Minerales de la arcilla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Arcillas del Jurásico.Proximidades de Weymouth.Inglaterra

Los minerales de la arcilla son filosilicatos de aluminio hidratados a veces con cantidades variables de hierro, magnesio, metales alcalinos, tierras alcalinas y otros cationes.[1] [2] Los minerales de la arcilla son en general microscópicos.[1] En la naturaleza los minerales de la arcilla son importantes componentes de la lutita y de los suelos.[1] Se originan a partir de la meteorización o alteración hidrotermal de feldespatos, piroxenos y micas.[1] También se le llama arcilla a algunos materiales plásticos y a partículas de tamaño igual o menor a 2 micrómetros que es el tamaño único o más común de todos los minerales de arcilla.[2]

Química y estructura[editar]

Estos minerales se constituyen de láminas de tetraedros con una composición química general de Si2O5 en donde cada tetraedro (SiO4) está unido en sus equinas a otros tres formando una red hexagonal. Aluminio y hierro pueden parcialmente reemplazar por silicio en la estructura mientras.[2] Los oxigenos ubicados en el ápice de los tetredros de estas láminas pueden al mismo tiempo también formar parte de otra lámina paralela compuesta de octaedro. Estos octaedros suelen estar coordinados por cationes de Al, Mg, Fe3+ y Fe2+. Más infrecuentemente átomos de Li, V, Cr, Mn, Ni, Cu o Zn ocupan dicho sitio de coordinación.[2]

Las relativamente grandes superficies de los minerales de la arcilla pueden adsorber iones y moléculas ya están cargadas de electricidad estatica.[1]

Grupos de minerales arcillosos[editar]

Los minerales de la arcilla se suelen definir según composiciones químicas idealizadas.[2] La cantidad de sílice (SiO2) en la formula es una determinante clave en la clasificación de los minerales de la arcilla.[2]

Historia[editar]

El conocimiento de la naturaleza de la arcilla se hizo mejor hacia los 1920s y 1930s con la mejora en la tecnología de los microscopios, necesarios para analizar los tamaños infinitesimales de sus partículas.[2] [4] La estandarización de la terminología durante ese periodo fue buena con especial atención a los términos similares y confusos, como hoja y plano.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e Wenk, Hans-Rudolf; Bulakh, Andrei (2004). Minerals: Their Constitution and Origin (en inglés). pp. 453–457. 
  2. a b c d e f g «clay mineral» (en inglés), Enciclopedia Británica, pp. 1, http://global.britannica.com/EBchecked/topic/120723/clay-mineral, consultado el 17 de abril de 2013 
  3. a b c d Amethyst Galleries. "The Clay Mineral Group." 2006. 22 de febrero 2007. [1]
  4. a b c Bailey, S. W. (1980). «Summary of recommendations of AIPEA nomenclature committee on clay minerals». American Mineralogist, 65: 1-7