Crisis financiera en Grecia de 2010-2014

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Crisis de la deuda griega de 2010»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Evolución de la deuda pública griega en comparación con la media de la Eurozona.

La crisis económica griega tuvo lugar tras el comienzo de la crisis económica en Estados Unidos en agosto del año 2007. A raíz de esta crisis Grecia emitió gran cantidad de deuda pública para financiar el déficit público. El nivel de deuda empezó a resultar preocupante en las primeras semanas de 2010. La situación se agravó al descubrir que el gobierno conservador había ocultado durante años el verdadero valor de la deuda. La enorme deuda llevó al gobierno a hacer importantes recortes en el sector público para financiarla, esto fue respondido por numerosas manifestaciones y disturbios desde el comienzo de la crisis.

El 23 de abril de 2010 el gobierno griego se vio obligado a pedir un préstamo a la Unión Europea, en lo que sería la primera petición de "rescate" ante la imposibilidad de sostener la deuda pública.[1] Grecia se convirtió así en el primer país europeo en solicitar ayuda externa debido al contagio financiero, siguiéndola Irlanda y Portugal. A pesar de los esfuerzos por reducir la deuda, el gobierno griego se vio obligado a pedir otro segundo rescate en el verano de 2011, lo que provocó tensiones con la Unión Europea y en el Fondo Monetario Internacional que se plantean la posibilidad de abandonar al gobierno de Atenas para que declare la quiebra.

El 10 de abril de 2014 finalizó "oficialmente" la crisis ya que ese día el Estado griego logró colocar 3.000 millones de euros, sobre todo entre inversores extranjeros, en títulos a cinco años al 4,95%. Al día siguiente la canciller alemana Angela Merkel que se encontraba en Atenas manifestó: "Grecia ha cumplido sus promesas. La vuelta a los mercados financieros es una señal de que la confianza ha regresado. Espero que esta política continúe”. El primer ministro griego Antonis Samaras añadió: “¡Grecia lo ha logrado! Hoy comienza un nuevo día y el país inicia su camino hacia el crecimiento”.[2] [3]


Origen y desarrollo[editar]

Falsificación de los datos macroeconómicos[editar]

Protestas en Atenas por los recortes sociales realizados por el gobierno.

Durante las dos legislaturas del gobierno conservador de Karamanlís, se estuvieron realizando falsificaciones de los datos macroeconómicos de la contabilidad nacional. Tras las siguientes elecciones en el año 2009, el candidato socialista Yorgos Papandreu obtuvo mayoría absoluta parlamentaria.

Su gobierno sacó a la luz que el anterior partido estuvo falseando las cifras. El partido conservador aseguraba que el déficit griego era de un 3,7%. Posteriormente el gobierno de Papandreu demostró que el déficit real era de un 12,7%, una cifra alarmante.[4]

Dicha falsificación fue conseguida mediante el uso de derivados complejos, emitiendo la deuda en otras divisas diferentes al euro (como el yen). Como los países pertenecientes al euro no tienen obligación de reportar a Bruselas dichos derivados, nunca nadie pudo saber las cifras reales. Goldman Sachs estuvo involucrado en dicha falsificación y ayudó a esconder el déficit de las cuentas griegas. Concretamente Mario Draghi, actual presidente del Banco Central Europeo, era vicepresidente para Europa de Goldman Sachs, con cargo operativo, durante el período en que se practicó la ocultación del déficit.[5] [6] En junio de 2011, Draghi tuvo que responder ante el Comité Económico del Parlamento Europeo por sus actividades en Goldman Sachs, en relación al ocultamiento en Grecia.[7]

Consecuencias de la transparencia[editar]

Una vez publicadas las cifras reales del país heleno, los mercados internacionales se les echaron encima. Las agencias calificadoras de riesgo, no dudaron en devaluar la calificación crediticia que poseía Grecia hasta el bono basura. Una vez realizadas las devaluaciones, los inversores comenzaron a exigir mucha más rentabilidad por dichos bonos, lo cual hizo que Grecia tuviera que endeudarse más para hacer frente a los actuales problemas económicos.

También el mercado de los CDS exigió más dinero a los inversores a cambio de asegurar la deuda de dicho país. Por otra parte, la bolsa griega comenzó una exuberante caída; los mercados no confiaban ya en Grecia.

