Fay Wray

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fay Wray
Wray, Fay 01.jpg
Foto publicitaria de Wray.
Nombre de nacimiento Vina Fay Wray
Nacimiento Bandera de Canadá Alberta, Canadá
15 de septiembre de 1907
Fallecimiento Bandera de los Estados Unidos Nueva York, Estados Unidos
8 de agosto de 2004 (96 años)
Apodo(s) «La Reina del Grito»[1]
«La Reina de las B»
Ocupación Actriz
Familia
Pareja John Monk Saunders
(1928-1939)
Robert Riskin
(1942-1955)
Sanford Rothenberg
(1971-1991)
Hijo/s Susan, Robert, Victoria
Ficha en IMDb

Fay Wray (Alberta, 15 de septiembre de 1907Nueva York, 8 de agosto de 2004) fue el seudónimo de Vina Fay Wray, una actriz canadiense que desarrolló su carrera en Estados Unidos y adquirió reconocimiento internacional por su interpretación del papel femenino principal de King Kong (1933).[2] Su carrera artística duró 57 años y adquirió popularidad principalmente como actriz en películas de terror, por lo que recibió el apodo de «La Reina del Grito».[3]

Luego de obtener breves papeles cinematográficos, ganó la atención de la prensa pública cuando fue seleccionada como una de las WAMPAS Baby Stars.[1] Esto llevó a que Wray fuera contratada en su juventud por Paramount Pictures, con la que realizó más de una docena de películas, entre ellas La marcha nupcial (1928), su primer protagónico.

Después de abandonar la Paramount, firmó contratos con diferentes compañías cinematográficas que inicialmente la lanzaron como actriz en películas de terror; durante esa etapa, se destacaron sus participaciones en El arrabal (1933) y ¡Viva Villa! (1934), ambas protagonizadas por Wallace Beery.[4]

Para RKO Radio Pictures, protagonizó su filme más representativo, King Kong.[4] Tras el éxito del mismo, Wray apareció en el cine y la televisión con personajes importantes hasta su retiro definitivo como actriz en 1980, mientras que en 1989 publicó sus memorias.[5] Al momento de su muerte, contaba con aproximadamente 100 películas filmadas, tanto mudas como sonoras.

Biografía[editar]

La familia de Wray tenía orígenes mormones y era descendiente del colono William Pynchon, fundador de la ciudad de Springfield, Massachusetts.[6] [7] Nació en un rancho cercano a Cardston, Alberta, en Canadá,[2] como la cuarta de los seis hijos de Elvina Marguerite Jones (24 de enero de 1870-28 de abril de 1938), originaria de Salt Lake City, y Joseph Heber Wray (19 de diciembre de 1861-5 de mayo de 1930), proveniente de Kingston upon Hull, Inglaterra.[8] Su familia regresó a Estados Unidos cuando Fay contaba con tres años, para luego trasladarse a Salt Lake City en 1912,[9] y posteriormente a Lark, Utah, en 1914.[10] En 1919, cuando sus padres se separaron,[2] Fay y sus hermanos retornaron con su madre a Salt Lake City debido a la posibilidad de enfermarse a causa de la epidemia de gripe extendida luego de la Primera Guerra Mundial que le costó la vida a una de las hermanas de Fay en 1918.[11] Consecutivamente, Fay se trasladó a California, donde asistió a la Hollywood High School.[2]

Comienzos de su carrera[editar]

En 1923, Wray apareció en su primera película cuando debutó con apenas 16 años en un cortometraje histórico patrocinado por un periódico local.[9] A lo largo de la década de 1920, consiguió el papel principal en la película muda La patrulla costera (1925),[12] así como otros trabajos breves para los estudios de Hal Roach,[11] en la que permaneció seis meses —después de trabajar brevemente con los estudios Century—.[13]

En 1926, la Asociación Occidental de Anunciantes Cinematográficas, una asociación norteamericana de cine, seleccionó a Wray como una de las WAMPAS Baby Stars,[1] un grupo de mujeres escogidas por ser las más prometedoras del panorama cinematográfico del momento.[14] La actriz se encontraba en ese momento bajo contrato de Universal Studios, en su mayoría como coprotagonista de filmes de vaqueros de bajo presupuesto.[3]

