Inmigración italiana en Paraguay

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Italianos en el Paraguay»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Bandera de Italia Italianos en Paraguay Bandera de Paraguay
Italo-paraguaiani (en italiano)
ItaliansInParaguay.jpg
La comunidad italiana en Paraguay frente al Panteón Nacional de los Héroes de Asunción.
Otros nombres Ítalo-paraguayos
Regiones de origen Lombardía y norte de Italia
Población censal 8.502 registrados (2012)[1]
Descendencia estimada 40% de la población paraguaya con ascendencia italiana[2]
Idiomas italiano, español, guaraní
Religiones Cristianismo (principalmente católico)
Migraciones relacionadas Italianos, Italianos en Argentina, Italianos en Brasil, Italianos en Bolivia, Italianos en Uruguay
[editar datos en Wikidata]

La inmigración italiana en Paraguay es una de las más importantes en esta nación suramericana.[3]

Italianos en Paraguay[editar]

El italo-paraguayo Silvio Pettirossi, pionero de la aviación mundial y héroe de la Guerra del Chaco. Falleció en un accidente aéreo. Sus restos descansan en el Panteón Nacional de los Héroes.

El contingente de inmigrantes italianos en Paraguay, fue en gran medida el más sobresaliente de ciudadanos extranjeros que se establecieron en el país en los primeros años de la posguerra después de 1870. Durante la Guerra de la Triple Alianza, muchos inmigrantes italianos se alistaron voluntariamente en las filas del entonces presidente Mariscal Francisco Solano López.

En el periodo comprendido entre los años 1882 y 1907, los italianos constituyeron el grupo más numeroso, superando el 27% del total de extranjeros llegados al Paraguay.

Tras la unificación de Italia en 1860, luego de las batallas garibaldinas, se dio el principio a la época de las grandes migraciones que se extendería hasta 1914. Esto arrojó un movimiento migratorio muy extenso, entre los años 1869 hasta 1913, de más de 14 millones de italianos que abandonaron su país.

No obstante, la mayoría de los inmigrantes italianos provenían principalmente de las provincias de Lombardía (especialmente de Bérgamo) y del norte de Italia y comprendían individuos que arribaron al Paraguay por riesgo y cuenta propia.

Este conjunto de inmigrantes, conformado en gran medida por obreros, arquitectos, ingenieros y en menor medida por profesionales de otras ramas, ejerció gran influencia, en especial, en el crecimiento y desarrollo urbanístico de Asunción y en el mantenimiento del sistema ferroviario paraguayo.

Los italianos formaban parte directa en los movimientos y actividades que se desarrollaban en la ciudad, tanto en el orden económico, cultural y social. En este sentido, cargos de relevancia en diferentes niveles fueron ocupados por ciudadanos extranjeros.

En 1886, Asunción contaba con 23.304 habitantes, de los cuales un pequeño porcentaje, que rondaba el 6%, correspondía al grupo de extranjeros residentes en la capital. Sin embargo sólo el 36% de los comercios pertenecían a ciudadanos paraguayos. Esto se relaciona también con el factor demográfico puesto que la Guerra de la Triple Alianza (1860-1870), que significó la derrota de Paraguay tras 6 años de enfrentamientos y dejó como consecuencia la desaparición de gran parte de la población nativa.

A principios del siglo XX la colonia italiana llegaba a casi 4000 personas, la mayoría concentradas en la capital y alrededores. Durante la Guerra del Chaco, los italianos participaron activamente en contra de Bolivia y algunos aviadores italianos, recién inmigrados de Italia, fueron fundamentales en la victoria final de Paraguay.[4]

Datos oficiales[editar]

Según datos de la Departamento de Migraciones del Paraguay, desde los años 1881 hasta 1900, llegaron al Paraguay 8.695 inmigrantes. El año en que se registró mayor flujo migratorio fue en 1889, con 1886 extranjeros, y en 1885 fue el menor movimiento con 47 inmigrantes. Paralelamente a la entrada de inmigrantes al país, se produjo una gran la salida de ciudadanos paraguayos que emigraron a países vecinos.

El fundador de la Villa[editar]

Francisco Morra, el fundador de la Villa Morra, nació el 27 de mayo de 1841 en Carignola, provincia de Foggia, en la Italia Meridional.