Resultado[editar]

La Crisis financiera en Grecia de 2010 habría dejado al descubierto la realidad de una deuda histórica acumulada por los gobiernos democráticos pero sin su conocimiento o al menos sin el conocimiento pleno de muchos ciudadanos y organizaciones griegas (véase el documental Deudocracia) que demandan una auditoria a la deuda griega para conocer con exactitud su origen, sus deudores y su legitimidad. A la vista de la posible suspensión de pagos de la deuda los planes europeos para de renegociación de préstamos podrían suponer, encubiertamente, una reducción de la deuda o lo que se llama un impago selectivo de la deuda externa.[8]

Situación política de Grecia durante la crisis[editar]

El primer ministro griego Papandreou y Jose Manuel Barroso en una reunión en Bruselas en 2010.

Yorgos Papandreu y su gabinete, tomaron medidas de ajuste fiscal. Las medidas más destacadas fueron la disminución salarial del funcionariado público (en total más de 600.000 trabajadores) en un 10%, un recorte del 30% del salario navideño y un aumento de la edad de jubilación desde los 61 a los 63 años. También el IVA fue aumentado entre un 0,5% y un 2% a productos seleccionados, así como el impuesto de hidrocarburos y el impuesto del tabaco y del alcohol.

Dada la dificultad de emisión de la deuda helena, el gobierno decidió ascender la rentabilidad de los bonos hasta superar el 6%. Dichas medidas no fueron muy bien recibidas por la población, y los sindicatos decidieron convocar una huelga general que tuvo lugar el día 11 de febrero de 2010.

En abril de 2011 el Gobierno de Yorgos Papandreu se comprometió a aplicar un nuevo plan de ajuste por valor de 23.000 millones de euros y a poner en marcha un plan de privatizaciones de 50.000 millones de euros adicionales.[9]

La exdiputada del PASOK y exatleta Sofia Sakorafa (Trikala, 1957) lidera el Comité por la Auditoría de la Deuda Pública.[10]

A partir de septiembre de 2011 es cuando Grecia presiona para que la Unión Europea pague un segundo rescate. El nuevo plan de ajuste asociado a este segundo rescate se da a conocer el 21 de septiembre de 2011 y se toman las siguientes medidas:

  • 30.000 funcionarios son mandados a una "reserva" previa al despido o la jubilación
  • Los jubilados menores de 55 años perderán un 40% del importe de sus pensiones.
  • Reducción de los salarios públicos en un 15%.
  • Impuesto a la propiedad inmobiliaria (de 0,50€ a 16€ por metro cuadrado)
  • Se obligará a pagar impuestos a quienes cobren más de 5.000€ anuales (frente a los 8.000€ anuales antes de la reforma)[11]

Crisis de gobierno de 2011. Toma de medidas extraordinarias[editar]

El 1 de noviembre de 2011 se cesa a la cúpula militar por temor a un Golpe de Estado.[12] Además el 11 de noviembre tras la petición fallida del anuncio de un referendum sobre la re-financiación de la deuda griega, dimite Yorgos Papandreu y se pone en su lugar el tecnócrata Lucas Papademos.

El domingo 12 de febrero de 2012 se reúne el parlamento griego para aprobar el enésimo plan de ajuste que supondría un enorme recorte en los salarios públicos y en las cuentas del Estado para pagar la enorme deuda contraída. La decisión se toma bajo una enorme presión ciudadana y extranjera. La negativa a aplicar el acuerdo implicaría la salida de Grecia del euro. Entre las medidas más polémicas se encuentran:[13]

  • Ahorro del gasto público de 3.300 millones de euros.
  • Reducir el salario mínimo un 22%.
  • Despido de 15.000 funcionarios.

Crisis política de mayo de 2012[editar]

Alexis Tsipras, líder del SYRIZA, una coalición de partidos de izquierda griegos que está aumentando considerablemente su apoyo.