Al año siguiente, en 1927, firmó un contrato con Paramount Pictures para realizar una serie de películas de mediana calidad junto a Gary Cooper y Jack Holt, como Todo un hombre (1930).[3] En 1928, el director Erich von Stroheim la seleccionó para encabezar el elenco femenino principal en la película La marcha nupcial,[2] una película emitida por la Paramount con un rodaje largo y difícil que se destacó por su alto presupuesto y los valores de producción.[15] [16] Si bien fue un fracaso financiero, le dio su primer papel protagónico. El melodrama estuvo dirigido y protagonizado por von Stroheim, en el rol de un príncipe vienés incapaz de elegir a la mujer que amaba —Wray en el papel de Mitzi— por una mujer rica que podía asegurar su futuro.[1] La actriz comentó a The Guardian en 1998: «Nunca tuve otro director tan genial como Stroheim... Su talento era una capacidad infinita por el cuidado de los detalles... Y aunque se trataba de una película muda, insistió en que los actores debían hablar líneas precisas».[15] Siempre creyó que si hubiera continuado trabajando con von Stroheim, su carrera hubiera tomado un rumbo y una calidad distintas.[11] Se asombró con sus métodos de trabajo y llegó a estar enamorada de él, pero cuando comenzó a demostrar sus sentimientos, las insinuaciones de von Stroheim la intimidaron.[13] Permaneció en la Paramount hasta 1929 para realizar más de una docena de películas e incluso continuó trabajando durante la transición del cine mudo al sonoro.[11]

Películas de terror y King Kong[editar]

Fay Wray y Joel McCrea en El malvado Zaroff (1932).

Después de abandonar la Paramount, Wray firmó contratos con varias compañías cinematográficas.[17] Fue bajo estos acuerdos, que fue lanzada como actriz de películas de terror, como en Sombras trágicas, ¿vampiros? (1933), Doctor X (1932) o Los crímenes del museo (1933), que le valieron el apodo de «La Reina del Grito».[3] Sin embargo, sus películas más destacadas se estrenaron cuando trabajó bajo el sello de la RKO Radio Pictures. Su primer filme para esta compañía fue El malvado Zaroff (1932),[17] una adaptación de la historia breve de Richard Connell, coprotagonizada por Joel McCrea. Las tomas (en su mayoría por la noche) fueron realizadas en los mismos sets utilizados durante el día para las secuencias de la Isla Calavera de King Kong.[18] Wray y Robert Armstrong participaron de ambas películas.

El malvado Zaroff fue seguido por la película más memorable de Wray, King Kong, estrenada en el Radio City Music Hall y en el Roxy Theatre.[2] De acuerdo con Wray, Jean Harlow había sido la actriz elegida inicialmente por RKO, pero debido a que MGM puso a Harlow bajo contrato exclusivo durante la preproducción de la película, no estuvo disponible para RKO.[19] El director Merian C. Cooper le ofreció a Wray desempeñar el papel de Ann Darrow,[1] la cautiva de King Kong, y cobró 10 000 USD por diez semanas de trabajo.[1] [20] La actriz recordó cómo Cooper «me llamó a su oficina y me mostró bosquejos de una selva. Después me dijo: "Vas a trabajar con el galán más alto y oscuro de Hollywood". Bueno, yo pensé que me hablaba de Clark Gable. Sin embargo, luego me mostró el dibujo de un simio gigantesco, del tamaño del edificio del Empire State, y me dijo: "Este es tu galán"».[21] La película fue un éxito comercial y Wray, que solo vio King Kong cuatro veces,[10] se sintió orgullosa de que su papel salvara a RKO de la bancarrota.[13] El filme recaudó 90 000 USD durante los primeros cuatro días, una cifra sumamente elevada si se tiene en cuenta que Estados Unidos estaba restableciéndose de la Gran Depresión y las entradas cinematográficas costaban 15 centavos.[15] [1] Esta película fue con la que más se la asoció el resto de su vida y Wray fue elogiada por la crítica por su combinación de sensualidad, vulnerabilidad y capacidad para gritar.[22] The New York Times publicó: «Imaginen a una bestia de quince metros con una chica en sus garras, escalando por el exterior del edificio Empire State, y que después de dejarla en una saliente, trate de agarrar a los aviones y que después, éstos disparen balas de sus ametralladoras al cuerpo del monstruo».[23] Si bien la mayoría de las críticas fueron favorables, Joe Bigelow de la revista Variety afirmó que King Kong sería una buena película de aventuras si «la audiencia se acostumbrara a los movimientos mecánicos, a los desperfectos de los animales expuestos y a la falsa atmósfera de la película».[24]