Francisco Morra realizó sus estudios universitarios en la Universidad de Nápoles, en cuyas aulas se recibió de doctor en Medicina y Cirugía el 7 de junio de 1866. Participó además de las batallas garibaldinas, en la guerra entre Italia y Austria.

Años más tarde, se trasladó a América del Sur y se radicó en la Argentina, donde integró el cuerpo médico militar, con cuyas tropas llegó a Paraguay en 1869.

En el año 1870, se estableció definitivamente en Paraguay, específicamente en la ciudad de Asunción, donde contrajo matrimonio con Carolina Zambonini, de nacionalidad argentina, de cuya unión nacieron tres hijos: Sabino, Carmen, Hermelinda.

En la época en que se afincó en Paraguay, Morra era unos de los pocos médicos con que contaba Asunción. En efecto, su labor profesional fue muy relevante, ante el arribo constante de los soldados heridos que retornaban de las zonas de enfrentamientos bélico.

En 1871 fundó la Sociedad Italiana de Mutuo Socorro, en la que se desempeñó como presidente. Así mismo, durante más de 20 años prestó sus servicios profesionales en el Hospital de la Caridad, recintos en los cuales fue director.

Fue un hombre muy influyente en la época ocupando el cargo de director del Colegio Nacional de Asunción (en tiempos de internado), el Seminario Conciliar, de la Policía de la Capital, del Leprocomio Santa Isabel, del Manicomio y el Asilo de huérfanos. Finalmente, dirigió el Consejo de Higiene y Asistencia Pública, entidad a nivel nacional.

Hombre de Sociedad, varios emprendimientos importantes de desarrollo de Asunción se dieron a su iniciativa, en especial, los producidos de su villa. Cuando se encontraba en el análisis de estudio de proyectos de construcción del edificio de una capilla y del local adecuado para el mercado vecinal de su villa, Morra falleció. Su fallecimiento se produjo a consecuencia de un derrame cerebral el 19 de diciembre de 1904.

Sociedad de Mutuo Socorro[editar]

Una de las instituciones fundadas por los inmigrantes italianos y que tuvo especial relevancia fue “La Sociedad Italiana de Mutuo Socorro” (Società Italiana di Mutuo Soccorso). Esta entidad, creada el 8 de septiembre de 1871, tenía como fin asistir a los ciudadanos italianos afincados en Paraguay, bajo el estricto sentido de solidaridad, sentimientos y aspiraciones que las unía en los emprendimientos.

Más de 80 inmigrantes italianos participaron de la Asamblea fundacional, que tuvo presidida por el Doctor Luis Arrigoni, en la que aprobaron los estatus de la novel agrupación y fueron designadas sus primeras autoridades.

La directiva quedó de está manera:

La presidencia de Francisco Badano, con la presidencia honoraria de Giuseppe Garibaldi, quien unificó Italia, y el Doctor Giordano Becchi, que unificó a los italianos en el Paraguay.

A lo largo de su gestión, la entidad colaboró muy de cerca en la obtención de los emprendimientos encarados por los inmigrantes italianos, entre los que se encontraban distintas clases de profesionales (como comerciantes, artesanos, agricultores, arquitectos e ingenieros).

Actualmente, a parte la Sociedad de Mutuo Socorro, hay varias organizaciones y asociaciones italianas en Paraguay.[5]

Italianos destacados[editar]

Entre los muchos italianos que han dejado su huella en la historia del país, hay que recordar al navegante Sebastián Gaboto, el primer europeo en llegar a ésta zona de Sudamérica en 1528, y los jesuitas que trabajaban en las misiones, como José Bressanelli y Juan Bautista Primoli. También cabe mencionar que algunos profesionales contactados en Europa por el entonces presidente Carlos Antonio López en las primeras décadas de vida independiente en el país, como el arquitecto Alessandro Ravizza, autor entre 1855 y 1867 de importantes edificios como el primer edificio del Parlamento, y la fachada clásica de estilo romano de la Catedral Metropolitana de Asunción. Por otra parte, la Iglesia de La Encarnación en la capital fue diseñada con un estilo romano-corintio en 1893 por el arquitecto italiano Giovanni Colombo.

