Servicio Nacional de Aprendizaje

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Servicio Nacional de Aprendizaje y Empleo
Sena Colombia logo.svg
Bogotá, torre del Sena en Chapinero.JPG
Dirección General, Chapinero - Bogotá
Sigla SENA - E.P.
Lema «una entidad de clase mundial»
Tipo Pública
Fundación 21 de junio de 1957 (65 años)[1]
Localización
Dirección Calle 57 No. 8-69 Bogotá
Colombia
Otras sedes 33 regionales
Administración
Rector Jorge Eduardo Londoño
(Director General)
Presupuesto COL$ 3,2 billones[2]​ (2014)[3]
Academia
Estudiantes 9,8 millones (2014)
 • Pregrado Técnicos
Tecnologías
 • Posgrado Profundización Técnica
Especialización Tecnológica
Sitio web
sena.edu.co

El Servicio Nacional de Aprendizaje y Empleo (en sus siglas: SENA) es un establecimiento público de educación en Colombia que ofrece formación gratuita con programas técnicos, tecnológicos y complementarios. Está adscrito al Ministerio del Trabajo de Colombia y goza de autonomía administrativa.

La oferta regular para formación profesional: técnicos, tecnólogos y trabajadores especializados incluye más de 522 programas.[4]

Organización[editar]

El SENA cuenta con varias sedes esparcidas por todo el territorio colombiano organizadas en macroregiones:

Historia[editar]

En 1957, Rodolfo Martínez Tono le propuso al entonces ministro de Trabajo, Raimundo Emiliani Román, desarrollar un instituto de enseñanza laboral técnica, inspirado en el SENAI de Brasil.

El proyecto vio la luz mediante el Decreto-Ley 118, del 21 de junio de 1957, durante el gobierno de la Junta Militar, tras la renuncia de Gustavo Rojas Pinilla. Sus funciones eran brindar formación profesional a los trabajadores, jóvenes y adultos de la industria, el comercio, la agricultura, la minería y la ganadería.[5]​ La naciente entidad no solo formaba técnicos, sino también empresarios y promovía las pequeñas y medianas empresas.[6]

Por espacio de tres años desde 1957, la entidad tuvo como sede principal un edificio ubicado en la Calle 20 con Carrera 8. contando inicialmente con el apoyo de las más importantes organizaciones sindicales de Colombia.[7]​ Mientras que los primeros centros de instrucción fueron aulas del Instituto Técnico Central y de la Universidad Nacional de Colombia, así como improvisadas carpas de circos levantadas en ciudades y municipios, con el fin de ampliar su cobertura, con lo anterior la naciente institución buscaría atender las demandas de la empresa privada, el Gobierno y de los trabajadores, que exigían más capacitación en procura de mejorar su calidad laboral y de vida.

El 23 de agosto de 1957, sesionó por primera vez el Consejo Nacional y se definieron dos tareas a realizar: el estudio, codificación y sistematización de la oferta y demanda de mano de obra, y la capacitación profesional, para poner en práctica estas tareas se establecieron la División de Mano de Obra, la de Formación Profesional y la Administrativa, creada para planificar la construcción y dotación de los centros de formación profesional.

Durante los primeros meses se establecieron las estructuras seccionales en los diversos departamentos. como Cundinamarca, Antioquia, Valle del Cauca, Atlántico, Bolívar, Nariño, Cauca y Magdalena. Los departamentos restantes tuvieron sus seccionales al siguiente año.

En 1958, se realizó la primera gran investigación, acerca de las necesidades de formación profesional en todos los departamentos, excepto Chocó y Córdoba, teniendo como objeto de estudio a 5000 empresas de todos los sectores de la industria. El mismo reveló que al menos 210 mil trabajadores requerían complementar su educación y urgía la formación de 25 mil trabajadores adicionales. Con base en lo anterior, se fijó el plan quinquenal, 1959-1963.[7]

Para llevar a cabo el modelo de capacitación, se diseñaron los programas Promoción Profesional Popular, que llevaron capacitación técnica a diferentes ciudades y poblaciones rurales. En 1960, se firmaron dos importantes convenios con la Organización Internacional del Trabajo y el Fondo Especial de las Naciones Unidas, que brindaron asesoría administrativa, financiera y técnica a los pequeños y medianos empresarios, y promovieron el crecimiento empresarial. Además, la OIT asesoró en la formulación del primer Centro Nacional de Formación de Instructores. En la década del 60 la entidad tiene un rápido crecimiento con la apertura de diversos centros de formación en todo el territorio nacional, atendiendo los sectores más importantes de la economía industria, comercio y agropecuario. En este período, el número de alumnos se incrementó en un 40 % anual, gracias a los aportes del sector privado y la mejora de la infraestructura y diversificación de oferta.[8]