En el filme, Wray representó a Ann Darrow, una actriz desempleada que accede a tomar un trabajo con una empresa de cine que va a filmar en una isla misteriosa. King Kong es el gigantesco simio que habita en la isla y que se siente atraído por la actriz y la secuestra. Después es trasladado a Nueva York donde muere desde lo alto del Empire State.[25] Sin embargo, Wray siempre fue consciente de que sería recordada por la culminación de King Kong, en la que el simio gigante la eleva a la parte superior del Empire State, suavemente la coloca en una cornisa, arremete con furia a los aviones de combate que lo acribillan a balazos y finalmente cae muerto desde el rascacielos de 102 pisos.[2]

Me hubiera gustado haber tenido papeles de carácter más inusual y profundidad, y con frecuencia pensé que era demasiado mala para ello. Sin embargo, es una cosa extraña. Creo que tengo al menos una película por la que las personas se han interesado lo suficiente al punto de hacerlas sentir bien. Creo que es un tipo extraño de magia que tiene King Kong. Las personas han cambiado sus vidas a causa de este y me lo han dicho.

Fay Wray[11]
Fay Wray en una escena junto a King Kong (1933).

Wray recordó que la parte más peligrosa de la filmación de King Kong fue cuando sintió que estaba a punto de caer debido a la tendencia de la mano del gorila gigante a aflojar su garras mientras estaba suspendida muy por encima de los sets. En ese episodio, le imploró al director, Merian C. Cooper, que la bajara al suelo para descansar unos minutos antes de ser asegurada una vez más en la mano y elevarla de nuevo.[2] A pesar de que King Kong representaba varios pisos de altura en la película, en realidad consistía de 18 centímetros de tela, metal y caucho cuyos efectos especiales estuvieron a cargo de Willis O'Brien.[1] La única parte del monstruo que era de tamaño natural era el brazo de 6 metros de largo y la pata. La extremidad se exhibió durante un tiempo en el Museo de Historia Natural de Los Ángeles.[1]

A su vez, Wray pasó un día entero grabando gritos adicionales, estridentes y lastimeros, que un editor posterior insertó en la banda sonora e incluso, fueron utilizados para otras películas de terror.[1] Al preguntarle cómo fue capaz de reproducir esos gritos, respondió: «Me hice creer a mí misma de que la esperanza de rescate más cercana posible estaba por lo menos a una milla de distancia».[2]

Con los años, Wray dijo que llegó a sentir que Kong «fue algo muy especial para muchos, pero también para mí. Aunque él tenía una fuerza tremenda y el poder de destruir, algún tipo de instinto le hizo apreciar lo que él veía como tan hermoso», dijo en una entrevista en 1993.[2] También manifestó que la película «puede afectar a hombres de todas las edades. Recientemente, un niño de 6 años de edad, me dijo: "He estado esperando la mitad de mi vida para conocerte"».[2]

En una entrevista de 1987, Wray dijo que había recibido un guion para interpretar un pequeño papel en la remake de 1976 de King Kong, en la que Jessica Lange era la coprotagonista.[15] El columnista Roderick Mann manifestó en el mismo año que «el King Kong original era tan extraordinario, tan lleno de imaginación y efectos especiales que nunca será igualado».[2]

Carrera posterior[editar]

