Arco (arma)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Arco recurvado tradicional.

Un arco es un arma impulsora que se usa para disparar flechas sobre un blanco distante. Puede estar formado por una única pieza de madera o de otro material, en cuyo caso se habla de arco monolítico. Los arcos monolíticos pueden ser tan largos como la estatura del arquero, como es el caso del arco largo inglés. Un arco también puede estar formado por varias capas de diferentes materiales, en cuyo caso se habla de arco compuesto, fabricado por diferentes pueblos desde la más remota Antigüedad. Los arcos compuestos pueden estar hechos de una combinación de hueso, madera, cuerno, tendón, bambú, etcétera, en función de las épocas y de los pueblos que los han fabricado. Algunos ejemplos característicos de arcos compuestos tradicionales son los de Turquía, China, Japón y Mongolia etc. Las maderas utilizadas en la fabricación de arcos pueden provenir de diversos vegetales: tejo, cerezo, nogal, roble, sabina, bambú y más. Aparte de los arcos monolíticos y compuestos, existe desde los años 60 del siglo XX un tercer tipo de arco, el arco de poleas, que incluye poleas y mecanismos que facilitan la tensión de la cuerda a la par que aumentan la potencia del tiro.

Todo arco funciona tensando la pieza con una cuerda, que puede ser de fibras vegetales o animales en los arcos tradicionales, o sintéticas en los modernos. La potencia de tiro de un arco se puede regular dentro de ciertos límites, ajustando la tensión de la cuerda. El tiro con arco es un deporte olímpico aunque también se siguen practicando especialidades deportivas no olímpicas con armas que son réplicas de las tradicionales. Un arco puede tener un alcance mortal que depende mucho del tipo de flecha usado y del tipo del arco y más que nada de la capacidad de guardar energía potencial elástica, la cual se mide en la industria en libras necesarias de fuerza de jale a las 28 pulgadas, un arco de 20 libras de jale a las 28 pulgadas se considera para niños el cual generalmente tiene un alcance muy corto disparado a un angulo de 45 grados y no suele ser muy letal pero si peligroso de todos modos, uno de 50 libras de jale suele ser letal hasta los 150 m que se usa mucho para cacería y tiro general, y arcos fuertes de guerra como el largo inglés de 120 libras de jale eran letales a los 400 m aproximadamente, y los recurvos asiáticos (mongoles, turcos, chinos, mugales, koreanos, hungaros, etcétera) dependiendo de la fuerza de jale que variaba si era de disparo rápido o de disparo largo podiían ser letales hasta los 500-600 metros, además de que solían usar flechas más pesadas para penetrar armaduras. Una variante del arco es la ballesta, que fue muy usada por mercenarios genoveses en la Edad Media y parte de la Edad Moderna. En numerosas culturas aborígenes africanas, sudamericanas y norteamericanas, los arcos cumplen tanto la función de arma como la de arco musical desde 15 000 a. C., desconociéndose realmente cuál fue la función original de este instrumento.

Historia[editar]

Los arcos hechos completamente de madera se han usado durante miles de años en la caza y la guerra, entre otros, por los nubios, tribus nativas americanas como los cheroqui, sudamericanas como los bari, africanas como los bassa y las europeas, desde el Epipaleolítico. Como armas de caza son sencillos, fiables y capaces de abatir animales tan grandes como los elefantes africanos. Como arma de guerra, el arco ha contribuido decisivamente en diversas culturas. Los nubios eran famosos por su destreza con los arcos, siendo conocidos por su habilidad de acertar en el ojo del contrincante durante las batallas. En el Japón antiguo, los arcos característicos fueron los fabricados de bambú y de madera, conocidos como yumi, decisivos en la guerra a caballo entre samuráis.

En la Edad Media europea, los arqueros ingleses eran célebres por su destreza en el uso del arco largo para la guerra, que utilizaron con gran efectividad en la Guerra de los Cien Años (especialmente en batallas como Crecy, Azincourt y Poitiers).

Sin embargo, las armas de fuego dejaron obsoletos a los arcos para la guerra, al no requerir el larguísimo entrenamiento necesario para formar a un arquero y volverse cada vez más precisas y de mayor alcance y penetración.

