Beitar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Beitar (hebreo, בֵּיתַ"ר, acrónimo de בְּרִית יוֹסֵף טרוּמְפֶּלְדּוֹר, Brit Yosef Trumpeldor, "El pacto de Yosef Trumpeldor"), es el movimiento juvenil sionista de la organización revisionista fundada por Vladimir Jabotinsky, precursora del movimiento Herut del premier Menájem Beguin, que pasaría a ser elemento central de la coalición del partido Likud. Actualmente el movimiento Beitar está implementado en las comunidades judías de doce países: Israel, Australia, Canadá, Reino Unido, Estados Unidos, Sudáfrica, Francia, Ucrania, Uruguay, Brasil, Argentina y Turquía (aunque en este último país es clandestino). Sin embargo, no en todos los países cumple la misma función. El Shir Betar (la canción de Betar) refleja en pocos párrafos las bases del movimiento. Sus palabras fuertes pero seguras, son las que mantienen vivo al movimiento en estos días.

El nombre de Beitar le fue dado al movimiento en homenaje a Yosef Trumpeldor, que falleció durante la defensa del asentamiento del norte de Israel de Tel Jai, atacado por un grupo de bandidos beduinos.

Beitar es un movimiento juvenil sionista de corte derechista. Cabe destacar que Beitar no es un movimiento político, sino que es ideológico.

Zeev Vladimir Jabotinsky, el creador del Movimiento Juvenil Sionista Betar; buscaba una juventud que sea ingenua como la naturaleza que se atreva hasta el final, que conozca las dificultades, definitivamente lo que deseaba era un estado hebreo, un país que sea solo nuestro y lo encontró en Betar; un movimiento con su único ideal que crear el Estado Judío, una patria para todo nuestro pueblo que buscaba un lugar para vivir en libertad y de la siguiente manera lo definió: “ Betar es la manera de vivir con moderación y sobriedad para conseguir la virtud y la pureza ”.

El Brit Hanoar Havri al Shem Trumpeldor fue creado en 1923 en Riga, Letonia; durante una época de crisis por la que atravesaba la Organización Sionista Mundial, lo que por ese momento debía volver a precisar sus metas.

El Betar surge paralelamente con el Partido Revisionista, que también estaba formado por gente joven fiel al ideal sionista puro. Ambos movimientos fueron los primeros en consolidar las ideas sustentadas por Jabotinsky.

Betar no nació únicamente como consecuencia de los esfuerzos hechos por el Rosh Betar, con el fin de encontrar partidarios y colaboradores para la realización del Gran Sionismo. El surgimiento de Betar se debe en gran parte a las necesidades y exigencias de la juventud misma.

Es por esto que Betar se dispuso a educar una juventud fiel, dispuesta al sacrificio sin olvidar jamás la idea de un Estado Judío en vez de un hogar nacional mediante una Alia masiva a cambio de una dicha selectiva para lograr así la mayoría judía en Eretz Israel.


La ideología de Betar[editar]

Fue escrita casi en su totalidad por Zeev Vladimir Jabotinsky. Todos sus escritos fueron tomados como bases del movimiento.

La Muralla de hierro y La ética de la muralla de hierro, son los textos que hablan mas sobre el conflicto histórico entre Árabes y Judíos. En él está expresado el “comportamiento” que un betarí tiene que tener frente a este conflicto (Jabotinsky escribe betarí pero esperaba que algún día todos los judíos pudiesen pensar igual)

Breve reseña de la ideología del Betar[editar]

Betar fue fundada con el fin de crear y educar a la juventud judía según la idea Sionista. Ésta es una ideología que fue cambiando y adecuándose a los nuevos tiempos, evolucionándo, pero sin nunca dejar la base que creó Jabotinsky. Esa base incluye:

Monismo

Un solo ideal es el que dirigió a Jabotinsky al crear Betar y éste fue: Es sionismo puro, sin mezcla de otras ideologías ajenas. El betari debe tener marcada una sola bandera sin mezcla de otros ideales que interfieran con la misión esencial que era en su momento la creación del Estado Judío, y ahora su mantenimiento y fortalecimiento. Jabotinsky llama al Monismo "Jad-Nes" (una sola bandera), en contraposición a "Shatnez" (termino bíblico que se refiere a la mezcla prohibida de lana y lino), al que alude como la mezcla del Sionismo con otras ideologías, particularmente el socialismo. Siendo el Sionismo un movimiento nacionalista, éste choca frontalmente (según la concepción Betarica) con el internacionalismo socialista.