Sumidos en la crisis y en negociaciones continuas con la Unión Europea para renegociar la deuda, los griegos acuden a votar un nuevo gobierno. El resultado de las elecciones es que ningún partido obtiene los escaños suficientes para poder gobernar, y resulta imposible ningún pacto entre partidos, por lo que se convocan de nuevo elecciones para junio de 2012. Ante el temor de una posible salida del euro y una crisis bancaria los ciudadanos griegos empiezan a retirar su dinero de los bancos.[14] Para mediados de mayo algunos medios económicos ya consideraban que la salida de Grecia del euro sería inmediata,[15] un escenario que el economista Tyler Cowen ya había considerado como posible en septiembre de 2011.[16]

Elecciones griegas de junio de 2012[editar]

El 17 de junio los griegos vuelven a ser convocados a las elecciones parlamentarias, ante la imposibilidad de formar un gobierno. Son las elecciones griegas que más expectación han despertado en Europa debido a que el gobierno que salga de las elecciones decidirá previsiblemente la nueva política económica de Grecia y, en caso de ser necesario, la salida del euro de Grecia lo que podría generar un efecto en cadena en toda la Unión.[17]

La presión internacional. Medidas tomadas por la Unión Europea[editar]

El 10 de mayo de 2010 frente a la inminente quiebra de Grecia la UE acordó dos medidas importantes:

  • Un plan de apoyo a Grecia consistiendo de préstamos bilaterales de los países de la zona-euro por valor de 80 mil millones de euros y otros 30 mil millones de préstamos del Fondo Monetario Internacional. Hasta finales de 2011 se había pagado 73 mil millones de euros bajo este concepto[18] de los cuales 9.794 millones correspondían a la contribución española;[19]
  • La puesta en marcha del Mecanismo Europeo de Estabilidad con una capacidad de 750 mil millones de euros (60 mil millones del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera de la comisión europea, 440 mil millones de garantías de los estados miembros y 250 mil millones aportado por el Fondo monetario Internacional).
Manifestación de mayo de 2011 en la plaza Sintagma en Atenas.

El plan de rescate otorgado el año pasado estipulaba que en 2012 Grecia debía captar en los mercados la mitad de los recursos que necesitaba y el 100% para el 2013, pero la Unión Europea ha asumido que Grecia no estará en condiciones de captar recursos en los mercados internacionales a inicios del 2012 y que por tanto habrá que llevar a cabo un segundo plan de austeridad.,[20] BBC Mundo, 9 mayo 2011

Grecia y el euro[editar]

Generalmente, cuando un país tiene problemas económicos internos, suele llevar a cabo una devaluación de la moneda, pero en el caso de Grecia esto no era posible, pues pertenecía al euro. En varios medios de comunicación (sobre todo alemanes) apareció información sobre un posible abandono de Grecia de la moneda única. Una hipótesis que fue negada por activa y por pasiva por las autoridades griegas, europeas y el BCE. Volver al dracma permitiría a Atenas hacer devaluaciones competitivas para impulsar sus exportaciones que suponen el 10% del PIB, pero el golpe a la credibilidad del área de la moneda única podría desintegrar el euro. Los mercados interpretarían que se trata de un proceso reversible del que se puede entrar y salir, sin embargo, la Unión Monetaria Europea no prevé ningún mecanismo de abandono.[21]

Frente a los efectos imprevisibles que tendría la eventual salida de Grecia de la unión monetaria europea, tanto la UE como el gobierno de Antonis Samarás optaron desde el principio por la permanencia de Grecia dentro de dicha unión. El posible pánico financiero a una inestabilidad "contagiada" a España o Italia, podrían generar un costo mayor que el que se incurriría en sacar a Grecia de la eurozona. Es posible que los costes que enfrentarían países como Alemania, en el financiamiento de Grecia, son menores que el posible costo que afectaría a toda la eurozona por la salida de Grecia. Estas conjeturas sobre la salida de Grecia, hacen que muchos políticos sean partidarios de la permanencia del país en el "sistema euro". También la salida de Grecia supondría la suspensión de pago y un gran riesgo de quiebra de numerosas entidades financieras alemanas y francesas acreedoras de préstamos en Grecia, razón por la cual políticamente algunos conservadores se oponen a la salida de Grecia.