El 10 de abril de 1970, se puso en marcha el Programa de Promoción Profesional Urbana enfocado a la industria, y el de Promoción Profesional Popular Rural asignados a la división agropecuaria. En 1974, se puso en práctica la política de capacitación para desempleados y subempleados.[9]​ En el segundo quinquenio de los 70, la entidad procuró ampliar la cobertura a renglones modernos de la economía tradicional y no formal, darle un carácter popular a la enseñanza y modernizar las áreas administrativa, tecnológica y metodológica. Bajo esta premisa, se crearon el Programa de Desarrollo Tecnológico en el Centro Especializado de Formación Profesional Avanzada y de la División de Desarrollo de Tecnología.

En la década de los 80, se pretendió dar alcance en la capacitación del sector informal de la economía y en 1985 surgió Capacitación para la Participación Campesina, dirigida a líderes campesinos, indígenas y comunidades beneficiarias de la Reforma Agraria, con el fin de que tomaran parte en el desarrollo agropecuario. Gracias a la alianza con la Sociedad de Agricultores de Colombia, se garantizó la formación de campesinos para instrucción en técnicas de producción y proyectos que dieron valor agregado a sus productos.

En los 90, la internacionalización de la economía incrementó la competencia empresarial. De ahí la necesidad de expedir la Ley 119 de 1994 mediante la cual la institución se reestructuró para brindar programas de formación profesional integral en todas las áreas económicas. En 1996, el SENA y el Instituto para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología (Colciencias) se unieron para promover la investigación tecnología y la modernización científica, esto fue ratificado en el PND de 2003.[10]

A partir del año 2000, priorizó el emprendimiento empresarial, la innovación tecnológica, la cultura de calidad, la normalización, la certificación de competencias laborales y el Servicio Público de Empleo.[11]

En 2002, pasó de ofrecer 1,1 millones de cupos a un poco más a de 7,9 millones de cupos en 2009, y en 2010 llegará a cerca de los 8 millones de cupos.[12]​ En 2004, se crearon siete nuevas sedes regionales autónomas y con presupuesto propio en Amazonas, Arauca, Guainía, Guaviare, Putumayo, Vaupés y Vichada. De igual manera, se creó la regional Cundinamarca, independiente de la de Bogotá. Con estos mismos objetivos de ampliación de cobertura y atención a más colombianos, de 2002 y 2010, la entidad invirtió en la construcción y remodelación de 52 sedes, como las adelantadas en Cazucá (en Soacha), Tumaco, Leticia, Sincelejo, Quibdó, Puerto Leguízamo, Puerto Inírida, Puerto Carreño, Guapi y Tolú.[12]

Funciones[editar]

Según la ley 119 DE 1994, en el artículo 4: [13]

  1. Impulsar la promoción social del trabajador, a través de su formación profesional integral, para hacer de él un ciudadano útil y responsable, poseedor de valores morales éticos, culturales y ecológicos.
  2. Velar por el mantenimiento de los mecanismos que aseguren el cumplimiento de las disposiciones legales y reglamentarias, relacionadas con el contrato de aprendiza​​je.
  3. Organizar, desarrollar, administrar y ejecutar programas de formación profesional integral, en coordinación y en función de las necesidades sociales y del sector productivo.
  4. Velar porque en los contenidos de los programas de formación profesional se mantenga la unidad técnica.
  5. Crear y administrar un sistema de información sobre oferta y demanda laboral.
  6. Adelantar programas de formación tecnológica y técnica profesional, en los términos previstos en las disposiciones legales respectivas.
  7. Diseñar, promover y ejecutar programas de formación profesional integral para sectores desprotegidos de la población.
  8. Dar capacitación en aspectos socioempresariales a los productores y comunidades del sector informal urbano y rural.
  9. Organizar programas de formación profesional integral para personas desempleadas y subempleadas, y programas de readaptación profesional para personas en situación de discapacidad.
  10. Expedir títulos y certificados de los programas y cursos que imparta o valide, dentro de los campos propios de la formación profesional integral, en los niveles que las disposiciones legales le autoricen.
  11. Desarrollar investigaciones que se relacionen con la organización del trabajo y el avance tecnológico del país, en función de los programas de formación profesional.
  12. Asesorar al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en la realización de investigaciones sobre recursos humanos y en la elaboración y permanente actualización de la clasificación nacional de ocupaciones, que sirva de insumo a la planeación y elaboración de planes y programas de formación profesional integral.
  13. Asesorar al Ministerio de Educación Nacional en el diseño de los programas de educación media técnica, para articularlos con la formación profesional integral.
  14. Prestar servicios tecnológicos en función de la formación profesional integral, cuyos costos serán cubiertos plenamente por los beneficiarios, siempre y cuando no se afecte la prestación de los programas de formación profesional.