La tierra de Israel

El ideal planteado por Jabotinsky es la creación de un estado judío, con mayoría judía, a ambas márgenes del Jordán. El asunto de ambas márgenes del Jordán se dejó de lado, ya que no es real en nuestros días, pero se mantiene la idea de permanecer en las partes de Eretz Israel liberadas en 1967. Una vez creado, el estado de Israel debe ser un estado democrático y liberal en el que cada habitante, sin diferencia de religión o sexo, tenga los mismos derechos y obligaciones. Los derechos de todos los habitantes en Israel son alimento, vestimenta, hogar, educación y salud; y estos cinco elementos deben ser la base de las leyes sociales en el estado de Israel. En pocas palabras, esto significa un Estado judío con mayoría judía, completamente independiente, que maximice la libertad del individuo sin desproteger a los más necesitados, y donde se manifieste la identidad judía desde el punto de vista nacional y religioso.

Hebreo

El idioma que el pueblo judío debe usar, según la ideología Betari, es el hebreo, en el debe poder cada Judío expresar sus sentimientos y pensamientos.

Hadar

Uno de los grandes principios de Betar es el Hadar, una palabra hebrea que no tiene traducción a ningún idioma. Ya que el pueblo judío es el que debe dar “la luz al resto de los pueblos”, éste debe comportarse de una manera que le permita ser ejemplo. El hadar trata de respeto, tanto al prójimo como a uno mismo. Esto no significa ser mejor, sino ser justos. Saber como comportarse. No importa frente a quien se esté, esa persona merece nuestro respeto al igual que nosotros merecemos el de ella. El hadar se manifiesta en nuestra vestimenta, en nuestra forma de hablar y nuestras relaciones con la gente.

Cada individuo es un rey: misión educativa del Betar

Betar es un movimiento juvenil educativo. El objetivo de Betar es educar a jóvenes judíos que mantengan la llama de la revolución sionista. Educa a los valores del "Hadar" en cuanto al comportamiento, el activismo, la responsabilidad social y la utilización del idioma hebreo para dotar a cada generación de cualidades nobles ya que "cada uno de los judíos somos hijos de reyes". Educar buenos seres humanos que, a la par, sean buenos judíos y sionistas. Educar betarim que modifiquen la historia del pueblo judío realizando su Aliá a Israel y sirviendo allí a la patria. La principal misión educativa de este movimiento es "asegurar la continuidad digna y significativa del pueblo judío".

Disciplina

El betarí debe tener dos tipos de disciplinas. Por un lado, una disciplina personal muy relacionada con su "Hadar", una disciplina tendiente a formar "buenos hijos, buenos alumnos y buenos betarim". Por otro lado, la disciplina del movimiento juvenil que indica respetar las decisiones de la dirección ("Hanagá") elegida democráticamente por todos los miembros del Betar, siempre y cuando dichas decisiones no sean inmorales o contradigan los principios ideológicos y educativos del movimiento. El Betar admira la disciplina como la capacidad para actuar en conjunto para conseguir un objetivo determinado. "Cada individuo es un rey" y por lo tanto cada individuo debe decidir de manera individual su participación en Betar.

Activismo

Según la ideología betarí, el silencio de la pasividad es la que eterniza la angustia e injusticia que sufrió el pueblo judío a lo largo de su historia en el exilio. El betarí debe llevar la llama de la revuelta, que no es otra cosa que decir la verdad y mostrar la justicia. Las muestras de activismo deben ser llenas de "Hadar", representando en los actos a toda la comunidad. Sin embargo, las manifestaciones públicas nunca deben atacar a un gobierno legítimamente establecido en Israel, aunque sí puedan criticarlo pacíficamente.

Pionerismo ("Jalutziut")

Yosef Trumpeldor personificó el ideal del pionero y sirvió de inspiración para la creación del movimiento Betar. Representa el pacto que la juventud hebrea forjó con los ideales creados por Trumpeldor. Pionero es el que marcha a la cabeza. En la diáspora, el pionerismo se manifiesta, especialmente, en la capacidad y valentía de cada betarí de modificar el rumbo de la historia del pueblo judío y "regresar a su verdadera casa en Israel" (esto es, emigrar y establecerse en el moderno Israel). En el Estado de Israel, el pionerismo se manifiesta en hacer cosas que no sólo nos produzcan felicidad personal, sino que también hagan un aporte significativo para el desarrollo del país.

Véase también[editar]


Enlaces externos[editar]