio en el folículo capilar.[6]

Bibliografía[editar]

  • ARKive - Imágenes y películas acerca de la foca moteada.
  • SealWatch.org - Fotos de focas moteadas que van de Alaska al Reino Unido.
  • van den Toorn, jaap (21 de septiembre de 1999). «Focas moteadas». Jaap's Marine Mammal Pages. Consultado el 26-06-2006.
  • California Wildlife, Volume III, Mammals, ed, por David C. Zeiner, William F. Laudenslayer y Kenneth E. Meyer, publicado por el Departamento de Pesca y Juego de California, abril de 1990.
  • CRC Handbook of Marine Mammal Medicine, editado por Leslie A Dierauf, Frances M D Gulland,, CRC Press (2001) ISBN 0-8493-0839-9
  • Joan Hewitt, A Harbor Seal Pup Grows Up, Carolrhoda Books (2002) ISBN 1-57505-166-4
  • Patrick Sullivan, Gary Deghi y C.Michael Hogan, Harbor Seal Study for Strawberry Spit, Marin County, California, referencia 10323 del archivo Earth Metrics, BCDC y Condado de Marin, 23 de enero de 1989
  • T.C. Newby, Pacific Harbor Seal, pp 184-191 en D. Haley, ed. Marine Mammals of Eastern North Pacific and Arctic Waters, Pacific Search Press, Seattle WA (1978)
  • Goldstein, T., Mazet, J.A.K., Gulland, F.M.D., Rowles, T., Harvey, J.T., Allen, S.G., King, D.P., Aldridge, B.M., Stott, J.L., "The transmission of phocine herpesvirus-1 in rehabilitating and free-ranging Pacific harbor seals (Phoca vitulina) in California", Veterinary Microbiology 103:131-141 (2004)
  • Convención sobre las Especies Migratorias (CMS) (17 de mayo de 2003). «Boletín de la CMS - Brote de Moquillo focino viral en 2002» (en español) pág. 23. Consultado el 4 de diciembre de 2007. «En mayo de 2002 hubo una elevada mortalidad de focas comunes (Phoca vitulina) en la isla de Anholt, en la zona danesa del Kattegat, provocada por una infección con el virus de moquillo focino. Fue en esa misma isla donde se desencadenó la epidemia de moquillo entre las focas en 1988. El virus se extendió a las costas suecas y noruegas en el área del Kattegat y Skagerrak en mayo y junio y, poco tiempo después, al Mar Báltico, la costa oriental del Reino Unido y, también, el Mar de Wadden. Esta infección viral provocó una mortalidad excepcionalmente elevada en las zonas mencionadas.».
  • Riveron Corteguera, Raúl L. Enfermedades emergentes y reemergentes: un reto al siglo XXI. Rev Cubana Pediatr. [online]. ene.-mar. 2002, vol.74, no.1 [citado 04 diciembre de 2007], p.7-22. Disponible en la World Wide Web: [1]. ISSN 0034-7531.

Referencias[editar]

  1. Asociación protectora de animales menores. (2007). «Mamíferos / Foca» (en español). Consultado el 4 de diciembre de 2007. «La Foca Común es natural de las costas del hemisferio Norte. En el océano Pacífico llega desde el mar de Bering hasta el Japón y California en los Estados Unidos. En el Atlántico es natural al sur de Groenlandia y en Islandia, desde la bahía de Hudson hasta Carolina del Sur en Estados Unidos, algunas han llegado hasta la Florida. Al norte de Europa en las islas Svalbard y Novaya Zemlya, y desde las costas del mar Barents hasta Portugal.».
  2. Enciclopedia Microsoft® Encarta® Online (2007). «Foca común» (en español). Consultado el 4 de diciembre de 2007. «Clasificación científica: la foca común pertenece a la familia de los Fócidos, dentro del orden de los Pinnípedos (algunos autores lo consideran como un suborden, de modo que las focas pertenecerían al orden de los Carnívoros). La foca común se clasifica como Phoca vitulina y se considera dividida en cuatro subespecies, aunque es necesaria una revisión taxonómica más profunda.».
  3. Greenpeace España - Especies de pinnípedos y estado de conservación (2007). «Focas del Hemisferio Norte» (en español). Consultado el 4 de diciembre de 2007. «La foca común se distribuye a lo largo de las aguas subárticas del Atlántico y Pacífico norte. La población total de las cinco subespecies se estima en 400.000-500.000 individuos.».
  4. Instituto Nacional de Ecología - México (2007). «Publicaciones» (en español). Consultado el 4 de diciembre de 2007. «Aquí se han registrado cinco especies de pinnípedos: el lobo fino de Guadalupe (Arctocephalus townsendi), el lobo marino de California o lobo marino común (Zalophus californianus californianus), la foca común o foca de puerto (Phoca vitulina), la foca elefante del Norte o elefante marino (Mirounga angustirostris) y la ya extinta foca monje del Caribe (Monachus tropicalis) (Le Boeuf y Bonnell, 1980).».
  5. a b c d e UNEP-WCMC Base de datos de Especies URL accedida el 4 de diciembre, 2007 (en español)
  6. Red-Pelaged Harbor Seals of the San Francisco Bay Region (en inglés) por Sarah G. Allen, Mark Stephenson, Robert W. Risebrough, Lyman Fancher, Alan Shiller, Don Smith. Journal of Mammalogy, Vol. 74, No. 3 (agosto de 1993), pp. 588-593

Enlaces externos[editar]