Deberes de los Servidores Públicos[editar]

Según la Ley 734 de 2002 . Capítulo II. Artículo 34[14]

  1. Cumplir y hacer que se cumplan los deberes contenidos en la Constitución, los tratados de Derecho Internacional Humanitario, los demás ratificados por el Congreso, las leyes, los decretos, las ordenanzas, los acuerdos distritales y municipales, los estatutos de la entidad, los reglamentos y los manuales de funciones, las decisiones judiciales y disciplinarias, las convenciones colectivas, los contratos de trabajo y las órdenes superiores emitidas por funcionario competente.
  2. Cumplir con diligencia, eficiencia e imparcialidad el servicio que le sea encomendado y abstenerse de cualquier acto u omisión que cause la suspensión o perturbación injustificada de un servicio esencial, o que implique abuso indebido del cargo o función.
  3. Formular, decidir oportunamente o ejecutar los planes de desarrollo y los presupuestos, y cumplir las leyes y normas que regulan el manejo de los recursos económicos públicos, o afectos al servicio público.
  4. Utilizar los bienes y recursos asignados para el desempeño de su empleo, cargo o función, las facultades que le sean atribuidas, o la información reservada a que tenga acceso por razón de su función, en forma exclusiva para los fines a que están afectos.
  5. Custodiar y cuidar la documentación e información que por razón de su empleo, cargo o función conserve bajo su cuidado o a la cual tenga acceso, e impedir o evitar la sustracción, destrucción, ocultamiento o utilización indebidos.
  6. Tratar con respeto, imparcialidad y rectitud a las personas con que tenga relación por razón del servicio.
  7. Cumplir las disposiciones que sus superiores jerárquicos adopten en ejercicio de sus atribuciones, siempre que no sean contrarias a la Constitución Nacional y a las leyes vigentes, y atender los requerimientos y citaciones de las autoridades competentes.
  8. Desempeñar el empleo, cargo o función sin obtener o pretender beneficios adicionales a las contraprestaciones legales y convencionales cuando a ellas tenga derecho.
  9. Acreditar los requisitos exigidos por la ley para la posesión y el desempeño del cargo.
  10. Realizar personalmente las tareas que le sean confiadas, responder por el ejercicio de la autoridad que se le delegue, así como por la ejecución de las órdenes que imparta, sin que en las situaciones anteriores quede exento de la responsabilidad que le incumbe por la correspondiente a sus subordinados.
  11. Dedicar la totalidad del tiempo reglamentario de trabajo al desempeño de las funciones encomendadas, salvo las excepciones legales.
  12. Resolver los asuntos en el orden en que hayan ingresado al despacho, salvo prelación legal o urgencia manifiesta.
  13. Motivar las decisiones que lo requieran, de conformidad con la ley.
  14. Registrar en la oficina de recursos humanos, o en la que haga sus veces, su domicilio o dirección de residencia y teléfono, y dar aviso oportuno de cualquier cambio.
  15. Ejercer sus funciones consultando permanentemente los intereses del bien común, y teniendo siempre presente que los servicios que presta constituyen el reconocimiento y efectividad de un derecho y buscan la satisfacción de las necesidades generales de todos los ciudadanos.
  16. Permitir a los representantes del Ministerio Público, fiscales, jueces y demás autoridades competentes el acceso inmediato a los lugares donde deban adelantar sus actuaciones e investigaciones y el examen de los libros de registro, documentos y diligencias correspondientes. Así mismo, prestarles la colaboración necesaria para el desempeño de sus funciones.
  17. Permanecer en el desempeño de sus labores mientras no se haya hecho cargo de ellas quien deba reemplazarlo, salvo autorización legal, reglamentaria, o de quien deba proveer el cargo.
  18. Hacer los descuentos conforme a la ley o a las órdenes de autoridad judicial y girar en el término que señale la ley o la autoridad judicial los dineros correspondientes.
  19. Dictar los reglamentos o manuales de funciones de la entidad, así como los internos sobre el trámite del derecho de petición.
  20. Calificar a los funcionarios o empleados en la oportunidad y condiciones previstas por la ley o el reglamento.
  21. Vigilar y salvaguardar los bienes y valores que le han sido encomendados y cuidar que sean utilizados debida y racionalmente, de conformidad con los fines a que han sido destinados.