A pesar de esto, los arcos hechos de madera o los compuestos de fibra de vidrio se siguen usando por arqueros tradicionales y en algunas asociaciones para el deporte y la caza libre.

Tipos de arcos[editar]

Arco huno[editar]

El arco huno es asimétrico, compuesto y curvado. Fue inventado en Asia Central y llevado a Europa por primera vez por los hunos.

Su forma asimétrica permitió incrementar el tamaño del arco sin restringir su empleo en la montura del caballo. La parte inferior tuvo que ser más corta para facilitar el movimiento de un lado a otro de la espalda y el cuello del caballo, pero la parte superior no fue tan estrecha y pudo ser más larga. El resultado fue un arco más fuerte y con mayor alcance que el de las tribus germánicas de Europa. Básicamente, los tiradores hunos podían derribar a sus enemigos antes de que ellos pudieran usar sus arcos. La asimetría, sin embargo, condujo a una menor exactitud, aunque esto fuera compensado en cierta medida por el hecho de que el arma fuese un arco compuesto.

El respeto que los godos tenían al arco huno fue transmitido oralmente durante un milenio entre las tribus germánicas y llega hasta nosotros por la saga Hervarar. El rey gauta Gizur vitupera a los hunos de esta manera:

Eigi gera Húnar oss felmtraða né hornbogar yðrir.
"No tememos, ni a los hunos, ni a sus arcos curvados".

Arco húngaro[editar]

El arco húngaro es una mejora del arco huno: es simétrico, compuesto y curvado. Fue inventado en Asia Central.

Esto mejoraba el arco huno, alargando su parte inferior hasta que ambas mitades fueron de igual tamaño. Esta simetría aumentó tanto su alcance como su precisión. Si el arquero usaba el arco húngaro mientras montaba, necesitaba levantarse sobre la montura, una acción que fue imposible hasta la invención del estribo.

Arco persa-parto[editar]

El arco persa-parto es un arco tradicional simétrico recurvado, hecho de cuerno de íbice (o para arcos de baja calidad, de buey) y también de gacela, ciervo, o con tendones de buey, por lo general mezclados en capas pegadas con algún tipo de adhesivo. Estos arcos están sometidos a una gran tensión y las palas de este se superponen entrecruzadas. Una vez terminado, el arco es cubierto con corteza, cuero fino o, en algunos casos, piel de tiburón, y se apergamina para aislarlo de la humedad. Tradicionalmente, los tendones de buey son considerados inferiores a los tendones de los gamos, ya que estos tienen un contenido en grasas más alto.

Los arcos persa-partos estuvieron en uso hasta 1820 en Persia (Irán). A partir de entonces fueron substituidos por los mosquetes. La tecnología en la fabricación de arcos se mejoró, pero en lo fundamental se mantuvo igual durante siglos.

Los iraníes que emigraron de Asia central y Europa del sur y se asentaron en el Irán actual, llevaron consigo el tiro con arco a caballo y mejoraron los arcos tradicionales en Oriente Medio. Nómadas arios, como los escitas, los sacios y los sármatas, fueron arqueros consumados. Los partos, en origen una tribu escita, eran arqueros a caballo célebres. Usando arcos persa-partos, los partos infligieron varias derrotas devastadoras a los romanos. La batalla de Carrhae es probablemente la primera victoria decisiva de arqueros a caballo armados con arcos persa-partos sobre la infantería pesada.

Arco compuesto mongol[editar]

Mooko Suenaga hace frente a las bombas y arcos mongoles durante las invasiones mongolas de Japón.

El arco mongol es el modelo que hace referencia al típico arco recurvado asiático, fabricado a base de cuernos de íbice (de acuerdo con la tradición) y de búfalo de agua, tendones, madera y corteza de birk y bambú. La principal diferencia técnica para distinguir un arco mongol de un húngaro es la presencia de una cuerda sujeta a un accesorio de cuerno o madera, que mantenía la cuerda un poco más lejos, separada de las palas del arco. Este accesorio, como se ha dicho, ayudaba al arquero con una ventaja mecánica al final de la contracción o daba un "chasquido" suplementario porque aceleraba la cuerda después de su liberación.