En el año 1854 en Turín, en su viaje por Europa, el Mariscal López toma contacto con el militar del Reino de Piamonte-Cerdeña, llamado Umberto Morelli, Marques di Popolo di Ticineto, cuya familia mantenía en Italia una larga tradición en las armas. Se presume que falleció en Humaitá en el año 1867, aquejado de colera. Luego en un grupo de italianos que se localizó en Paraguay a partir del año 1869, figura Pedro Rodi. Fue uno de los primeros en llegar a Paraguay, en plena contienda bélica y se desempeñó como comerciante en la labor de la ferretería. Poco después de su llegada, comenzaron a llegar al país otros inmigrantes.

Personajes importantes de la cultura y la economía han sido y son italo-paraguayos, como Ignacio Alberto Pane. El principal aeropuerto del Paraguay y el principal barrio de Asunción, lleva el nombre de Silvio Pettirossi, en homenaje a un pionero de la aviación nacional cuyo padre vino de Italia en la primera mitad del siglo XIX.

El Teatro Municipal de Asunción lleva el nombre del italo-paraguayo Ignacio Alberto Pane.

Entre ellos figuran:

  • Sebastiano Bullo
  • Celestino Girola, carpintero y ex garibaldino.
  • Aquiles García.
  • Alejandro Gaudini, jefe del departamento de ingenieros y luego del ferrocarril.
  • Luis Lepori, miembro de la primera Directiva de la Sociedad italiana de mutuo Socorro.
  • Mateo Laregina.
  • Matteo Fretes Fretelli.
  • Francesco Morra.
  • Pietro Giacomo Filippini, ex garibaldino.

Sigue la lista con:

  • Luis Melano
  • Carlos Marazzi, comerciante.
  • Juan Muzarelli.
  • José Milano.
  • Juan Melano.
  • José Polango, constructor y miembro de la primera directiva.
  • Angel Crobato, farmacéutico.
  • Juan V. Casartelli, comerciante.
  • Angel Prosa, escribano.
  • Natalio Rapetti, constructor.
  • Juan Barbero.
  • Francisco Bibolini
  • Pietro Getto, constructor y activo colaborador en la conformación de la actual ciudad de Fernando de la Mora.

La gran mayoría de los apellidos citados arriba, aún perduran en familias paraguayas.

Actual comunidad italiana[editar]

Se estima que cerca de 150.000 paraguayos tienen origen italiano directo, como descendientes de colonias que emigraron al Paraguay, principalmente a partir de 1870. En tanto, los paraguayos con al menos un bisabuelo italiano serían unos 600.000, aunque en muchos casos son considerados paraguayos mestizos.[6]

Algunas fuentes no obstante se remontan a algún grado de ascendencia italiana y la estiman cercanas al 40% de la población total del país. Entre ellas, las afirmaciones del Prof. Dr. Fernando Constantini, que concluye que «el 40% de la población paraguaya de una u otra forma desciende de italianos»,[2] la inmensa mayoría de ellos plenamente asimilados a la cultura paraguaya debido al alto porcentaje de matrimonios mixtos.

Los italianos y sus descendientes registrados y aptos para votar, suman unos 8.502 inscriptos a finales del 2012, según el Ministerio del Interior de Italia.[1]

Figuras públicas actuales[editar]

Actualmente los italo-paraguayos han alcanzado niveles sociales muy altos dentro de la sociedad paraguaya, especialmente en la capital.

Varios Presidentes de la República en las últimas décadas tienen ascendencia y apellido italiano, como José Patricio Guggiari, Andrés Rodríguez Pedotti (1988-1993), Juan Carlos Wasmosy Monti (1993-1998) y Luis Ángel González Macchi (1999-2003).

En 2008 la italo-paraguaya Fiorella Migliore obtuvo el título de "Miss Italia nel Mondo".

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. a b Ministerio del Interior de Italia. «Statistiche relative all'elenco aggiornato dei cittadini italiani residenti all'estero (AIRE), alla data del 31 Dicembre 2012». Consultado el 31 de diciembre de 2012. 
  2. a b Los italianos y su aporte a la Nación
  3. Italianos vinculados con el proceso de desarrollo en Paraguay
  4. Historia de los italianos en Paraguay (en italiano)
  5. Asociaciones italianas en Paraguay
  6. Storia degli Italiani all'estero

Bibliografía[editar]

  • Enciclopedia Histórica del Paraguay.
  • Favera, Carlo. Cent'anni di emigrazione italiana (1876-1976). Ed. Padri Scalabriniani. Roma, 1980