Wray probó escribir obras teatrales en 1939 y colaboró con Sinclair Lewis en la obra Angela is 21, que fue filmada por Universal como This Is the Life en 1944, pero su empeño apenas fue ligeramente exitoso.[17] Lo mismo ocurrió cuando protagonizó en Broadway las piezas Nikki y The Brown Danube en 1931 o cuando apareció en Golden Wings y Mr. Big en 1941.[17] Continuó como protagonista de varias películas, aunque en la década de 1940, sus apariciones se hicieron menos frecuentes. Se retiró de la actuación en 1942,[2] después de contraer matrimonio en segundas nupcias. Sin embargo, debido a algunos problemas económicos, continuó su carrera actoral durante las siguientes tres décadas,[20] apareciendo en cine y frecuentemente en televisión.

Las circunstancias interrumpieron mi energía, mi impulso y mi visión de mí misma... pero es así como fue y no me siento perturbada por ello.

Fay Wray[11]
Fay Wray y Paul Hartman en el ciclo televisivo The Pride of the Family (1953).

Wray fue elegida para la sitcom producida por ABC durante 1953-54, The Pride of the Family, en el rol de Catherine Morrison. Paul Hartman recreó a su marido, Albie Morrison, mientras que Natalie Wood y Robert Hyatt interpretaron a sus hijos, Ann y Junior Morrison respectivamente.[26] Wray apareció en tres episodios del drama judicial Perry Mason, el primero de los cuales, The Case Of The Prodigal Parent (episodio 1-36), salió al aire el 7 de junio de 1958. Un año después, en 1959, interpretó a Tula Marsh en el episodio The Second Happiest Day de la serie antológica Playhouse 90 de la CBS.[27] En el mismo año, Wray intervino en un episodio de Alfred Hitchcock Presents titulado The Morning After.[27]

En 1960, apareció como Clara en el episodio Who Killed Cock Robin? de la serie detectivesca de la ABC, 77 Sunset Trip.[27] En 1963, interpretó a la Sra. Brubaker en el episodio You're So Smart, Why Can't You Be Good? del drama médico acerca de la psiquiatría producido por NBC, The Eleventh Hour.[27] Terminó su carrera como actriz en la película para televisión Gideon's Trumpet (1980), con Henry Fonda.[2] En sus últimos años, también escribió obras de teatro que se produjeron en teatros regionales.[2]

He tenido una vida hermosa gracias a las películas.
—Fay Wray[2]

En 1989, publicó su autobiografía titulada By the Other Hand (Por otra parte, en español).[5] Durante sus últimos años, Wray continuó realizando apariciones públicas y manteniendo una vida bastante activa para su edad, a tal punto de que con noventa años, continuaba conduciendo su automóvil.[3] Fue así como el director James Cameron se acercó para ofrecerle el papel de Rose Calvert en la exitosa película Titanic (1997),[3] con Kate Winslet en la versión joven del personaje. Sin embargo, Wray, de 90 años, rechazó el papel que la hubiera hecho conocida por el público más joven justificando que «hubiera sido una experiencia tortuosa». El rol fue otorgado a Gloria Stuart, tres años menor que Wray.[28] Titanic obtuvo once premios Óscar y posteriormente, Stuart diría que era una de las pocas que «estaba disponible, no era alcohólica, reumática, ni se estaba desmoronando».[29] Wray fue invitada especial en la entrega 70º de los premios de la Academia, donde el presentador del show, Billy Crystal, la anunció como «la belleza que cautivó a la bestia».[3] Fue la única actriz de Hollywood de los años 1920 en estar presente esa noche. En enero de 2003, con 95 años, Wray asistió al Festival Internacional de Cine de Palm Beach para alentar al documental de Rick McKay en el que había participado, Broadway: The Golden Age, donde también fue galardonada con un premio «Legend in Film».[3] En sus últimos años, también visitó el edificio Empire State con frecuencia, una vez como invitada de honor en el 60º aniversario de la construcción en 1991 y otra en mayo de 2004, menos de tres meses antes de su muerte.[21] [30] La actriz escribió en sus memorias: «De otro lado, cada vez que llego a Nueva York y veo el perfil citadino y la exquisita silueta del Empire State, mi corazón late con mayor rapidez. En realidad, me gusta esa sensación».[31] Su última aparición pública ocurrió en junio de 2004 durante una celebración en el restaurante Sardi en la ciudad de Nueva York, después del estreno del filme documental en el que Wray había participado.[32]

Muerte[editar]

Tumba de Fay Wray en el Hollywood Forever Cementery.