La tradición mongola del tiro con arco es atestiguada por una inscripción en piedra que fue encontrada cerca de Nerchinsk, en Siberia: «Mientras el Kan Gengis mantenía una reunión con dignatarios mongoles, después de sus conquistas en Sartaul (este de Turkestán), Esungge (sobrino del Kan) disparó a un blanco a 335 alds (536 m)».

Compitiendo con el arco chino, el mongol era construido con la misma base de calidad , de nuevo cuerno, madera y tendones derretidos y pegados con pegamento de pescado este arco tenía diferente desempeño a causa de su grosor y potencia, el arco mongol tiene el récord mundial de tiro más largo, derrotando aun a los arcos más modernos y a los construidos con alta tecnología, con puntas duras y pesadamente recurvados le dan una fuerte recuperación a la cuerda, flechas construidas con maderas pesadas y punteadas con puntas de metal forjado muy bien elaboradas.

Arco coreano[editar]

El arco coreano es muy poderoso; sus usuarios pueden disparar a una gran distancia. Esto es probablemente porque los coreanos pasaron mucho tiempo perfeccionándose porque carecían de fusiles y otras armas de fuego. Un sukgung puede tirar a 600 metros. El tiro con arco fue practicado con gran dedicación en Corea, y muchos jóvenes deseaban pasar su tiempo de ocio practicando en Silla. En una competición, un hombre disparó una flecha a una distancia de 1073 metros.

Arco largo (longbow)[editar]

Arcos largos en acción en la Batalla de Poitiers (1356).

Es un arco muy largo, por lo general hecho de tejo, que dispara a una gran distancia: un arco que a menudo era construido para ser tan alto como el arquero que lo llevara. Quizás el ejemplo más famoso es el longbow, el arco inglés o galés, confeccionado tradicionalmente de madera de tejo, y utilizado por los ejércitos ingleses con una gran efectividad en la Guerra de los Cien Años. A corta distancia, el arquero podía apuntar directamente a un objetivo concreto, y era casi capaz de penetrar la mejor armadura de placas de la época. Para mayores distancias, los arqueros soltaban hacia el cielo andanadas de proyectiles, mediante una trayectoria parabólica hasta las formaciones enemigas, con lo que el arco largo se asemejaba en algunos aspectos a la artillería ligera de la era moderna. Las flechas del arco largo perdían fuerza penetrante usadas de esta manera, pero todavía abundan las historias de caballeros ensartados a sus caballos por las flechas que atravesaban sus muslos.

Este tipo de arco fue usado hasta la época de la Guerra Civil inglesa, pero fue sustituido en muchos casos por el mosquete de cerrojo, sobre todo debido a los muchos años de complicado entrenamiento que se necesitaban para tirar con el arco largo, aun cuando el arco era capaz de obtener unas altas tasas de disparos —no menos de 5 a 10 flechas en 30 segundos por 1 tiro de mosquete cada 30 segundos. El arco en las manos de un arquero experto era indudablemente mucho más exacto también que los primeros mosquetes y con un alcance mayor. El mosquete, como la ballesta, podían ser usados con relativamente poco entrenamiento, y el primero tenía las ventajas psicológicas de producir fuego, humo y ruido en abundancia al ser disparado.

Arco plano[editar]

El arco plano, frecuentemente llamado flatbow por su nombre inglés, es un arco no reforzado, hecho de madera de fresno, de nogal o de roble. Su nombre se debe al hecho de que sus palas son planas en lugar de curvadas. El arco plano común está hecho de álamo blanco, semejante al fresno, con las palas de unos 5 cm de anchura, afilándose a 1 cm con el punto de unión de la cuerda a la pala. Se fabrica con unos 1,67 m de longitud y se deforma elípticamente, con un buen potencial de tensión. Este es un gran diseño para un arco porque permite que cualquier usuario se haga con un arco a un menor coste, ya que el fresno o el olmo son baratos, mientras que el tejo, por ejemplo, es más caro.

Arco yumi[editar]

El yumi es el arco Japonés, el arco de los samuráis.