El 3 de octubre se reunieron en Bruselas los miembros del Eurogrupo y empezó a asumir como hipótesis de trabajo que Grecia podría no controlar el déficit a final de año. El control de déficit había sido el objetivo fijado hasta el momento por los países europeos para decidir si aumentar el plan de rescate.[22]

Posiciones de los países[editar]

  • Flag of Germany.svg Alemania: La posición alemana ha sido ayudar a Grecia mediante rescates financieros que tendría que pagar a largo plazo. Para 2011 se dio inicio al segundo rescate, sin ver atisbo de mejora en la situación económica de Grecia. Alemania se ha mantenido siempre de acuerdo de mantener en el euro al país heleno, pero en 2012 esta confianza empezó a decaer hasta el punto de saltar el rumor que Angela Merkel habría intentado persuadir a Atenas de convocar un referéndum para votar si Grecia debía permanecer en el euro o irse.AFP Noticias. «Grecia arremete contra Merkel tras sugerir referéndum sobre euro». Archivado desde el original el 2012-09-04.
  • Flag of Austria.svg Austria: El gobierno de Austria cree que declarar Grecia en quiebra puede ser mejor que pagar costosos rescates que arrastren a otras economías europeas.Noticia ABC. «Austria asegura que una quiebra de Grecia podría ser mejor que un rescate».
  • Flag of Finland.svg Finlandia: El gobierno finés ha sido el primero en mostrarse reticente para seguir pagando rescates a otros países.
  • Flag of France.svg Francia: El gobierno de Nicolas Sarkozy defiende la posición alemana, pero también estaría dispuesto a negociar la suspensión de pagos griega.Noticia ABC Su sucesor François Hollande ha mostrado su apoyo a que Grecia permanezca en el euro.

Posiciones de otras instituciones[editar]

Consecuencias sociales de la crisis y de la intervención de Europa y el FMI[editar]

Las medidas impuestas a Grecia durante 2010 y 2011, regresivas socialmente, tienen graves consecuencias sociales, además del debilitamiento democrático institucional y el aumento de la emigración económica, se produciría un deterioro generalizado de los niveles de salud (empeoramiento de la atención sanitaria, aumento de los problemas psicosociales, incremento de los suicidios), disminución de la esperanza de vida, aumento de la corrupción y aumento de los niveles de violencia y delincuencia.[23] [24] [25]

El 5 de abril de 2012, Dimitris Christoulas, un jubilado griego de 77 años que se encontraba acosado por las deudas se quitó la vida delante del Parlamento griego y dejó una nota:

Soy jubilado. No puedo vivir en estas condiciones. Me niego a buscar comida en la basura. Por eso he decidido poner fin a mi vida".[26]

A raíz del derrumbe de los servicios públicos, los profesionales médicos griegos alertan de que un 10 % de los niños del país padecen lo que denominan «inseguridad alimentaria» y de que el número de niños que acuden al colegio desnutridos va en aumento.[27]

Historia de las deudas griegas y las deudas de Alemania[editar]

Según el historiador Edmundo Fayanas,[28] en contraste con el impago de las deudas por Alemania (como vencido en la Primera guerra mundial y en la Segunda guerra mundial) ya a pesar de las condonaciones de la deuda alemana hasta el 98% -ver Acuerdo de Londres de 1953 sobre la deuda alemana- resulta asombroso y escandaloso el comportamiento de Alemania con Grecia durante la su crisis financiera iniciada en 2010 ya que se hace evidente una falta abosluta de memoria histórica por parte de Alemania. El país griego fue sancionado a dar compensaciones de guerra a Alemania desde el año 1881, por sus conflictos anteriores. Dichas compensaciones nunca han sido canceladas ni perdonadas por los alemanes. Así, en el año 1964, Alemania logró que tanto el PASOK -socialistas- como Nueva Democracia -conservadores-, reconocieron las deudas históricas y sus intereses. Hay que tener en cuenta, según Fayanas, que Alemania tiene con Grecia una deuda histórica que nunca ha pagado: Hitler invadió Grecia en 1941 imponiendo un préstamo al país griego por 3.500 millones de dólares para arreglar los destrozos de la ocupación militar alemana. Según Fayanas, acabada la II Guerra Mundial Alemania recompensó a Polonia en el año 1956 y a Yugoslavia en 1971 con 20.000 millones de dólares quedando Grecia sin recibir compensación a pesar de haberla solicitado nueve veces a Alemania. Actualizada en 2010, la deuda de Alemania con Grecia alcanzaría la cifra de 163.800 millones de dólares además de las repraciones de guerra que se han calculado en 332.000 millones, es decir, un total de 495.800 millones de dólares, cantidad suficiente para que Grecia saldará todas sus deudas provocadas por la crisis financiera en Grecia de 2010-2013 evitando por tanto el sufrimiento de la población provocado por Alemania y la Unión Europea.[28] Jacques Depla -economista francés que fuera asesor del ex presidente francés Nicolás Sarkozy-, calculó en 2011 la deuda alemana con Grecia en 575.000 millones de dólares.[28]