En 2004, el director Peter Jackson le ofreció a Wray hacer un pequeño cameo en la remake de King Kong de 2005.[3] Se reunió con Naomi Watts, quien iba a interpretar el papel de Ann Darrow.[33] Wray declinó cortésmente la propuesta pero alentó a Watts, susurrándole: «Ann Darrow está en buenas manos».[33] Antes de que la filmación comenzara, Wray falleció de causas naturales mientras dormía el 8 de agosto de 2004 en su apartamento de la Quinta Avenida de Manhattan a los 96 años.[1] Su amigo Rick McKay dijo que «se desvaneció silenciosamente como si fuese a dormir».[21] Sus restos fueron inhumados en el Hollywood Forever Cementery en California.

Dos días después de su muerte, las luces del Empire State fueron apagadas durante 15 minutos en su memoria.[34]

Vida personal[editar]

Wray se casó tres veces, con los escritores John Monk Saunders (22 de noviembre de 1897-11 de marzo de 1940) y Robert Riskin (30 de marzo de 1897-20 de septiembre de 1955), y el neurocirujano Sanford Rothenberg (28 de enero de 1919-4 de enero de 1991). Tuvo tres hijos con sus dos primeros matrimonios: Susan Saunders (n. 1936), Robert Riskin Jr. (n. 1943, fue propietario de la tienda de guitarras McCabe) y Victoria Riskin (n. 1946, expresidente del Writers Guild of America, West). También, mantuvo un largo romance con Clifford Odets y se le insinuó Sinclair Lewis.[2]

Su primer esposo, John M. Saunders, fue guionista de las películas Alas y La escuadrilla de la aurora. Con él estuvo casada desde 1928 a 1939 y confesó que «tenía esta cuestión en su vida de vivir peligrosamente y morir joven».[2] Saunders era mujeriego, alcohólico y drogadicto, y Wray se divorció después de que le inyectara drogas mientras ella dormía. Finalmente, Saunders vendió su casa y sus muebles, guardó el dinero y desapareció por un tiempo con la pequeña hija de ambos, Susan,[2] que fue recuperada más tarde por Wray en un hotel neoyorquino.[13] Durante los 11 años que estuvieron casados, Wray y su marido ganaron cada uno medio millón USD, pero no quedó nada de ello.[2] Saunders se ahorcó en 1940 luego de un período de enfermedad, a los 42 años.[2] Su segundo marido, Robert Riskin, con el que permaneció casada desde 1942 a 1955, escribió las comedias de Frank Capra Sucedió una noche y El secreto de vivir.[2] En 1950, Riskin padeció una apoplejía y debió ser internado en un asilo, período en el que Wray lo acompañó, hasta su muerte cinco años después.[13]

Cuando Wray contaba con 14 años, durante su estadía en California, estuvo acompañada durante un breve lapso por el novio de una de sus hermanas, el fotógrafo William Mortensen (27 de enero de 1897-12 de agosto de 1965), quien le confesó su amor, expresándole que tenía sentimientos firmes por ella que no había experimentado nunca con su hermana. En una ocasión, Mortensen tomó fotos artísticas de Wray en la playa y estas llegaron a la madre de Fay, Elvina, quien llegó enfurecida a California exigiéndo una explicación.[35] Uno de los hermanos de Wray, Joseph, fue internado en un sanatorio debido a un trastorno mental, pero se escapó y suicidó arrojándose a las vías del tranvía en Stockton, California, el 4 de junio de 1928.[3] El resto de sus hermanos fueron Victor, Richard, Vaida y Willow.[36]

Wray se convirtió en una ciudadana naturalizada de Estados Unidos a principios de la década de 1930.[3] En su autobiografía, By the Other Hand (1989), confesó que simpatizaba con el Partido Republicano.[37] [3]

Honores[editar]

Estrella de Wray en el Paseo de la Fama de Hollywood.
Estrella de Wray en el Paseo de la Fama de Canadá.