Se caracteriza por ser un arco laminado, por su gran longitud (2,15 a 2,45 metros) y por su acentuada asimetría debido a que la parte superior del arco es más larga que la inferior.La sección donde se empuña el arco queda, aproximadamente, en la unión del 1/3 inferior con los 2/3 superiores. Aunque en la actualidad se pueda construir con maderas económicas reforzadas por fibras de carbono o vidrio, lo clásico es que el Yumi sea un arco elaborado con dos laminas de bambú: una cubre la cara posterior del arco y la otra el vientre (belly en inglés). Entre ambas láminas, va una capa de láminas cuadradas de bambú de 1/4 de pulgada dispuestas en sentido perpendicular y reforzadas por madera dura en los extremos. Un yumi puede ser un arco costoso, sobre todo cuando se le aplica una laca natural purificada llamada urushi, en varias capas, cubriendo al bambú laminado.

Arco recurvado[editar]

Son arcos que se caracterizan porque sus palas están curvadas hacia adelante en sus extremos. Son, junto con los arcos de poleas, los más utilizados en el tiro con arco deportivo. Los arcos recurvados más simples son los ideales para los que desean iniciarse en este deporte, ya que sus palas son muy resistentes y su cuerda se estira con poco esfuerzo, lo que permite disparar con más facilidad pero con menos potencia. Los arcos recurvados más modernos se usan en competiciones, y son los únicos que se utilizan en los Juegos Olímpicos, por lo que frecuentemente son conocido como arcos olímpicos. Puede hablarse por tanto de arco recurvado moderno (utilizando materiales como metales ligeros, fibra de carbono o de vidrio, etc.) o de recurvado tradicional (íntegramente hechos de diversas maderas).

Arco de poleas[editar]

El arco de poleas es un arco moderno que tiene poleas, en los extremos de las palas, por las cuales pasa la cuerda. Como el arco se estira con la ayuda de las poleas, que son excéntricas, reduce a su vez la cantidad de fuerza que se necesita para completar la apertura del arco, proporcionan una mayor precisión, aceleración y distancia en comparación con el arco convencional. A diferencia de los arcos convencionales, que por lo general están hechos de madera o de madera laminada con otros materiales, los arcos de poleas son a menudo fabricados de aluminio y materiales compuestos. Fueron primero desarrollados y patentados por Holless Wilbur Allen en los EE. UU. en los años 1960, y se han ido haciendo cada vez más populares, tanto en tiro con arco deportivo como en cacería.

Conforme se abre la cuerda convencional, el radio de las poleas y la tensión van en aumento, hasta que vuelven a disminuir, permitiendo mantener la apertura más relajadamente para mayor precisión. En la suelta, la cuerda se acelera rápidamente. Las poleas tiene diversas ventajas:

  • Al llegar la cuerda al máximo de lo que se puede estirar, las poleas han disminuido la tensión inicial y de este modo se facilita la acción de apuntar.
  • Las poleas permiten al arquero tensar un arco con una mayor potencia de la que ellos podrían desarrollar con un arco convencional sólo con su fuerza (hoy en día habría muy pocas personas que podrían disparar con exactitud solamente utilizando su fuerza con las cuerdas de los arcos largos encontrados en el Mary Rose).
  • La cuerda sigue acelerando a la flecha desde su liberación hasta el punto de inicio, consiguiendo más fuerza y por tanto más velocidad.

Los arqueros, en las competiciones de tiro con arco de hoy en día, por lo general, se valen de la ayuda de un disparador, cuyo uso mantiene la cuerda en el mismo plano, a diferencia de lo que ocurre al usar los dedos. Esta ayuda fija la cuerda del arco y permite al arquero liberar la cuerda con una pulsación del mecanismo.

Balista[editar]

La balista se asemeja a una ballesta de gran tamaño, pero usa la torsión de un resorte en lugar de la capacidad elástica de las palas. Se usó como arma de asedio y es muy eficaz porque sólo requiere la ayuda de dos hombres para utilizarse, disparando grandes saetas o lanzando piedras.

Ballesta[editar]

Es un arco mecánico donde la cuerda es atada a un soporte de madera que la mantiene. Cuando se acciona el disparador, el soporte de madera libera la cuerda del arco, soltando el virote. La ballesta requiere menos fuerza para disparar (pero más para cargarla); además se necesita menos experiencia y puede ser disparada sin muchos conocimientos previos.

Arbalesta[editar]

Una arbalesta es una ballesta grande con una gran fuerza y las palas de acero, en lugar de madera o un compuesto óseo. Los husitas eran famosos por sus arqueros dotados de arbalestas.

Enlaces externos[editar]