  22. Responder por la conservación de los útiles, equipos, muebles y bienes confiados a su guarda o administración y rendir cuenta oportuna de su utilización.
  23. Explicar inmediata y satisfactoriamente al nominador, a la Procuraduría General de la Nación o a la personería, cuando estos lo requieran, la procedencia del incremento patrimonial obtenido durante el ejercicio del cargo, función o servicio.
  24. Denunciar los delitos, contravenciones y faltas disciplinarias de los cuales tuviere conocimiento, salvo las excepciones de ley.
  25. Poner en conocimiento del superior los hechos que puedan perjudicar el funcionamiento de la administración y proponer las iniciativas que estime útiles para el mejoramiento del servicio.
  26. Publicar en las dependencias de la respectiva entidad, en sitio visible, una vez por mes, en lenguaje sencillo y accesible al ciudadano común, una lista de las licitaciones declaradas desiertas y de los contratos adjudicados, que incluirá el objeto y valor de los mismos y el nombre del adjudicatario.
  27. Hacer las apropiaciones en los presupuestos y girar directamente a las contralorías departamentales y municipales, como a la Contraloría General de la República y las Personerías Municipales y Distritales dentro del término legal, las partidas por concepto de la cuota de vigilancia fiscal, siempre y cuando lo permita el flujo de caja.
  28. Controlar el cumplimiento de las finalidades, objetivos, políticas y programas que deban ser observados por los particulares cuando se les atribuyan funciones públicas.
  29. Ordenar, en su condición de jefe inmediato, adelantar el trámite de jurisdicción coactiva en la respectiva entidad, para el cobro de la sanción de multa, cuando el pago no se hubiere efectuado oportunamente.
  30. Ejercer, dentro de los términos legales, la jurisdicción coactiva para el cobro de las sanciones de multa.
  31. Adoptar el Sistema de Control Interno y la función independiente de Auditoría Interna que trata la Ley 87 de 1993 y demás normas que la modifiquen o complementen.
  32. Implementar el Control Interno Disciplinario al más alto nivel jerárquico del organismo o entidad pública, asegurando su autonomía e independencia y el principio de segunda instancia, de acuerdo con las recomendaciones que para el efecto señale el Departamento Administrativo de la Función Pública, a más tardar para la fecha en que entre en vigencia el presente código, siempre y cuando existan los recursos presupuestales para el efecto.
  33. Adoptar el Sistema de Contabilidad Pública y el Sistema Integrado de Información Financiera SIIF, así como los demás sistemas de información a que se encuentre obligada la administración pública, siempre y cuando existan los recursos presupuestales para el efecto.
  34. Recibir, tramitar y resolver las quejas y denuncias que presenten los ciudadanos en ejercicio de la vigilancia de la función administrativa del Estado.
  35. Ofrecer garantías a los servidores públicos o a los particulares que denuncien acciones u omisiones antijurídicas de los superiores, subalternos o particulares que administren recursos públicos o ejerzan funciones públicas.
  36. Publicar mensualmente en las dependencias de la respectiva entidad, en lugar visible y público, los informes de gestión, resultados, financieros y contables que se determinen por autoridad competente, para efectos del control social de que trata la Ley 489 de 1998 y demás normas vigentes.
  37. Crear y facilitar la operación de mecanismos de recepción y emisión permanente de información a la ciudadanía, que faciliten a esta el conocimiento periódico de la actuación administrativa, los informes de gestión y los más importantes proyectos a desarrollar.
  38. Actuar con imparcialidad, asegurando y garantizando los derechos de todas las personas, sin ningún género de discriminación, respetando el orden de inscripción, ingreso de solicitudes y peticiones ciudadanas, acatando los términos de ley.
  39. Acatar y poner en práctica los mecanismos que se diseñen para facilitar la participación de la comunidad en la planeación del desarrollo, la concertación y la toma de decisiones en la gestión administrativa de acuerdo a lo preceptuado en la ley.
  40. Capacitarse y actualizarse en el área donde desempeña su función.