La Academia de Cine de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror le otorgó un premio especial a Wray en 1975. En 1989, recibió el premio «Women in Film Crystal» y fue honrada con el «Legend in Film» entregado en 2003 durante el Festival Internacional de Cine de Palm Beach.[38] [3] Por su contribución a la industria cinematográfica, Wray fue homenajeada con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en el 6349 de Hollywood Boulevard en 1960.[39] También, recibió una estrella póstuma en el Paseo de la Fama de Canadá en Toronto el 5 de junio de 2005 y se inauguró un pequeño parque con su nombre cerca de Lees Creek en Cardston, Alberta, su ciudad natal.[40] [3] Un pequeño cartel en el borde del parque sobre la calle principal tiene una silueta de King Kong, recordando su papel en dicha película. En mayo de 2006, Wray fue uno de los cuatro primeros artistas en ser honrados con un sello de correos en Canadá.[3] También, el cantante Jimmy Ray hizo referencia a Fay Wray en la canción «Are You Jimmy Ray» de 1998.[3]

El escritor Anthony Slide escribió en su libro Silent Players que Wray «era seleccionada por los cineastas porque era competente, cumplidora y, sobre todo, inteligente. Comprendió la importancia de King Kong en su carrera pero era feliz hablando de otras películas».[41]

Filmografía destacada[editar]