Alemania ha sido el país más favorecido por el denominado plan Marshall lo que permitió al país una rápida recuperación económica. Hay que recordar que muchas de sus multinacionales como Krupp, Thyssen, Volkswagen, Bayer, Afga y otras, se beneficiarion de la mano de obra en condiciones de esclavitud de cientos de miles de prisioneros del nazismo -judíos, gitanos- que estaban confinados en más de 78 campos de concentración nazis.[28]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Noticia Irish Times
  2. Alicia González, "Un regreso apresurado", El País, 20 de abril de 2014.
  3. Xavier Mas de Xaxàs, "Un 10 sobre el cielo de Grecia", La Vanguardia, 25 de mayo de 2014.
  4. Análisis de las estrategias europeas de salida de crisis http://geografiaeconomicaunla.wordpress.com/2012/03/09/analisis-de-las-estrategias-europeas-de-salida-de-crisis-entre-escilas-y-caribdis/
  5. [1], Público, 01/11/2011
  6. "Draghi tiene que aclarar que hizo en Goldman, Público, 01/11/2011
  7. Señor Draghi, ¿ha infringido usted alguna ley?
  8. S&P advierte de que el plan francés para ayudar a Grecia supondrá un "impago selectivo", 4/7/2011 - El País
  9. Las claves para comprender el rescate económico de Grecia, United Explanations, 16 Mayo 2011
  10. La crisis griega. SOFIA SAKORAFA. Exdiputada del Pasok. "Solo van a quedar en pie las ruinas", 28/8/2011 - El País
  11. Noticia Reforma griega sept. 2011
  12. ¿Ruido de sables en Grecia?
  13. Amanda Mars para El País.com. «Grecia discute su futuro en el euro en medio de la agitación social».
  14. ElEconomista.es. «Inquietos por el euro, los griegos sacan dinero de los bancos».
  15. elEconomista.es. «Los índices europeos se hunden por la inmediata salida de Grecia del euro».
  16. De la debacle de Lehman Brothers a la de Grecia (Clarín) Historieta de Marina Muñoz y Francisco de Zárate
  17. elPeriódico.com. «Grecia decide hoy el futuro de Europa».
  18. http://ec.europa.eu/economy_finance/eu_borrower/greek_loan_facility/index_en.htm
  19. http://www.elpais.com/articulo/economia/Espana/aprueba/ayuda/9794/millones/Grecia/elpepueco/20100507elpepueco_8/Tes
  20. Grecia necesitará más ayuda: ¿fracasó el rescate?
  21. Las cuestiones clave del segundo rescate a Grecia, RTVE, 4 Julio 2011.
  22. Noticia ElPaís.es
  23. Atenas: hospital del terror. Una visita al mayor centro de salud de Atenas evidencia el colapso de la sanidad, tras recortes de un 40% del gasto, La Vanguardia, Andy Robinson, 6/12/2011
  24. [http://www.radiouno.pe/noticias/23726/crisis-grecia-incremento-suicidios Crisis en Grecia incrementó suicidios, 14/10/2011, Radio-Uno+
  25. WHO - Estadísticas sanitarias mundiales 2010
  26. MARÍA ANTONIA SÁNCHEZ-VALLEJO para ElPaís.com. «El suicidio de un jubilado por la crisis desata la ira en Grecia».
  27. «Cada vez más niños pasan hambre en Grecia». El País (18 de abril de 2013).
  28. a b c d La falta de memoria histórica de los alemanes, Edmundo Fayanas Escuer, Nueva Tribuna

Bibliografía adicional[editar]

Enlaces externos[editar]

Wikinoticias