Valores[editar]

Misión[editar]

El SENA está  encargado de cumplir la función que le corresponde al Estado de invertir en el desarrollo social y técnico de los trabajadores colombianos, ofreciendo y ejecutando la formación profesional integral, para la incorporación y el desarrollo de las personas en actividades productivas que contribuyan al desarrollo social, económico y tecnológico del país. [13]

Visión[editar]

En el año 2022 el SENA se consolidará como una entidad referente de formación integral para el trabajo, por su aporte a la empleabilidad, el emprendimiento y la equidad, que atiende con pertinencia y calidad las necesidades productivas y sociales del país.

Sofia Plus[editar]

SENA Sofia (Sistema Optimizado para la Formación Integral del Aprendizaje Activo) antes conocida como SENA Virtual, es la plataforma virtual de la institución.[15]​ En ella, las personas pueden acceder a una cantidad de cursos virtuales, los estudiantes presenciales y profesores la utilizan para interactuar, así como descargas de certificados y formación de estudios.[16]

Plataformas

El SENA cuenta con la plataforma Territorium para la educación E-learning que utiliza para gestionar sus cursos virtuales, actualmente ofrece más de 300 cursos cortos entre 10 y 60 hrs de duración. Anteriormente usaba Blackboard que tenía la misma función.

Inscripciones

Durante todo el año el SENA abre inscripciones en sus modalidades de cursos: presenciales, virtuales y a distancia. Las inscripciones a los cursos cortos virtuales siempre están abiertas excepto los meses de diciembre y enero que es cuando se realizan actividades de cierre y gestión y no hay asignación de instructor hasta pasado febrero. En el caso de los cursos presenciales y a distancia es importante estar pendiente de las inscripciones ya que no cuenta con cronograma fijo ni fechas específicas, estas quedan abiertas hasta llenar la convocatoria, lo cual suele ser de manera rápida .

Controversias[editar]

Luego de 19 años usando Blackboard, en 2019, el SENA decide cambiar a la plataforma Territorium a través de una negociación por 30 mil millones de pesos. En febrero de 2021 la Contraloría General ordena una inspección a la entidad por fallas en la plataforma Territorium.[17]

Directores[editar]

  • Rodolfo Martínez Tono (1957-1974)
  • Eduardo Gaitán Duran (1974-1977)
  • Gilberto Echeverry Mejía (1977-1978)
  • Alberto Galeano Ramírez (1978-1981 y 1982-1986)
  • Pedro de Narvaez López (interino 1981-1982)
  • Enrique Low Mutra (1986-1987)
  • Clara Elsa Villalba de Sandoval (1987-1990)
  • Hernando Arango Monedero (1990-1993)
  • Carlos Hernan Peñaloza Martinez (1993-1996)
  • Alberto Lora Pedroza (1996-1997)
  • Rafael Ramirez Zorro (1997-2002)
  • Dario Montoya Mejía (2002-2010)
  • P. Camilo Bernal Hadad (2011-2012)
  • Luis Alfonso Hoyos (2012-2013)
  • Gina Parody (2013-2014)
  • Arturo Fernando Rojas Rojas (interino 2014)
  • Alfonso Prada (2014-2017)
  • José Antonio Lizarazo Sarmiento (enero-septiembre de 2018)
  • Carlos Mario Estrada (2018-2022)
  • Jorge Eduardo Londoño (desde agosto de 2022)

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Copia archivada». Archivado desde el original el 29 de octubre de 2014. Consultado el 29 de octubre de 2014. 
  2. [1]
  3. «Copia archivada». Archivado desde el original el 9 de enero de 2015. Consultado el 9 de enero de 2015. 
  4. «Conocimiento para todos los colombianos». Archivado desde el original el 9 de abril de 2016. Consultado el 26 de marzo de 2016. 
  5. Decreto 164 del 6 de agosto de 1957.
  6. [2] Archivado el 16 de enero de 2013 en Wayback Machine. historia del sena
  7. a b Los Comienzos
  8. Fortalecimiento y expansión
  9. «Crecimiento acelerado». Archivado desde el original el 9 de abril de 2016. Consultado el 26 de marzo de 2016. 
  10. Formación integral e innovación
  11. «Retos de fin de siglo». Archivado desde el original el 9 de abril de 2016. Consultado el 26 de marzo de 2016. 
  12. a b Balance Gobierno 2010 Presidencia República de Colombia
  13. a b «LEY 119 DE 1994». 
  14. «Ley 734 de 2002». 
  15. Glosario Sena
  16. SOFIA Plus, el sistema maestro de empleo y educación
  17. Contraloría ordena una inspección al Sena por fallas en la plataforma Territorium Infobae (febrero 2021)

Enlaces externos[editar]