Además de las 100 películas mudas y sonoras que conforman su filmografía, Wray también realizó una serie de apariciones en televisión, desde 1953 a 1965, para luego retornar en 1980 por última vez. Intervino principalmente en dramas, series antológicas y comedias tales como The Pride of the Family, Playhouse 90, Alfred Hitchcock Presents o Studio 57. También, formó parte de las exitosas Perry Mason y Wagon Train.[3]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j k Luther, Claudia (10 de agosto de 2004). «Fay Wray, 96; Actress, Object of Ape's Desire in 'King Kong'» (en inglés). Estados Unidos: Los Angeles Times. Consultado el 3 de enero de 2013.
  2. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u «Fay Wray, Beauty to Kong's Beast, Dies at 96» (en inglés). Estados Unidos: The New York Times (9 de agosto de 2004). Consultado el 3 de enero de 2013.
  3. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p «Biography por Fay Wray» (en inglés) IMDb.com. Consultado el 4 de enero de 2013.
  4. a b Bernstein, Adam (9 de agosto de 2004). «Fay Wray Dies at Age 96» (en inglés). Estados Unidos: The Washington Post. Consultado el 4 de enero de 2013.
  5. a b «Fay Wray Writes The Story of Her Life» (en inglés). The New York Times (20 de febrero de 1989). Consultado el 3 de enero de 2013.
  6. «Fay Wray: Leading Lady King Kong» (en inglés) ldsfilm.com. Consultado el 4 de enero de 2013.
  7. (LaPointe, 2011, p. 274)
  8. «Ancestry of Fay Wray» (en inglés). Wargs.com. Consultado el 3 de enero de 2013.
  9. a b The Salt Lake Tribune, 26 de enero de 2009, «Utah-Hollywood connection runs deep», p. B2
  10. a b «Obituary: Fay Wray» (en inglés). Reino Unido: BBC News (10 de agosto de 2004). Consultado el 3 de enero de 2013.
  11. a b c d e f «Fay Wray - Northern Stars» (en inglés). Northernstars.ca. Consultado el 3 de enero de 2013.
  12. «Ficha de The Coast Patrol (1925)» (en inglés) IMDb.com. Consultado el 3 de enero de 2013.
  13. a b c d e «Fay Wray by Kendahl Cruver» (en inglés). Things-and-other-stuff.com. Consultado el 3 de enero de 2013.
  14. Wollstein, Hans J.. «The WAMPAS Baby Stars» (en inglés). Estados Unidos: b-westerns.com. Consultado el 4 de enero de 2013.
  15. a b c d Luther, Claudia (9 de agosto de 2004). «Fay Wray, King Kong's darling, dead at 96» (en inglés). Chicago: The Chicago Tribune. Consultado el 4 de enero de 2013.
  16. Koszarski, Richard (1983). «La marcha nupcial». España: Filmoteca de Andalucía. Consultado el 4 de enero de 2013.
  17. a b c d Kinnard, Roy (1987). «Fay Wray Text Archive - Films In Review» (en inglés). Estados Unidos: shillpages.com. Consultado el 4 de enero de 2013. «Doctor X fue seguida por El malvado Zaroff para RKO... ella hizo películas en RKO, Universal y Monogram, pocas de las cuales resultaron notables».
  18. «Most Dangerous Game (1932)» (en inglés) Amazon.com. Consultado el 4 de enero de 2013.
  19. (Parish, 1978, p. 203)
  20. a b «Fay Wray» (en inglés). Emol.org. Consultado el 3 de enero de 2013.
  21. a b c «King Kong heroine is dead at 96» (en inglés). BBC News (9 de agosto de 2004). Consultado el 3 de enero de 2013.
  22. «Murió la novia de King Kong». BBC Mundo (9 de agosto de 2004). Consultado el 3 de enero de 2013.
  23. Hall, Mordaunt (3 de marzo de 1933). King Kong (1933). The New York Times. http://movies2.nytimes.com/mem/movies/review.html?title1=&title2=KING%20KONG%20%28MOVIE%29&reviewer=Mordaunt%20Hall&pdate=&v_id=27391.  (en inglés)
  24. Joe Bigelow (6 de marzo de 1933). «King Kong» (en español). Archivado desde el original el 20 de octubre de 2012. Consultado el 4 de marzo de 2013.
  25. «Synopsis for King Kong (1933)» (inglés) IMDb.com. Consultado el 4 de enero de 2013.
  26. «The Pride of the Family» (en inglés). IMDb. Consultado el 3 de enero de 2013.
  27. a b c d «Ficha de Fay Wray en IMDb» (incluye todas sus participaciones en cine y TV, en inglés). Consultado el 4 de enero de 2013.
  28. «Fay Wray refuse Titanic» (en francés). Francia: linternaute.com. Consultado el 4 de enero de 2013.
  29. Harmetz, Aljean (27 de septiembre de 2010). «Gloria Stuart, an Actress Rediscovered Late, Dies at 100» (en inglés). Estados Unidos: The New York Times. Consultado el 4 de enero de 2013.
  30. «Fay Wray visits the Empire State Building minus King Kong» (en inglés). UPI.com. Consultado el 3 de enero de 2013.
  31. «Murió la "novia" de King Kong a los 96 años» El Universal, 10 de agosto de 2004. Consultado el 4 de enero de 2013.
  32. «Imdb.com - Photos of Fay Wray» (en inglés) IMDb.com. Consultado el 3 de enero de 2013.
  33. a b «Naomi Watts' Troubled Meeting With 'King Kong's' Fay Wray» (en inglés) Starpulse.com, 7 de diciembre de 2005. Consultado el 4 de enero de 2013.
  34. «Fay Wray - Empire State Building To Dim Lights In Remembrance Of Actress Fay Wray» (en inglés). UPI.com. Consultado el 3 de enero de 2011.
  35. Stone, Tammy. «Fay Wray» (en inglés) things-and-other-stuff.com. Consultado el 4 de enero de 2013.
  36. «Vina Fay Wray (1907-2004)» (en inglés) Geni.com. Consultado el 4 de enero de 2013.
  37. (Wray, 1989, p. 134)
  38. «Past Recipients: Crystal Award» (en inglés). Women In Film. Consultado el 3 de enero de 2013.
  39. «Awards for Fay Wray» (en inglés) IMDb.com. Consultado el 4 de enero de 2013.
  40. «Canada's Walk of Fame Celebrating Inductee Fay Wray» (en inglés) Canada's Walk of Fame. Consultado el 4 de enero de 2013.
  41. (Slide, 2010, p. 2)

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]